EL BÚMERAN


INTERECONOMIA
emite dentro de su programación espacios publicitarios en contra del colectivo homosexual y la unión matrimonial de éstos. A causa de uno de dichos anuncios —en el que se distinguía entre gente “normal” y gais— el Ministerio de Industria multó al canal con 100.000 €, ya que, según la ley española, la publicidad no puede atentar contra la dignidad de las personas o sus convicciones religiosas o políticas ni discriminarlas por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad u opinión. La Audiencia Nacional anuló posteriormente la multa del Ministerio de Industria.
Dirigida a un público de centro-derecha que está muy cabreado con la corrupción (?) y que tiene una vinculación socio-cultural y emocional con una España católica
Aunque el canal nunca se ha considerado extremista, según distintos sectores del periodismo y de los medios de comunicación -sobre todo por parte de los sectores más progresistas- se ha criticado que el grupo de comunicación, comentarios en el canal, y su línea editorial proceden del sector político de la Ultraderecha

Vulnerando incluso la ética profesional del periodismo.También se señaló a Intereconomía como “extremismo ideológico” o de extrema derecha desde la política española. Todo esto, debido a las numerosas controversias detalladas más abajo.

La cadena ha estado implicada en varias situaciones relacionadas con el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra.
El 12 de septiembre de 2008, un equipo de grabación del programa de humor Caiga quien caiga emitido en La Sexta y encabezado por la actriz y reportera Estíbaliz Gabilondo, se dirigió al pleno de la Diputación de Castellón con el fin de abordar a su presidente, Carlos Fabra (miembro del Partido Popular y que cuenta con causas abiertas por supuestos delitos contra la Administración Pública y la Hacienda Pública)
Antes de la finalización de dicho acto la reportera fue abordada por cuatro empleados de Intereconomía Televisión que, disfrazados con gafas de sol y gorras, filmaron a Estíbaliz en todo momento. Una vez se hubo levantado la sesión, Gabilondo trató de acercarse al presidente de la citada diputación, dándose la circunstancia de que en ese momento los cuatro supuestos periodistas de Intereconomía Televisión abordaron a la reportera para impedirle el paso a la par que le trataban de realizar preguntas para acallarla.

El diario Público atribuyó una de las identidades de uno de los supuestos periodistas al guardaespaldas que protegió a los diputados tránsfugas Tamayo y Sáez del grupo socialista de la Asamblea de Madrid en 2003.

——–

Posteriormente, otros dos reporteros de la cadena fueron detenidos al tratar de tender una trampa al abogado de la acusación del Caso Fabra, al cual habrían intentado invitar a participar en un negocio millonario mediante el ofrecimiento de un soborno. El abogado denunció a los presuntos empresarios, que al identificarse a las autoridades policiales presentaron dos carnets de prensa del Grupo Intereconomía, lo cual suponía también un agravante por suplantación de identidad.

Polémica entre Xavier Horcajo y El Gran Wyoming
En enero de 2009, Horcajo presentó en su programa “Más se perdió en Cuba” de Intereconomía Televisión un vídeo grabado con cámara oculta de los ensayos del programa El Intermedio de La Sexta, donde El Gran Wyoming abroncaba con malos modos a una supuesta becaria por interrumpirle durante unos ensayos. Dicho vídeo fue enviado a través de correo electrónico por una fuente anónima. Días después de su emisión, un usuario de YouTube subió el fragmento del programa donde se presentó el vídeo, con el título “Wyoming se luce”. La polémica llamó la atención de más de 200.000 usuarios que lo vieron durante el fin de semana que permaneció en línea.
El lunes siguiente El Intermedio dedicó el programa a comentar el polémico video, y en los últimos minutos del espacio Wyoming desveló que todo era un montaje urdido con el fin de dejar en evidencia las prácticas informativas del canal Intereconomía, afirmando que dicho medio no contrastaba sus informaciones. La supuesta becaria era en realidad una de las trabajadoras fijas del programa. En el programa de ese día se desveló el vídeo completo, grabado desde diferentes tomas (incluyendo la grabación original que enviaron a Intereconomía), y que concluye con la misma becaria mostrando un cartel que rezaba” Os la hemos colado”

En una entrevista concedida a un medio de internet, Wyoming desveló que la idea de hacer un montaje se le ocurrió en respuesta a los comentarios del director de Intereconomia Televisión, que en uno de los programas de “Más se perdió en Cuba” sugirió que su compañera era una “prostituta” tras comentar uno de sus sketches de El Intermedio.

A finales del año 2009, un reportaje de Intereconomía Televisión en el que se trataba de verificar las tesis anticonceptivas del Papa Benedicto XVI y emitido meses antes causó cierto revuelo mediático en la red. Dicho espacio trataba de argumentar, mediante razones presentadas como científicas, que el uso del preservativo como medida de protección ante el VIH en África es pernicioso.

Entre los motivos que se exponen en el documento, firmado por el periodista Rafael G. García de Cosío, para fundamentar toda la argumentación en torno a la invalidez del uso del preservativo en este continente se encuentran afirmaciones tales como que debido a la mala manicura de los africanos se podría rasgar el preservativo y deteriorarlo, que el clima caluroso podría estropear el producto o que el analfabetismo de la población podría convertir al preservativo en un peligro. Afirmando así mismo que aún en el caso de que ésta no fuera analfabeta y tuviera capacidad de comprender las instrucciones del envoltorio, las características de las manos de la población africana podrían no ser las adecuadas para la manipulación de preservativos

Además se aseguró, sin respaldarse en ningún estudio serio, que en las naciones africanas donde se difunde la religión católica, la enfermedad del SIDA estaría menos extendida que en aquellas donde se reparte el profiláctico
En junio de 2010, un contertulio de Intereconomía, Eduardo García Serrano, profirió varios insultos contra la consejera de Sanidad en Cataluña, Marina Geli:
“Esta señora es una guarra”. “Una puerca y está fabricando degenerados”. “Esta tipa es una zorra repugnante”.

Mientras profiere los insultos, se llegan a escuchar risas. El moderador del debate, Antonio Jiménez no pide en ningún momento que se retracte. El motivo de la incontinencia verbal es una campaña de educación sexual que escandalizó a los medios de comunicación más conservadores. Por supuesto, este incidente en un medio de comunicación nacional privado español, tuvo tal repercusión que llegó hasta el Congreso de los Diputados de España, y hasta la Ministra de Igualdad, Bibiana Aído, a petición de IU, ICV y ERC y con la oposición del PP, tuvo que comparecer en la comisión correspondiente de la Cámara Baja para visionar, valorar y sancionar al canal por los insultos vertidos. La mesa del Congreso terminó sancionando a Intereconomía, y la ministra Aído destacó la “condena unánime de todos los grupos parlamentarios”

La Consejería de Sanidad de Cataluña interpuso una “querella criminal” por injurias Marina Geli dijo que “Perdono al tertuliano pero nos veremos en los juzgados”. El PSC informó que no iría más a Intereconomía si no rectifica los insultos a Geli
La Asociación de la Prensa de Madrid, consideró “de juzgado de guardia” los insultos en Intereconomía. Su presidente, el periodista Fernando González Urbaneja (autor de libros como “Ética en la empresa informativa”, y articulista en medios de distinta línea editorial) opinó que el caso le parece “lamentable, decepcionante… y, sobre todo, querellable”.

Asimismo, la cadena retiró el vídeo donde el tertuliano insultaba a la consejera. García Serrano pidió perdón en la misma cadena de televisión, añadiendo: “Soy hombre y católico, y por eso pido perdón”……. y “Yo sé que las palabras que pronuncié son imperdonables”….

El programa de la Sexta “Sé lo que hicisteis” denunció la posible manipulación de noticias al mostrar a un reportero de Intereconomía dictando una frase a una niña para que la repitiera, y concluyendo después con la frase: “Esto son las opiniones, muy válidas, de la gente joven y niños que tenemos hoy.”

REPORTAJE:
Los ‘ultras’ conquistan la TDT
La explosión de tertulias, con predominio de una derecha sin pluralismo, marca el mapa audiovisual – Los canales que el PP concedió a grupos afines ganan terreno

Año 2010 : La TDT (televisión digital terrestre) ha multiplicado el número de canales, pero la variedad de la oferta no ha crecido en la misma proporción. Muchas de las nuevas emisoras han optado por refritar los contenidos de las cadenas generalistas o rellenar la parrilla con retransmisiones de programas de radio. La TDT fomenta también un género con una potente carga ideológica: las tertulias de contenido político. Coloquios monocolor en los que se destilan los argumentos más reaccionarios y ultras han conquistado las pantallas de la nueva televisión. El gato al agua (Intereconomía), La vuelta al mundo (Veo 7) o La tertulia de César Vidal (Libertad Digital) son ejemplos de cómo la derecha se ha hecho fuerte en la TDT con debates que poco tienen de plurales. Al otro lado del arco político el panorama está casi yermo. Tan sólo el recién estrenado Hoy (CNN +), conducido por Iñaki Gabilondo, apuesta por un discurso progresista de izquierda.

Donde se insulta a una periodista:
http://www.forocoches.com/foro/showthread.php?t=2075274#

Intereconomia es Ultraderecha
Si quieres descargar el vídeo entero puedes hacerlo: http://tinyurl.com/b2mbpt.
**


Intereconomía es una cadena de ideología ultraderechista que emite por la TDT vinculada a los sectores más rancios y extremistas del Partido Popular y la extrema derecha española. Su parrilla de programas está llena de pseudoinformativos, falsos documentales y entretenimiento mediocre cuyo único fin es la propaganda política de ultraderecha y ataques a los sectores progresistas de la sociedad española, nacionalistas no españolistas o incluso personas particulares por considerar que van en contra de sus intereses y/o ideología. Como Intereconomía es una cadena cuyo único fin es la propaganda de ultraderecha sus pseudoinformativos y la información vertida en ellos no pasan ningún tipo de control de calidad ni verificación dando lugar a que simples rumores se conviertan en noticia siempre con la finalidad de atacar y desprestigiar a alguien que consideran enemigo de sus intereses o ideología. Un buen ejemplo es el caso que nos ocupa: El programa “Más se perdió en Cuba” emitió unas imágenes con el fin de atacar al presentador de La Sexta el Gran Wyoming que fueron recibidas por un medio tan poco fiable como el e-mail y que nunca fueron verificadas; finalmente el vídeo resultó ser un fake y a la vez un cebo que desenmascaró la carencia de rigor y el exceso de insulto que la cadena ultraderechista Intereconomía vierte en este caso sobre los presentadores de La Sexta.

El vídeo aquí :

El ‘conspiranoico’ Pedro J. defiende ahora que “mil mentiras no se convierten en una verdad a fuerza de repetirlas”
La ‘caverna’ aplaude el ajusticiamiento de Garzón

La conspiranoia de Pedro J.
Pedro J. Ramírez, antiguo amigo de Garzón, y ahora uno de sus máximos inquisidores, titula en su Mundo: “Garzón expulsado por actuar como los jueces de los regímenes totalitarios”. En esta línea, le equipara en el editorial a un magistrado de Pinochet e incluye un significativo párrafo final: “Como mil mentiras no se convierten en una verdad a fuerza de repetirlas”, aquí queda esta sentencia para vergüenza no sólo de Rubalcaba y del anterior Gobierno, que siempre defendieron a Garzón, sino también de la Fiscalía, cuya actuación en el proceso ha consistido en actuar de parapeto del juez condenado”. Parece un chiste que sea precisamente el periódico especialista en conspiranoias el que defienda eso de que repetir una mentira no la convierte en verdad.

En el mismo periódico, Federico Jiménez Losantos ve, si cabe, mucho más peligro en las “atrocidades vertidas ayer por socialistas, comunistas y nacionalistas a propósito de la condena”, más que en el propio juez.

El boomerang :

http://blogs.elpais.com/la-voz-de-inaki/2012/01/el-boomerang-1.html

——————————————————————————

Así ve la prensa internacional la condena al juez Garzón

Pocos son los diarios internacionales, ya sea en sus ediciones digitales o en papel, que no han recogido la condena al juez Garzón. La prensa europea, norteamericana y, en especial, la latinoamericana se hacen eco del fin de la carrera judicial del magistrado.

La prensa internacional comenzó a recoger en sus portadas digitales desde un primer momento, la condena al juez Barltasar Garzón a 11 años de inhabilitación en el ejercicio de su cargo por autorizar la intervención de las comunicaciones que mantuvieron en prisión los cabecillas de la trama ‘Gürtel’ con sus abogados.

‘The New York Times’, que define a Garzón como “una de las figuras judiciales más polémicas de España”, recuerda tras informar de la sentencia que el juez es conocido por “casos contra antiguos dictadores, incluido el general Augusto Pinochet de Chile” y que ordenó una investigación sobre las “atrocidades cometidas por las fuerzas fascistas durante la Guerra Civil española”.

El diario estadounidense explica las consecuencias de la sentencia así como los otros dos casos en los que está imputado Garzón, al tiempo que señala que los partidarios del juez, “incluidas las organizaciones Amnistía Internacional y Human Rights Watch, han asegurado que los tres procesos tienen motivaciones políticas”.

El diario británico ‘The Guardian’ califica a Garzón como “juez de los Derechos Humanos”, aunque también cree que adquirió un “estatus de ‘rock-star’ entre asociaciones defensoras de los Derechos Humanos” y que se “generó muchos enemigos en casa, en particular entre los colegas que se sentían incómodos con su celebridad”.

Captura de pantalla de Al Jazeera.

Captura de pantalla de la BBC News.

El diario francés Le Monde titula: “El juez Baltasar Garzón condenado por las escuchas ilegales” y destaca que “el conocido juez en todo el mundo por su lucha contra violaciones de los derechos humanos, ha sido sentenciado a once años de inhabilitación por la Justicia española”.

Le Figaro habla de que “La Justicia española pone fin a la carrera judicial del juez Garzón”.

La prensa latinoamericana también recoge la sentencia, en particular la argentina y chilena. El diario ‘Clarín’, de Argentina, que explica que el Tribunal Supremo le ha declarado culpable de “vulnerar el derecho a la defensa por ordenar la grabación de conversaciones en prisión entre abogados defensores y sus clientes, presuntos cabecillas de una red corrupta que en 2009 implicó a altos cargos del Partido Popular (PP), que ahora gobierna España”. Según este periódico, “durante el juicio de este caso Garzón defendió su decisión de ordenar las escuchas señalando que se hicieron para evitar que los acusados siguieran delinquiendo y blanqueando dinero desde prisión”.

Tanto este diario como ‘El Mercurio’ de Chile en su edición digital recuerdan que Garzón alcanzó “gran notoriedad” por investigar a responsables de las dictaduras argentina y chilena, pero también mencionan que una de las causas que tiene pendiente es la investigación de los crímenes del franquismo.

Todos estos periódicos lamentan que la sentencia supone “el fin de la carrera” del juez: “La sentencia entierra prácticamente la carrera en la magistratura de Garzón”, explica el diario argentino ‘La Nación’.

La prensa brasileña también destaca en sus ediciones digitales que la Justicia española ha condenado al juez que “luchó contra Pinochet”. Tres de los medios más conocidos –‘O Globo’, ‘A Folha’ y ‘O Estado de Sao Paulo’- destacan en sus portadas en Internet el fin de la carrera del juez que ordenó la detención del exdictador chileno.

‘O Globo’ remarca además la “sentencia extremadamente dura” contra el “juez más notorio” de España, que cuenta con “una larga carrera por la defensa de los derechos humanos”. Además,‘A Folha’ recuerda que el magistrado también ha sido acusado de infringir la ley de amnistía en España, que “impuso un pacto de silencio sobre los años negros de la Guerra Civil y la dictadura”.

Por último, también en Al Jazeera aparece a la noticia: “Garzón es declarado culpable de ordenar escuchas ilegales en un caso de corrupción”.

http://www.elimparcial.es/nacional/asi-ve-la-prensa-internacional-la-condena-al-juez-garzon-99274.html

——————————————————————————

La responsabilidad del Gobierno de Rajoy

Por: Iñaki Gabilondo

VÍDEO :http://blogs.elpais.com/la-voz-de-inaki/2012/02/la-responsabilidad-del-gobierno-de-rajoy.html

Villarejo: “El Supremo es una casta de burócratas al servicio de la venganza”
Martín Pallín asegura que la sentencia es un “brindis a la caverna”
NATALIA JUNQUERA Madrid 9 FEB 2012 – 18:29 CET
http://politica.elpais.com/politica/2012/02/09/actualidad/1328808543_008006.html

Cientos de gritos de “¡vergüenza!” y contra los jueces en la Puerta del Sol


VÏDEO :http://politica.elpais.com/politica/2012/02/09/actualidad/1328814528_096208.html

Indignación y duras acusaciones a los jueces del Tribunal Supremo que han condenado a Garzón

http://politica.elpais.com/politica/2012/02/09/actualidad/1328814528_096208.html

¿Una sentencia prevaricadora?
Alguien se podría preguntar si no es también injusta a sabiendas la resolución del Supremo

La investigación judicial que Garzón desarrolló entre agosto de 2008 y marzo de 2009, dejó fuera de juego a dos decenas de políticos del PP (alcaldes, diputados autonómicos, consejeros, directores generales…) cuyas prácticas corruptas quedaron demostradas gracias a los hallazgos de la policía dirigida por el juez de la Audiencia Nacional.
http://politica.elpais.com/politica/2012/02/09/actualidad/1328802578_191966.html

Siete magistrados del Tribunal Supremo han decidido ahora que Garzón sabía, cuando estaba ordenando las escuchas en la cárcel de los jefes de la trama corrupta, que era ilegal y por tanto, estaba dictando una resolución injusta a sabiendas. Y eso que durante el desarrollo de la causa abierta a Garzón nadie ha acreditado que al juez le advirtieran en ningún momento que su práctica era ilegal. Y eso pese a que otros jueces han defendido la legalidad de las escuchas. Alguien se podría preguntar si los siete magistrados del Supremo sabían, cuando estaban dictando la sentencia condenatoria, que se trataba de una resolución injusta a sabiendas. En ese caso, alguien podría pensar que se trata de la primera condena prevaricadora de la historia.

VER : Las falacias del independiente poder judicial que promete el PP

—————————————————————————–

Cartel contra Camps.

El 15-M se moviliza contra Camps y su tesis doctoral

Los indignados acompañarán mañana a Francisco Camps en la Universidad Miguel Hernández de Elche

Las protestas de los indignados acompañarán mañana a Francisco Camps en la lectura de su tesis doctoral en la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante), según informaron ayer en la página web del Movimiento 15-M en esa ciudad. E invitan a las personas que quieran recibir al expresident a hacerlo trajeados o con carteles en los que pueda leerse “Yo no tengo dinero para trajes” o con cacerolas u otros instrumentos que sirvan “para hacer ruido”.

Además de los miembros del 15-M de esta ciudad alicantina, integrantes de otros movimientos sociales de izquierda y sindicatos de estudiantes, acudirán a “dar la bienvenida” al exdirigente del PP.

A través de las redes sociales, incluida una página en Facebook titulada Bienvenida a Camps UMH Elche, miembros del 15-M de Elche informan de que el viernes tendrá lugar “una visita del ilustrísimo expresidente” y acompañan el texto con una fotografía de Camps con lema “Fuera corruptos de la universidad”. Asimismo, proponen hacerle entrega del título de doctor “Horroris Causa”.

“Porque Camps merece un caluroso abrazo colectivo, te esperamos”, añaden en sus informaciones expuestas en Internet.

“¿Sinvergüenza? El sinvergüenza es [Baltasar] Garzón”, afirmó este viernes el presidente del Consell Jurídic Consultiu (CJC), Vicente Garrido, cuando fue interpelado por una estudiante que formaba parte de un grupo de jóvenes que concentrados en el campus de la Universidad Miguel Hernández de Elche para protestar por la presencia del expresidente de la Generalitat Francisco Camps, que acudía a la lectura de su tesis doctoral. El presidente del CJC mantuvo el siguiente diálogo con la joven que le llamó sinvergüenza:

— Garrido: “¿A quién se lo dice, a Garzón?”

— Estudiante: No, a usted.

— Garrido. Yo no, Garzón. Yo no soy un delincuente. Garzón sí, lo han condenado.

Más adelante, el presidente del CJC se refirió en estos términos a la sentencia condenatoria al juez Baltasar Garzón: “Genial, muy bien. La he leído y es muy buena, en mi opinión personal”.

La actitud de Garrido ante la condena a Garzón contrastó con la de Francisco Camps. El exjefe del Consell, tras defender su tesis y conocer que el tribunal evaluador la había calificado con la máxima nota, sobresaliente cum laude, declinó hacer ningún comentario sobre la condena al juez Baltasar Garzón. “Este señor [Garzón] no se merece que en un día tan bonito le dedique ni un minuto”, aseveró el expresidente de la Generalitat.

Camps encajó, igualmente con ironía, la protesta del centenar de jóvenes contra su doctorado. “Estos jóvenes están aquí por nuestro empeño en sacar adelante esta Universidad en contra del criterio de la oposición”, dijo.

Garrido considera “muy buena” la sentencia que condena a Garzón

Los jóvenes estudiantes concentrados en el campus de Elche recibieron y despidieron a Camps con un aluvión de insultos. No es un doctor, es un ladrón y Más educación y menos corrupción fueron las consignas más repetidas. El expresidente del Consell Francisco Camps volvió ayer a la escena pública en la Universidad Miguel Hernández para defender su tesis doctoral, apenas dos semanas después de ser absuelto en el juicio por el caso de los trajes. Y mientras Camps exponía al tribunal su tesis, en el exterior un centenar de jóvenes se concentró en protesta por su presencia en el campus.

Frente a este grupo, que acudió convocado en Internet por el colectivo del 15-M de Elche, se situó un grueso despliegue policial (unos 100 policías nacionales). A lo largo de las cuatro horas que duró el acto hubo algunos forcejeos entre policías y estudiantes que querían acercarse al edificio Torre Tamarit, donde Camps leía su tesis. Los agentes identificaron a algunos de los estudiantes y también a la diputada autonómica de Compromís Mireia Mollà.

Al término del acto, Camps habló con los periodistas y destacó su voluntad de seguir en la política activa. “Nunca me he sentido inhabilitado y seguiré mi carrera política”, dijo. Sobre el recurso del PSOE al caso de los trajes afirmó: “No tiene ningún interés. Ni lo sabía”.El tribunal da a la tesis de Camps un sobresaliente ‘cum laude’

El expresidente llegó al campus sobre 11.15, pero entró por una puerta de la parte posterior del edificio. Iba acompañado por Vicente Garrido, que ha dirigido la tesis de Camps. Un estudiante se dirigió al expresidente para preguntarle si no suponía un trato de favor que lea la tesis en la universidad que puso en marcha cuando fue consejero de Educación. “Nunca he tenido trato de favor y nunca lo he tenido en todas las veces que he tenido que presentarme ante los ciudadanos porque en todas me han dado su confianza”, respondió. Y a continuación, en tono irónico, dijo: “La Miguel Hernández está dando frutos excepcionales, sobre todo por estos chicos tan majísimos. Fue un acierto crear la Universidad de Elche por ver a todos estos estudiantes, todos ellos educados y con el entusiasmo que siempre crea que alguien venga a leer una tesis”.

Otro vecino de Elche, llamado Juan Luis, le preguntó si había pagado el traje que llevaba. Camps le exigió su nombre y respondió: “Ha dicho usted una cosa que no es cierta y tiene que pedir perdón inmediatamente”.

Superados los enfrentamientos dialécticos con los concentrados, Camps se dispuso a leer su tesis doctoral, titulada Propuestas para la reforma del sistema electoral. Durante los 40 minutos de intervención ante el tribunal de la tesis, Camps abogó por profundizar en la calidad del sistema democrático con listas abiertas con circunscripciones uninominales para la elección de diputados, senadores y parlamentarios regionales, “en función de criterios poblacionales y territoriales”. También defendió la elección directa de los alcaldes en los municipios de más de 10.000 habitantes. Y señaló que su propuesta persigue que “los ciudadanos puedan fiscalizar mejor la gestión de sus representantes”.

El tribunal examinador lo integraron las siguientes personas: Remedios Sánchez Ferri, catedrática de Derecho Constitucional de la Universitat de València; Carlos Ruiz Miguel, catedrático de Derecho Constitucional de la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Compostela; Mariano García Canales, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Murcia y presidente del Consejo Consultivo Jurídico de esa región; José Antonio García-Trevijano, profesor de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense y letrado mayor del Consejo de Estado; y Rosario Tur, profesora titular de Derecho Constitucional de la Universidad Miguel Hernández, que actuó como secretaria.

El tribunal, pese a recriminarle carencias, como faltas de ortografía al acentuar los pronombres, calificó la tesis con sobresaliente cum laude. Una doctora en Astrofísica de la Miguel Hernández calificó la tesis “como poco novedosa” y dudó de que alguna revista especializada llegue a publicarla.

—————————————————————————-

—————————————————————————-

Esto es lo que hemos pagado por nuestra transicion. Unica en todo el mundo porque permitio que antiguos soportes de un regimen criminal y terrorista como el franquista, no solamente fueran eximidos de sus apoyos directos o indirectos a aquel regimen de asesinos sino tambien de que hasta nos siguieran gobernando. Que otro pais que estepermitiria que un monarca, ministros, jueces, policias, funcionarossiguieran no solamente con sus puestos sino que hasta tuvieran la cara dura de autodenominarse democratas de toda la vida. Garzon está pagando por nuestra “fantastica” transición, basada en la mentira, la amnesia y la estupidez..

—————————————————————————-

El PP mantiene en Castellón a un alcalde inhabilitado por sentencia

——————————————————————————-

Esta carta está dirigida a todos aquellos que hoy brindarán con champán por la inhabilitación de Baltasar Garzón.

A ustedes, que durante años han vertido insultos y mentiras; a ustedes, que por fin hoy han alcanzado su meta, conseguido su trofeo.

A todos ustedes les diré que jamás nos harán bajar la cabeza, que nunca derramaremos una sola lágrima por su culpa. No les daremos ese gusto.

Nos han tocado, pero no hundido; y lejos de hacernos perder la fe en esta sociedad nos han dado más fuerza para seguir luchando por un mundo en el que la Justicia sea auténtica, sin sectarismos, sin estar guiada por envidias; por acuerdos de pasillo.

Una Justicia que respeta a las víctimas, que aplica la ley sin miedo a las represalias. Una Justicia de verdad, en la que me han enseñado a creer desde que nací y que deseo que mi hija, que hoy corretea ajena a todo, conozca y aprenda a querer, a pesar de que ahora haya sido mermada. Un paso atrás que ustedes achacan a Baltasar pero que no es más que el reflejo de su propia condición.

Pero sobre todo, les deseo que este golpe, que ustedes han voceado desde hace años, no se vuelva en contra de nuestra sociedad, por las graves consecuencias que la jurisprudencia sembrada pueda tener.

Ustedes hoy brindarán con champán, pero nosotros lo haremos juntos, cada noche, porque sabemos que mi padre es inocente y que nuestra conciencia SÍ está tranquila.

Madrid, 9 de febrero de 2012

* María Garzón Molina es hija del juez Baltasar Garzón

—————————————————————————

——————————————————————————-

Franco tiene su propio canal en YouTube

El portal aloja un canal que agrupa algunos vídeos de apología franquista y le define como “líder autoritario”

Franco por un tubo. Eso es lo que se puede encontrar en el canal de YouTube dedicado al dictador. La plataforma de vídeos más popular del mundo aloja el canal temático Francisco Franco en el que se agrupan casi 20.000 vídeos del caudillo. Entre los más visitados hay muchos que se dedican a ensalzar su figura. En la biografía que figura en el canal no aparece en ningún momento la palabra ‘dictador’ referida a Franco.

No aparece la fecha en la que se dio de alta y tiene 19.471 vídeos alojados, sumando 73.535.288 reproducciones de los vídeos.

http://www.publico.es/espana/420960/franco-tiene-su-propio-canal-en-youtube

Imagen del portal de Youtube

—————————————————————————–

LA JUSTICIA AL REVÉS

“La temeraria actuación contra Garzón por las fosas del franquismo daña la imagen de España”, aseguró el diario El País de Madrid, y Amnistía Internacional (AI) calificó de “escandalosos” estos procesos contra el juez. “Es la primera vez que se procesa a un juez por defender los derechos humanos y es la primera vez que en la Unión Europea a un juez se le lleva a juicio por perseguir crímenes de lesa humanidad”, añadieron portavoces de AI.

Garzón fue apartado de sus funciones de juez en 2010, cuando la Administración de Justicia aceptó tres denuncias en su contra: una por recibir pagos indirectos del Banco Santander por conferencias impartidas en Nueva York en 2005 y 2006; otra, por ordenar escuchas telefónicas contra una trama de corrupción que afecta a altos cargos del Partido Popular, y otra más por investigar los crímenes de la dictadura franquista. Sin embargo, estas denuncias no le importaron demasiado a la Corte Penal Internacional de La Haya, que lo nombró desde entonces como consejero especial del fiscal Luis Moreno Ocampo.

Y es que el prestigio nacional e internacional de Garzón es indudable. Se lo ha ganado a fuerza de abrir investigaciones controvertidas, pero también a su muy criticado afán de protagonismo, que lo ha tenido siempre en las portadas de los medios de comunicación, y que al parecer ha desatado la envidia y el odio de muchos de sus colegas españoles, que ahora lo han sentado en el banquillo.

El historial de éxitos de Garzón es extenso. Se atrevió a procesar al entorno de la banda terrorista ETA, cuando nadie lo había hecho hasta entonces, por lo cual recibió amenazas de muerte, y su acción fue decisiva en la lucha contra esa banda. También persiguió a los narcotraficantes de Galicia, las mafias más importantes del país, y extendió contra ellos redadas masivas. Aunque los conservadores lo tachan de “izquierdista”, abrió investigaciones para desmantelar la corrupción del alto gobierno socialista en los últimos tiempos del presidente Felipe González. Pero sus problemas comenzaron cuando decidió investigar la corrupción en el hoy gobernante Partido Popular, y más aún cuando se atrevió a revelar los crímenes y las desapariciones cometidas por la dictadura del general Francisco Franco, quien gobernó a España con mano de hierro entre 1936 y 1975.

Las heridas no cerradas del franquismo

En 1977, un año después de la muerte del dictador, el Parlamento aprobó una Ley de Amnistía que silenciaba el pasado como una fórmula para garantizar la transición de España a la democracia. Nadie se había atrevido a tocar esa ley, que suponía el perdón y olvido para los crímenes cometidos durante la Guerra Civil (1936-1939) y la dictadura franquista (1939-1975). Pero en 2008 Garzón atacó esa ley, se declaró competente para investigar los crímenes franquistas, acusó al dictador y a 44 altos funcionarios de su régimen (todos ellos fallecidos) de crímenes de lesa humanidad y ordenó abrir 19 fosas comunes a lo largo y ancho del país, entre las cuales está una en donde se supone que se halla enterrado el poeta Federico García Lorca.

Según las investigaciones judiciales, durante la era de Franco desaparecieron más de 114.000 personas que fueron asesinadas por el régimen y sepultadas en fosas comunes por toda la nación. “Pero en cuanto Garzón tocó a Franco, los conservadores más recalcitrantes se levantaron contra él y ahora lo someten a escarnio con estos juicios vergonzosos, cuando en realidad lo que está en juego es el derecho de las víctimas a una reparación moral y el derecho a la memoria colectiva por las atrocidades demostradas del régimen franquista”, dijo a SEMANA Manuel Sánchez, portavoz de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Para muchos analistas, lo más sospechoso es cómo y quiénes iniciaron este juicio contra Garzón. El acusador es el autodenominado sindicato Manos Limpias (que no tiene ni un solo trabajador afiliado), que contó con una sospechosa colaboración del magistrado Luciano Varela. El primer documento acusatorio contra Garzón fue rechazado por Varela por sus vicios de forma y fondo, pero, según la defensa, este magistrado “instruyó” a Manos Limpias para presentarlo correctamente y llegó incluso a suministrarles un documento oficial suyo para que “copiaran párrafos completos y ni siquiera se tomaron la molestia de corregir las erratas”.

Por esta y otras razones, el fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, y el abogado de Garzón, Gonzalo Martínez-Fresneda, han exigido la nulidad del proceso, por considerar “insólita e insostenible” la colaboración del magistrado Varela con los acusadores. Pero esta demanda aún no se ha resuelto.

Juez y parte

El magistrado Varela ha hecho pública su animadversión por Garzón, así como muchos otros magistrados, pero eso no ha alterado el curso de los procesos. Otro magistrado sospechoso de ser juez y parte es Francisco Monterde, muy cercano al Opus Dei y quien juzga a Garzón por el caso Gürtel, una trama de corrupción dentro del conservador Partido Popular. Uno de sus hijos, Francisco Monterde Cones, es un alto cargo del gobierno de la Comunidad Valenciana y fue nombrado por el expresidente de esta Comunidad, Francisco Camps, quien fue a juicio por corrupción. Si bien la investigación demostró que una red de empresarios corruptos pagaba cuentas y regalaba trajes a líderes del Partido Popular a cambio de contratos públicos, Camps fue declarado la semana pasada “no culpable” por un jurado popular con un sorprendente veredicto de cinco votos a favor y cuatro en contra.

“Al parecer Garzón le ha robado protagonismo a otros jueces al investigar casos importantes dentro y fuera del país y estos no se lo perdonan, pero en el fondo subyace contra él un afán de revancha de sectores pro-franquistas, que acumularon poder en tiempos de Franco y lo siguen manteniendo. Por esa sed de venganza, y tomando en cuenta que la mayoría de jueces y magistrados de la Administración de Justicia española son de derecha, es posible que logren acabar con la carrera de Garzón”, aseguró a SEMANA el analista político de la Universidad Complutense, Joan Ripoll.

Garzón es candidato al Premio Nobel de la Paz por su persecución de los crímenes del régimen militar en Argentina (1976-1983), porque aprovechó el cambio del código penal de su país que le permitió a partir de 1985 actuar fuera de España en casos de abusos contra los derechos humanos. Sin embargo, esta vía legal para la justicia universal, que permitió perseguir a Pinochet y a varios dictadores, fue limitada por el Parlamento español en 2009, como consecuencia de las presiones de Estados Unidos, Israel y China.

Calificado por sus críticos como “ególatra” y por otros como “paladín de las causas perdidas”, Garzón no tiene una instancia superior en España a la cual acudir si es condenado en cualquiera de los tres casos, lo que para los analistas es lo que ocurrirá. Y quienes conocen a Garzón aseguran que, si esto se produce, él no se quedará callado, sino que acudirá al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (el Tribunal de Estrasburgo) para resarcirse y limpiar su nombre. Lo que deja claro este acoso a Garzón son los intereses personales y políticos que se cuecen dentro de la Administración de Justicia, el poder que todavía detentan los sectores franquistas (no hay que olvidar que el hoy gobernante Partido Popular fue creado por ministros del régimen de Franco), y el hecho de que España, 35 años después de la muerte del dictador, todavía no se atreve a enfrentar la terrible oscuridad de su pasado fascista.
—————————————————————————–

Marcha contra las brutalidades policiales ! El 11 de Febrero en Barcelona !

——————————————————————————-

http://www.youtube.com/embed/b2BgoLjjP1I

———————————————————————————

Un alcalde del PP exhibe una bandera preconstitucional

Corren tiempos difíciles para la Justicia en este país. De tan vendada que va, algunos se empeñan en conducirla hacia un abismo -el de la suprema injusticia- del creímos salir en 1978. Tipos repugnantes como Camps salen airosos de sus citas con la justicia, por más evidente que parezca su inculpación presunta a los ojos de un ciudadano medio con sentido común. Coincidiendo en el tiempo y casi en el espacio, al Juez Garzón -representante durante años de la valentía, el arrojo, la gallardía y el valor en la justicia- se le condena por apuntar a aquellos que presuntamente pertenecen al crimen organizado; y organizado de verdad, aunque provenga del Levante mediterráneo y no de fríos países del este.

Son días en que la extrema derecha con intensa presencia en la judicatura de este país, celebra los acontecimientos como si la polaridad de la justicia se hubiera invertido. Se persigue a los honorables, se absuelve a los otros.

Repugnante. Es tal la división de la sociedad que incluso en un foro donde se denuncian con intensidad las corruptelas, los especuladores y se detesta a los políticos vendidos, cada vez que aparece el nombre del Juez valiente se responde con más insultos que ensalzas.

Me parece repugnante que no se juzgue a una Infanta que pudiera o pudiese presuntamente tener lazos evidentes con una trama de evasión fiscal y a cambio se investigue por parte del CGPJ al Juez que instruye la causa. Probablemente será otro condenado, como el Sr. Garzón, por atreverse a investigar las acciones del Sr. Urdangarín.

Comprendo que aquellos jueces de extrema derecha no compartan mis opiniones, pero… ¿el ciudadano medio también celebra la no imputación de la Infanta? ¿el ciudadano medio también celebra la condena de un Juez valiente? ¿el ciudadano medio celebra la absolución de los imputados en la trama Gürtel, de aquellos que recibían trajes y regalos por doquier? ¿de aquellos del “-Te quiero un huevo, -Y yo a tí más”? ¿de aquellos del “-Te has pasado siete pueblos” o los del “-Consígueme el caviar para esta noche”? ¿De los pijos amantes de los Hublot de 6.000 euros que eran vistos como futuros presidentes? ¿El ciudadano medio celebra la no imputación de la Infanta lista? ¿El ciudadano medio celebraría la potencial absolución del Sr. Urdangarín?

Y vengo a decirte -extrema derecha de la judicatura- que me das asco, que me repugnas. Sé que si pudieras darías un Golpe de Estado en este país porque para tí el sentimiento hacia gente que piensa como yo es tan recíproco como visceral y quisieras borrarnos a todos del mapa. No lo descarto. Y tampoco te subestimo. Pero también vengo a decirte que si lo haces me tendrás enfrente.

Mientras tanto, levanta tu copa y brinda.

http://www.burbuja.info/inmobiliaria/temas-calientes/283816-carta-abierta-la-extrema-derecha-judicial.html

————————————————————————-

De Guindos: “La reforma laboral será extremadamente agresiva”

Pillado por una cámara…. al inicio del Eurogrupo, el ministro de Economía anuncia a Bruselas el abaratamiento del despido. Horas después del comentario, fuentes de Economía quisieron matizar que quería referirse al “problema del paro”

AQÍ VÍDEO: http://www.publico.es/dinero/421249/de-guindos-la-reforma-laboral-sera-extremadamente-agresiva

——————————————————————————

La ONU da la razón a Garzón y pide investigar el franquismo La oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos pide a España la derogación de la ley de amnistía de 1977

——————————————————————————

Manifiesto por la desocupación del orden

Nos interpelan como ciudadanos

Hoy el ciudadano ya no es un hombre libre. El ciudadano ha dejado de ser el hombre libre que quiere vivir en una comunidad libre. La conciencia política que no se enseña sino que se conquista, ha desaparecido paulatinamente. No podía ser de otra manera. El espacio público se ha convertido en una calle llena de tiendas abiertas a todas horas, en un programa de televisión en el que un imbécil nos cuenta detalladamente por qué se separó de su mujer. La escuela, por su parte, no tiene que promover conciencia crítica alguna sino el mero aprendizaje de conductas ciudadanas “correctas”, variaciones de una pretendida “educación para la ciudadanía”. Las luchas políticas parecen asimismo haber desaparecido de un mundo en el que ya sólo hay víctimas de catástrofes diversas (económicas, ambientales, naturales…). Y, sin embargo, cuando los políticos se dirigen a nosotros, cuando se llenan la boca con sus llamadas a la participación, siguen llamándonos ciudadanos. ¿Por qué? ¿Por qué se mantiene una palabra que, poco a poco, se ha vaciado de toda fuerza política?

Antes que nada porque la identidad “ciudadano” nos clava en lo que somos. Nos hace prisioneros de nosotros mismos. Somos ciudadanos cada vez que nos comportamos como tales, es decir, cada vez que hacemos lo que nos corresponde y se espera de nosotros: trabajar, consumir, divertirnos… Votar cada cuatro años en verdad no es tan importante. Es mediante nuestro comportamiento, y en el día a día, como realmente insuflamos vida a la figura moribunda del ciudadano. Y, entonces, se nos concede una vida. El ciudadano es aquel que tiene su vida en propiedad, más exactamente, aquel que sabe gestionar su vida y hacerla rentable. En última instancia, un fracasado social no es un auténtico ciudadano, es un ciudadano de segunda clase. Ya no digamos un inmigrante sin papeles que sólo puede ser una sombra estigmatizada a nuestro servicio. Decir ciudadano significa decir creer. El ciudadano no es el que piensa, es el que cree. Cree lo que el poder le dice. Por ejemplo, que el terrorismo es nuestro principal enemigo. O que la vida está hecha para trabajar. En definitiva, es el que cree que la realidad es la realidad, y que a ella hay que adaptarse. Pero es complicado creer en una realidad que se disuelve por momentos: tenemos que ser trabajadores y no hay puestos de trabajo; tenemos que ser consumidores y las mercancías son gadgets vacíos; tenemos que ser ciudadanos y no hay espacio público. Por eso el ciudadano ha entendido perfectamente que para moverse con éxito tiene que guiarse por la antigua consigna publicitaria: “busque, compare, y si encuentra algo mejor… cómprelo”. No es cínico, es una figura triste que no tiene fuego dentro. Para ser un buen ciudadano hay que ser sobre todo comedido. Abominar de los excesos. Condenar todo tipo de violencia. De aquí que cuando nuestros representantes políticos hablen del ciudadano siempre destaquen su madurez y en eso extrañamente todos coinciden. Porque el ciudadano, en definitiva, es la pieza fundamental de “lo democrátrico”, y “lo democrático” es, en la actualidad, la forma de control y de dominio más importante. De la democracia a “lo democrático”

Para entender el papel central que juega la figura del ciudadano ya no podemos quedarnos simplemente en el marco de lo que siempre se ha denominado democracia. La democracia, en la medida que se hacía forma Estado y dejaba de ser “la menos mala de las formas de gobierno” como tantas veces se nos decía, experimenta necesariamente una transformación total. Para dar cuenta de esta mutación proponemos el desplazamiento desde “la democracia” a “lo democrático”. De la misma manera que C. Schmitt en un momento propuso pasar de la política a “lo político” y así abrió una nueva manera de abordar la cuestión de la política, nosotros creemos que hoy es factible hacer algo semejante respecto a la democracia. Si los mismos defensores de la “verdadera” democracia tienen que añadirle adjetivos para poder caracterizarla (participativa, inclusiva, absoluta…) es que la situación ya está madura para plantear su crítica.

La democracia, como hemos adelantado, ya no es una forma de gobierno en el sentido tradicional sino el formalismo que posibilita la movilización global. La movilización global sería el proyecto inscrito en la globalización neoliberal, y como tal consistiría en la movilización de nuestras vidas para (re)producir – simplemente viviendo – esta realidad plenamente capitalista que se nos impone como plural y única, como abierta y cerrada, y sobre todo, con la fuerza irrefutable de la obviedad. Una realidad que nos aplasta porque en ella se realiza, (casi) en todo lugar y (casi) en todo momento, un mismo acontecimiento: el desbocamiento del capital. Pues bien, la función de “lo democrático” es permitir que esta movilización global que se confunde con nuestro propio vivir, se despliegue con éxito. Con éxito significa que gracias a “lo democrático” se pueden efectivamente gestionar los conflictos que el desbocamiento del capital genera, encauzar las expresiones de malestar social, y todo ello, porque “lo democrático” permite arrancar la dimensión política de la propia realidad y neutralizar así cualquier intento de transformación social.

De aquí que no sea fácil definir qué es “lo democrático”. El núcleo central del formalismo está constituido por la articulación entre Estado-guerra y fascismo postmoderno: entre heteronomía y autonomía, entre control y autocontrol. Veámoslo más de cerca. “Lo democrático” se construye sobre una doble premisa: 1) El diálogo y la tolerancia que remiten a una pretendida horizontalidad, ya que reconducen toda diferencia a una cuestión de mera opinión personal, de opción cultural. 2) La política entendida como guerra lo que supone declarar un enemigo interior/exterior y que remite a una dimensión vertical. “Lo democrático” realizaría el milagro – aparente, se entiende – de conjuntar en un continuum lo que normalmente se presenta como opuesto: paz y guerra, pluralismo y represión, libertad y cárcel. En este sentido “lo democrático” va más allá de esa articulación y se dispersa constituyendo un auténtico formalismo de sujeción y de abandono. “Lo democrático”, en tanto que formalismo posibilitador de la movilización global, no se deja organizar en torno a la dualidad represión/no represión que siempre es demasiado simple. En “lo democrático” caben desde las normativas cívicas promulgadas en tantas ciudades a las leyes de extranjería, pasando por la policía de cercanía que invita a delatar. O el nuevo código penal español, el más represivo de Europa, que sigue apostando por la cárcel pura y dura. La eficacia de “lo democrático reside en que configura el espacio público – y en último término nuestra relación con la realidad – como un espacio de posibles, es decir, de elecciones personales. Más libertad significa multiplicación de las posibilidades de elección, pero no puede emerger ninguna opción a causa de la cual valga la pena renunciar a todas las demás. Esta opción que pondría en duda el propio espacio de posibles, está prohibida. “Lo democrático” es el aire que respiramos. Se puede mejorar, limpiar, regenerar y los términos no son para nada casuales. Pero nada más. En este punto ya podemos adelantar un aspecto esencial. “Lo democrático” actúa, sobre todo, como modo de sujeción – de sujeción nuestra a la realidad – ya que establece la partición entre lo pensable y lo impensable. “Lo democrático” define directamente el marco de lo que se puede pensar, de lo que se puede hacer, y de lo que se puede vivir… Más exactamente: de lo que se debe pensar, hacer y vivir en tanto que hombres y mujeres que se dicen libres a sí mismos.

La crisis ha venido…

Esta rejilla de conceptos, valores y objetivos, que como ciudadanos hacemos nuestra – ser ciudadanos es pensar y actuar mediante estas pautas de pacto con la realidad – es la que aplicamos a la crisis. La crisis que se inicia simbólicamente el 23 de octubre del 2008 con la caída del banco Lehman Brothers se presenta como la segunda gran crisis, como una especie de prueba apocalíptica que, o bien conseguimos superar, o bien nos hunde colectivamente en la miseria. Machaconamente se nos repite que los países que hagan las reformas necesarias superarán el actual envite, y que los que no, quedarán al margen de la historia en una especie de callejón sin salida. La lectura de los informes económicos, por su parte, es farragosa y detrás de una aparente gran complejidad lo que buscan es sencillamente colocar al ciudadano en una posición de espectador que no entiende muy bien lo que pasa, si bien colabora ya que no le queda otro remedio. Porque lo curioso del asunto de la crisis es la simplicidad analítica cuando se deja a un lado el lenguaje técnico. La crisis hace de la realidad una especie de videojuego en el que todos estaríamos participando. Que se hable de economía casino no es casualidad. En el videojuego hay un guión con sus buenos, sus malos… y sabemos que, finalmente, habrá vencedores y perdedores. Cuando la canciller alemana Merkel, por ejemplo, nos asegura que existe “una batalla de los políticos contra los mercados” dirigida a restablecer la primacía de lo político sobre la economía, está dibujando claramente algunos de los personajes principales: políticos y Estado (los buenos) son obligados por los mercados y los especuladores (los malos) a introducir reformas imprescindibles en el juego. De fondo existiría, y es un argumento esencial del guión, una especie de culpabilidad generalizada: “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”. Todos nosotros también somos un poco malos…

No deja de ser sorprendente que la metáfora central explicativa sea la crisis entendida como una especie de enfermedad de la que se puede salir hacia adelante, o por el contrario, perecer. Es una vieja metáfora que se remonta a la medicina griega antigua como es sabido, y que luego fue incorporada a diversos saberes, hasta llegar a la economía. ¿Cómo querer aplicarla a un capitalismo globalizado cuyo fundamento no puede estar enfermo, porque justamente, no tiene fundamento? No tiene fundamento quiere decir que el capitalismo global funciona como un desbocamiento del capital, como una fuga hacia adelante hecha posible porque entre poder y capital existe un mutuo empujarse más allá de sí. No tiene sentido seguir entonces acusando a los especuladores de ser los responsables de la enfermedad. Un profesor de futuros especuladores, concretamente profesor de ética en IESE, lo decía con claridad: “La especulación es esencial al capitalismo. Los especuladores son los buitres negros que cumplen la sana tarea de eliminar a los animales moribundos”. (El País, 23 de mayo del 2010).Tampoco tiene mucho sentido pretender salvar al Estado. El Estado no está separado en una especie de autonomía relativa angelical sino directamente involucrado en la globalización neoliberal. No hay abdicación del Estado sino implicación total. La copertenencia entre capital y poder va mucho más allá de las ayudas millonarias a las instituciones bancarias en quiebra.

La crisis como operación política

Podríamos ensayar diferentes explicaciones que, teniendo en cuenta lo anterior, arrojen algunos elementos de verdad. El capital financiero ha creído que el espacio-tiempo global generaba dinero simplemente con el movimiento de capital. Pero no es así. No existe un mercado financiero mundial capaz de expandirse de modo integrado y flexible gracias al crecimiento del gasto público y de las innovaciones financieras. El resultado final es siempre el mismo: el incendio de capital ficticio, el estallido de la burbuja. Más concretamente. La crisis financiera se sitúa esta vez a nivel de Estados. Grecia ha sido el primer país atacado. El funcionamiento es sencillo. Los bancos y grupos financieros internacionales prestan nuevamente dinero a los Estados en quiebra – como antes lo hicieron con el sector bancario y las empresas privadas – se aseguran el cobro mediante planes de austeridad impuestos y vigilados por los organismos internacionales, y pueden además permitirse impulsar otra burbuja ganancial mediante la especulación con los bonos que el Estado debe necesariamente emitir en el mercado internacional para hacer frente a su quiebra. La crisis en sus diversas etapas y resumimos mucho (burbuja hipotecaria, burbuja financiera…) va adoptando la forma de un verdadero saqueo gestionado por auténticos criminales de “cuello blanco”. Esta crisis que nos ha tocado vivir, no es tanto sinónimo de reestructuración como de verdadero saqueo. Saqueo, primero, de la gente que no puede pagar la hipoteca ni tampoco vender su casa, y que sólo puede huir de ella como va siendo ya habitual en USA. A continuación, saqueo de los salarios, de los fondos de pensiones… e incluso de la economía entera de todo un país. La conclusión a la que llegamos no puede ser más clara: la crisis, paradójicamente, no es el momento de fracaso del capitalismo sino su momento de mayor éxito. En cuanto empezamos a desocupar la figura del ciudadano y dejamos de creer en el discurso de la crisis, la crisis en sí misma se nos muestra como un proceso de pura y simple expropiación de la riqueza colectiva.

El nuevo contrato personal y la guerra

La crisis consiste, pues, en una situación desfavorable para la mayoría que ha sido políticamente construida, y que sin embargo, se autopresenta como naturalizada. Describirla como una forma de acumulación primitiva de capital es en gran parte verdad si bien insuficiente. Si la crisis, o mejor dicho, esta crisis global tiene importancia es porque en ella – y gracias a ella – se pone además en marcha un nuevo contrato social. Este nuevo contrato social es el que da derecho a participar en la movilización global que produce el mundo, más precisamente, esta realidad plenamente capitalista y sin afuera que es nuestro mundo. El contrato social que el movimiento obrero oficial aceptó y que estuvo en funcionamiento hasta finales de los setenta era muy claro: “paz social a cambio de dinero”. Después de la derrota obrera a finales de los setenta, el nuevo contrato social se individualiza completamente puesto que ahora se dirige a cada uno de nosotros. El contrato social se convierte en un contrato personal. Su formulación es también muy clara: “la vida a cambio de la empleabilidad absoluta”. En la época global sólo se puede vivir, y vivir es tener una vida, si esa vida que se tiene es el soporte de un nuevo modo de ser: la empleabilidad más absoluta. La precariedad se hace existencial. En última instancia, el nuevo contrato personal te reconoce en lo que eres y sólo puedes ser: (un) capital humano. La supresión de los convenios y la reforma del mercado de trabajo hacia la flexiseguridad y el contrato único apunta en este sentido. Pero es algo que va mucho más allá de la antigua esfera laboral. El nuevo contrato personal ratifica el hecho de que la vida es el campo de batalla porque el mercado ha desbordado al propio mercado. Ahora bien, la empleabilidad absoluta no es un fin en sí mismo es el medio para alcanzar la maximización de la competencia. Y la competencia se da ciertamente entre todos aunque también respecto a uno mismo. Competitividad significa, entonces, autoevaluación cuantitativa para gestionar el propio esfuerzo y así poder maximizar los beneficios. Realidad y capitalismo se acercan como nunca lo habían hecho, y la vida constituye el lugar de su entera fusión. ¡Cuán parcial y tranquilizador es seguir hablando únicamente de mercantilización o de privatización ante un fenómeno que cambia tanto la subjetividad como la misma realidad!

El proyecto de la modernidad implicaba, por encima de todo, pensar la autoinstitución de una sociedad que ya no tiene a su disposición instancias trascendentes capaces de legitimar el orden. Esta autoinstitución se teorizó desde la política (Hobbes y su contrato social) y desde la economía (A. Smith y el mercado). Esos ámbitos eran los únicos desde los cuales – dada la crisis de los modelos absolutistas – parecía posible defender el orden. El contrato social de Hobbes obligaba a la sumisión ciertamente, encerraba la conciencia moral en la esfera privada, pero salvaba la vida puesto que el Estado – que con nuestra renuncia a la autodeterminación hacíamos posible – exorcizaba la guerra. El miedo a la muerte y la razón empujaban a aceptar el pacto. El mercado por su parte, era según A. Smith no sólo la verdadera representación de la sociedad sino también el principio organizador de una sociedad pacificada que ya no tenía necesidad alguna de la política. El mercado libre basado en el egoísmo personal era capaz de generar bienestar general. El nuevo contrato personal que se instituye en la época global combinaría ambos modelos de una manera original. “Lo democrático” y el mercado, la política y el apoliticismo se unirían en la nueva figura de ese ciudadano que es su vida en propiedad, y que así se inscribe en la movilización global. Sin embargo, el nuevo contrato personal aparentemente niega el objetivo que, tanto en Hobbes como en Smith, era el mismo: instaurar un fundamento para el orden. Porque la empleabilidad absoluta como modo de ser, la vida entendida como maximización de su rentabilidad, el yo concebido como un Yo marca, implica una humillación permanente detrás de la cual sólo puede haber la pura arbitrariedad de la violencia. Pero, cuidado, no hemos vuelto al estado de naturaleza, no se trata de la guerra de todos contra todos. Ahora se puede aclarar mejor el estatuto del nuevo contrato. El nuevo contrato personal es la consagración de la arbitrariedad en su sentido más pleno. ¿Qué es sino la empleabilidad absoluta convertida en condición de la propia existencia? Con lo que se muestra que la arbitrariedad ejercida bajo la forma de violencia (monetaria, militar…), el poder en su pura arbitrariedad, sigue teniendo paradójicamente un fundamento perfectamente definido. Dicho de otra manera. El fundamento o principio del orden (global) es la guerra. La movilización global es la guerra contra nosotros y esa guerra organiza el mundo.

El ciudadano como unidad de movilización

Se puede decir que si la lucha de clases – el antagonismo obrero gestionado por los sindicatos de clase – constituía el motor, y a la vez, el elemento cohesionador de la sociedad industrial, ahora es la guerra gestionada desde “lo democrático” la que realiza las mismas funciones. Se trata de una guerra jamás declarada y que nunca aparece directamente como tal. La guerra social que se nos hace se presenta bajo la forma de medidas económicas, reformas políticas, e incluso intervenciones humanitarias… siempre necesarias y siempre para nuestro bien. La guerra es, en definitiva, el nombre de esa movilización global de nuestras vidas que lentamente nos destruye. En verdad, ya no hay economía, ni política, por eso es equivocado pretender salvar la política para poder controlar la economía. La movilización global, como la realidad que produce, es un fenómeno total que no se deja reducir. “Lo democrático” – que junto al poder terapéutico encauza la movilización global – no puede situarse, por tanto, únicamente en el plano de la política. De aquí que la figura del ciudadano que sigue siendo el interlocutor del discurso político democrático, quede también redimensionada. El ciudadano, empujado por la crisis, firma el contrato personal que le inserta en la movilización global, pero esa inserción le transforma profundamente. El (buen) ciudadano ya no es sólo el que es cívico y vota, sino el que está dispuesto a hacer de su vida una continua inversión capitalista en el pleno sentido de la palabra. “Tener una vida” significa invertir dinero, esfuerzo y tiempo, en gestionar la propia vida. Reconvertirse permanentemente, no proteger al inmigrante sin papeles, llamar la atención al que se cuela en el metro… Ciudadano, en última instancia, es el que se adapta a las exigencias de la realidad y sabe convertirse en una auténtica pieza de ella. No es exagerado afirmar que, ciudadano es aquel que no es dueño de su propia vida, sino su esclavo. Evidentemente, esta conversión en unidad de movilización acaba con cualquier atisbo de nosotros. El nosotros del antagonismo obrero y el nosotros de las luchas por el reconocimiento, si bien no han desaparecido, han sido completamente vaciados de futuro. Pero su no-futuro no es liberador, al contrario, es repetición de lo ya conocido.

Y, sin embargo, el capital en la medida que nos hace la guerra – y hacernos la guerra es convertirnos íntimamente en capitalismo – reconstruye forzosamente un nosotros. Un nosotros que ya no puede emplear a su favor para reconstruir el orden. Porque el nosotros que nace del malestar escapa a una lógica de la visibilización, irrumpe súbitamente y a la vez, se esconde. Si desde el 11S del 2001 la violencia ha sido esencialmente de matriz terrorista, la violencia está adquiriendo día a día un carácter cada vez más social. Hasta ahora la violencia global era filtrada sobre todo por un Estado-guerra que había señalado al terrorista como el enemigo a combatir. Con la actual crisis, como ya hemos afirmado, el capitalismo triunfa aunque en el mismo momento construye su enemigo interno. El conflicto que servía de función de orden se convierte, a su pesar, en un rumor de fondo. El rumor de fondo, el hombre anónimo y su malestar, es el nuevo gran peligro. Enemigos son, pues, todos aquellos que no soportan que sus vidas sean aplastadas por la movilización global. Enemigos, en última instancia, somos todos. Con razón el oráculo de Davos reunido en su guarida suiza alertó hace poco: “la severa crisis económica podría crear reacciones sociales violentas”. Ese es su gran miedo. Que ese rumor de fondo acalle el hilo musical, que la desesperación se convierta en cólera. Que ese nosotros, en silencio y en la noche, acabe por socavar definitivamente la figura del diurna del ciudadano. Ellos tienen el día, nosotros tenemos la noche. El ciudadano al que interpelan los políticos para que se apriete el cinturón frente a la crisis, ya no existe como tal. Es una entelequia, un recurso retórico para vehicular un discurso de sometimiento que permita prolongar el desbocamiento del capital. El ciudadano ha sido redimensionado como la pieza esencial de la movilización global. Nos interpelan como ciudadanos cuando en verdad, nos quieren verdaderas unidades movilizadas. Ya es hora de desocupar esa cáscara vacía, esa figura retórica por cuya boca sólo puede hablar la voz del poder. Como ciudadanos, actuando en tanto que ciudadanos, ya hemos perdido de antemano la guerra ¿Y si dejáramos, entonces, de ser ciudadanos?

La inutilidad de argumentar

Llegados a este punto el abismo se abre bajo nuestros pies y un demonio nos susurra en el oído “¿Te atreverías a abandonar tu propia cárcel?”. Dejar de ser ciudadanos es una locura puesto que, de llevarse a cabo, toda la sociedad se vendría abajo, dice alguien. Es absurdo, e incluso reaccionario, se oye a lo lejos. Tú lo puedes decir porque no te juegas nada. Hay mucha gente en el mundo que quisiera ser ciudadano y no puede serlo. Defender el ciudadano es defender el Estado del bienestar. Bla bla bla… Podríamos oponer muchos argumentos. ¿En estas palabras no se esconde el impasse en el que estamos metidos y la inoperancia de la misma idea de intervención política en un sentido de transformación social? Quizás habría que empezar por reconocer que el discurso de la izquierda ha perdido toda credibilidad, y que por esa razón, en el fondo de este tipo de frases anida la impotencia. No es casualidad que cuando la izquierda tiene poco que aportar – antes que nada porque no sabe ir más allá de las categorías de la política moderna hoy en plena crisis – sienta la necesidad de recubrirse con el manto de la moralización: desde una cierta refundación ética del capitalismo hasta la ideología del decrecimiento. Y así podríamos seguir… Pero la cuestión sigue planteada. En verdad, todas las argumentaciones que pudiéramos argüir servirían de muy poco. Porque ¿cómo rebatir una posición que está dentro de los límites de lo que se puede/debe pensar? Discutirla es quedar encerrado también en las prisiones de lo posible, quedar clavado como una mosca muerta en el cristal de la realidad. Hay únicamente una vía: salir. Salir de todo. Salir de las seguridades mediocres que nos atenazan, de las verdades simples, de las dudas. Salir del autoengaño y de la propagación del engaño. Salir de ese mundo. Yo no sé si podré salir.

Pero sé quien sale. Sé que hay gente que sale. “No tenemos nada que perder, ¿qué importa lo que queramos?” es lo que le contestó un manifestante griego que acababa de tirar una piedra a la policía al periodista que le interrogaba. La respuesta recuerda la conocida frase del Manifiesto Comunista de Marx “los proletarios no tienen nada que perder como no sea sus cadenas”. El cambio es, sin embargo, esencial. Ahora no hay ningún horizonte emancipador, sólo la voluntad de hundir esta realidad que se ha hecho una con el capitalismo. La lucha es ya directamente liberación. Sale también de esta realidad quien, al querer hacer de su querer vivir un desafío, rompe su vida y ve como el insomnio se apodera de él. Salen de esta realidad los compañeros que viven con lo justo para poder sostener una editorial que es un puñal clavado en el corazón de esta realidad estúpida. Como salen asimismo los que intentan consumir menos colectivamente. O aquellos que se encuentran para ponerse, un día tras otro, frente al abismo del no saber. Salen los que no quieren engañarse y la verdad quema poco a poco.

Dos modos de desocupar la figura del ciudadano

Y con todo ¿hay verdaderamente alguna salida? ¿Es posible jugar contra el gran juego de la máquina? Si para desarmar el poder de la máquina tengo que jugar contra ella aceptando sus reglas y el espacio por ella diseñado ¿puedo realmente ganar y evitar que mi victoria sirva a los fines de la propia máquina de movilización? En el mayo del 68 los situacionistas extendieron la idea de que el poder lo recupera todo. Posteriormente aprendimos especialmente gracias a Foucault, que el poder no sólo recupera en el sentido de utilizar, sino que es capaz de producir cosas tan curiosas como verdades. En estas condiciones que la historia no hace más que confirmar ¿puede aún defenderse la idea de una salida? O más bien esa idea sería una especie de ideal regulativo que nos permite subsistir con un mínimo de dignidad. Todos los ejemplos anteriores y muchísimos más que podríamos traer a colación, no constituyen propiamente ninguna salida ya que no existe ningún afuera. Son modos diferentes de hacer frente a esta realidad. Hemos dicho que no queríamos autoengañarnos. Ahora bien, que rechacemos la idea de salida en su forma más abstracta y general – porque nos obliga a entrar en el camino impotente de las propuestas alternativas – no implica que no sean salidas concretas.

No sabemos si una alternativa global a esa sociedad será un día factible, lo que sí sabemos es que rechazamos esa sociedad en su totalidad. Y también sabemos que ese rechazo tiene que ser concreto puesto que una fuerza no materializada se apaga necesariamente. Luchar es inventar salidas concretas, y a poder ser, de modo colectivo. Ciertamente en esa invención nos podemos perder, ya que ese peligro es inherente tanto al acercamiento a lo concreto como a la misma autoorganización de “lo social”. Pero perderse, no tiene porque significar perder, sino justamente lo contrario. Sólo se puede atravesar la impotencia si uno está dispuesto a perderse. Perderse quiere decir abandonar la seguridad que ofrece ser un ciudadano, es decir, ser alguien protegido por el sistema de creencias y valores que construye la realidad como tautología. Perderse es, por tanto, salir fuera de la figura del ciudadano. Pero perderse también es saber que, en esta salida de la unidad de movilización – si deseamos evitar la muerte, la locura o la cárcel – tiene que haber algo de negociación con la propia realidad. Perderse implica sustraerse, aunque también comporta muchas veces, ensuciarse hundiéndose en esta realidad asquerosa. Manejar a nuestro favor las mismas lógicas de funcionamiento de la realidad. Si no existe un afuera, tampoco puede existir pureza ni coherencia. Sólo el poder puede ser puro poder en su máxima coherencia.

Salen, pues, aquellos que desocupan la figura del ciudadano, y eso como ya hemos apuntado, se puede hacer de dos maneras distintas. La primera consiste en construir otro mundo que se oponga a este mundo: nuestra editorial, nuestra cooperativa de softwart libre, mi enfermedad… contra ese mundo. En la oposición entre mundos, ya no cuenta en absoluto la correlación de fuerzas, sino la potencia del desafío. Un desafío que puede pasar extrañamente por oponer el mercado al propio mercado o la enfermedad a la salud. La segunda manera implica la destrucción. Dejar de ser ciudadano es, entonces, socavar los límites impuestos por una responsabilidad impuesta. “La economía está en crisis: ¡que reviente!”. Pedir e imponer derechos imposibles. La irresponsabilidad entendida como el modo de desembarazarse del miedo que se nos quiere interiorizar. La irresponsabilidad que siempre hay en todo gesto radical cuando interrumpe la movilización global, y abre un espacio del anonimato. Los espacios del anonimato no se organizan en torno a los pronombres (yo, tú, él…), por eso cortan cualquier vía política dirigida hacia un contrato social. Los espacios del anonimato son aquellos espacios en los que la gente toma la palabra y pierde el miedo. En ellos el ritmo ha venido a sustituir las relaciones basadas en los pronombres aunque no hay fusión alguna. En la medida que son la expresión del querer vivir, el ritmo es lo que pasa a organizar el espacio. El ritmo que es lo más propio de la vida puesto que vivir es, justamente, la continua expansión del querer vivir. Cuando arden los pronombres y la noche se enciende, queda el ritmo que interrumpe la movilización global. La cuchara golpeando a la cacerola, el fuego que una y otra vez se enciende, el grito de rabia que nunca termina… El ritmo que los códigos intentan reconducir. Los espacios del anonimato se abren frente y contra un espacio público reducido a simple vitrina de la ciudad.

La fuerza del anonimato

¿Y si dejáramos de ser ciudadanos? En verdad, no hay dos maneras de desocupar la figura del ciudadano. Construcción y destrucción no se oponen. En todo intento de construcción hay destrucción, y a la inversa. Sólo desde el poder se distingue siempre entre los violentos y los no-violentos. Dejar de ser ciudadanos es poner en marcha una potencia de vaciamiento como táctica y operar según una estrategia de transversalidad. Dejar de ser lo que la realidad nos obliga a ser, es decir, dejar de ser ese ciudadano – ciudadano, no hace falta recordarlo, es ahora el auténtico nombre de la unidad de movilización – consiste en trazar una demarcación entre lo que uno quiere vivir y lo que no está dispuesto a vivir. Transversalidad, por su parte, significa que no hay un frente de lucha privilegiado (por ejemplo: la esfera del trabajo), sino que el combate se dirige contra la propia realidad entendida como un continuum de frentes de lucha. Cuando la vida es el campo de batalla ya no sirve de mucho seguir pensando en aproximaciones parciales. El objetivo debe ser siempre el mismo: agujerear la realidad para poder respirar. Y para ello hay que empezar a abrir tierras de nadie. Las tierras de nadie que, clavadas en el frente de guerra, son el lugar en el que reponerse para volver a atacar este maldito videojuego en el que estamos metidos. Desocupar la figura del ciudadano para que pueda emerger la fuerza del anonimato que vive en cada uno de nosotros. Esa fuerza que escapa porque nadie conoce su verdadera fuerza. Esa fuerza que es irreductible porque es la del querer vivir. Salir. Salir de todo construyendo ya un mundo entre nosotros. Salir de todo aunque sin matarse. Salir incluso de la misma idea de desocupación que este manifiesto defiende. ¿Y si dejáramos ya de ser ciudadanos? Fuente: http://www.espaienblanc.net/Y-si-dejamos-de-ser-ciudadanos.html

—————————————————————————-

Violentos enfentamientos en Grecia ( Vídeo)

—————————————————————————–

Juristas avisan de que la sentencia es “increíble”

Catedráticos y abogados consideran amenazada la independencia de los magistrados

http://www.publico.es/espana/421289/juristas-avisan-de-que-la-sentencia-es-increible

—————————————————————————-

El Campo de Concentración de Figueirido. Una historia por desvelar

Décadas después de aquella brutal represión que se abrió desde julio de 1936, aun muchas de las sangrientas vicisitudes que se produjeron, en ese año y en los que lo siguieron, se mantienen ocultas u olvidadas víctimas de la desmemoria que se abatió contra los vencidos de la guerra civil. Nos últimos tiempos se asiste a la apertura de fosas que son testimonio de la intensidad represiva y de la impunidad con la que se realizaron los crímenes por parte de las autoridades franquistas. Mientras, en Galicia, una serie de investigaciones están igual la incidir en la geografía de ejecutados y paseados. Son varios ya los enterramientos clandestinos abiertos por asociaciones por la memoria pero, polo número realizado, aun están lejos de acercarse a la inmensa cantidad de actos de ocultación de los cadáveres de fusilados efectuados por las cuadrillas falanxistas y las autoridades militares golpistas. En el caso de la ciudad de Pontevedra, los historiadores se encuentran con muchos problemas para enumerar y localizar una serie de enterramientos, oficiales y para-oficiales, que transmitieron testigos orales e incluso investigaciones en archivos oficiales que, al fin, se están a abrir a la ciudadanía.

La represión del 36 en Pontevedra mantuvo características similares a la perpetrada en otras capitales gallegas. Se ejerció desde lo mismo momento del golpe militar contra la legalidade constitucional republicana mediante la represión directa, en plena calle, contra los hombres y mujeres que quisieron hacer frente al levantamento. ES cuando se producen los primeros muertos en la ciudad. Al poco, llega una etapa en la que las execucións parten de procedimientos sumarísimos por los que son condenados la muerte y ejecutados la práctica totalidad de los líderes republicanos y sindicales de la ciudad. Paralelamente, comienza, apadriñada lo pones ejército, una violencia irregular y semiclandestina ejercida por la tristemente célebre ‘Guardia Cívica’. Dirigida polo médico derechista Víctor Lis, de su responsabilidad directa son la práctica totalidad de los asesinatos, torturas y palizas que se perpetraron sobre la población civil y, en particular, contra los dirigentes obreros y agrarios de la ciudad y comarca. Un proceso represivo que se mantuvo con plena intensidad, cuando menos, hasta marzo de 1937, y que llevó a la muerte a cientos de personas, segundo han acreditado, las investigaciones de Luís Lamela y numerosos testimonios orales y escritos.

Otra etapa del terror ya vendría dada polos sucesos, puramente bélicos, que acontecían lejos de Galicia y la toma de ciudades por parte de las tropas golpistas. Así, con la derrumba de la frente de Asturias, miles de republicanos fueron detenidos y serían conducidos a improvisados penales abiertos por toda Galicia. En la provincia de Pontevedra, fuera del más conocido abierto en la Isla de Sano Simón, una serie de edificios de distinta función se convirtieron en cárceles. Fue el caso de los establecimientos penitenciarios abiertos en el Convento de Oiga o en la Guarda en el Colegio de los Xesuítas de Camposancos. Sobre estos tres penales citados teñense realizado nos últimos años investigaciones y mismo documentais que pusieron a cielo abierto la intensidad represiva de los mismos. Aun así quedan lagunas para desentrañar la inmensa arquitectura represiva franquista en la provincia pontevedresa. Uno de los casos, por comprensibles razones menos conocido, es lo que se refiere al emplazamiento militar de Figueirido en relación con los años en el que fue convertido en un de los más duros y siniestros campos de concentración de presos políticos. Varios cientos de prisioneros ocuparon sus lúgubres barracones, y también cientos perdieron su vida entre sus muros y aramados víctimas de unas más que penosas condiciones de vida al tiempo que, en su contorno de los montes del Morrazo, aun sobrevivían docenas de forajidos de los primeros días del 36. Hoy, la pérdida de tantas vidas humanas en el cuartel de Figueirido, víctimas de la barbarie, no es recordada, en las actuales instalaciones militares, ni con una simple placa a pesar de décadas de democracia.

El complejo de Figueirido había tenido su origen a finales del siglo XIX cuando, en plena guerra contra los Estados Unidos, se proyectó una red de defensa de las costas ante una posible invasión norteamericana. No fue hasta 1924 que tomó forma el cuartel con la instalación nos sus edificios del Regimiento de Artillería Ligero nº 15, mas la instalación vio frenado su desarrollo militar con nuevas disposiciones emanadas ya desde la República.

A La altura de 1936, Figueirido arrastraba una situación de abandono que no evitó que sus noticias pero ya precarias instalaciones pasaran a ser usadas para encarcerar a soldados sospechosos de simpatizar con las organizaciones obreras. Pero no fue hasta 1938 en que el ejército cumple las órdenes de convertirlo en ‘Puesto de Concentración de Sospechosos’ y ceder parte de su gestión interna diaria a las autoridades judiciales golpistas.

ES desde este momento cuando comienzan a llegar hasta Figueirido numerosas expediciones de prisioneros republicanos capturados en regiones fronteirizas con Galicia. La mayoría llegaron por ferrocarril acopiados en vagóns de transporte de ganado después de haber sido trasladados desde Gijón a la Coruña por mar. Desde lo apeadoiro de Figueirido o desde la propia estación de Pontevedra, custodiados por fuerzas de la Guardia Civil y del Ejército y atados entre ellos, realizaban a pie el camino incluso el monte donde se situaba el campo de concentración y en el que les aguardaba una sucesión de penalidades. La nula calidad de la comida y, sobre todo, la práctica ausencia de agua no hicieron sino generar un cuadro de muertes por desnutrición y enfermedades varias que sitúa la Figueirido cómo uno de los campos de concentración franquistas más duros de Galicia. En este tiempo, la instalación penal militar de Figueirido llegó a superar con amplitude la cifra de mil en presos internados.

No fueron pocos los vecinos de Salcedo, Bértola y Figueirido que, también a pesar de sus penurias, ayudaban a unos presos que, en el caso de los internos de oficio artístico o artesán, ofrecían sus creaciones a cambio de alimentos o tabaco, en muchos casos, a los propios militares. La solidaridad con los penados incluso le costó la vida a un cura actuante en la parroquia de Figueirido, gestor de la recolecta de muchos de los víveres, cuando murió víctima de una caída accidental dentro del incluso cuartel. Recluido en este pavoroso ‘Puesto de Concentración’ estuvo Florentino Trapero, un pintor y escultor que realizó dibujos de sus compañeros presos. Arguelles sería otro de los artistas que plasmó a los encarcerados y de él se conoce una caricatura del paso por Figueirido del filólogo gallego Anibal Otero, también prisionero. Por su parte, en Camposancos, penaron el vangardista catalán Salvador Ortigas, que allí falleció de tuberculoses, y el pintor asturiano Ramón Solares.

La mayoría de los fallecidos en Figueirido, víctimas de las precarias condiciones, eran enterrados, por cercanía, en una fosa común del cementerio de Salcedo y los que eran trasladados por su gravedad al Hospital Provincial de la capital y fallecían, eran en este caso, también enterrados, con el incluso impersoal sistema, en el cementerio de Sano Amaro. Aun así los episodios más duros de la represión relacionados con Figueirido vinieron de mano de las execucións sumarias efectuadas la cuenta de sentencias de consejos de guerra contra republicanos presos en Camposancos y en el incluso cuartel de Figueirido. En la prisión habilitada en la Guarda superaron las doscientas el número de condenas a muerte y de ellas se ejecutaron, como mínimo, 156, la mayoría cumplidas en el pontevedrés malecón de Monte Porreiro.

Desde 1938, una reiterada serie de juicios sumarísimos decimaba la población recluida/reclusa en la Guarda. Allí, los condenados a muerte, después de sesiones en el propio Colegio de los Xesuítas, eran trasladados a la prisión de Figueirido, que quedaba convertida en una especie de ‘corredor de la muerte’ donde los presos aguardaban su traslado a Pontevedra, lugar donde se verificaba su execución. El espacio elegido para los asesinatos siempre era en la Sequía, al lado misma del Lérez, en plena Avenida de Buenos Aires donde fueron pasados por las armas docenas y docenas de presos políticos. Luego de la actuación de los piquetes, los cuerpos eran trasladados a la fosa común del cementerio de Sano Amaro. Mas también en el propio cuartel de Figueirido se realizaron execucións y, en este caso, los masacrados se enterraban en el cementerio parroquial de Salcedo. Episodios que, como todo lo que rodeó a la violencia criminal de la ‘Guardia Cívica’ pontevedresa, tentaron agacharse y echar tirando por lo alto de ellos el olvido. El espacio del cementerio de Salcedo en el que fueron ocultos bajo tierra los presos asesinados fue manipulado con el tiempo y desnaturalizado para evitar una localización futura. No fue ajena la esta estrategia a actitud del entonces párroco de Salcedo. Un cura, ligado en el 36 a los hombres de Víctor Lis, y que siempre iba armado y acompañado de un grupo de matóns, derechistas de la parroquia, apodados “Los Motreros”.

LEGÍTIMO HOMENAJE

Los años de la dictadura, el miedo y la nula colaboración de los posteriores reitores parroquiais hicieron imposible a los investigadores concretar el lugar exacto de la fosa o fosas del cementerio de Salcedo. Mientras el cuartel de Figueirido, ya rematado el conflicto bélico 36-39, mantuvo por un tiempo su carácter represivo dentro de una historia penitenciaria hoy ausente, cual se había sido un centro penal clandestino, de los archivos militares que custodian en la actualidad a memoria de las cárceles del ejército franquista. Se sabe la mayores, que en plena Segunda Guerra mundial, sirvió puntualmente cómo prisión de aviadores ingleses capturados en Galicia. Y hoy, en la Base General Morillo, aún quieta tiempo para que la memoria de los fusilados y muertos en el cuartel de Figueirido tenga el legítimo homenaje la todos los que dieron, como los presos políticos del franquismo, su vida por la libertad y la democracia.

Xosé Enrique Acuña, comisario de la muestra ‘Memorial de la Libertad Represión y Resistencia en Galiza. 1936-1977’.

http://www.xornal.com/artigo/2009/03/15/suplementos/contexto/campo-concentracion-figueirido-historia-desvelar/2009031519132864597.html

 —————————————————————————-
Claveles rojos sobre la pancarta con fotrafías de desaparecidos.
—————————————————————————-

Familiares y un Nobel contra Franco

A sus 90 años, Darío Rivas encabeza la querella en la que los familiares de víctimas del franquismo tienen puestas ahora todas sus esperanzas: la que el miércoles se depositará en la Cámara Federal argentina por genocidio y crímenes contra la humanidad durante la Guerra Civil española y la dictadura franquista. “En España el Tribunal Supremo está del lado de los asesinos, y yo eso no lo puedo consentir porque fue Falange la que asesinó a mi padre, Severino”, dijo.

Severino Rivas, alcalde republicano de Castro de Rei (Lugo) fue ejecutado y arrojado a una cuneta. Darío se enteró ya en Buenos Aires, donde su padre le había enviado para estudiar, de que se había quedado huérfano.

También Inés García, hija de otro exiliado español, y familiar de dos fusilados y un desaparecido, encabeza esta querella contra el franquismo, que firman la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y todas las grandes organizaciones argentinas de defensa de los derechos humanos (Abuelas de Plaza de Mayo, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, Asociación de Detenidos y Desaparecidos…) además del Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel.

El juez del Supremo José Antonio Martín Pallín cree que la querella tiene posibilidades de ser admitida aplicando el principio de justicia universal “porque se trata de un genocidio claro”.

Inés García explica que le gustaría que los responsables aún vivos sean llamados a declarar en un juicio “para que los culpables queden retratados como culpables, y las víctimas como víctimas”.

——————————————————————————

—————————————————————————–

“Rajoy acabará enfrentado a otra ola de indignación”

Stéphane Hessel. Escritor. El autor de ‘¡Indignaos!’ presenta en el festival la adaptación al cine de su libro, dirigida por Tony Gatlif

—————————————————————————

“¡Fuera franquistas del Supremo!”

Centenares de personas manifiestan en Madrid su desacuerdo con la inhabilitación de Garzón y exigen la renovación del Alto Tribunal

Vergüenza!”. El grito unánime de varios cientos de personas que salieron ayer a la calle en contra de la sentencia condenatoria del Tribunal Supremo para Baltasar Garzón fue ese. “¡Vergüenza, vergüenza y vergüenza!”, vocearon en la concentración que tuvo lugar en la Puerta del Sol de Madrid.

Convocados por la plataforma Solidarios con Garzón a través de las redes sociales, miembros de los colectivos a favor de la memoria histórica, sindicalistas, políticos y, sobre todo, ciudadanos anónimos, manifestaron de esa forma su desacuerdo con la decisión del Supremo de inhabilitar al juez que inició la investigación del caso Gürtel, y reclamaron la renovación de los miembros del Alto Tribunal.

El poeta Marcos Ana o el periodista Gorka Landaburu, entre los concentrados

Un caso insólito

Los manifestantes mostraron banderas tricolores y fotos de represaliados

“Mucha gente en nuestro país asiste insólita a que se pueda juzgar a un juez por utilizar los medios a su alcance para investigar un caso de corrupción muy grave”, defendió el coordinador federal de IU, Cayo Lara, al finalizar la concentración. Él consideró importante que los ciudadanos se echen a la calle para “defender una Justicia justa a la que no se le caiga la venda de los ojos”.

En la concentración también estuvieron presentes representantes del mundo de la cultura como el poeta Marcos Ana, represaliado por el franquismo. Del ámbito de la comunicación asistió el periodista vasco Gorka Landaburu, que manifestó su respaldo a la investigación iniciada por Garzón sobre el franquismo y recordó que sus padres tuvieron que exiliar a Francia durante varias décadas para escapar de la dictadura. Por la mañana, Landaburu había asistido en la Audiencia Nacional al juicio contra los dos terroristas que en 2001 le enviaron un paquete bomba que le mutiló una mano.

“Es sorprendente e indignante que Garzón sea el único condenado por la trama Gürtel“, defendió, por su parte, Jaime Ruiz, uno de los convocantes. “Es una vergüenza para nuestros hijos”, añadió otro de los representantes del colectivo, Julián Rebollo, en referencia a la situación de la Justicia.

De la concentración llamó la atención la presencia de un gran número de jóvenes. Una de ellas, la estudiante de Bellas Artes Raquel González, sostuvo que el magistrado “ha sido una cabeza de turco” de la Justicia por ser “la única persona que se ha dispuesto a desenmascarar ciertas cosas que para los jóvenes siguen sin estar claras”. La Plataforma Solidarios con Garzón anunció que convocará nuevas protestas. La primera tendrá lugar en Madrid el próximo domingo, a las 12.00 horas, frente al Tribunal Supremo.

—————————————————————————–

Solidarios con Garzón

Solidarios con Garzón

About hilde2008

Pintora Autodidacta Siempre he experimentado la vida como una sucesión de etapas existencialistas no exentas de sus inherentes crisis, y me ha dado curiosidad indagar en todos los ámbitos de la experiencia humana para comprenderme mas a mi misma y a los demás. Cualquier experiencia negativa me llevó a esta búsqueda aunque siempre supe que dichas experiencias las estaba creando yo, la mayoria de las veces, porque " el lado oscuro " era demasiado enigmático y deseaba investigarlo, el inconsciente rige a su manera. Por otro lado..: No soy una Maestra señor Maestro... No soy un ser hiperevolucionado, esas cosas tienen el riesgo de que uno acabe sufriendo por poseer un ego inflaccionado. Sigo mi ruta intentando no desconectarme demasiado y este era y ha sido siempre mi propósito desde que recuerdo...Lo que hoy defenderia y lo que hoy rechazaria es lo mismo que cuando tenía 15 años pero entonces la oposición a cualquier manifestación crítica e innata contra la inercia establecida del absurdo no tenía voz ni nombre en plena transición, y menos en una mujer..mucho menos en una niña. Lo siento por los Sacerdotes de la Panacea Eterna, siempre he caminado en solitario y si alguien me acompaña lo doy por bien venido pero es dificil que vaya a gustarle a todo el mundo y ni lo pretendo..Si alguien se siente molesto ..." al que le pica es que ajos mastica "...Mejor que haga como Aznar : ignorar al menos aparentemente.. Me inspira todo el mundo y todos somos copartícipes de todo. En este blog hay mayoritariamente enlaces que me he atrevido a publicar, si alguien se siente molesto no tiene mas que decirlo y lo borraré. Dichos enlaces y referencias de y a los mismos no implican que yo " comulgue " al 100% con todo lo que se expone, algunos plenamente y otros son simples noticias que me parecen de interés. A veces creo mas en los silencios que en las palabras así, quien me conoce, sabe lo subliminal que se puede esconder de mi propia " persona "( persona viene del griego y..) tras todo ello. No estoy afiliada a ningún partido político ni me identifico totalmente con alguno en concreto, no pertenezco a ninguna secta minoritaria ni mayoritaria como las múltiples iglesias porque Iglesia somos todos como hacienda somos todos aunque tal vez no equitativamente... Por ello gracias a todos los que de una forma u otra hacen posible la libre expresión.
Esta entrada fue publicada en ACONTECIMIENTOS Y SUCESOS, Justicia, Movimientos, política y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s