1. Francisco González Barreira

Felisa Couto Domínguez, nació en Ourense, el 29 de Enero de 1913.felisa couto-1788299186..jpgFrancisco y Felisa eran maestros nacionales. Mi tía Felisa trabajaba dando clases en Parada de Amoeiro. Francisco en otra poblaciónimg_20180207_1505431977005471.jpgFelisa perdió a un hijo en 1937 que se llamaba Francisco Luis, murió con seis meses, posiblemente de meningitis. Tuvo otra hija, en mayo del 40, que crió mi padre, se llama Rosa Mª Flor de Luz (Ququi ), Francisco le escribió la última postal desde Alemania el 7 de septiembre de 1941. Francisco y Felisa se casaron en el 35la última postalFrancisco González Barreira14 de Mayo, 1938.Felisa le dice, en una carta, que tiene que pensar en el futuro común, le recomienda que pruebe a economizar: “Si la guerra concluye no estoy un momento más en la casa de papá”

24 de Mayo de 1938Francisco està en Ávila.”…ya no quiero tu consuelo; yo solo llegarè al final y cuando vuelva a salir de aquí, me iré directamente al tercio, si lo consigo, y quizá algún día quedes tú tranquila y satisfecha”Felisa responde: “estas frases finales son realmente monstruosas y te suplico que las retires, sin lo cual no podré nunca mirarte a los ojos sin que me des miedo.Contèstame enseguida anunciándome el día fijo que vendrás a verme pues, en caso contrario, yo arreglarè todo y me pondré en camino hasta encontrarte y hacer que me repitas eso mirándome delante. Decidida a todo menos a sufrir por más tiempo, te espero”img_20180311_183659-865564016.jpg

HUBO UNA DIVISIÓN AZUL “ROJA”
Víctor-M. Amela. LA VANGUARDIA, jueves, 12 Mayo 2.005.
MARIONETAS De la División Azul yo no sabía más que eran héroes para unos y villanos para otros. Conocer su historia es deprimente: está urdida de crueldades, vilezas y miserias: es una historia muy propia de España en sus horas más negras. Moreno Julià la conoce como nadie y la explica con rigor y sin tópicos en “la División Azul”(Crítica), un estudio elogiado por sus colegas historiadores. Subtitulado “Sangre española en Rusia, 1941-1945”, su lectura es una lección de historia: enriquece ese final de la Segunda Guerra Mundial que ahora cumple 60 años y desvela los entresijos diplomáticos y políticos que, en la sombra, movieron como marionetas las vidas de tantas personas: algunas, octogenarias, aún sobreviven por aquí: otras quedaron para siempre bajo los remotos hielos de Rusia… VÍCTOR-M AMELA. Xavier Moreno Julià: Tengo 44 años, nací en Barcelona y vivo en Calafell. Soy doctor en Historia Contemporánea. Estoy casado y tengo dos hijos (5 y 6 años).¿Política? Creo en la honradez. Soy creyente, católico practicante. He investigado durante años la historia de la División Azul, y deshago el tópico de que “eran todos unos nazis”: Franco, al final, los abandonó. La División Azul, ¿qué fue? – Una amalgama de complejidades… ¿Falangistas españoles que ayudaron a Hitler contra Stalin?. – Hubo falangistas, ¡pero hubo también ex republicanos! Y hubo civiles y hubo muchos militares, algunos forzados… Y hubo muchos deshederados que vieron un recurso para sostener económicamente a sus familias, como Luis Ciges o Luis García Berlanga… ¿Cuántos españoles fueron en total? – Fueron unos 45.000 divisionarios, desde el verano de 1.941 hasta el verano de 1.943. Y lo que yo mantengo es que hubo tantas Divisiones Azules como divisionarios hubo. ¿Quién inventó la División Azul? – Dionisio Ridruejo y Serrano Suñer, quien al ver que Hitler invadía Rusia, propuso ayudarle al grito de “¡Rusia es culpable!”. ¿Culpable de qué? – De la guerra civil, de la represión roja en la retaguardia republicana, de todos los males de España: la División Azul (DA) fue hija de la guerra civil, fue su propagación… Pero fuera de España… – Sí. Iban a Rusia “a devolver la visita”. Iban sin uniformes ni utillaje para el frío, y Hitler los envió al frente norte, el más duro, en condiciones espantosas ¡y hasta ‘50ºC! Horrible odisea…¿Murieron muchos? – Unos 5.000. Hubo 8.700 heridos, 2.317 mutilados, 1.600 por congelaciones, 500 prisioneros, y 7.800 cayeron enfermos… ¡Un matadero! ¿Eran voluntarios? – Al principio eran voluntarios falangistas bajo mandos militares: ¡era 1.941 y muchos veían una victoria de Hitler! Pero en 1.943 la Falange tuvo ya que forzar levas para la DA. ¿Qué pensaban de la DA los aliados? – La veían como un “mal menor”: mejor eso que a que España entrase en guerra junto a Hitler. Cuando Mussolini cayó, entonces sí presionaron a Franco para que acabase con la DA. ¿Y por qué Hitler la envió al frente norte? – Hitler iba a enviarlos contra Moscú, pero los racistas generales nazis le dijeron que esos españoles eran unos desastrados, con el uniforme sucio, rijosos, indisciplinados… Y Hitler desconfió de tanto desaliño… – Sí. Fue un choque de mentalidades: la rigidez germana frente a la improvisación española. Llegaban con alpargatas y una manta… y con un altercado al llegar a Alemania. ¿Qué altercado? – Galanteo ibérico a algunas de las mujeres alemanas…ante sus maridos, oficiales nazis. Olé. – Más tarde, al conocer Hitler cierta acción de los españoles en el frente, trocó aquel desprecio inicial por una enorme admiración. ¿A qué acción se refiere? – A la gesta suicida del lago Ilmen, en enero de 1.942: para liberar a un batallón nazi cercado, 228 divisionarios cruzaron a pie el lago helado durante once días, a –50ºC… Conquistaron seis aldeas y socorrieron a los alemanes…pero sólo doce españoles quedaron ilesos: es decir, ¡hubo un 95% de bajas! ¡Qué locura! – Iba al frente Muñoz Grandes, que se lo contó así a Hitler: “hemos saldado la deuda de sangre que España tenía con Alemania”. ¿Por la ayuda nazi a la Guerra Civil? – Sí. Poco después, Hitler dijo por radio, en el Reichstag, que los españoles “son combatientes impávidos que desafían a la muerte”. Y creó una medalla específica para la DA, lo que no hizo con ninguna otra unidad! ¿Qué otras acciones protagonizó la DA? – Muchas. La batalla de Krasny Bor, en febrero de 1.943: la DA defendía la línea de ferrocarril Moscú-Leningrado y, embestidos por tanques, artillería e infantería rusa…, ¡murieron 1.125 españoles en sólo 24 horas! ¿Tan sacrificados eran aquellos hombres? – Sí. Y lo pasaban ya mal en el día a día: ¡alguno relata lo doloroso que era defecar a 50º bajo cero, cuando todo, todo se congela! Uh… – Por otro lado, la población local rusa, que odiaba a los racistas soldados alemanes, apreciaba a los españoles porque jamás maltrataban al pueblo, a los campesinos… ¿Qué pasó con los divisionarios cuando Franco decidió disolver la División Azul? – Algunos cientos se quedaron con los nazis, creando la Legión Azul: unos por los Balcanes, ¡y otra parte de ellos defendió Berlín hasta que cayó ante las tropas soviéticas…! ¿Y el resto? – Unos 80 desertaron y pasaron al Ejército Rojo: eran ex republicanos que aprovecharon para huir de España. Pero Stalin receló ¡y los metió en un campo de concentración! Pobres desgraciados, qué tragedia… – ¡Y, en esos campos, los rusos metían también a divisionarios apresados en batalla! ¡Otra guerra civil dentro del campo, pues! – Sí… hubo una DA roja: eran rojos que así podían redimir sus culpas de la Guerra Civil… O por mera supervivencia: ¡en la DA se les pagaban más del doble que a un obrero! ¿Cómo recibió Franco a los divisionarios que iban llegando de vuelta a España? – No fue agradecido. Sólo al principio hubo algún boato, pero pronto los abandonó. No lo entiendo…¿Por qué? – Porque Hitler era el perdedor. Y porque calibró que si les daba protagonismo, la Falange podría darse relumbrón a costa de eso. ¡Y decía Franco que no hacía política…! – En el País Vasco, por presión de trabajadores, se despidió de fábricas a ex divisionarios: acabaron mendigando por las calles… Cuánta miseria. – En 1.954 llega a Barcelona el barco Semiramis con 248 ex divisionarios, ¡tras 11 años de cautiverio en la URSS! Franco ordena disolver toda bienvenida: tuvieron que volver a casa cada uno por sus medios, como pudo

Muertos por la patria de primera y de segunda clase…, me dan ganas de vomitar.Mariquita fachaBatalla de la cabeza del Puente del río VoljovFelisa con QuquiKlintCementerio general de GrigorowoCementerio de Grigorowo. (Fila D, fosa 4)Francisco González Barreira, según el relato familiar, murió en “Los campos rusos”, dicho así pareciera que fué hecho prisionero, el 29 del 10 de 1941. Según la versión oficial actual, fué herido el 29 y murió el 30 de octubre de 1941. Murió en el asalto a los Cuarteles de Muravevskiia, partió de Dubrovkca.El Teniente Francisco R. González Barreira se incorporó el 1 de Julio de 1941 a La División Azul, siendo destinado el 1 de agosto a la 3ª Compañía del Bón. de Reserva MóvilEstà enterrado en el cementerio de Grigorowo, (Fila D, fosa 4)El 10 de noviembre de 1941 le fué concedida la cruz de hierro de 2ª claseCementerio de GrigorowoCementerio de Grigorowoimg_20180212_1332111642573117.pngimg_20180206_1027552119185922.jpgCarta de Francisco a FelisaFelisa se compara con otras mujeres que reciben más cartas y dinero de sus maridosimg_20180212_1346061004726422.jpgFelisa y QuquiUn amigo que2ª Legión Transmisiones. Un amigo de mi abuelo
Un héroe
Libro Héroes de España. Aquí figura la biografía del teniente Francisco González Barreira
img_20180212_1306221193725818.pngimg_20180211_1247321580924924.pngElías González Barreira, hermano de Francisco.El 4 de Agosto de 1938 Elías està en el hospital del General Mola, sala de SargentosElías estaba herido. Llevaba una bomba explosiva presa a la cintura y con el roce le cayó al suelo y explotó. Recibió heridas en el ojo, la garganta, el pulmón y otra en el vientreSu madre tuvo que realizar un periplo de viaje para lograr estar a su lado porque lo trasladaron varias veces hasta quedar en este hospital donde, también, lo atendió una hermanaFrancisco González Barreiraimg_20180210_154119-1486600861.pngDurante la guerra civíl, en diciembre del 37, realizó un cursillo por el que fué promovido a alfèrez provisional de Intendencia. En abril de 1938 cesó en esa situación, volviendo a su cuerpo de procedencia. Antes, en junio y julio, alfèrez de infantería e instructor de la academia de Ávila13-de enero de 1939. La Legión. 2ª bandera. 14 Compañía” Con más ganas que nunca te escribo estos días de inminente tragín y peligro por la enorme ofensiva que estamos llevando a cabo, que nos obliga a vivir rodeados de metralla y balas, día y noche, me gustaría apuntarme para el final de esta gran guerra.Quiero que me digas si te vas a quedar en la aldea, si no lo haces me vas a obligar a ponerte a elegir entre ellos ( mis abuelos) o yo..Ya sé que hoy mi vida, comparada con la de otros, me expone a ser repudiado porque la mía es baratísima, ahora mismo, sentado en una trinchera, con una caja de bombas sobre las rodillas.., te estoy escribiendo mientras unas màquinas rusas cantan a muerte a mi alrededor; de manera que, imagínate si sabrè lo poco que valgo hoy, pero también sé cuánto me quieres y confío en què sabrás elegirme a mí entre ellosYa no volverè a escribirte a Ourense y sí a la aldea y si insistieras en la menor conciliación dejaría de escribirte y de verte, tragándome el alma, porque estoy dispuesto a conservar mi dignidad y amor propio, ya sabes cuánto lo estimo”Melilla, 28 de febrero de 1940Dice que le dan ganas de vivir en una eterna borrachera para soportar la separación que le impone el mediterráneo, a cincuenta pasos, y dar un salto e ir a verla, cuando mira por la ventana y se imagina en casa de doña María, (mi abuela)29 de Febrero de 1940Francisco es muy consciente de la fecha del parto, para finales de Mayo, y espera licenciarse para reunirse.La última batalla de la guerra civilMi tía Felisa estuvo con èl en Avila unos días. En Octubre de 1938 Francisco estuvo en Ourense tambiénFelisa Couto y Francisco González Barreiraimg_20180210_1210051593103359.jpgCarta de Franciscoimg_20180210_121402-1824778449.jpgimg_20180210_1215371394868707.jpgSobre de la fàbrica de Secundino Coutoimg_20180210_121105-1672099099.jpgimg_20180210_120842755705537.jpgMelillaMelilla
Ququi con sus hijos y marido
Ququi, Julio leal, su marido. Pepe Lage, la Tita, Juan Luis De Vega, Felisa Couto
img_20180206_100148-384009350.jpgEn el mes de Marzo y, durante la guerra civil, le dice a mi tía Felisa que no puede mandarle más dinero, del que ya le envía, porque no roba como hacen otros. Dice que por los pueblos que pasan la gente se va quedando en la miseria porque otros soldados se apropian de las pertenencias de estas gentes. Ella trabaja mientras tanto en Parada de Amoeiro ( Ourense ) dando clases y Paco le pide constantemente que ella lo espere allí, en el pueblo, porque hay mucha tensión en los encuentros familiares.Mi tío Justo Couto mantuvo correspondencia con Francisco y con mi padre.Mi padre estaba luchando en los frentes de guerra, obligado por las circunstancias, prestando servicio al Movimiento Nacional, movilizado en las Fuerzas Aéreas del Norte mientras tanto y también posteriormente, mi abuelo estaba siendo sometido a un proceso de incautación de sus bienes y dinero, y estaba trabajando forzosamente en la reconstrucción del monasterio y reformatorio de Oseira utilizando, para ello, los materiales de su industria. Perseguido por el Tribunal para la represión de la Masonería que no daba con él debido a que alguien le cambió el apellido en el expediente.Según el auto del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería, tuvo que ver la edad de 80 años que tenía mi abuelo en 1953, lo que consiguió que le conmutasen la pena de 12 años de prisión a tres de prisión menor y accesorios, atenuada en el domicilio, con obligación de presentarse, los 30 de cada mes, en la comisaría del Cuerpo General de la Policía.Francisco fué a ver a mi padre a Zaragoza, durante la Guerra CivilMi tío Justo Couto era muy buen futbolista y lo enviaron, por eso, a participar en las Olimpiadas de Barcelona . Allí lo pilló el golpe de estado. Èl era miliciano galeguista, después fué comandante de carabineros. Estuvo en Francia, antes de llegar a Mèxico en el 40, luchando por sacar de los campos de concentración a los españoles que estaban allíLa I Guerra MundialChelo, Ququi, Felisa y Angelines

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Melilla, 30 de enero de 1940Imagina, en una carta con esta fecha y recibida por Felisa, un hipotètico traslado a Ourense, ( al Barco ), y que el destacamento de allí se venga a Melilla. Avisa que hay rumores de esto y que, por ello, no se haga ilusionesEn esta recuerda cuándo estuvieron juntos en la casa de mis abuelos :Carta de Francisco a Felisahttps://youtu.be/TWY89RFToVsimg_20180310_1205452077025757.jpg
Rosa Mª González Couto
img_r2x8cp-1287276075https://youtu.be/LSyEhgS8yj8Felisa Couto