Georges Hubert: Pablo VI y el diablo


Satanás, film poster

Image via Wikipedia

«Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad.

 

Cuarenta años antes del año 2000, el demonio será dejado suelto por un tiempo para tentar a los hombres. Cuando todo parecerá perdido, Dios mismo, de improviso, pondrá fin a toda maldad. La señal de estos eventos será: cuando los sacerdotes habrán dejado el hábito santo y se vestirán como gente común, las mujeres como hombres y los hombres como mujeres”. Santa Brigida.

Jesucristo

  • Ahora es el juicio de este mundo; ahora el gobernante de este mundo será echado fuera.” – Juan 12:31
  • “Ya no hablaré muchas cosas con vosotros, porque llega el gobernante de este mundo. En mí no tiene ningún poder;” – Juan 14:30
  • “Ustedes proceden de su padre el Diablo, y quieren hacer los deseos de su padre. Ese era homicida cuando principió, y no permaneció firme en la verdad, porque la verdad no está en él. Cuando habla la mentira, habla según su propia disposición, porque es mentiroso y el padre de mentira.”

¿Cómo se ha podido llegar a esta situación?

Ésta es la pregunta que se hacía el Papa Pablo VI, algunos años después de la clausura del Concilio Vaticano II, a la vista de los acontecimientos que sacudían a la Iglesia. “Se creía que, después del Concilio, el sol habría brillado sobre la historia de la Iglesia. Pero en lugar del sol, han aparecido las nubes, la tempestad, las tinieblas, la incertidumbre. “

Sí, ¿cómo se ha podido llegar a esta situación?

La respuesta de Pablo VI es clara y neta: “Una potencia hostil ha intervenido. Su nombre es el diablo, ese ser misterioso del que San Pedro habla en su primera Carta. ¿Cuántas veces, en el Evangelio, Cristo nos habla de este enemigo de los hombres?”. Y el Papa precisa: “Nosotros creemos que un ser preternatural ha venido al mundo precisamente para turbar la paz, para ahogar los frutos del Concilio ecuménico, y para impedir a la Iglesia cantar su alegría por haber retomado plenamente conciencia de ella misma”.

Para decirlo brevemente, Pablo VI tenía la sensación de que “el humo de Satanás ha entrado por alguna fisura en el templo de Dios”.

Así se expresaba Pablo VI sobre la crisis de la Iglesia el 29 de junio de 1972, noveno aniversario de su coronación. Algunos periódicos se mostraron sorprendidos por la declaración del Papa sobre la presencia de Satanás en la Iglesia. Otros periódicos se escandalizaron. ¿No estaba Pablo VI exhumando creencias medievales que se creían olvidadas para siempre?


Una de las grandes necesidades de la Iglesia contemporánea

Sin arredrarse ante estas críticas Pablo VI volvió sobre este tema candente cinco meses más tarde. Y lejos de contentarse con reafirmar la verdad sobre Satanás y su actividad, el Papa consagró una entera catequesis a la presencia activa de Satanás en la Iglesia (cfr Audiencia general, 15 de noviembre de 1972).

Desde el inicio, Pablo VI subrayó la dimensión universal del tema: “¿Cuáles son hoy afirma las necesidades más importantes de la Iglesia?”. La respuesta del Papa es clara: “Una de las necesidades más grandes de la Iglesia es la de defenderse de ese mal al que llamamos el demonio”.

Y Pablo VI recuerda la enseñanza de la Iglesia sobre la presencia en el mundo “de un ser viviente, espiritual, pervertido y pervertidor, realidad terrible, misteriosa y temible”.

Después, refiriéndose a algunas publicaciones recientes (en una de las cuales un profesor de exégesis invitaba a los cristianos a “liquidar al diablo”), Pablo VI afirmaba que “se separan de la enseñanza de la Biblia y de la Iglesia los que se niegan a reconocer la existencia del diablo, o los que lo consideran un principio autónomo que no tiene, como todas las criaturas, su origen en Dios; y también los que lo explican como una pseudorealidad, una invención del espíritu para personificar las causas desconocidas de nuestros males”.

“Nosotros sabemos prosiguió Pablo VI- que este ser oscuro y perturbador existe verdaderamente y que está actuando de continuo con una astucia traidora. Es el enemigo oculto que siembra el error y la desgracia en la historia de la humanidad.”

“Es el seductor pérfido y taimado que sabe insinuarse en nosotros por los sentidos, la imaginación, la concupiscencia, la lógica utópica, las relaciones sociales desordenadas, para introducir en nuestros actos desviaciones muy nocivas y que, sin embargo, parecen corresponder a nuestras estructuras físicas o psíquicas o a nuestras aspiraciones profundas. “

Satanás sabe insinuarse… para introducir… Estas expresiones, ¿no recuerdan a las del león rugiente de San Pedro que ronda, buscando a quien devorar? El diablo no espera a ser invitado para presentarse, más bien impone su presencia con una habilidad infinita.

El Papa evocó también el papel de Satanás en la vida de Cristo. Jesús calificó al diablo de “príncipe de este mundo” tres veces a lo largo de su ministerio, tan grande es el poder de Satanás sobre los hombres.

Pablo VI se esforzó en señalar los indicios reveladores de la presencia activa del demonio en el mundo. Volveremos sobre este diagnóstico.

Pablo de Tarso

  • “Y el Dios de la paz aplastará bien pronto a Satanás bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros.” – Romanos 16:20

Lagunas en la teología y en la catequesis

En su exposición, el Santo Padre sacó una conclusión práctica que, más allá de los millares de fieles presentes en la vasta sala de las audiencias, se dirigía a los católicos de todo el mundo: “A propósito del demonio y de su influencia sobre los individuos, sobre las comunidades, sobre sociedades enteras, habría que retomar un capítulo muy importante de la doctrina católica, al que hoy se presta poca atención”.

El cardenal J. L. Suenens, antiguo arzobispo de BruxellesMalines, escribió al final de su libro Renouveau et Puissances des ténébres: “Acabando estas páginas, confieso que yo mismo me siento interpelado, ya que me doy cuenta de que a lo largo de mi ministerio pastoral no he subrayado bastante la realidad de las Potencias del mal que actúan en nuestro mundo contemporáneo y la necesidad del combate espiritual que se impone entre nosotros” (p. 113).

En otras palabras, la Cabeza de la Iglesia piensa que la demonología es un capítulo “muy importante” de la teología católica y que hoy en día se descuida demasiado. Existe una laguna en la enseñanza de la teología, en la catequesis y en la predicación. Y esta laguna solicita ser colmada. Estamos ante “una de las necesidades más grandes” de la Iglesia en el momento presente.

¿Quién lo habría previsto? La catequesis de Pablo VI sobre la existencia a influencia del demonio produjo un resentimiento inesperado por parte de la prensa. Una vez más, se acusó a la Cabeza de la Iglesia de retornar a creencias ya superadas por la ciencia. ¡El diablo está muerto y enterrado!

Raramente los periódicos se habían levantado con una vehemencia tan ácida contra el Soberano Pontífice. ¿Cómo explicar la violencia de estas reacciones?

Que periódicos hostiles a la fe cristiana ironicen sobre una enseñanza del Papa no suscita ninguna extrañeza. Es coherente con sus posiciones. Pero que al mismo tiempo se dejen llevar de la cólera, esto es lo que sorprende…

¿Cómo no presentir bajo estas reacciones la cólera del Maligno? En efecto, Satanás necesita el anonimato para poder actuar de manera eficaz. ¿Cuál no será su irritación, por tanto, cuando ve al Papa denunciar urbi et orbi sus artimañas en la Iglesia? Es la cólera del enemigo que se siente desenmascarado y que exhala su despecho a través de estos secuaces inconscientes.

El enemigo desenmascarado

Habría que retomar el capítulo de la demonología: esta consigna de Pablo VI tuvo una especie de precedente en la historia del papado contemporáneo.

Era un día de diciembre de 1884 o de enero de 1885, en el Vaticano, en la capilla privada de León XIIII. Después de haber celebrado la misa, el Papa, según su costumbre, asistió a una segunda misa. Hacia el final, se le vio levantar la cabeza de repente y mirar fijamente hacia el altar, encima del tabernáculo. El rostro del Papa palideció y sus rasgos se tensaron. Acabada la misa, León XIII se levantó y, todavía bajo los efectos de una intensa emoción, se dirigió hacia su estudio. Un prelado de los que le rodeaban le preguntó: “Santo Padre, ¿Se siente fatigado? ¿Necesita algo?”. “No, respondió León XIII, no necesito nada… “

El Papa se encerró en su estudio. Media hora más tarde, hizo llamar al secretario de la Congregación de Ritos. Le dio una hoja, y le pidió que la hiciera imprimir y la enviara a los obispos de todo el mundo.

¿Cuál era el contenido de esta hoja? Era una oración al arcángel San Miguel, compuesta por el mismo León XIII. Una oración que los sacerdotes recitarían después de cada misa rezada, al pie del altar, después del Salve Regina ya prescrito por Pío IX:

Arcángel San Miguel, defiéndenos en la lucha, sé nuestro amparo contra la adversidad y las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes. Y tú, Príncipe de la milicia celestial, arroja al infierno, con el divino poder, a Satanás y a los otros malos espíritus que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas.

León XIII confió más tarde a uno de sus secretarios, Mons. Rinaldo Angeh, que durante la misa había visto una nube de demonios que se lanzaban contra la Ciudad Eterna para atacarla. De ahí su decisión de movilizar a San Miguel Arcángel y a las milicias del cielo para defender a la Iglesia contra Satanás y sus ejércitos, y más especialmente para la solución de lo que se llamaba “la Cuestión romana”.

La oración a San Miguel fue suprimida en la reciente reforma litúrgica. Algunos piensan que, siendo tan adecuada para conservar entre los fieles y los sacerdotes la fe en la presencia activa de los ángeles buenos y de los malvados, podría ser reintroducida, o bien en la Liturgia de las Horas, o bien en la oración de los fieles en la misa. Como afirmaba Juan Pablo II el 24 de mayo de 1987, en el santuario de San Miguel Arcángel en el Monte Gargan: “el demonio sigue vivo y activo en el mundo”. Las hostilidades no han cesado, los ejércitos de Satanás no han sido desmovilizados. Por lo tanto la oración continúa siendo necesaria.

El 20 de abril de 1884, poco tiempo antes de esta visión del mundo diabólico, León XIII había publicado una encíclica sobre la francmasonería que se inicia con consideraciones de envergadura cósmica. “Desde que, por la envidia del demonio, el género humano se separó miserablemente de Dios, a quien debía su llamada a la existencia y los dones sobrenaturales, los hombres se ha dividido en dos campos opuestos que no cesan de combatir: uno por la verdad y la virtud, el otro por aquello que es contrario a la virtud y a la verdad. “

Meditando las consideraciones de León XIII se comprende mejor la consigna dada por Pablo VI en su catequesis del 15 de noviembre de 1972: “Habría que retomar un capítulo muy importante de la doctrina católica (la demonología), al que hoy se presta poca atención”.

Juan Pablo II ha hecho suya la consigna de su predecesor. En su enseñanza ha ido incluso más allá de Pablo VI. Mientras que éste no dedicó más que una catequesis del miércoles al problema del demonio, Juan Pablo II ha tratado este tema a lo largo de seis audiencias generales sucesivas. Y hay que añadir a esta enseñanza una peregrinación al santuario de San Miguel Arcángel en el Monte Gargan, el 24 de mayo de 1987, y un discurso sobre el demonio pronunciado el 4 de septiembre de 1988, con motivo de su viaje a Turín.

Las instituciones, instrumento de Satanás

En otras ocasiones, Juan Pablo II ha puesto en guardia a los fieles contra las insidias del diablo, como por ejemplo en su encuentro con 30.000 jóvenes en las islas Madeira (mayo de 1991) donde citó un pasaje significativo de su mensaje de 1985 para El año internacional de la juventud: “La táctica que Satanás ha aplicado, y que continúa aplicando, consiste en no revelarse, para que el mal que ha difundido desde los orígenes se desarrolle por la acción del hombre mismo, por los sistemas y las relaciones entre los hombres, entre las clases y entre las naciones, para que el mal se transforme cada vez más en un pecado ‘estructural’ y se pueda identificar cada vez menos como un pecado `personal'”. Satanás actúa, pero actúa sobre todo en la sombra, para pasar desapercibido. Satanás actúa a través de los hombres y también a través de las instituciones.

¿Es posible imaginar el papel de Satanás en la preparación, lejana y cercana de las leyes que autorizan el aborto y la eutanasia? ( ¿ y el comercio de armas, las guerras, el hambre de millones mientras otros se lucran, la venta de tabaco y otras drogas legales, etc … ? )

En un estudio actual sobre Satanás, Dom Alois Mager o.s.b., antiguo decano de la facultad de teología de Salzburgo, afirma que el mundo satánico se caracteriza por dos rasgos: la mentira y el asesinato. “La mentira aniquila la vida espiritual; el asesinato, la vida corporal… Aniquilar siempre, ésta es la táctica de las fuerzas satánicas”. Ahora bien, Dios es Aquel que es y que da sin cesar la vida, el movimiento y la existencia (cfr Hch 17, 28).

La insistencia creciente de dos Papas contemporáneos sobre Satanás y sus maquinaciones ¿no es altamente significativa? ¿No nos invita a una profundización en nuestra postura sobre el papel de Satanás en la historia, la historia grande de los pueblos y de la Iglesia y la historia pequeña de cada hombre en particular?

Un terreno minado

Sé muy bien que escribiendo estas páginas me aventuro en un terreno minado, rodeado de misterio. Primero por la materia tratada. Después por el escepticismo existente sobre el tema. Pocos cristianos parecen creer verdaderamente en la existencia personal de los demonios. Muchos parecen incluso rechazar esta verdad, no porque sea incierta, sino porque se nos dice “hoy en día la gente no la admitiría”. ¡Como si el hombre de la era atómica pudiera censurar los datos de la Revelación! ¡Como si ésta se asemejara al menú de un restaurante donde cada cliente elige o rechaza los platos a su gusto!

Otros, también irreverentes con la Revelación, compartirían con gusto la posición de este viejo señor que, al final de una agitada mesa redonda sobre la existencia del diablo, sugería que la cuestión fuese decidida… por un referéndum: “La mayoría decidirá si los demonios existen o no”. ¡Como si la verdad dependiese del número de opiniones y no de su consistencia! ¿Lo que afirman cien charlatanes deberá tener más peso que la opinión meditada de un sabio o de un santo?

Algunos años antes de la intervención de Pablo VI, el cardenal Gabriel Marie Garrone denunciaba la conspiración del silencio sobre la existencia de los demonios: “Hoy en día apenas si se osa hablar. Reina sobre este tema una especie de conspiración del silencio. Y cuando este silencio se rompe es por personas que se hacen los entendidos o que plantean, con una temeridad sorprendente, la cuestión de la existencia del demonio. Ahora bien, la Iglesia posee sobre este punto una certeza que no se puede rechazar sin temeridad y que reposa sobre una enseñanza constante que tiene su fuente en el Evangelio y más allá. La existencia, la naturaleza, la acción del demonio constituyen un dominio profundamente misterioso en el que la única actitud sabia consistirá en aceptar las afirmaciones de la fe, sin pretender saber más de lo que la Revelación ha considerado bueno decirnos”.

Y el cardenal concluye: “Negar la existencia y la acción del ‘Maligno’ equivale a ofrecerle un inicio de poder sobre nosotros. Es mejor, en esto como en el resto, pensar humildemente como la Iglesia, que colocarse, por una pretenciosa superioridad, fuera de la influencia benefactora de su verdad y de su ayuda”.

Es una obra buena armarles

Una decena de años más tarde, una vigorosa profesión de fe del obispo de Estrasburgo, Mons. Léon Arthur Elchinger, se hará eco de las consideraciones del cardenal GabrielMarie Garrone. Pondrá, como se suele decir, los punto sobre las “íes”, desafiando de esta manera a cierta intelligentia.

“Creer en Lucifer, en el Maligno, en Satanás, en la acción entre nosotros del Espíritu del mal, del Demonio, del Príncipe de los demonios, significa pasar ante los ojos de muchos por ingenuo, simple, supersticioso. Pues bien, yo creo. “

“Creo en su existencia, en su influencia, en su inteligencia sutil, en su capacidad suprema de disimulo, en su habilidad para introducirse por todas partes, en su capacidad consumada de llegar a hacer creer que no existe. Sí, creo en su presencia entre nosotros, en su éxito, incluso dentro de grupos que se reúnen para luchar contra la autodestrucción de la sociedad y de la Iglesia. Él consigue que se ocupen en actividades completamente secundarias a incluso infantiles, en lamentaciones inútiles, en discusiones estériles, y durante este tiempo puede continuar su juego sin miedo a ser molestado. “

Y el prelado expone sus razones de orden sobrenatural primero y después de orden natural.

“Sí, creo en Lucifer y esto no es una prueba de estrechez de espíritu o de pesimismo. Creo porque los libros inspirados del Antiguo y del Nuevo Testamento nos hablan del combate que entabla contra aquellos a los que Dios ha prometido la herencia de su Reino. Creo porque, con un poco de imparcialidad y una mirada que no se cierre a la luz de lo Alto, se adivina, se constata cómo este combate continúa bajo nuestros ojos. Ciertamente, no se trata de materializar a Lucifer, de quedarnos en las representaciones de una piedad popular. Lucifer, el Príncipe del mal, actúa en el espíritu y en el corazón del hombre. “

“Finalmente, creo en Lucifer porque creo en Jesucristo que nos pone en guardia contra él y nos pide combatirlo con todas nuestras fuerzas si no queremos ser engañados sobre el sentido de la vida y del amor”.

Las citas son de El diablo hoy, de Georges Hubert, Edit. Palabra, 2000

https://radiocristiandad.wordpress.com/2009/08/18/la-accion-del-demonio-y-la-tibieza-de-pablo-vi/

http://hermano-jose.blogspot.com/2011/10/george-hubert-pablo-vi-y-el-diablo.html

http://wwwapostoladoeucaristico.blogspot.com/2010/01/algunas-razones-para-no-beatificar-juan.html

Juan

  • “Los hijos de Dios y los hijos del Diablo se hacen evidentes por este hecho: Todo el que no se ocupa en la justicia no se origina de Dios, tampoco el que no ama a su hermano.” 1 Juan 3:10
  • “Por eso, regocijaos, cielos y los que en ellos habitáis. ¡Ay de la tierra y del mar! porque el Diablo ha bajado donde vosotros con gran furor, sabiendo que le queda poco tiempo.” – Apocalipsis 12:12

http://milagrosrodriguezcardero.suite101.net/los-muertos-vivientes-a68343

http://milagrosrodriguezcardero.suite101.net/a-la-caza-del-chupacabras-en-espana-a67954

————————————————————Los Nephilim (en hebreo

gigantes) según se recoge…

Libro de Enoc

El Libro de Enoc  Los primeros cristianos tuvieron gran aprecio por el Libro de ( H)Enoc, como lo atestiguan las epístolas canónicas de Judas (6 y 14-16) y 2 Pedro (2:4), así como la no canónica de Bernabé y los escritos de Justino Mártir (100-165), Atenágoras (170); Tatiano (110-172); Irineo, Obispo de Lyon (115-185); Clemente de Alejandría (150-220); Tertuliano (160-230); Lactantio (260-325) y además los de Metodio de Filipo, Minucius Felix, Comodiano y Prisciliano (m. 385).

Capítulo 7

1 Todos y sus jefes tomaron para sí mujeres y cada uno escogió entre todas y comenzaron a entrar en ellas y a contaminarse con ellas, a enseñarles la brujería, la magia y el corte de raíces y a enseñarles sobre las plantas.

2 Quedaron embarazadas de ellos y parieron gigantes de unos tres mil codos de altura que nacieron sobre la tierra y conforme a su niñez crecieron;

3 y devoraban el trabajo de todos los hijos de los hombres hasta que los humanos ya no lograban abastecerles.

4 Entonces, los gigantes se volvieron contra los humanos para matarlos y devorarlos;
(Sal 14:4; Mi 3:3)

5 y empezaron a pecar contra todos los pájaros del cielo y contra todas las bestias de la tierra, contra los reptiles y contra los peces del mar y se devoraban los unos la carne de los otros y bebían sangre. 
(Jr 12:4)

Los Nephilim, según se recoge en el Génesis 6, 4, existían en la Tierra por aquel tiempo:
Según la Biblia, los Nefilim aparecen como la causa del aumento de la maldad del hombre… Es Del hebreo, significa “quienes caen” o “quienes fueron arrojados”, de la raíz semítica naphal que significa “caer” traducida en la versión griega de los setenta, una traducción tardía de las escrituras hebreas, como “gigantes” (Gen 6:4; Num 13:33). Los Maestros Ascendidos han revelado que los nefelins son los ángeles caídos arrojados de cielo a la tierra (Apoc 12: 7-10). De acuerdo al erudito Zecharia Sitchin, las antiguas tablas sumerias describen a los nefelins como una superraza extraterrestres que hace 450. 000 años “cayo” a la tierra en vehículos espaciales los nombres parecen ser arameos, pero su significado no es claro..

————————————————————————————————————

Ángel. “Angulo” de la conciencia de Dios; aspecto de Su autopercepción;
individualización de los fuegos creativos del
cosmos. Las huestes angelicales son una
evolución de seres que se distinguen de la
evolución humana por su flameante individualidad
y por la pureza de su devoción a la Divinidad y a
los seres Divinamente libres a quienes sirven. Su
función es concentrar, intensificar y ampliar las
energías de Dios en beneficio de toda la creación.
Ellos atienden las necesidades de la humanidad,
intensificando los sentimientos de esperanza,  fe y
caridad, honor e integridad, verdad y libertad,misericordia y justicia, y todos los demás
 aspectos de la claridad cristalina
de la mente de Dios.
Los ángeles son electrones que giran alrededor de la Presencia Solar que
es Dios y que han elegido extender Su conciencia en todos los planos de la
existencia. Son bastoncillos y conos de energía concentrada que pueden
ser llamados a la acción por los seres ungidos para que actúen cuando y
dondequiera que sea necesario. Existen ángeles de curación, protección,
amor, consuelo y compasión, ángeles que cuidan de los ciclos de la vida y
de la muerte, ángeles que empuñan la flameante espada de la verdad para
separar de un tajo lo real de lo irreal. Existen categorías y ordenes de
ángeles que desempeñan servicios específicos en la Jerarquía Cósmica. (El
Aura Humana por Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet)
Ángeles caídos. Un ángel caído es un ser que se ha rebelado
concientemente contra Dios. Lucifer dirigió esta rebelión cuando se
negó a servir a los Hijos e Hijas de Dios a quienes consideraba seres
inferiores. En medio de su rebelión convenció a muchos otros ángeles
para que lo siguieran, en el Apocalipsis 12 se narra este evento.
En pocas palabras: ángel caído es aquel que se opone concientemente
al plan de Dios para la tierra. Más que una evolución de ángeles es un
estado de conciencia de separación y odio contra el Creador. Hay
muchas personas en la tierra que fueron creados como hijos o hijas de
Dios pero que han adoptado ese estado de conciencia, por tanto,
mirándolo desde ese punto de vista también son caídos.
También hay ángeles caídos que se han arrodillado ante el Cristo y han
renunciado a esa conciencia mortal, por tanto han aceptado que son
Hijos de Dios. Como vemoss el estado de ángel caído lo determina –más
que si fuimos o no ángeles rebeldes- aquello con lo que nos identificamos

Glosario de Maestros ascendidos

“Bienaventurado el vientre que te trajo, y los pechos que mamaste” y Jesús respondió “Antes, bienaventurados los que oyen la palabra de Dios y la guardan”.

XV. EL DIABLO

Naturaleza animal. Las fuerzas sexuales. Espíritu Santo que actúa en el hombre por la inspiración y la iluminación. Espíritu de la Tierra sujeto consciente de la voluntad humana. Pasión dominante en humanos. Inconsciente. Dos existentes sólo a través del sexo. Imaginación artística. Sábado.Negro de masa. Preparación del cierre. Combinación en términos de logros. Magnetismo. Renovarse en el dolor. Fálica de la Gran Madre. Negro mágico. La fuerza de la gravitación. Predestinación.Destino. Misterio. Guía que se   apodera de la voluntad de sus discípulos. Paranoid. Dominio egocéntrico. La envidia. Volver de la energía sexual para enriquecerse con su opuesto, creando  el andrógino. Un hombre  despierta a su feminidad. Una mujer que despierta a  su masculinidad.Persona adscrita a la vida material y espiritual destruidas sus ilusiones. Principio de la actividad espiritual que trata de entrar en el campo y el desgaste a materializarse. Un negocio riesgoso. La liberación de la unidad sexual. Tentación malsana. El odio. Rebelión. Esterilidad en el esfuerzo. La lujuria. Dinero. Limitación. Círculo cerrado. Vicio. Uso de la fuerza astral a nuestra disposición con el objeto de afectar en lo material. La luz proyectada sobre la bestialidad. Orgullo.Alma del mundo. Depósito de la vitalidad de todos los

seres. Hechizo. Fascinación. Demagogia. Rut. La histeria. El uso de medios ilícitos. El abuso de la diversión. Los medicamentos que no se pueden deshacer. El caos. Orgía. Sadomasoquismo. Gran trabajo sin interés egoísta por la justicia. La pluralidad. Gran poder de control sobre los demás. Triunfo obtenido por medios ilegales. Vuelos impunes. Mal habida fortuna. Conquista emocional de un ser condenado por los procesos.Adulterio. La mala salud. Crítico. Burla. Cáncer. Inteligencia natural. Alces ciegos. Resistencia. La conciencia corporal. La locura. La policía secreta. Trampa. Libido. Peligro personal. Amoralidad.Felación. Anal. La pederastia. El orgasmo se hace Dios. Ninfomanía. Pasiones incestuosas. Bestialidad.La falta de voluntad. Nuestro lado oscuro. Pesadillas. Bisexualidad. Mala intención.Desprendimiento de placer. Mago. Dinero almacenado. Difíciles de eliminar. Onanismo. Atrapada en un matrimonio que podría querer dividir. Problemas con la madrastra. Se obligua a romper con lo material y llegar al centro divino. Gran agente mágico usado para el mal por una voluntad perversa.Mal que uno tiene que hacer por los demás. Demasiado dependiente de los demás. Niños que quieren separar al padre de la madre para quedarse con uno de ellos de una manera posesiva. El auto-castigo. El miedo a uno mismo. El principio de la sabiduría espiritual. Vastos campos de la experiencia para el hombre. Poder moral. Vitalidad. Sexualidad saludable. La homosexualidad.Psiquiatría. Mundo de los mafiosos. Carácter narcisista fácil de influenciar. Manera de facilitar a través del sacrificio la represión de los instintos peligrosos por el intelecto.

De  A. Jodorowsky

LAS PROFECIAS MAYAS

—————————————————————————————————————————————————————–

El Diablo, Jung, política y arquetipos

«Lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino».

«La figura de la sombra personifica todo lo que el sujeto no reconoce y lo que, sin embargo, una y otra vez le fuerza, directa o indirectamente, así por ejemplo, rasgos de carácter de valor inferior y demás tendencias irreconciliables».

C. G. Jung, Bewusstsein, Unbewusstes und Individuation, Zentralblatt für Psychotherapie, 1939, pág. 265 y s.

Una fuerza arquetípica irrumpió en nuestra consciencia político social como nunca antes.
En parte es una herencia de Set el dios egipcio del mal. Y de Tamiat la diosa babilónica del caos.
Para entender con cierta dignidad todo este jaleo de los últimos días hay que comprender la idea de arquetipo bajo el criterio junguiano. Arquetipos de Jung, se le llama.
El Diablo es la carta Nº 18 del Tarot ampliamente estudiada por la escuela analista del Jung Institute de Zurich. Indudablemente un símbolo perturbador y que según Jung libera significados inconscientes.
¿Por qué creen que hay tanto alboroto en los medios de comunicación?
O sea una Modalidad de percepción heredada innata y ‘a priori’ ligada a los instintos que regulan la percepción. (Yo tampoco entiendo no se preocupen, pero suena bien ¿ no?)
En términos de la psicología junguiana El Diablo tiene mucho que ver con la figura y función psicológica del chivo expiatorio. Necesitamos alguna vez un chivo expiatorio que nos ayude a llevar el peso de todas nuestras imperfecciones humanas. De no ser así estaríamos en graves problemas.
¿Entienden el por qué los colectivos nacionales le echan la culpa de todo políticamente al mandamás de turno?
Y así va el círculo. El pueblo contra el Presidente. El Presidente contra la figura del Imperio. La figura del Imperio contra el Terrorismo. Cada quien tiene su culpable. Su chivo expiatorio.
La eterna discusión acerca de quién es el responsable.
El Diablo es el aspecto sombrío de nosotros. El lado oscuro. El arquetipo involucra nuestra propia emotividad. Violencia. Vengatividad. Fanatismo y confusión. Y luego a gran escala conflagraciones y escaramuzas destructivas. Hoy más que nunca políticamente los sentimientos de transgresión, culpa y castigo están inherentes porque el ser humano lleva una culpa tras de sí inconsciente por la insolidaridad de la humanidad.


Y entonces aparece la función psicológica de El Diablio: el chivo expiatorio de todos. El deporte nacional del planeta.
Ninguno de nosotros queda afuera de la sombra negra colectiva. La gran fuerza arquetípica.

Hace unas semanas esa curadora de arte llamada Julieta González decía: es hora de mirar de manera instrospectiva y encarar el fracaso como única y exclusivamente nuestro y no como culpa de una tercera persona. 
En otras palabras, somos consecuencia directa de lo que hacemos nosotros. Y de hacer diagnósticos falsos siempre.

KeyWords: el diablo; “El Diablo”; arquetipos; Jung; “arquetipos de Jung”; “arquetipos jung”

——————————————————————————————————-

ILLUMINATI Y EL NWO

Jung y sus recuerdos, sueños y pensamientos (I): sobre Dios y el mal

  La idea de Dios y el mal en el mundo que Jung fue madurando dentro de él desde muy joven: ambas reflexiones pertenecen al Jung de la época escolar

La Iglesia se me convirtió gradualmente en una tortu­ra, pues allí se hablaba abiertamente —casi diría: desver­gonzadamente— de Dios; lo que Él quiere, lo que Él hace. La gente se exhortaba a experimentar aquel sentimiento, a creer en aquel misterio, del cual sabía yo que era la verdad más profunda, la más íntima, la que no existen palabras para expresarla. Sólo podía deducir de ello que aparente­mente nadie conocía este misterio, ni siquiera el sacerdote; pues, de lo contrario, nunca hubiese podido arriesgarse a revelar públicamente el misterio de Dios ni a profanar tan indecible sentimiento con los sentimentalismos de mal gusto. Yo estaba seguro de que éste era un camino equivo­cado para llegar a Dios, pues sabía, por experiencia, que esta gracia sólo es otorgada a quien cumple incondicionalmente la voluntad de Dios. También esto se predicaba cier­tamente en la Iglesia, pero siempre en el supuesto de que la voluntad de Dios fuera conocida por la revelación. Por el contrario, a mí me daba la impresión de ser de lo más desconocido. Me parecía como si en realidad hubiera que averiguar diariamente la voluntad de Dios. No es que yo lo hiciera, pero estaba seguro de que lo haría en cuanto me encontrara en una situación perentoria. La personalidad no me absorbía con demasiada frecuencia. Me parecía, a menudo, como si los preceptos religiosos pudieran susti­tuir la voluntad de Dios que tan inesperada y horrible po­día ser y concretamente con el objetivo de no tener que comprender la voluntad de Dios. Me volví cada vez más escéptico, y los sermones de mi padre y de otros sacerdo­tes me ponían triste. Todos los hombres que conmigo se relacionaban me parecía que aceptaban por descontado toda aquella jerga y la espesa oscuridad que de ella mana­ba y que se tragaban maquinalmente todas las contradic­ciones, como, por ejemplo, que Dios es Omnisciente y que ha previsto naturalmente toda la historia de la humanidad. Ha creado a los hombres de modo que tengan que incurrir en pecado y, no obstante, prohíbe el pecado y lo castiga in­cluso con la condenación eterna y el fuego del infierno. El diablo no desempeñó papel alguno, durante mucho tiempo, en mis pensamientos. Me parecía el mastín malo de un poderoso señor. Nadie más que Dios era responsable del mundo, y Él era, como yo muy bien sabía, temible tam­bién. Me parecía cada vez más problemático e inquietante el que el «buen Dios», el amor de Dios por los hombres y de los hombres por Dios, se ensalzase y recomendase en los vehementes sermones de mi padre [el padre de Jung era pastor luterano]. La duda creció en mí: ¿Sabe él en realidad de qué habla? ¿Podría él degollarme a mí, a su hijo, como sacrificio humano, como Isaac, o entregarse a un tribunal injusto que le hiciese crucificar como a Jesús? No, no podría hacerlo. Así, pues, no podía cumplir, si se diera el caso, la voluntad de Dios que, decididamente, como enseña la Biblia misma, puede ser terrible. —Me re­sultó claro que cuando se exhortaba, entre otras cosas, a prestar más obediencia a Dios que a los hombres, esto se decía superficialmente y sin meditación. Por lo visto, no se conocía en absoluto la voluntad de Dios, pues, de lo con­trario, se hubiera tratado este problema central con sagra­do temor, aunque no fuese más que por su miedo al Dios que puede realizar, con pleno poder, Su terrible voluntad […]. El temor de Dios, que naturalmente se mencio­naba, se tenía por algo anticuado, como algo «judío» y ha­cía mucho tiempo que estaba superado por el mensaje cris­tiano del amor y bondad de Dios. (Págs. 63-65)

Dado que en la biblioteca de mi padre no había libro de ningún filósofo —eran sospechosos, porque pensa­ban—, tuve que servirme del Diccionario general de las ciencias filosóficas de Krug, 2.a edición, 1832. Me abismé in­mediatamente en el artículo sobre Dios. Para mi desencan­to comenzaba con una etimología de la palabra de «Dios» (Gott), que «incuestionablemente» proviene de «bueno» (Gut)y define al ens summus perfectissimus. No se podía, así continuaba, demostrar la existencia de Dios, ni tampo­co el carácter innato de la idea de Dios. Por último, si no en actu, siquiera en potentia, podía estar desde un princi­pio en el hombre. En todo caso, nuestra «capacidad inte­lectual tenía que desarrollarse hasta un cierto grado antes de ser capaz de formarse una idea tan elevada».

Esta explicación me asombró extraordinariamente. ¿Qué les pasaba a estos «filósofos»?, me preguntaba. Evi­dentemente conocen a Dios sólo de oídas. Con los teólo­gos es completamente distinto; por lo menos están segu­ros de que Dios existe aunque expresen cosas contradicto­rias acerca de Él. Este Krug se expresa evasivamente, pero se ve claro que le gustaría afirmar estar suficientemente convencido de la existencia de Dios. ¿Por qué no lo dice directamente? ¿Por qué hace como si realmente opinara que la idea de Dios «se forma» y que de ello sólo se es ca­paz en un cierto grado evolutivo? Por lo que sé, los salva­jes que vagan desnudos en sus bosques tienen también tal idea. No fueron, pues, los «filósofos» los que se decidieron a «hacerse una idea de Dios». Tampoco yo nunca «me he hecho una idea de Dios». Naturalmente, no se puede de­mostrar a Dios, pues, ¿cómo podría, por ejemplo, una po­lilla que come lana australiana demostrar a las otras que existe Australia? La existencia de Dios no depende de nuestras demostraciones. ¿Cómo llegué yo, pues, a la cer­teza de Dios? Ciertamente se me explicó todo lo posible a este respecto y, sin embargo, pude, en realidad, no haber creído nada. Nada me convenció. No es de allí en absolu­to de donde proviene mi idea. Y no se trata en absoluto de una idea o algo imaginado. No era como si se hubiera pri­mero imaginado y pensado algo y después se hubiera creído en ello. Por ejemplo, la historia del «hêr Jesús» me pareció siempre sospechosa y no la creí nunca realmente. Y sin embargo, me importunaron con ella más que con «Dios», que, como máximo, sólo se mencionaba en se­gundo término. ¿Por qué me resultaba evidente Dios? ¿Por qué estos filósofos hacen como si Dios sea una idea, un tipo de suposición arbitraria que puede «hacerse» o no, cuando se trata de algo tan patente como si le cae a uno un ladrillo en la cabeza?

Entonces me resultó repentinamente claro que Dios, por lo menos para mí, era una de las experiencias más evi­dentes e inmediatas. […].

Llegué a la conclusión de que algo no concordaba en los filósofos, pues tenía la curiosa idea de que Dios, en cierto modo, es una suposición que podría discutirse. También hallé muy insatisfactorio el no descubrir ningu­na opinión sobre las oscuras actividades de Dios, ni ninguna explicación sobre ellas. A mi parecer, éstas serían dignas de la atención y meditación filosóficas. Representa­ban en realidad un problema que, a mi entender, tenía que ser difícil para los teólogos. Tanto mayor era mi desenga­ño de que los filósofos, por lo visto, no supieran nada acerca de ello.

Pasé, pues, al siguiente artículo, concretamente al pá­rrafo sobre el diablo. Si se le concibe, así decía, como ori­ginariamente malo se incurre en palpable contradicción, es decir, se cae en un dualismo. Por ello era mejor admitir que el diablo originariamente había sido creado como un ser bueno y sólo a causa de su orgullo se había corrompi­do. Para mi gran satisfacción indicaba el autor, sin embar­go, que esta afirmación, que intentaba explicar el mal, pre­suponía ya la soberbia. Por lo demás, el origen del mal sería «inexplicado e inexplicable», lo que para mí signifi­caba: como los teólogos, tampoco él quiere pensar acerca de esto. El artículo sobre el mal y su origen resultaba igualmente confuso. (Págs. 80-82)

Publicado por enigmas PRESS / Gandica en viernes, septiembre 22, 2006
«La sombra es…aquella personalidad oculta, reprimida, casi siempre de valor inferior y culpable que extiende sus últimas ramificaciones hasta el reino de los presentimientos animales y abarca, así, todo el aspecto histórico del inconsciente…Si hasta el presente se era de la opinión de que la sombra humana es la fuente de todo mal, ahora se puede descubrir en una investigación más precisa que en el hombre inconsciente justamente la sombra no sólo consiste en tendencias moralmente desechables, sino que muestra también una serie de cualidades buenas, a saber, instintos normales, reacciones adecuadas, percepciones fieles a la realidad, impulsos creadores, etc.».
C. G. Jung, Aion, 1951, pág. 379 y s.

La sombra se mostraría simbolicamente a través de representaciones tales como la serpiente, el dragón, los monstruos y demonios, entre otras muchas, y existiría tanto una sombra de carácter individual como una sombra colectiva.

Finalmente, y como consecuencia de lo expuesto, fundamentalmente derivado de la idea de la inclusión de los opuestos en la totalidad, Jung alude al Cristianismo como excepción irresuelta ante la problemática del mal:

La contraposición de lo luminoso y bueno, por un lado, y de lo oscuro y malo, por otro, quedó abandonada abiertamente a su conflicto en cuanto Cristo representa al bien sin más, y el opositor de Cristo, el Diablo, representa el mal. Esta oposición es propiamente el verdadero problema universal, que aún no ha sido resuelto.
C. G. Jung. Psicología y Alquimia, 1944, 21, § 22.
 Carl G. Jung fue un médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo figura clave en la etapa inicial del psicoanálisis; posteriormente, fundador de la escuela de Psicología analítica, también llamada Psicología de los complejos y Psicología profunda, logro terner comunicacion con fantasmas que residian en su vivienda este personage al pareser tuvo muchos encuentros paranormales
A una inicial intranquilidad subjetiva siguieron la manifestación preliminar por toda su casa de toda una serie de fenómenos parapsíquicos o paranormales presenciados por toda su familia, de los que ya tenía amplio conocimiento y experiencia, habida cuenta de que su tesis doctoral «Acerca de la psicología y patología de los llamados fenómenos ocultos», realizada con el profesor Eugen Bleuler en la facultad de medicina de la Universidad de Zürich en 1902, versaba sobre lo que en aquel momento se prefería denominar espiritismo y fenómenos asociados. También debe recordarse que la propia madre de Jung, Emilie Preiswerk (1848-1923) poseía una personalidad marcadamente disociativa que influyó enormemente en el rasgo intuitivo de Jung, tan llamativo para todos quienes le conocieron, o que el material que conformara su tesis lo extrajera de las sesiones de espiritismo efectuadas en su casa desde 1896.
La conclusión a la que llegará Jung es que la casa estaba repleta de espíritus, y ante la pregunta «Por el amor de Dios, ¿qué es esto?», escucharía al unísono la siguiente respuesta, incluida a posteriori en el encabezamiento del Sermo I de “los Septem Sermones ad Mortuos”
Por primera vez, existe en la Web una traducción al castellano de la obra que, bajo el pseudónimo de Basílides (uno de los patriarcas de la Gnosis), escribiera Carl G. Jung hacia 1.916.Una extraña “Voz” parece dictarle al psicólogo el conocimiento arcano de la Gnosis más pura. Esta copia de Septem Sermones ad Mortuos sólo circuló entre sus amigos, pero entre los documentos que se publican tras su muerte, no se podía dejar de lado la poderosa voz que influyó en la vida, obra, técnicas y conocimiento del genial C. G. Jung.
Siete Sermones a los Muertos
El Primer Sermón*—————————————————–Los muertos regresaron de Jerusalem, donde no encontraron lo que buscaban. Pidieron que se les permitiera verme y exigieron que yo les enseñara, y así les enseñé:Oídme: comienzo con la Nada. La Nada es lo mismo que la plenitud. En el eterno estado, la plenitud es lo mismo que la vacuidad. La Nada está vacía y llena. Se pueden expresar también algunas otras cosas acerca de la Nada, a saber: que es blanca o negra o que existe o que no existe. Aquello que es infinito y eterno no tiene cualidades puesto que las tiene todas.Nosotros llamamos a la Nada, o plenitud, el PLEROMA. En Él cesan el pensamiento y el ser, pues lo eterno no tiene cualidades. En él no hay nadie, pues si lo hubiera, estaría diferenciado del Pleroma y poseería cualidades que lo distinguirían del Pleroma.En el Pleroma no hay nada, y está todo: no es provechoso pensar en el Pleroma, pues hacerlo supondría nuestra disolución.
El MUNDO CREADO no está en el Pleroma, sino en sí mismo. El Pleroma es el principio y el fin del mundo creado. El Pleroma penetra el mundo creado como la luz del sol penetra el aire en todas partes. Aunque el Pleroma lo penetra por completo, el mundo creado no tiene parte de él, como un cuerpo totalmente transparente no se vuelve oscuro o claro como resultado del paso de la luz a través de él. Nosotros mismos, sin embargo, somos el Pleroma, por lo tanto, el Pleroma está presente dentro de nosotros. Aún en el punto más pequeño, el Pleroma está presente sin ataduras, eterna y completamente, pues pequeñas y grandes son las cualidades ajenas al Pleroma. El Pleroma es la Nada que en todas partes está completa y es infinita. A causa de ello hablo del mundo creado como una porción del Pleroma, pero sólo en un sentido alegórico, pues el Pleroma no está dividido en porciones, puesto que es la Nada. Nosotros también somos el Pleroma total; pues figurativamente el Pleroma es un punto dentro de nosotros excesivamente pequeño, hipotético, incluso no existente, y también es el firmamento infinito del cosmos a nuestro alrededor. Sin embargo, ¿por qué hablamos acerca del Pleroma, si es el todo y también la nada?Hablo de él, para empezar por alguna parte, y también para haceros perder la ilusión de que en alguna parte dentro o fuera, hay algo absolutamente firme y definido Todas las cosas llamadas definidas y sólidas son sólo relativas, pues únicamente aquello que está sujeto a cambios parece definido y sólido.El mundo creado está sujeto a cambios. Es lo denso sólido y definido, puesto que tiene cualidades De hecho, el mundo creado no es más que una cualidad.Hacemos la pregunta: ¿Cómo se originó la creación? Las criaturas sin duda se originaron, pero no el mundo creado mismo, puesto que es una cualidad del Pleroma, de la misma manera que lo no creado; la muerte eterna también es una característica del Pleroma. La creación está siempre y en todas partes, y la muerte está siempre y en todas partes. El Pleroma lo posee todo: la diferenciación y la no diferenciación.La diferenciación es creación. El mundo creado sin duda está diferenciado. La diferenciación es la esencia del mundo creado, y por esta razón lo creado también causa más diferenciación. Esta es la causa por la cual el hombre mismo es un divisor, pues su esencia es también diferenciación. Por esto distingue las cualidades del Pleroma, las que no existen. El hombre crea estas divisiones de su propio Ser. Ésta es la razón por la que el hombre habla de las cualidades del Pleroma que no existen.Vosotros me diréis: ¿de qué sirve hablar de esto, si se ha dicho que es inútil pensar en el Pleroma?Os digo estas cosas para liberaros de la ilusión de que es posible pensar en el Pleroma. Cuando hablamos de las divisiones del Pleroma, estamos hablando desde la posición de nuestras propias divisiones, y hablamos de nuestro propio estado diferenciado; pero mientras lo hacemos, en realidad no hemos dicho nada acerca del Pleroma Sin embargo, es necesario que hablemos de nuestra propia diferenciación, pues ello nos permite discriminar suficientemente. Nuestra esencia es la diferenciación. Por ello, debemos distinguir las cualidades individuales.Vosotros diréis: qué daño causa el no discriminar, pues entonces llegamos más allá de los límites de nuestro propio ser; nos extendemos más allá del mundo creado y caemos en el estado no diferenciado que es otra cualidad del Pleroma. Nos sumergimos en el Pleroma mismo y dejamos de ser seres creados. Así, estamos sujetos a la disolución y la nada.Esta es la mismísima muerte del ser creado. Morimos hasta el punto en que no logramos discriminar. Por esta razón el impulso natural del ser creado está dirigido hacia la diferenciación y hacia la lucha contra el antiguo y, pernicioso estado de igualdad. La tendencia natural se llama Principium Individuationis (Principio de Individuación). Este principio, en efecto, es la esencia de todo ser creado. En estas cosas podéis reconocer sin dificultad por qué el principio no diferenciado y la falta de discriminación son un gran peligro para los seres creados. Por ello, debemos ser capaces de distinguir las cualidades del Pleroma
Estas cualidades son los PARES DE OPUESTOS, tales como:
lo efectivo y lo no efectivo,
la plenitud y la vacuidad,
lo vivo y lo muerto

la diferencia y la igualdad

la luz y la sombra

lo caliente y lo frío

la energía y la materia

el tiempo y el espacio

lo bueno y lo malo

lo bello y lo feo

la unidad y la multitud

y así sucesivamente.

Los pares de opuestos son las cualidades del Pleroma; en realidad, también son inexistentes pues se eliminan mutuamente.

Como nosotros mismos somos El Pleroma, también tenemos estas cualidades presentes dentro de nosotros; ya que la base de nuestro ser es la diferenciación, poseemos estas cualidades en nombre y bajo el signo de la diferenciación, lo cual significa:

Primero: que las cualidades dentro de nosotros están diferenciadas unas de otras y, por lo tanto, no se eliminan mutuamente, sino más bien están en acción. Así es como somos las víctimas de los pares de opuestos. Pues en nosotros el Pleroma está dividido en dos.

Segundo: las cualidades pertenecen al Pleroma, y podemos y debemos participar de ellas sólo en nombre y bajo el signo de la diferenciación. Debemos separarnos de estas cualidades. En el Pleroma se eliminan mutuamente; en nosotros, no lo hacen. Pero si sabemos cómo conocernos como seres aparte de los pares de opuestos, entonces, hemos alcanzado la salvación.

Cuando luchamos por lo bueno y lo bello, nos olvidamos de nuestro ser esencial, que es la diferenciación, y somos víctimas de las cualidades del Pleroma, que son los pares de opuestos. Luchamos para alcanzar lo bueno y lo bello, pero al mismo tiempo también alcanzamos lo malo y lo feo, pues en el Pleroma son idénticos a lo bueno y lo bello. Sin embargo, si nos mantenemos fieles a nuestra naturaleza, que es la diferenciación, entonces nos diferenciamos de lo bueno y lo bello y así, inmediatamente, nos diferenciamos también de lo malo y lo feo. Esta es la única manera de no fusionamos con el Pleroma, es decir, con la nada y la disolución.

Objetaréis y me diréis: has dicho que la diferenciación y la igualdad también son cualidades del Pleroma. ¿Cómo es, entonces, cuando luchamos por la diferenciación? ¿Acaso no somos fieles a nuestra naturaleza y debemos, finalmente, también estar en el estado de igualdad, mientras luchamos por la diferenciación?

Lo que nunca deberíais olvidar es que el Pleroma no tiene cualidades. Nosotros somos quienes las creamos por medio de nuestro pensamiento. Cuando lucháis por la diferenciación o la igualdad o por otras cualidades, lucháis por pensamientos que fluyen hacia vosotros desde el Pleroma, es decir, pensamientos acerca de las cualidades inexistentes del Pleroma. Mientras corréis detrás de estos pensamientos, caéis de nuevo dentro del Pleroma y llegáis a la diferenciación y a la igualdad al mismo tiempo. Vuestro ser y no vuestro pensamiento es la diferenciación. Es por ello que no deberíais luchar por la diferenciación y la discriminación tal como las conocéis, sino luchar por vuestra verdadera naturaleza. Si en realidad lucharais, no necesitaríais saber nada acerca del Pleroma y sus cualidades, y aun así, llegaríais al verdadero objetivo gracias a vuestra naturaleza. Sin embargo, en vista de que el pensamiento nos aleja de nuestra propia naturaleza debo enseñaros el conocimiento con el cual podréis mantener vuestro pensamiento bajo control.

El Segundo Sermón*—————————————————

Durante la noche, los muertos permanecieron a lo largo de los muros y gritaron: «-¡Queremos saber acerca de Dios! ¿Dónde está Dios? ¿Está muerto?»

Dios no está muerto; está vivo como siempre. Dios es el mundo creado, puesto que es algo definido y, por lo tanto, está diferenciado del Pleroma. Dios es una cualidad del Pleroma y todo lo que he expresado con referencia al mundo creado es igualmente válido respecto a Él.

Dios se distingue del mundo creado, en cuanto que es menos definido y menos definible que el mundo creado en general. Está menos diferenciado que el mundo creado, pues el ámbito de su existencia es la plenitud efectiva; y sólo hasta el punto en que es definido y diferenciado es idéntico al mundo creado; así, El es la manifestación real de la plenitud del Pleroma.

Todo lo que no diferenciamos cae dentro del Pleroma y se anula junto con su opuesto. Por lo tanto, si no discernimos a Dios, entonces, la plenitud real se nos anula. Dios mismo también es el Pleroma, hasta el más pequeño dentro del mundo creado, así como dentro del reino no creado, es en sí mismo el Pleroma.

La vacuidad efectiva es el ser del Diablo. Dios y el Diablo son las primeras manifestaciones de la nada, que llamamos el Pleroma. No importa si el Pleroma es o no es, ya que se anula en todas las cosas. Sin embargo, el mundo creado es diferente. Al ser Dios y el Diablo seres creados, no se anulan mutuamente, más bien se enfrentan como opuestos activos. No necesitamos pruebas de su existencia; es suficiente el hecho de que siempre debamos hablar acerca de ellos. Aún si no existieran, el ser creado (por su propia naturaleza diferenciada) siempre los daría a luz del Pleroma.

Todas las cosas que se manifiestan del Pleroma por la diferenciación son pares de opuestos; por lo tanto, Dios siempre tiene consigo al Diablo.

Como sabéis, esta correlación es tan íntima, tan indisoluble en vuestras propias vidas, que incluso es el Pleroma mismo. La razón de ello es que los dos se encuentran muy cerca del Pleroma, en donde todos los opuestos se anulan mutuamente y se unifican.

Dios y el Diablo se distinguen por la plenitud y la vacuidad, la generación y la destrucción. La actividad es común a ambos. La actividad los une. Por ello la actividad está por encima de ellos, estando Dios por encima de Dios, pues une la plenitud con la vacuidad en su funcionamiento.

Hay un Dios del que no sabéis nada, pues los hombres se han olvidado de él. Lo llamamos por su nombre: ABRAXAS (**). Está menos definido que Dios o el Diablo. Para distinguir a Dios de él, llamamos a Dios HELIOS, o el Sol.

Abraxas es actividad; sólo lo irreal se le puede resistir; por ello su existencia activa se despliega con libertad. Lo irreal no es, por lo tanto, no puede resistir. Abraxas está por encima del Sol y por encima del Diablo. Es el improbable probable, que es poderoso en el reino de la irrealidad. Si el Pleroma fuera capaz de tener una existencia, Abraxas sería su manifestación.

A pesar de que es la actividad misma, no es un resultado en particular, sino un resultado en general.

Es la irrealidad activa, pues no tiene un resultado definido.

Sigue siendo un ser creado, puesto que está diferenciado del Pleroma.

El Sol tiene un efecto definido, igual que el Diablo: por lo tanto, nos parecen más reales que el indefinible Abraxas.

Porque él es el poder, la resistencia, el cambio.

A estas alturas, los muertos sufrieron una gran conmoción, pues eran cristianos.

El Tercer Sermón*——————————————-

Los muertos se acercaron como la neblina desde los pantanos y gritaron: «¡Continúa hablándonos del Dios supremo!»
Abraxas es el dios que es difícil conocer. Su poder es el supremo, pues el hombre no lo percibe en absoluto, El hombre ve el summum bonum (bien supremo) del Sol, y también el infinitum malum (mal infinito) del Diablo, pero no ve a Abraxas, puesto que es la Vida indefinible misma, que es la madre de lo bueno y lo malo.
La vida parece más pequeña y más débil que el summum bonum (bien supremo), por lo que es difícil pensar que Abraxas habría de reemplazar al Sol en su poder, que es la fuente radiante de toda fuerza de vida.
Abraxas es el Sol y también el abismo eternamente abierto de vacuidad, de quien disminuye y disimula; el Diablo.
El poder de Abraxas es doble. No podéis verlo, pues en vuestros ojos la oposición de este poder parece anularlo.
Lo que es dicho por el Dios-Sol es vida; Lo que es dicho por el Diablo es muerte. Sin embargo, Abraxas pronuncia la palabra venerable y la maldita, que es, al mismo tiempo, la vida y la muerte.
Abraxas genera la verdad y la falsedad, el bien y el mal, la luz y la sombra con la misma palabra y la misma acción. Por lo tanto, Abraxas es verdaderamente el terrible.
Es magnífico como el león en el preciso momento en que derriba a su presa. Su belleza es como la de una mañana de primavera.
En efecto, él mismo es el Pan mayor, y también el menor. Es Príapo.
Es el monstruo del mundo inferior, el pulpo con mil tentáculos, es el retorcimiento de serpientes aladas y de la locura.
Es el hermafrodita del comienzo más inferior.
Es el señor de sapos y ranas, que viven en el agua y se dirigen a la tierra, y que cantan juntos a mediodía y a medianoche.
Es la plenitud, que se une a la vacuidad. Es la sagrada unión;
es el amor y la muerte de él;
es el sagrado y su traidor.
Es la luz más brillante del día y la más oscura noche de locura.
Verlo significa la ceguera;
conocerlo es la enfermedad;
adorarlo es la muerte;
temerle es la sabiduría.
No resistírsele significa la liberación.

Dios vive detrás del Sol; el Diablo vive detrás de la noche. Lo que Dios crea de la luz, el Diablo lo arrastra hacia la noche. Sin embargo, Abraxas es el cosmos; su génesis y su disolución. A cada don del Dios-Sol, el Diablo le añade su maldición.
Todas las cosas que vosotros pedís al Dios-Sol generan una acción del Diablo. Todas las cosas que lográis a través del Dios-Sol se suman al poder efectivo del Diablo.
Así es el terrible Abraxas.
Es el ser manifiesto más poderoso, y en él la creación siente temor de sí misma.
Es la protesta revelada de la creación contra el Pleroma y su nada.
Es el terror que el hijo siente contra su madre.
Es el amor de la madre por su hijo.
Es el deleite de la tierra y la crueldad del cielo.
El hombre se paraliza ante su rostro.
Antes que él, no existen preguntas ni respuestas.
Es la vida de la Creación.
Es la actividad de la diferenciación.
Es el amor del hombre.
Es la palabra del hombre.
Es tanto el brillo como la sombra oscura del hombre.
Es la realidad engañosa.

Aquí, los muertos se lamentaron y se enfurecieron grandemente, pues aún eran incompletos.

El Cuarto Sermón*—————————————————–

Refunfuñando, los muertos llenaron la habitación y dijeron: «¡Háblanos sobre dioses y diablos, tú, maldito! »

El Dios-Sol es el bien supremo, el Diablo es lo opuesto; por ello tenéis dos dioses. Sin embargo, hay muchos bienes grandes y muchos males inmensos, y entre ellos hay dos dioses-diablos, uno de los cuales es el ARDIENTE, y el otro, el CRECIENTE. El ardiente es EROS en su forma de llama. Brilla y devora. El creciente es el ÁRBOL DE LA VIDA; crece verde y acumula materia viviente mientras crece. Eros se enciende y luego se extingue; el árbol de la vida, sin embargo, crece lentamente y alcanza una estatura majestuosa a través de las innumerables eras.

El bien y el mal se unen en la llama.

El bien y el mal se unen en el crecimiento del árbol.

La vida y el amor se oponen en su propia divinidad.

Inconmensurable, como la constelación de estrellas, es el número de dioses y diablos. Cada estrella es un dios, y cada espacio ocupado por una estrella, un diablo. Y la vacuidad del todo es el Pleroma. La actividad del todo es Abraxas; sólo lo irreal se le opone. Cuatro es el número de las divinidades principales, pues cuatro es cl número de las medidas del mundo. Uno es el principio: el Dios-Sol. Dos es Eros, pues se expande con una luz brillante y combina dos. Tres es el Árbol de la Vida, pues llena el espacio con cuerpos. Cuatro es el Diablo, pues abre todo lo que está cerrado; disuelve todo lo que tiene forma y cuerpo; es el destructor, en el que todas las cosas vuelven a la nada.

Soy afortunado, pues se me concedió el conocimiento de la multiplicidad y la diversidad de los dioses. Pobres de vosotros, pues habéis sustituido la unidad de Dios por la diversidad que no puede transformarse en el Uno. A través de ello, habéis creado el tormento de la incomprensión y la mutilación del mundo creado, cuya esencia y ley es la diversidad. ¿Cómo podéis ser fieles a vuestra naturaleza cuando intentáis hacer uno de los muchos? Aquello que hacéis a los dioses, recae en vosotros. Estáis todos hechos de la misma manera y, así vuestra naturaleza también está mutilada.

Por el bien del hombre, puede reinar la unidad, pero nunca por el bien de Dios, pues hay muchos dioses pero pocos hombres. Los dioses son poderosos y soportan su diversidad, pues, como las estrellas, permanecen en soledad y están separados por enormes distancias unos de otros. Los humanos son débiles y no pueden soportar su propia diversidad, pues viven cerca unos de otros y siempre desean compañía, por lo cual no pueden soportar su propio y preciso estado de separación. Por el bien de la salvación os enseño lo que debe desecharse, por lo cual yo mismo he sido expulsado.

La multiplicidad de los dioses iguala a la multiplicidad de los hombres. Incontables dioses están esperando convertirse en hombres. Incontables dioses ya han sido hombres. El hombre participa de la esencia de los dioses; proviene de los dioses y se dirige hacia Dios.

Así como es inútil hablar sobre el Pleroma, también en inútil venerar a los múltiples dioses. Más inútil aún es venerar al primer Dios; plenitud real y bien supremo. A través de nuestras plegarias no podemos añadir ni quitarle nada, pues su vacuidad real se traga todo. Los dioses de la luz componen el mundo celestial, que es múltiple y se extiende hacia el infinito y se expande en la inmensidad. Su señor supremo es el Dios-Sol.

Los dioses oscuros forman el mundo inferior. No tienen complicaciones y son capaces de disminuir y encogerse en el infinito. Su señor más profundo es el Diablo, espíritu de la Luna, siervo de la Tierra, que es más pequeño, más frío y más inerte que la Tierra.

No existe diferencia entre el poder de los dioses celestiales y los terrenales. Los celestiales se expanden, los terrenales se reducen. Ambas direcciones se extienden en el infinito.

El Quinto Sermón*———————————————–

Los muertos estaban llenos de desprecio y gritaban: «¡Enséñanos, loco, acerca de la Iglesia y la sagrada comunidad!»

El mundo de los dioses se manifiesta en la espiritualidad y la sexualidad. Los dioses celestiales aparecen en la espiritualidad, los terrenales en la sexualidad.

La espiritualidad recibe y abarca. Es femenina, en consecuencia, la llamamos MATER COELESTIS, madre celestial. La sexualidad genera y crea. Es masculina y la llamamos PHALLOS padre terrenal. La sexualidad del hombre es más terrenal, mientras que la de la mujer es más celestial. La espiritualidad del hombre es más celestial, pues se mueve hacia lo grande. Por otra parte, la espiritualidad de la mujer es más terrenal, pues se mueve hacia lo más pequeño.

Perversa y engañosa es la espiritualidad del hombre que se dirige hacia lo más pequeño; lo mismo sucede con la espiritualidad de la mujer que se dirige hacia lo más grande. Cada cual debe encaminarse hacia su propio lugar.

El hombre y la mujer se vuelven perversos uno con el otro cuando no separan sus caminos espirituales, pues la naturaleza de los seres creados siempre tiene el carácter de la diferenciación.

La sexualidad del hombre se dirige a lo terrenal; la de la mujer se dirige a lo espiritual. El hombre y la mujer se vuelven perversos uno con otro si no hacen una discriminación entre sus dos formas de sexualidad.

El hombre debe conocer lo que es más pequeño, la mujer lo que es más grande. El hombre debe separarse de la espiritualidad y de la sexualidad. Llamará Madre a la espiritualidad, y la entronará entre el cielo y la tierra. Llamará Phallos a la sexualidad, y la colocará entre él y la tierra, pues la Madre y el Phallos son demonios sobrehumanos y son manifestaciones del mundo de los dioses. Son más reales para nosotros que los dioses, pues están mas cerca de nuestra propia existencia. Cuando no podéis distinguir entre vosotros, por una parte, y la sexualidad y la espiritualidad por otra, y cuando no podéis verlas como existencias por encima y a vuestro lado, entonces os convertís en sus víctimas, es decir, las del Pleroma. La espiritualidad y la sexualidad no son vuestras cualidades, no son cosas que podáis poseer y abarcar; por el contrario, son demonios poderosos, manifestaciones de los dioses y, en consecuencia, se yerguen por encima de vosotros y existen en si mismas. No poseemos la espiritualidad o la sexualidad por nosotros mismos; más bien estamos sujetos a las leyes de la espiritualidad y la sexualidad. Por lo tanto, nadie escapa de estos dos demonios. Los veréis como demonios, como causas comunes y graves peligros, como los dioses y, sobre todo, como el terrible Abraxas.

El hombre es débil, en consecuencia la comunidad es indispensable; si no es la comunidad en el signo de la Madre, entonces es en el signo del Phallos. No tener comunidad significa sufrimiento y enfermedad. La comunidad trae consigo la fragmentación y la disolución. La diferenciación conduce a la soledad. La soledad es contraria a la comunidad. Gracias a la debilidad de la voluntad del hombre, contrariamente a la de los dioses y demonios y su ley ineludible, existe la necesidad de la comunidad.

Por ello, habrá tanta comunidad como sea necesario, no por el bien de los hombres, sino por el de los dioses. Los dioses os fuerzan dentro de una comunidad. Tanta comunidad como os impongan es necesaria, pero más de ello, es malo.

En la comunidad, cada uno estará sometido a otro, para que se mantenga la comunidad, puesto que la necesitáis. En el estado solitario, cada uno será colocado por encima de los demás, para que pueda conocerse y evitar la servidumbre. En la comunidad habrá abstinencia.

Que en la soledad haya derroche de abundancia.

Pues la comunidad es la profundidad, mientras que la soledad es la altura.

El verdadero orden en la comunidad purifica y conserva.

El verdadero orden en la soledad purifica y aumenta.

La comunidad nos da calor, mientras que la soledad nos da la luz.

El Sexto Sermón*————————————————–

El demonio de la sexualidad llega a nuestra alma como una serpiente. Es mitad humano, y su nombre es pensamiento-deseo.

El demonio de la espiritualidad desciende a nuestra alma como un pájaro blanco. Es la mitad de un alma humana, y su nombre es deseo-pensamiento.

La serpiente es un alma territorial, mitad demoníaca; un espíritu relacionado con los espíritus de los muertos. Como éstos, la serpiente también se introduce en varios objetos terrestres. La serpiente también infunde terror en los corazones de los hombres y enciende el deseo en ellos. La serpiente es en general de carácter femenino y siempre busca la compañía de los muertos. Está asociada con los muertos que están apegados a la tierra, que no han encontrado el camino por donde cruzar el estado de soledad. La serpiente es una ramera y se asocia con el Diablo y los malos espíritus; es un espíritu tirano y atormentador, que siempre tienta a las personas para quedarse con la peor compañía.

El pájaro blanco es el alma del hombre semi-celestial. Vive con la Madre y en ocasiones desciende de la morada de la Madre. El pájaro es masculino y su nombre es pensamiento efectivo. El pájaro es casto y solitario, un mensajero de la Madre. Vuela muy por encima de la Tierra. Impone soledad. Trae mensajes desde lejos, de aquellos que ya se han ido, que están perfeccionados. Lleva nuestras palabras a la Madre. La Madre intercede y advierte, pero no tiene poder contra los dioses. Es un vehículo del Sol.

La serpiente desciende a las profundidades y, con su astucia, paraliza o estimula al demonio fálico. La serpiente trae de las profundidades los pensamientos astutos del demonio terrenal, pensamientos que reptan por todas las aberturas y se saturan de deseo, Aunque la serpiente no quiere serlo, nos es útil. La serpiente elude nuestro alcance, la perseguimos y ella nos enseña el camino que, con nuestro limitado ingenio humano, no podríamos encontrar.

Los muertos alzaron la mirada con desprecio y dijeron: «Deja de hablarnos de dioses, demonios y almas. Hemos sabido todo esto en esencia durante mucho tiempo. »

El Séptimo Sermón*—————————————————

Por la noche, los muertos regresaron y, entre quejas, dijeron: «Debemos saber otra cosa, puesto que nos habíamos olvidado de discutirla: enséñanos acerca del hombre»..
El hombre es un portal por el que entramos desde el mundo exterior de los dioses, demonios y almas, hacia el mundo interior; desde el gran mundo hacia el mundo más pequeño. El hombre es pequeño e insignificante; enseguida lo dejamos atrás, y así entramos en el espacio infinito, en el microcosmos, en la eternidad interior.
En la distancia inconmensurable brilla una estrella solitaria en el punto más alto del Cielo. Este es el dios único de esta solitaria estrella. Es su mundo, su Pleroma, su divinidad.
En este mundo, el hombre es Abraxas, que crea y devora a su propio mundo.
Esta estrella es el dios y la meta del hombre. Es su divinidad guía: en ella, el hombre encuentra consuelo. A ella conduce el largo viaje del alma después de la muerte; en ella brillan todas las cosas que, de otra manera, podrían impedir al hombre ir al mundo mayor con el brillo de una gran luz.
A ella el hombre debería orar. Esta oración aumenta la luz de la estrella. Esta oración construye un puente por encima de la muerte. Aumenta la vida del microcosmos, cuando el mundo eterno se enfría, esta estrella aún brilla.


No existe nada que pueda separar al hombre de su propio dios, si el hombre puede simplemente desviar su mirada del ardiente espectáculo de Abraxas.
El hombre aquí, Dios allí. Debilidad e insignificancia aquí, poder creativo eterno allí.
Aquí no hay más que oscuridad y frío húmedo. Allí todo es luz solar.
Después de oír esto, los muertos permanecieron en silencio, y se elevaron, como el humo sobre el fuego del pastor que cuida a su rebaño durante la noche.

FIN DE LOS SIETE SERMONES A LOS MUERTOS

Carl jung termina sus textos con un anagrama

Nahtriheccunde
Gahinneverahtunin
Zehgessurklach
Zunnus.

Sería la elaboración del manuscrito y todas las experiencias vividas en torno al «país de los muertos» lo que llevaría a Jung al convencimiento de que la creencia popular en que los muertos son los que tienen el mayor saber resultaba incierta. Ya sea desde el cristianismo y su alusión a que «en la gloria miraremos la verdad a la cara», o desde el Platonismo filosófico griego de la liberación del alma de la cárcel del cuerpo una vez finalizado el periodo de existencia, todo parecía indicar que «sin embargo, posiblemente las almas de los muertos no saben sino lo que sabían en el momento de su muerte y nada más. De ahí sus esfuerzos por penetrar en la vida para participar en el saber de los hombres». Los Septem sermones ad mortuos representarían por tanto, entre otros aspectos de diversa índole, la respuesta dada por el pensador suizo a la demanda de saber que los muertos interpelaban con su presencia. De ahí la frase inicial Regresamos de Jerusalén, donde no hallamos lo que buscábamos. También constituiría paralelamente una compensación mutua entre el mundo consciente y lo inconsciente colectivo. La fuente de dicha descompensanción y desequilibrio yá ha sido mencionada.

Por otra parte, establece Jung la posibilidad de que muchos seres humanos persigan alcanzar en la muerte el nivel de consciencia que no hallaron en vida. Por lo que todas aquellas personas que en el instante de su muerte quedaron por debajo de sus posibilidades, incluyendo aquello que fue comprendido por otros hombres de su época, el espíritu del tiempo, proseguirían tal desarrollo en el «país de los muertos».

Regresamos de Jerusalén, donde no hallamos lo que buscábamos.
C. G. Jung, Recuerdos, sueños, pensamientos

(**) ABRAXAS : 

En partes del libro “Demian”, de Hermann Hesse,  nombra a este dios:

” El pájaro rompe el cascarón. El huevo es el mundo. Quien quiere nacer tiene que romper un mundo.
El pájaro vuela hacia Dios. El Dios es Abraxas.”

 

 **Génesis 3:4
Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;

Que astuta la serpiente, que bien sabía lo que tenía que decir a la incauta Eva. No moriréis, “tendréis vida eterna” le dijo, no sé por que esa frase me suena a que es la misma que Dios sigue ofreciendo en la actualidad a sus creyentes, sólo que en esta ocasión después de la muerte, para que no haya reclamaciones.

Génesis 3:5
sino que sabe Dios que el día que comáis de el, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

ABRAXAS  Su imagen fue usada en varios papiros y gemas especiales a modo de talismán protector, mientras que su nombre encierra el gran misterio del poder divino y de los astros. Conozca quién es este Dios adorado por la secta cristiana de los gnósticos, síntesis de las fuerzas opuestas del universo.

Abraxas es una divinidad gnóstica vinculada con un simbolismo astrológico, desde que Basilides de Alejandría, un célebre gnóstico, defendió el poder esotérico de su nombre, cuyo valor numérico da 365 (cifra de los días del año).

La “aritmosofía” (el sistema esotérico que trata del simbolismo matemático de las palabras) indica constantes numéricas que relacionan a Abraxas con las fuerzas cósmicas que regulan el ciclo solar y la posición de los siete planetas conocidos en ese momento. Su imagen, que aparece como amuleto en papiros y gemas de la Antigüedad, representa la unión sagrada y la ambigüedad de nuestra existencia, siendo su poder comparable al principio activo que moviliza a la naturaleza.

Como dios demiurgo o creador del mundo, Abraxas -sin ser el creador universal- es quien impulsa y ordena fuerzas contradictorias: lo divino y lo demoníaco, el bien y el mal, la luz y la oscuridad.

LA IMAGEN DE ABRAXAS EN LOS AMULETOS BASILIDIANOS

La creencia de que determinados objetos eran portadores de fuerzas mágicas, capaces de proteger a quien los llevase consigo, estuvo fuertemente arraigada desde el Antiguo Egipto. A estos objetos, se les atribuía el poder mágico de repeler influencias malignas  y atraer a las fuerzas benignas. Estos artículos eran muy populares y todo el mundo los usaba, no sólo la secta de los gnósticos basilidianos. Las funciones protectoras de cada amuleto dependían de su material, forma y color, así como de sus inscripciones y dibujos. De hecho, eran tan comunes, que se les ponían a todos los bebés recién nacidos.

En estas gemas y papiros, Abraxas aparece como un ser híbrido, mezcla de varios símbolos, una imagen del conocimiento absoluto o Gnosis.

Su figura es la de un anguípedo, es decir, un personaje con cabeza de gallo (imagen de la clarividencia y la vigilancia), vestido con una armadura, de la que salen, en lugar de las piernas, dos serpientes curvadas hacia arriba, cada una con su cabeza.

Las dos serpientes enroscadas en el caduceo de Mercurio parecen aludir a un simbolismo persa que se refiere a la lucha interior de todo ser humano entre la sabiduría y los instintos. La figura refiere asimismo al hombre primigenio o primero, antes de que éste hubiera salido del Edén, y cada serpiente representa, también, los dos principios sexuales básicos: el masculino y el femenino.

Según estas corrientes de conocimiento místico, actualmente, los seres humanos tienen su energía sexual dividida: mientras la corriente solar masculina positiva asciende, la energía negativa femenina lunar desciende.

ARITMOSOFÍA PITAGÓRICA, EL CONOCIMIENTO  CON NÚMEROS Y LETRAS

La aritmosofía es la parte de la filosofía oculta que trata del simbolismo de los números, sus funciones metafísicas y las operaciones mágicas que se pueden realizar con ellos.

Está basado en el pitagorismo, los “números ideales” de

Platón, la Gnosis y la Cábala, así como en la numeración del Apocalipsis, y la exégesis de los “números misteriosos” practicada, entre otros, por

San Agustín. Este método de conocimiento utilizaba el alfabeto hebreo de 22 letras, en que cada carácter servía igualmente como una cifra; por ejemplo, las diez primeras de 1 a 10; la undécima (Caf) 20; la duodécima (Lamed) 30, etc. La Cábala asoció cada una de estas letras a un nombre divino y a un símbolo, desde Alef hasta Tau, encarnando el ciclo humano de premiación de la voluntad con la recompensa.

Como las sefirot del Árbol cabalístico de la vida, estas letras eran ideas mediante las que Dios creó al universo. Talmudistas (estudiosos del libro hebreo Talmud) y cabalistas (estudiosos de la Kabbala) calculaban las letras de un nombre para comprender el cosmos o para expresar los nombres divinos, cuya pronunciación y grafía debían permanecer secretos.

Con respecto a la imagen de Abraxas, éste, además de llevar un látigo en su mano, ostenta un escudo en el que aparecen las letras IAO o AIO (la última letra puede ser también una omega griega simbolizando la totalidad).

En este sentido, el nombre “Abraxas” es también un símbolo, pues las siete letras corresponderían a los siete planetas conocidos en la Antigüedad y, además, la suma de esas letras da 365 (según la numeración griega de sus letras), es decir, la cantidad de veces que sale el sol en un ciclo anual o las manifestaciones de la divinidad en la realidad terrena.

Las siete letras no representaban sólo a los planetas; también a los siete tonos del heptacordo (lira de siete cuerdas) y las 28 luces de la luna a lo largo del mes.

Por eso, otro de los talismanes gnósticos muy usados era el de una gema con las siete vocales grabadas en el cuadrado o en el triángulo mágico.

Esta característica de la divinidad, no sólo tuvo importancia dentro del culto religioso, sino que también parece haber tenido un contenido práctico relacionado con conocimiento sobre los astros y su influencia en las sociedades agricultoras de la Antigüedad.

Por ejemplo, en Éfeso, actual Turquía, se encontraron objetos (como figuras talladas en piedras preciosas o metálicas) de sectas cristianas muy primitivas en los anticuarios de los barrios históricos de la ciudad. Estos objetos se asociaron a las sectas gnósticas por las inscripciones grabadas en letras griegas: Iota (“I”), Alfa (“A”) y Omega (“O”). Esta forma del nombre de Abraxas ha sido asociada con el nombre hebreo de dios (Yahveh), porque comparten las mismas letras.

Así, la inscripción AIO era utilizada por el culto gnóstico como un amuleto de protección frente a los males que la deidad pudiera provocar, al tiempo que constituía un llamado de protección general para los basilidianos.

Esta leyenda -que decía “protégeme- funcionaba como fórmula mágica que los gnósticos escribían en sus joyas y papiros a fin de sortear las calamidades conjuradas por su siniestro y paradójico dios, mezcla de entidad benigna y protectora, a la vez que maligna y dañina.

“ABRAKADABRA”, UNA FÓRMULA MÁGICA DE CREACIÓN GNÓSTICA

Una fórmula mágica conocida analizada de esta manera es el hoy ya famoso

“Abrakadabra” (o abracadabra).Una posible fuente es la expresión aramea:Avrah kahdabra kahdabra, que significa “Yo creo como hablo”, o bien, Abreq ad habra, que signfica “Envía tu rayo hasta la muerte”.

Asimismo, algunos lo atribuyen a la unión (en celta) del nombre de dios (Abra o Abar) y de santo (Cad). Uniendo estas letras, los gnósticos creían poder curar enfermedades.

La fórmula mágica del “Abracadabra” se escribía en un pergamino virgen con forma de letra griega delta, de la forma que explicamos a continuación. Una vez escrito, se lo doblaba y colgaba con una cuerda de lino al enfermo.

● La A representa la unidad del primer principio, el agente intelectual de lo real.

● La A unida con la B simboliza la fecundación del binario por la unidad.

● La R es el signo del ternario, resultado de la fusión de la unión de los dos principios anteriores.

● El total de las letras de “Abrakadabra” da 11, otro número mágico.

Díjose entonces Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza, para que domine sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados y sobre las bestias de la tierra, y sobre cuantos animales se mueven sobre ella. Y creó Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios le creó, y los creó macho y hembra;.” Génesis 1,26-27

¿Quién es Yahvé?

Su nombre se escribe realmente con sólo las consonantes YHWH.

En el hebreo escrito, las vocales son, en todo son escritas, marcadas con signos diacríticos (signos adicionales), que o nunca, o sólo rara vez se hace con YHWH. La razón puede ser que, según la antigua tradición, su nombre no debe ser pronunciado. Uno, por ello habla de él de maneras indirectas, como Adonay = “El Señor”.

Por esta razón, los signos vocálicos de ADNY son también utilizados para YHWH.

En realidad, esto llevaría a Yahowah, pero se convirtió en Yehowah. ¿Por qué? Una razón de la “e” podría ser que Yehu es un nombre alternativo para él (y, aparentemente, uno que puede ser pronunciado).

La pronunciación más correcta, sin embargo, sería Yahvé. Un antiguo texto y descubrimientos de inscripciones [2] muestran que la arcaica religión hebrea conocía a un dios supremo ’El ’Elyon (el signo ‘ es, en transliteraciones, utilizado para la letra hebrea ’aleph y ‘ para la letra ‘ayin), quien tenía 70 hijos. Uno de sus hijos era Yahvé, que tenía una consorte ‘Ashera, es decir, una diosa. Su nombre es mencionado algunas 40 veces en el Antiguo Testamento, pero casi siempre es traducido como “bosque” o “árbol”.

Esto se debe a su símbolo es un árbol o poste de madera en posición vertical. Así que cuando el Antiguo Testamento dice que está prohibido plantar un árbol en el altar de Yahvé, realmente significa que está prohibido colocar un símbolo de ’Asera allí (Deut. 16:21 – y qué sentido tendría de otro modo prohibir la siembra un árbol de allí?).

¿Yahvé incluso la rechazó?

El dios verdadero creador, el creador principal, por tanto, no era Yahvé, sino que ’El ’Elyon. Él, evidentemente, ha creado una serie de dioses secundarios como su “hijos” – mejor dicho: deidades – de las cuales Yahvé es una (y, por supuesto, también la hija ’Asherah).

Por lo tanto, Yahvé no es el principal creador, él quisiera hacernos creer que sería él, a pesar de que ha producido también ciertas creaciones. Reconocemos un paralelo notable a la historia sumeria de la creación, elEnûma Elish (yo aquí utilizo la notación “sumeria” en general, sin dividir los textos en una forma etnológica más exacta como “sumeria”, “Acadia”, “asiria”, etc.)

Esto nos habla de una pareja de creadores primordiales, Apsu y Ti’âmat (quiénes nosotros, en cierto modo, también podríamos considerar como el lado masculino y femenino del creador primordial, respectivamente.), que crearon una serie de deidades, desde donde surgieron más razas deidades. Una de esas razas de deidades es la de los Anunnaki (llamados así porque su gobernante y líder tiene el nombre de Anu).

Ellos se separaron de los 2 creadores principales y quisieron vivir y actuar sin ellos. El Enûma Elish habla de un asesinato de los dioses más altos. Se dice que los Anunnaki mataron primero a Apsû y luego Ti’âmat!

¿Es posible matar a los creadores primordiales? ¡Por supuesto que no!

Esto sólo es símbolo de que se alejaron de ellos y no querían tener nada que ver con ellos, como si estuvieran muertos – esa fue la caída, la caída desde la luz divina hacia una relativa oscuridad. Por lo tanto, los Anunnaki son deidades caídas. El que se dice que asesinó a Ti’âmat es Marduk, quien también se convirtió en el señor de la Tierra.

Los Anunnaki bajo su gobierno, crearon nuevos seres humanos en nuestro planeta, por medio de la manipulación genética, y de ellos surgió la humanidad de hoy en día.

Correspondencias con la Biblia

La primera frase en la Biblia se lee, en la traducción común:

“En el principio, Dios creó los cielos y la tierra”.

(Gen 1:1)

La palabra hebrea que aquí se traduce como Dios es ’Elohim.

Es un hecho lingüístico que no se puede negar, que esta palabra es un plural, y, por lo tanto, significa “dioses”. Se ha tratado de explicar esto a través de declararlo como pluralis majestatis, que en realidad no parece ser común en hebreo. Más bien parece como si alguien estuviera tratando de barrer una pregunta embarazosa debajo de la alfombra.

En hebreo, la frase es Bere’shit bara’ ’Elohim ’et ha shamayim ve-’et ha ’arets. Por lo tanto, algunos quieren traducirlo como: “En el principio los dioses crearon los cielos y la tierra”, pero esto no encaja, ya que la palabra bara’ = “crear” está en singular. Por otra parte, la palabra “cielo”, shamay, también está en plural: shamayim. Pero el problema tiene una solución.

Según fuentes cabalísticas, la palabral bere’shit significa, no sólo “principio”, sino también “el primero”, el “original“, la primera entidad que fue, el Dios supremo. La pequeña palabra ’et podría ser visto como una partícula del acusativo, pero también puede ser traducido como “con” (en ve-‘et la palabra ve significa “y”, de ahí:” y con “).

Ahora llegamos a la siguiente traducción, que encaja gramaticalmente:

“El primero creó a los dioses [junto] con los cielos [mundos cósmicos] y con la Tierra”.

Esta traducción, por lo tanto, se refiere a un creador primordial, que creó primero a los “dioses” y a los mundos cósmicos, de los cuales uno es la Tierra.

Según Gen 2, Yahvé es uno de esos dioses, uno de los ’Elohim (ya que la Biblia aquí le llama “Yahvé ’Elohim” en el texto hebreo, y no simplemente “Yahvé”). Algunos consideran a los ‘Elohim como dioses creadores, que (crearon), a su vez, otras entidades–seres humanos- animales y plantas, como lo hizo Yahvé.

La convencional y “dogmáticamente aprobada” traducción de bere’shit se basa en ser = “en, a” y re’shit = “principio”. Sin embargo, los diccionarios (por ejemplo,  afirman que re’shit también puede significar “la primera (de su tipo)” y que puede ser una referencia al “origen”.

Por tanto, la palabra bere’shit también puede ser entendida como una expresión un tanto tautológica de “el primero” original “, el muy primero” o “el primero de todos”. Una interpretación cabalística es que la palabra es una combinación de beyt = “casa, residencia” y re’sh = “el supremo, el señor” colocado dentro de beyt (entre be y yt).

Esto es, entonces, interpretado como “el señor en su residencia”.


En una trascripción más exacta es bere’shiyt y re’shiyt, respectivamente, y por lo tanto se puede decir “entre be y yt”. Sin embargo, en -iyt, la letra y (en realidad siendo una consonante) fonéticamente marca la prolongación de la i, y por tanto, la transliteración más común (pero menos exacta) es bere’shit. Para ser más exactos, entonces, con un acento sobre la i que marca la duración: ī. Hay algunas peculiaridades más en la oración.

Si uno aún lo quiere traducir como ” en… principio”, éste deberá ser más literalmente, “en un principio” y no “en el principio” (ya que este último sería bare’shiyt – una contracción de behare’shiyt – y no bere’shiyt).

Esto parece hacer poca diferencia, pero la palabra es realmente escrita en una forma indeterminada como si podría haber sido más que un principio (como “en uno de los principios”). O podría ser un genitivo, como “principio” o “del principio”. De nuevo, esto tiene mucha importancia, pero en este caso, la palabra “crear” tendría otra forma gramatical 

Tales pequeñas peculiaridades también desaparecen si aceptamos la explicación cabalística que bere’shiyt en realidad puede ser entendida como “el primero”.

Plurales en la Biblia

Primero observamos que la Biblia tiene dos historias de las creaciones de los seres humanos. En Gen 1 se afirma que los dioses – los ’Elohim – crearon a los humanos a su imagen.

Aquí el plural es obvio:

 Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanzaPor eso los dioses [traducido correctamente] crearon al hombre a su propia 3 imagen… hombres y mujeres los crearon”.

(Gen 1:26-27)

Esto, además, significa que la mujer fue creada equivalente al hombre.

Se deben reproducir con diligencia. En Gen 2 llegamos a la segunda creación de los seres humanos. Aquí nos encontramos Yahvé ’Elohim – de ahí uno de los dioses llamado Yahvé – quien primero creó a Adán y Eva. Él, obviamente, hace su propia creación y le prohíbe a Adán a comer del “árbol del conocimiento”.

Los dos más tarde deberán abandonar el Edén y Yahvé ’Elohim dijo:

“He aquí el hombre se ha convertido como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal”.

(Gen 3:22)

 Si suponemos dos creaciones de seres humanos(que la teología convencional, aparentemente, no quiere hacer), esto también explica algo en Gén 4 que de otra manera sería un enigma. Obviamente, ya había gente de la primera creación fuera del Edén, adonde Adán y Eva tuvieron que ir.

Caín mató a Abel y le dijo Yahvé:

“… Todo aquel que mate a Caín, se tomará venganza de él pagándolo siete veces”.

(Gen 4:15)

¿Quién más estaría allí para, posiblemente, matarlo? Entonces Caín tomó una esposa y tuvo un hijo con ella, etc. ¿De dónde, de otra manera, vinieron estas mujeres? 


En Génesis 18:1-5 Abraham es visitado por tres hombres – Yahvé junto con otros dos. En Gen 19 Lot le pregunta a Adán acerca de los tres, quienes más tarde destruyen Sodoma y Gomorra. Ellos, los tres eran ’Elohim.

En muchos pasajes de la Biblia se mencionan dioses en un contexto que nos da la impresión siguiente:

hay otros dioses, pero nosotros debemos atenernos a sólo uno de ellos.

El bien conocido comando en Éxodo 20:03 (abajo) podría entenderse como una “cláusula de no competencia”.

Hay pasajes en Éxodo más relevantes, tales como:

“¿Quién es como tú, OH SEÑOR, entre los dioses?” (15:11)
“Ahora sé que EL SEÑOR es el más grandioso de todos los dioses …” (18:11)
“No tendrás dioses ajenos delante de mí.” (20:3)
“No habréis de insultar a los dioses …” (22:28)
“… No habréis de mencionar el nombre de otros dioses, ni debe ser escuchado saliendo de vuestra boca.” (23:13)

Hay un gran número de otros ejemplos en Éxodo 12:12; 20:5; 22:20; 22:28; 23,24; 23:32-33 y 34:14-16, en Núm. 25:2 y 33:4, en Deuteronomio 4:28; 5:7; 6:14; 7:04, 7:16, 7,25; 8:19; 10:17; 11:16; 11:28; 12:2-3; 12:30 – 31; 13:02; 13:6-7; 13:13; 17:3; 18:20; 20:18; 20:26; 28:24; 28:64; 29:18; 29:26; 30: 17; 31:16; 31:18; 31:20; 32:16-17 y 32:37, así como en muchos pasajes más en Josué, Jueces, 1 Samuel, 2 Samuel, 1 Reyes, 2 Reyes, 1Crónicas, 2Crónicas, Esdras, Salmos , Isaías, Jeremías, Daniel, Oseas, Sofonías y Nahum.

Otra parte notable en la Biblia es la mención de los “hijos de Dios” en Génesis 6:2 y 6:4:

“Que los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres de todas las que eligieron… Había gigantes (tiranos) en la tierra en aquellos días, y también después, cuando llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y engendraron hijos con ellos, los mismos se convirtieron en hombres valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre”.

También en este caso, en el texto hebreo ‘Elohim y “los hijos de Dios” es, correctamente traducido, “los hijos de los dioses”. El texto hace una diferencia entre ellos y los humanos. Por lo tanto, no eran humanos.

¿Eran semidioses? Y los gigantes que nacieron de ellos, fueron quizás un cuarto de dioses?

El Punto de vista Gnóstico Cristiano de Yahvé

En el cristianismo primitivo había dos corrientes principales: los Paulinos y los cristianos gnósticos.

Saúl había perseguido a los cristianos hasta que él se convirtió en Pablo. El año de su conversión se estima que fue entre 33 y 35. El cristianismo paulino comenzó a desarrollarse sólo después de eso. ¿Quiénes eran los cristianos que Pablo perseguía? Ellos tendrían que haber sido llamados judíos cristianos. Este concepto se refiere a los grupos entre los primeros cristianos, a la que pertenecían judíos que todavía estaban adheridos a las costumbres judías – como Jesús y sus mismos discípulos.

De estos judíos cristianos surgió el movimiento de los cristianos gnósticos. A causa de sus opiniones, Pablo entró en un conflicto con este cristianismo original 

Por lo tanto, el cristianismo Pauliniano no surgió del cristianismo original, y con Pablo, quien no había conocido, él mismo a Jesús, obviamente comenzó un cristianismo modificado, que se distanció de la cristiandad cercana a Jesús que estaba en un principio. Para los gnósticos, el creador de este mundo no fue el principal creador verdadero, sino un dmiurgo, un “artesano”, un ángel caído, que también tiene un lado malvado. 

Mientras que el verdadero Dios, el verdadero primer creador (a quien Jesús llama  “padre”) es totalmente y sin restricciones bueno, y un demiurgo imperfecto creó un mundo imperfecto. 

Ha sido demostrado que los gnósticos identifican a este imperfecto Demiurgo- “dios” con el dios del Antiguo Testamento, a quien también llaman Yaldabaoth, que quiere mantener a los humanos en un estado de ignorancia en un mundo material y que castiga a sus intentos de lograr el conocimiento y la comprensión (de “comer del árbol del conocimiento”). 

El demiurgo es un dios menor que quiere ser el único 


El texto Apócrifo de Juan – The Apokryphon of John (o El Libro Secreto de Juan) afirma:

Él es impío en su locura, la que habita en él. Porque él dijo, ‘Yo soy Dios y no existe otro dios excepto yo’, puesto que él es ignorante del lugar de donde había llegado su fuerza . 
(Cf. Ex 20:23 y 05:07 Deuteronomio)

¿Podría ser esta la explicación de todas las abominables crueldades, que, después de todo, literalmente, se describen en el Antiguo Testamento?

Una opinión similar fue expresada por Marcion (aprox. 85 a 160) [8], el primer teólogo que marcó una diferencia entre el Dios del Amor en el Nuevo Testamento y un dios maligno del Antiguo Testamento



Entonces, ¿Quiénes son estos Anunnaki?

Los textos sumerios hablan de un planeta Nîbiru que, como un cometa, se mueve en una órbita elíptica, larga y angosta, con un período de revolución de 3600 años, y que ese planeta es el hogar de los Anunnaki.

Por lo tanto el planeta, durante más de 3000 años, está tan lejos del sol que todo debe estar congelado allí. ¿Cómo pueden vivir en un mundo así?

La respuesta sería que son seres multidimensionales, tal vez 5-dimensionalesSe dice que son de naturaleza reptil..  Nosotros somos únicamente tridimensionales, es decir que sólo podemos percibir tres dimensiones espaciales y pensar sólo en tres dimensiones. Parece que los Anunnaki nos han hecho así para que no los percibamos a ellos, a menos que aparezcan en su forma tridimensional.

Esta forma (su cuerpo tridimensional) está en el largo periodo en que el planeta está lejos del Sol – aparentemente durante más de 3000 años – en un cierto estado de hibernación, y luego actúan en otras dimensiones, invisibles para nosotros. En los tiempos cuando están más cerca del sol, nos han visitado en su forma tridimensional y de la que se relata en los textos sobre las tablillas de arcilla sumerias relacionadas.

En otras ocasiones, sin embargo, influyen en nosotros invisiblemente desde otras dimensiones y desean controlar cómo van las cosas en nuestro planeta y manipularnos a su manera, en la política, en una ciencia controlada (dejando de lado cosas que no quieren que sepamos ) y en los negocios. 

Ellos, por supuesto, necesitan energía de vida. Podrían haberla tenido de dimensiones aún más altas, pero en lugar la toman de nosotros y quieren mantenernos como una especie ” ganado de ordeño” para tales energías, pero sin que seamos conscientes de ello. Nosotros no debemos saber lo que está pasando.

¿Por qué lo hacen de esa manera? La respuesta sería que ellos mismos se separaron de su origen divino – que “mataron” a los creadores principales. 

Por consiguiente, no pueden esperar obtener energía de allí. Les encanta la brutalidad – la lucha, la guerra, la violencia, el derramamiento de sangre y la muerte violenta. ¿Por qué eso? Cuando un ser humano muere violentamente, su cuerpo normalmente sigue lleno de energía vital (sus “baterías están cargadas”). 

Esta energía es liberada en el momento de la muerte y los Anunnaki pueden recogerla. Pero cuando alguien muere consumiéndose o de debilidad de vejez, casi no hay ninguna energía para “cosechar” (su “baterías están vacías”). 

Además, pareciera que disfrutan animándonos a la violencia y a la guerra, como cuando un niño juega juegos de guerra con un ordenador. Por esta misma razón es que han puesto agresividad en nuestros genes, sino también rasgos de carácter como la obediencia a los superiores y facilidad para sentir miedo. Tener miedo, especialmente miedo a la muerte, es un medio eficaz para la manipulación. Cuando sentimos ira y odio en agresiones, inconscientemente también liberamos energías vitales, y lo mismo sucede cuando tenemos un miedo enorme. 

La obediencia nos hace más fácil de manipular para hacer las cosas que realmente no queremos hacer.


También hay que mencionar que ellos (siendo seres multidimensionales) sabrán muy bien lo que muy pocos de nosotros queremos saber: que en realidad no hay muerte. Sólo el cuerpo muere, pero el alma es inmortal.

Esto no hace que las cosas que ellos hacen sean menos crueles… pero más bien se vuelve una mala excusa. Me pregunto si tal vez no sea el karma para muchos de ellos el convertirse en verdadero “ganado para leche y mataderos” después del fin de sus largas vidas…


Esto explica por qué los Anunnaki supuestamente tienen ciclos de vida muy largos, del orden de miles e incluso decenas de miles de años.

En estado de hibernación, sus cuerpos tridimensionales no envejecen. Esta interpretación de los textos de las tablillas sumerias de arcilla y otras relacionadas es, por supuesto, otra que aquella de la ciencia oficial. Sin embargo, quien estudia los textos originales (cuyas traducciones pueden encontrarse en las bibliotecas universitarias) se encontrarán con que no hay contradicciones reales a tal interpretación.

Es muy posible, pero la ciencia oficial lo niega. Sólo unos pocos se han ocupado del tema desde este aspecto, el más conocido , Zecharia Sitchin.

Mi libro “Todo Comenzó en Babilonia” también lo hace, pero describe varias cosas de manera diferente de como Sitchin lo hace – lo que significa que no estoy de acuerdo con todo lo que escribe, especialmente no el notable embellecimiento de los Anunnaki (es decir, Sitchin no discute el “asesinato primario” de los dioses creadores Anû und Ti’âmat).

En el otoño de 2007, circulaba un rumor de que Sitchin habría sido arrestado.

Esto más tarde resultó ser (muy probablemente) un engaño (o tal vez la intención fue cancelada y más tarde negada). Nadie debe asombrarse de que algunos, por todos los medios tratan de refutarlo como un loco o un mentiroso. Como un ejemplo, hay un sitio web que afirma que las palabras “Anunnaki” y ” Nîbiru ” no se encuentran en ninguna parte en los textos de las tablillas de arcilla. Pero tengo un tratado académico por un científico etnológico en el cual estas palabras ciertamente son encontradas en las traducciones 

En cuanto a las canalizaciones, soy muy escéptico, ya que es difícil separar la paja del trigo, y hay, obviamente, mucho más cizaña que trigo. Hay, sin embargo, un libro que se ocupa de estas cosas de las cuales yo (más bien excepcionalmente) tengo una buena sensación: Mensajeros del Alba dBarbara Marciniak  

Los Anunnaki son allí llamados “Lizzies” “(como diminutivo de” lagartijas “), puesto que son reptiles.

Hay mucha información que indica que los Anunnaki todavía hasta este día tienen una influencia secreta, especialmente a través de sociedades secretas como el Sionismo y asociaciones relacionadas, como losIlluminati y ciertas órdenes Masónicas. En ellos, sólo muy pocos elegidos en la cima de la pirámide saben acerca de la conexión Anunnaki, pero la masa de personas – también de miembros – es mantenida en la ignorancia. (Sospecho que algo similar desde casi 2000 años vale para la Iglesia.)

La “cosecha” de las energías vitales de los seres humanos y los animales da sentido a la cruel práctica del sacrificio.

Por supuesto, la carne no sirve de nada a los “dioses”, pero las energías vitales invisibles para nosotros sí les sirven. Esto pone de relieve la observación anterior de que todos los asesinatos en el Antiguo Testamento pueden ser vistos como un sacrificio humano masivo para el “señor”. Dado que esta energía vital está presente especialmente en la sangre, esto también explica el comando para la cruel práctica de dejar que un animal se desangre hasta morir que es mantenida en ciertas culturas.

La sangre – más bien: la energía vital en ella – es para los “dioses”, sólo la carne es para los seres humanos.

¿Y quién es el Dios de Jesús?

En el Nuevo Testamento, Jesús nos presenta a un padre divino, que corresponde mucho más a nuestras expectativas del amor universal y el bien universal.

Él también habla sobre el Espíritu Santo, quien por muchos cristianos originales y por los gnósticos fue entendido como una manifestación femenina de Dios. Dios como el creador principal aparece así como masculino y femenino al mismo tiempo. 

Los creadores primer Apsû y Ti’âmat fueron descritos como una pareja – El Dios y la Diosa primordiales. ¿Podría haber una conexión entre el Espíritu Santo y Ti’âmat? 

No es fácil reducir al Dios del que habló Jesús y a Yahvé a un denominador común. 

La siguiente cita del Evangelio de Juan pudiera ser mencionada aquí:

“Dijo entonces Jesús a los judíos …”

(8:31)


“… Si Dios fuera vuestro Padre, vosotros me amaríais, porque yo procedo hacia adelante y vengo de Dios …”

(08:42)


“Vosotros sois de vuestro padre, el diablo, y los deseos de vuestro padre haréis. Él fue un asesino desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de lo propio suyo: porque él es un mentiroso, y el padre de mentira.”

(8:44)

Sobre quien habla Jesús aquí? 

El texto griego aquí tiene diabolos, que en realidad significa “calumniador” o “difamador” y que probablemente sería una traducción más adecuada. Que Yahvé no es el principal creador, sino un dios tribal anunnakiano entre otros, podría, en vista de su innegable crueldad incluso parecer probable… Visto de esa manera, la traducción “calumniador” podría encajar.

Pero muy general: ¿Quiso Jesús enseñar verdades originales y fue, por esta razón, matado mediante una influencia anunnakiana? ¿Quiso alguien tratar de prevenir una tentativa de entregar de nuevo la verdad la gente?

¿Se habrá alguien, para este propósito, infiltrado en la iglesia cuando se hizo evidente que las nuevas enseñanzas no podían ser abolidas? ?

La gente contaba con un Mesías que los liberaría de la regla romana – pero tal vez alguien sí vino, alguien que nos mostraría el camino hacia la liberación de los Anunnaki, y nadie realmente lo entendió…

Una hipótesis sobre la misión de Jesús y el cristianismo

En el contexto de estas consideraciones que he llegado a la siguiente hipótesis.

Jesús vino desde arriba, enviado con un mensaje revolucionario para la humanidad y nacido en la misma área donde los Anunnaki habían tenido su centro. Estos todavía tenían una influencia invisible sobre la humanidad detrás “detrás del velo”. Jesús gradualmente le trajo a la gente una verdad, que estos gobernantes invisibles no querían que se supiera.

Sus enseñanzas sobre el amor, la paz y lo espiritual tuvo morir por ello. El gobernante invisible esperaba que, con su muerte, sus enseñanzas, con el tiempo, serían olvidadas.

Pero resultó ser diferente.

El cristianismo se difundió, y mediante el asesinato de Jesús fue más bien reforzado que debilitado. Al ver esto, los gobernantes invisibles concibieron una nueva estrategia. Tenían la intención de infiltrarse en el cristianismo y modificarlo en su propio sentido, para que dejase de ser una amenaza para ellos y sirviera a sus propósitos.

Así se hizo y llevó a la formación de una Iglesia, mientras que el original cristianismo gnóstico se perdió.

Las enseñanzas de Jesús, fueron distorsionadas y falsificadas. En su lugar llegó el dogma de la Iglesia y el verdadero Cristo fue sustituido por un falso “Cristo”.

En cada Iglesia, un Jesús muerto cuelga en una cruz con clavos en las manos y los pies, con espinas en su cabeza y con una herida en el costado. Se trata de una verdadera técnica vudú para bloquear su poder.

El mensaje subconsciente para nosotros es:

“Jesús ha muerto! Ahora nosotros estamos en el poder!”

Entonces, el triunfo sobre su muerte fue simbolizado con la tortura y la herramienta de asesinato de que fue asesinado con: la cruz… Si lo hubieran ahorcado, supongo que el símbolo del dogma habría sido una cuerda con un nudo corredizo… Pablo jugó un papel importante, tal vez como un agente inconsciente para los gobernantes invisibles.

El se “convirtió” de ser Saúl, un enemigo de los cristianos, para volverse el “apóstol” Pablo, que de una manera inteligente y astuta modificó las enseñanzas. Así es como comenzó la enajenación, que fue continuada luego por Constantino y otros. De esa manera, también se esforzaron por un retorno a las condiciones patriarcales anteriores, lejos de la actitud positiva hacia las mujeres que Jesús tenía.

Una nueva misoginia entró en el cristianismo por la puerta trasera, la forma en que los gobernantes patriarcales invisibles quería tenerlo. La posibilidad de un retorno de la Diosa no podía ser permitido La calidad femenina del Espíritu Santo, de nuevo debía ser olvidada, y todas las tendencias para la devoción a una deidad femenina fueron tácticamente desviadas a María.

Ella es, por supuesto, reverenciada por derecho propio, pero esta reverencia a la vez que sirve como desviación secreta de la diosa, que nuevamente se olvidó.

¿Y quién es pues, Alá? 

El Islam surgió en torno a 600 años después del cristianismo y reverencia a Alá como el único dios.

La palabra realmente significa “El Dios”, y por lo tanto no es en realidad un nombre, sino una denominación (como “Yahvé” tampoco es realmente un verdadero nombre, sino una denominación que significa “él es”).

Uno de los principios básicos centrales de la confesión islámica es:

“No hay más dios que ‘El Dios'” (La ilaha illa Allah).

Esto recuerda fuertemente a Yahvé,

“No tendrás dioses ajenos delante de mí.”

Bajo la hipótesis de que Yahvé se vio amenazado por el cristianismo y, por lo tanto lo infiltró, uno puede imaginar que el mismo Yahvé quiso crear una religión análoga bajo una nueva denominación en un pueblo relacionado.

Por un lado, para tener una  “segunda pista” para su influencia y por el otro lado con el fin de ser capaz de poner a ambos en contra del otro, en un sentido maquiavélico de “divide y vencerás“.

¿Son los Anunnaki mencionados en la Biblia?

La Biblia menciona una gente alta llamada Anakim, los hijos de Anak. Tienen que ver con los los Nephilim, que son los anteriormente mencionados “hijos de los dioses” que vinieron a la Tierra a tener hijos con las “hijas del hombre”.

Los siguientes pasajes de la Biblia se menciona “Anakim” y “Anak”:

Núm. 13:22; 13:28; 1:28 13:33, Deut; 2:10-11; 2:21, 9:2, 11:21-22 Josh; 14:12; 14:15; 15:13 -14; 21:11, Jue 1:20.

La conclusión a la mano sería que estos son Anunnaki (en su aspecto tridimensional) o probablemente más bien sus retoños derivados de su relación sexual con los seres humanos de la Tierra.http://www.bibliotecapleyades.net/biblianazar/esp_biblianazar_jehovah12.htm

LOS PRINCIPALES DEMONIOS DEL INFIERNO I

LOS PRINCIPALES DEMONIOS DEL INFIERNO II

———————————————————————————————————-GOYA
Goya : Su relación con la Duquesa de Alba inspiró sus sátiras sobre la inconstancia de la mujer en el amor y su impiedad con los amantes.
Dibujo del Álbum A de la Duquesa peinándose.
Tinta china lavada
El sí pronuncian y la mano alargan Al primero que llega
Facilidad con que muchas mujeres se prestan a celebrar matrimonio esperando vivir en él con más libertad. [El Prado]
Los matrimonios se hacen regularmente a ciegas: las novias adiestradas por sus padres, se enmascaran y atavían lindamente para engañar al primero que llega. Esta es una princesa con máscara que luego ha de ser una perra con sus vasallos, como lo indica el reverso de su cara imitando un peinado: el pueblo necio aplaude estos enlaces; y detrás viene orando un embustero en trage sacerdotal por la felicidad de la Nación (Bodas de las Camaristas). [Biblioteca Nacional]


La sombra colectiva
No hay modo de eludir el espantoso y sombrío fantasma invocado por la corrupción política, el fanatismo terrorista y los criminales de cuello blanco. Nuestro apetito interno de totalidad -patent eahora más que nunca en el sofisticado engranaje de la comunicación global- nos exige hacer frentea la conflictiva hipocresía que se extiende por doquier.De este modo, mientras que
muchos individuos y grupos viven los aspectos socialmente más benignos dela existencia otros, en cambio, padecen sus facetas más desagradables y terminan convirtiéndose en el objeto de las proyecciones grupales negativas de sombra colectiva (véase sino fenómenos tales como la caza de brujas, el racismo o el proceso de creación de enemigos, por ejemplo). Así, para el anticomunismo norteamericano la Unión Soviética es el imperio del mal mientras que los musulmanes consideran que los Estados Unidos encarnan el poder de Satán; según los nazis los judíos son sabandijas bolcheviques, en opinión de los monjes cristianos las brujas están aliadas con el diablo y para los defensores sudafricanos del appartheid y para los miembros del Ku Klux Klan los negros no son seres humanos y, por tanto, no merecen los derechos y los privilegios de los que gozan los blancos.El poder hipnótico y la naturaleza contagiosa de estas intensas emociones resulta evidente en la expansión de la persecución racial, la violencia religiosa y las tácticas propias de la caza de brujas. Es como si unos seres humanos ataviados con sombrero blanco intentaran deshumanizar a quienes no lo llevan para justificarse a sí mismos y terminar convenciéndose de que exterminarlos no significa, en realidad, matar seres humanos .
Cuando utilizamos el arte o los medios de difusión de masas -incluida la propaganda política- para referirnos a alguien y convertirlo en un diablo, estamos intentando debilitar sus defensas y adquirir poder sobre él. Esto podría ayudarnos a comprender la plaga del belicismo y del fanatismo religioso puesto que el rechazo o la atracción por la violencia y el caos de nuestro mundo nos lleva a convertir mentalmente a los demás en los depositarios del mal y los enemigos de la civilización
El fenómeno de la proyección también puede dar cuenta de la enorme popularidad de las novelas y de las películas de terror ya que, de ese modo, la representación vicaria de la sombra nos permite reactivar yquizás liberar nuestros impulsos más perversos en el entorno seguro que nos ofrece un libro o una sala cinematográfica.Los cuentos para niños suelen referirse a la lucha entre las fuerzas del bien -ejemplificadas por las hadas-y las fuerzas del mal -representadas por espantosos demonios-. De este modo los niños suelen ser iniciados en el fenómeno de la sombra superando de manera vicaria las pruebas que deben afrontar sus héroes y sus heroínas, aprendiendo así las pautas universales del destino del ser humano
La censura actual se debate en el campo de los medios de comunicación de masas y de la música pero quienes se aprestan a silenciar la voz de la oscuridad no alcanzan a comprender nuestra urgente necesidad de escucharla. Así, si bien los censores se esfuerzan denodadamente en reescribir La Caperucita Roja para que ésta no termine siendo devorada por el lobo ignoran, por otra parte, que de ese modo lo único que consiguen es entorpecer el camino para que los niños afronten el mal con el que necesariamente deberán tropezar a lo largo de su vida
El lado oscuro de la sombra no constituye una adquisición evolutiva reciente fruto de la civilización y de la educación sino que hunde sus raíces en la
sombra biológica
que se asienta en nuestras mismas células. A fin de cuentas, nuestros ancestros animales consiguieron sobrevivir gracias a sus uñas y sus dientes. Nuestra bestia -aunque se mantenga enjaulada la mayor parte del tiempo- permanece todavía viva.Muchos antropólogos y sociobiólogos creen que la maldad humana es el resultado de refrenar nuestra agresividad, de elegir la cultura sobre la naturaleza y de perder el contacto con nuestro estado salvaje.En esta línea; el médico y antropólogo Melvin Konner cuenta en
The Tangled Wing
La historia de aquel hombre que fue al zoológico y acercándose a un cartel que decía «El Animal Más Peligroso de laTierra» descubrió asombrado que se hallaba ante un espejo
Conócete a ti mismo
En la antigüedad los seres humanos conocían las diversas dimensiones de la sombra: la personal, la colectiva, la familiar y la biológica. En los dinteles de piedra del hoy derruido templo de Apolo en Delfos -construido sobre una de las laderas del monte Parnaso- los sacerdotes grabaron dos ins-cripciones, dos preceptos, que han terminado siendo muy famosos y siguen conservando en la actualidad todo su sentido. En el primero de ellos, «Conócete a ti mismo», los sacerdotes del dios de la luz aconsejaban algo que nos incumbe muy directamente: conócelo todo sobre ti mismo, lo cual podría traducirse como conoce especialmente tu lado oscuro
Nosotros somos herederos directos de la mentalidad griega pero preferimos ignorar a la sombra, ese elemento que perturba nuestra personalidad. La religión griega, que comprendía perfectamente este problema, reconocía y respetaba también el lado oscuro de la vida y celebraba anualmente -en la misma ladera de la montaña- las famosas bacanales, orgías en las que se honraba la presencia contundente y creativa de Dionisos, el dios de la naturaleza, entre los seres humanos.Hoy en día Dionisos perdura entre nosotros en forma degradada en la figura de Satán, el diablo, la personificación del mal, que ha dejado de ser un dios a quien debemos respeto y tributo para convertirseen una criatura con pezuñas desterrada al mundo de los ángeles caídos.Marie-Louise von Franz reconoce las relaciones existentes entre el diablo y nuestra sombra personal afirmando: «En la actualidad, el principio de individuación está ligado al elemento diabólico ya que éste representa una separación de lo divino en el seno de la totalidad de la naturaleza. De este modo, los elementos perturbadores- como los afectos, el impulso autónomo hacia el poder y cuestiones similares-constituyen factores diabólicos que perturban la unidad de nuestra personalidad».
Nada en exceso
La segunda inscripción cincelada en Delfos, «Nada en exceso», es, si cabe, todavía más pertinente a nuestro caso. Según E. R. Dodds, se trata de una máxima por la que sólo puede regirse quien conoce a fondo su lujuria, su orgullo, su rabia, su gula -todos sus vicios en definitiva- ya que sólo quien ha comprendido y aceptado sus propios límites puede decidir ordenar y humanizar sus acciones.Vivimos en una época de desmesura: demasiada gente, demasiados crímenes, demasiada explotación,demasiada polución y demasiadas armas nucleares. Todos reconocemos y censuramos estos abusos aunque al mismo tiempo nos sintamos incapaces de solucionarlos.¿Pero qué es, en realidad, lo que podemos hacer con todo esto? La mayor parte de las personas destierran directamente las cualidades inaceptables e inmoderadas a la sombra inconsciente o las expresan en sus conductas más oscuras. De este modo, sin embargo, los excesos no desaparecen sino que terminan transformándose en síntomas tales como los sentimientos y las acciones profundamente negativas, los sufrimientos neuróticos, las enfermedades psicosomáticas, las depresiones y el abuso de drogas, por ejemplo.
El hecho es que cuando sentimos un deseo muy intenso y lo relegamos a la sombra opera desde ahí sin tener en cuenta a los demás; cuando estamos muy hambrientos y rechazamos ese impulso terminamos atormentando a nuestro cuerpo comiendo y bebiendo en exceso; cuando sentimos una aspiración elevada y la desterramos a la sombra nos condenamos a la búsqueda de gratificaciones sustitutorias instantáneas o nos entregamos a actividades hedonistas tales como el abuso de alcohol o drogas. La lista podría ser interminable pero lo cierto es que podemos observar por doquier los excesos del crecimiento desmesurado de la sombra:
•La amoralidad de la ciencia y la estrechísima colaboración existente entre el mundo de los negocios y la tecnología pone en evidencia nuestro deseo incontrolado de aumentar nuestro conocimiento y nuestro dominio sobre la naturaleza.
•El papel distorsionado y codependiente de quienes se dedican a las profesiones de ayuda y la codicia de médicos y empresas farmacéuticas que se manifiesta en la compulsión farisaica a ayudar y curar a los demás.
•La apatía del trabajo alienante, la rápida obsolescencia generada por la automación y la
hubris del éxito se expresan en la aceleración y deshumanización de los trabajos.
•El interés desmesurado en la maximización de los beneficios y el progreso que se evidencian en el crecimiento a ultranza del mercantilismo.
•El consumismo, el abuso de la publicidad, el derroche y la polución desenfrenada nos revelan el grado de materialismo hedonista existente en nuestra sociedad.
•El narcisismo generalizado, la explotación personal, la manipulación de los demás y el abuso de mujeres y niños evidencia el deseo de controlar las dimensiones innatamente incontrolables de nuestra propia vida.
•La obsesión por la salud, las dietas, los medicamentos y la longevidad a cualquier precio testimonia nuestro permanente miedo a la muerte.Estas facetas oscuras impregnan todos los estratos de nuestra sociedad y las soluciones que suelen ofrecerse a los excesos de la sombra colectiva, no hacen más que agravar el problema. Consideremos, por ejemplo, las atrocidades cometidas por el fascismo y el autoritarismo en Europa -intentos reaccionarios de solucionar el desorden social, la decadencia y la permisividad de la época o el moderno resurgimiento del fundamentalismo religioso y político que se extiende por doquier y que, en palabras de W. B. Yeats, ha «desatado la anarquía sobre el mundo».A esto se refería Jung cuando decía: «Hemos olvidado ingenuamente que bajo el mundo de la razón descansa otro mundo. Ignoro lo que la humanidad deberá soportar todavía antes de que se atreva a admitirlo».
 Recuperar la sombra
El descubrimiento de la sombra tiene por objeto fomentar nuestra relación con el inconsciente y expandir nuestra identidad compensando, de ese modo, la unilateralidad de nuestras actitudes conscientes connuestras profundidades inconscientes.Según el novelista Tom Robbins «descubrir la sombra nos permite estar en el lugar correcto del modo correcto». Cuando mantenemos una relación correcta con la sombra el inconsciente deja de ser un monstruo diabólico ya que, como señalaba Jung, «la sombra sólo resulta peligrosa cuando no le prestamos  la debida atención».Cuando mantenemos una relación adecuada con la sombra reestablecemos también el contacto con nuestras capacidades ocultas. El trabajo con la sombra -un término acuñado para referimos al esfuerzo constante por desarrollar una relación creativa con la sombra- nos permite:
•Aumentar el autoconocimiento y, en consecuencia, aceptamos de una manera más completa.
•Encauzar adecuadamente las emociones negativas que irrumpen inesperadamente en nuestra vida cotidiana.
•Liberamos de la culpa y la vergüenza asociadas a nuestros sentimientos y acciones negativas.
•Reconocer las proyecciones que tiñen de continuo nuestra opinión de los demás.
•Sanar nuestras relaciones mediante la observación sincera de nosotros mísmos y la comunicación directa.
•Y utilizar la imaginación creativa -vía sueños, pintura, escritura y rituales- para hacernos cargo de nuestro yo alienado.Quizás… quizás de ese modo dejemos de oscurecer la densidad de la sombra colectiva con nuestras propias tinieblas personales.La astróloga y analista junguiana británica Liz Greene señala la naturaleza paradójica de la sombra como depositaria de la oscuridad y baliza que jalona el camino hacia la luz. En su opinión: «El lado enfermo y doliente de nuestra personalidad encierra simultáneamente a la sombra oscura que se niega a cambiar yal redentor que puede transformar nuestra vida y modificar nuestros propios valores. En cierto modo este redentor es anormal porque lleva consigo algún tipo de estigma. Por ello puede descubrir el tesoro escondido, salvar a la princesa o matar al dragón. La sombra es, pues, al mismo tiempo, aquello a redimir y el sufrimiento redentor»

—————————————————————————————————

Freud

Dios y el demonio

Desde esta estructuración edípica que de la religión sostiene, Dios y el demonio aparecen como dos representaciones desfiguradas del padre, cuyas raíces se ocultan bajo los dos polos, positivo y negativo, de la ambivalencia afectiva. En el ensayo de Leonardo de Vinci (1909) tenemos la primera asociación clara establecida por Freud entre la figura del padre y la imagen de Dios, así como su enraizamiento en el “complejo paterno”. Poco después, el análisis del delirio paranoico llevado a cabo en el “Caso Schreber” (1911) puso de nuevo de relieve, a través de la brecha psicótica, la función del padre y su exaltación extrema por la divinización. En este hombre se da una relación libidinosa homosexual hacia su padre, no reconocida a nivel consciente, la que provoca un formidable delirio psicótico de contenido religioso. Schreber se sentía perseguido, en efecto, por un Dios que, en su morbosidad, pretendía transformarle en mujer para tener con ella un hijo, que posteriormente se convertiría en salvador del universo. Durante su época de salud, Schreber fue un escéptico en materia religiosa, pero la “enfermedad le convirtió en un hombre creyente” . Su Dios, a la vez erotizado y perseguidor, vino así a satisfacer, mediante la argucia del delirio, unos antiguos deseos reprimidos hacia la persona de su padre.
Los casos clínicos dedicados a la neurosis obsesiva como son los del “hombre de las ratas” y “el hombre de los lobos” resaltaron sobre todo la intensidad de la ambivalencia efectiva frente al padre que en ambos casos, supo encontrar en la imagen de Dios una salida más llevadera para el sujeto.
La figura del pintor Cristóbal Haitzmann, de F. Dostoyevski y de un joven médico americano en el texto Una experiencia religiosa, 1926, pusieron de manifiesto problemáticas muy diversas, algo que en la investigación sobre la neurosis se va haciendo inequívoco a los ojos de Freud: la íntima asociación entre la particular conflictividad con el padre y la relación con lo divino. Dios es una sustitución y una magnificación del padre que solo la formación cultural religiosa ha sido capas de generar. Frente a ella, por ejemplo, las grandilocuentes construcciones teóricas de los filósofos sobre Dios le resultan a Freud ridículos sucedáneos o imitaciones de pésima calidad. Solo por impulso de la culpa, hija de la ambivalencia (que tiene dos valores) afectiva, y de la nostalgia del padre que desde ella se genera, es posible en efecto, arribar a esa magnificación del padre que, de modo especial en el judeo-cristianismo, adquiere toda grandiosidad que tuvo para el hijo la primitiva figura paterna.

La relación entre religión neurosis

Hay que entender que la religión aparece en los textos freudianos como uno de los modos básicos de protección que ofrece la cultura frente a la neurosis. Expresado en los términos del mismo Freud, la adaptación a la neurosis general exime a muchos sujetos de la “labor de construir una neurosis personal“.
La religión ofrece una autoridad de la que depender y una guía en la que orientarse en la vida, libera del riesgo personal que supone siempre la propia libertad. La religión viene así a cubrir una decisiva necesidad de dependencia y de apoyo. Por eso cree Freud que la perdida de la religión trae consigo un importante incremento de la neurosis. No todo el mundo como veremos está igualmente capacitado, a sus ojos para la increencia y el ateísmo.
La religión, por otra parte , supone también una importante ayuda como defensa frente a la neurosis por su colaboración en la importante y siempre tarea de renuncia pulsional que la vida en común lleva aparejada. La religión se presenta como un terreno siempre dispuesto a ofrecer las más variadas soluciones en esa lucha entre padres e hijos, evitando que esta lucha desgarre y conflictualice al sujeto. Ella se presenta como un momento importante dentro del desarrollo general del crecimiento de la humanidad. Desde una perspectiva evolutiva, hay que considerar entonces la religión como una neurosis, pero también como una necesaria neurosis de crecimiento.
Efectivamente dentro del esquema evolutivo en el que se enmarca tótem y tabú, podemos comprobar cómo la religión viene a representar un momento de desarrollo de la humanidad, en correspondencia con el momento de desarrollo de la libido en el que el niño, superando la posición narcisista, se vuelve hacia un tipo de relación de objeto caracterizado por la fijación de la libido a los padres.
Según este modelo, si la cosmovisión animista supone una reproducción del primer narcisismo infantil en la que el sujeto se atribuye para sí toda la omnipotencia, la cosmovisión religiosa, en cambio, supone un paso adelante en la maduración, en la medida en que en ella se lleva a cabo una renuncia a los sentimientos de omnipotencia a favor de los dioses.
Este optimismo freudiano se redujo considerablemente en etapas posteriores. Convencido de la conveniencia de emprender una lucha implacable contra la religión, sin embargo, años más tarde, la enorme fuerza a la que pretendía hacer frente,  las profundas raíces en la afectividad de la experiencia religiosa le forzaron a pensar que ésta constituía un adversario nada fácil en el proyecto de una concepción científica de la vida. La religión -nos dirá en el ensayo titulado El problema de la concepción del Universo de 1932-, es un magno poder que dispone de las más intensas emociones humanas.

La figura idealizada del padre (omnipotente por la identificación imaginaria que realiza el narcisismo) es transferida a Dios y, de ese modo, la omnipotencia es hábilmente salvaguardada. El hombre religioso cree que en algún lugar existe el todo-poder, el todo-saber y la ilimitación de la inmortalidad. La indigencia, la ignorancia y la finitud encuentra así un alivio importante (bastante “honorable”, por otra parte) como forma de mantener la ilusión.

Es en este contexto donde la oración se presenta como un instrumento de primer orden para ganarse el favor de la omnipotencia de los dioses. El inividuo nos dice Freud -con la oración se asegura una influencia directa sobre la voluntad divina y, con ello, una participación en su omnipotencia.
Tal como lo plantea desde un esquema evolutivo en tótem y tabú, la oración implica un paso hacia adelante en la relación a la acción mágica primitiva que pretendería, por ejemplo, procurar la lluvia imitándola de alguna manera. En su lugar, el hombre religioso reemplaza el procedimiento mágico por procesiones en derredor de un templo y rogativas a los santos que en él se veneran

Pero la oración, además constituye una medida de defensa y protección mágica, no solo frente a una realidad exterior amenazante, sino también frente a la peligrosa realidad interior en los eventuales asaltos de los impulsos reprimidos de a nivel inconsciente. De ese modo se defiende el neurótico obsesivo con su ceremonial, sus jaculatorias y sus rogativas mágicas. Ellas le protegen de su misma interioridad y le proporcionan un freno y una contención para la oculta ambivalencia afectiva, muchas veces proyectadas sobre un Dios al que de mala gana se siente sometido. La jaculatoria, que interrumpe una cadena de malos pensamientos, ejemplifica bien lo que la oración puede representar en este sentido. Es una especie -dice Freud- de “magia negativa”, de supresión de lo que resulta intolerable en interior. Esta dinámica defensiva, por lo demás juega tanto a nivel de superstición popular como al nivel más elaborado de los ceremoniales religiosos oficiales.

La imagen de Dios, ni es una alucinación ni se encuentra tampoco al margen de la subjetividad. Así ocurre igualmente con la relación con los símbolos y signos religiosos: el crucifijo o la estrella de David constituyen vehículos de expresión que trascienden su realidad física. Ni se perciben en su pura materialidad física ni son pura creación subjetiva. Constituyen una amalgama de lo real- objetivo y la subjetividad que los penetra.

El Dios al que se reza no es, útilmente, el de los teólogos o el de los filósofos, ni siquiera el de la escrituras. Es un Dios íntimamente ligados a los avatares de la propia historia personal. En la representación que se hace de él, y en la que entran a la vez elementos conscientes e inconscientes, datos de la reflexión adulta junto con elementos provenientes de los más tempranos niveles del desarrollo infantil, la oración se convierte en un cauce para expresar lo más único, profundo y personal del individuo.

Así pues, el análisis de Freud sobre la creencia religiosa necesita ser matizado y completado. De una parte, los nuevos enfoques llevados acabo en psicoanálisis sobre las funciones de lo imaginario y lo simbólico para el desarrollo del individuo matizan de modo importante su critica sobre la ilusión. Pero, además, la crítica freudiana necesita también ser completada con otras aportaciones psicoanalíticas que desvelan nuevos aspectos de la experiencia religiosa. Más en particular, las investigaciones del psicoanálisis actual sobre las funciones del narcisismo infantil en la génesis de la personalidad y, de más importante todavía, la valoración de los componentes femeninos y maternos suponen elementos de primer orden a la hora de comprender la experiencia religiosa en general y la génesis de la imagen de Dios más en particular.

Y es evidente que no podemos pensar ni sentir a Dios absolutamente al margen de los contenidos con que su representación fue surgiendo en nosotros. Aquella omnipotencia de los primeros estadios de nuestro narcisismo infantil, aquella plenitud experimentada en la fusión con el objeto materno, aquellas ansiedades también que nos asaltaban desde los primitivos fantasmas infantiles, aquellos poderes formidables que fueron nuestro progenitores y aquellas otras amenazas y frustraciones que de ellos experimentamos….: todo tan asociado, según vimos al examinar en la génesis de nuestra representación de Dios, todo se hará de alguna manera presente al situarnos ante él en la oración. Es nuestro pasado como único lugar desde el que tenemos acceso al presente de cualquier relación, y tanto más de una relación de tan marcado carácter imaginario como es la relación con la divinidad. El creyente adulto debe, por tanto, aceptar la presencia y mediación de ese pasado y de las estructuras que con él surgieron en su relación y contacto con Dios. Después de Freud, el creyente debe saberse atravesado por un discurso que habla en él, y desde ahí debe renunciar a la pura inmediatez entre su credo y conciencia.
El problema, pues, se refiere al grado que esas determinaciones del pasado abren o cierran el presente, favorecen o obstaculizan el encuentro con lo no dado, con lo nuevo, con la sorpresa….; dicho en términos teológicos, con la gracia.

Si tuviéramos que abrir un juicio sobre el pensamiento de Sigmund Freud acerca de lo religioso, debiéramos decir que lo religioso para él fue objeto de ataque más que estudio verdaderamente científico. Diríamos también que en el desarrollo de sus teorías estuvo muy marcado por sus experiencias personales -recordemos que fue obligado a practicar la religión por su padre que sin duda fue para él la imagen del autoritarismo-, muchos de sus postulados parecen carentes de objetividad científica, y hasta nos atreveríamos a afirmar que muchos de ellos son depositarios de lo que él mismo llamó “venganza de lo reprimido”.

—————————————————————————————————–

Ved, el oro está oculto en Saturno(…)
Así, también el hombre, después de la
caída, se oculta en una efigie de sí mismo,
tosca, amorfa, bestial, como muerta (…)
es como la piedra bruta en Saturno (…),
su cuerpo es un cadáver fétido, pues
vive envenenado.

Jacob Boehme, De signatura rerum.

En esta época de crisis, en la que toda una civilización ha de tomar consciencia de su sombra, para emerger de la obscuridad en la que se halla inmersa, comienzan a darse los primeros vestigios de manifestaciones de integración. Del caos surge el orden y cada vez con mayor frecuencia son publicados y vendidos libros relacionados con el misticismo. Muestras elocuentes de un emerger, desde lo inconsciente, de una necesidad religiosa, que vuelva a ligar al hombre con su esencia divina.

No es aleatorio que, en la cúspide de la crisis occidental, desde el ámbito científico, comiencen a surgir autores que conectan los últimos descubrimientos acerca de la materia con la experiencia mística. La esterilidad de la ciencia sin alma parece estar llegando a su fin, para dar lugar, poco a poco, a una ciencia con alma. Una ciencia que conecta sus descubrimientos con las vivencias espirituales. Una ciencia que da cabida a la autorrealización de la persona, al conocimiento de su sí-mismo, al aumento del nivel de conciencia, en definitiva, a la conexión y expresión de lo interior con/en lo exterior. Esta “nueva ciencia” o “ciencia con mayúsculas” como la denomina David Sempau (2000) ya está dando sus frutos en multitud de áreas diversas.

Tengo la impresión de que el actual interés por el misticismo es una necesaria contrapartida a una carencia de valores religiosos y a un vacío existencial, subsecuentes a la destrucción de las antiguas estructuras. Sin embargo, el nuevo sistema de valores habrá de construirse sobre los sólidos cimientos anímicos. Por ello, aunque a primera vista pudiera resultar paradójico, en la búsqueda religiosa (del latín religare que significa re-ligarse o volverse a unir con la esencia vital suprema, con Dios) habremos de recurrir al inconsciente, al Alma Mater que desde siempre ha sido fundamento, origen y destino de los seres humanos.

Pero el inicio de ese viaje a lo inconsciente está jalonado por la fórmula ritual de la iniciación o, en su forma magnificada, la aventura mitológica del héroe. Campbell (1977) divide este viaje arquetípico en tres fases: separación-iniciación-retorno. Así, el héroe inicia su aventura desde el mundo de la luz, regido por la conciencia y los objetos externos, a la región de los prodigios sobrenaturales, enfrentándose a las fuerzas de fábulas y leyendas para obtener una victoria que será decisiva. El héroe regresa de su misteriosa aventura con un obsequio para sus hermanos. Jasón, tras navegar a través de las rocas que señalaban el camino al mar de las maravillas (lo inconsciente, en lenguaje psicológico), engañó al dragón que guardaba el Vellocino de Oro y regresó con él y con una renovada fuerza que lo llevó a disputar el trono a un usurpador. Prometeo, por su parte, ascendió a los cielos (otro símbolo de lo inconsciente) y robó el fuego de los dioses, tras lo cual descendió. La epopeya sumeria deGilgamesh, de amplia difusión por Mesopotamia y Anatolia desde antes del siglo VII a. de C., descrita en doce tablas asirias de barro en escritura cuneiforme, narra las aventuras del héroe en busca de la inmortalidad (García Gual, 1997). Gilgamesh se enfrenta a las fuerzas del mal para conseguir la planta de la eterna juventud. Sin embargo, mientras dormía tumbado cerca de una poza, una serpiente le arrebató la planta. Apenas la hubo engullido, la serpiente mudo su piel y por lo tanto rejuveneció. Gilgamesh se sentó a llorar por la pérdida del elixir de la vida eterna.

Tal y como nos dice Campbell (1997) la búsqueda de la inmortalidad siempre ha fascinado al corazón del hombre. Hay algo en ese símbolo que conmueve en lo más hondo de nuestro ser. Sin embargo, existe un mal entendido radical que se perpetúa en nuestra sociedad. La búsqueda de la inmortalidad en el plano material o físico, que podemos observar hoy en los avances de la medicina para aumentar la longevidad, o en las polémicas que se suscitan como consecuencia de la pretensión de alargar la vida del paciente, pese a la situación y el estado en el que se encuentre, se deriva de una auténtica y profunda incomprensión. Muy al contrario, el problema fundamental es la ampliación de la perspectiva del hombre, de suerte que su cuerpo y su yo no obstruyan ni obnubilen la visión de la inmortalidad en el hombre. La dádiva que entregan los dioses al héroe ha de entenderse en un sentido simbólico. Representa la renovación de la energía vital, un nuevo nacimiento tras la transformación que se opera en el interior de lo inconsciente. El don verdadero es la trascendencia del ego, después de la muerte de las antiguas estructuras, de la identificación con el ego y con el cuerpo, del egoísmo consecuente y de la arrogancia del “sabio”, dando nacimiento a un nuevo ser que, aún siendo el mismo, sin embargo ya no lo es.

No deberá sorprender, tras lo enunciado con anterioridad, que la estructura de los mitos, leyendas y cuentos de hadas tenga su fundamento en el alma humana. Estos son representaciones simbólicas de procesos que se gestan en el caldero de lo inconsciente.

El reino mítico lo llevamos “dentro”. Todos los gigantes, serpientes, dragones, vampiros, así como los ayudantes secretos del viaje están allí, en el reino de los sueños. El reino al que incesante e ineluctablemente regresamos cada noche. Allí radican todas las potencialidades que nunca trajimos a la realización como adultos. Es, pues, el reino de lo no manifestado aún. Ellas son las semillas de oro que encontramos en el viaje a nuestras profundidades.

Ese mundo de lo inefable es el reino de los arquetipos, de las imágenes primigenias (Jung, 1994a,b). La misión del héroe o del iniciado es llegar a asimilar los correlatos simbólicos del arquetipo: los símbolos creados por lo inconsciente. Estos símbolos constituyen la manifestación, asequible a la conciencia, del transcurso del acontecer psicoenergético o libidinal de lo inconsciente. El descubrimiento y asimilación de los arquetipos, en su versión simbólica manifestada, no sólo dirigen el destino individual, sino que a través del desarrollo psicológico del individuo hacia la individuación, inspiran y marcan direcciones por las que la civilización habrá de dirigir sus pasos. Tarea ésta que siempre corresponde al individuo, pues la masa ensalza las cualidades colectivas de sus constituyentes y, con ello, realiza una apología de lo que hay en el hombre de más bajo, tosco, burdo, soez y pueril.

De esta suerte, la vía del hombre a la autorrealización o individuación está jalonada por los símbolos gestados en lo inconsciente. Estos marcan las rutas que habrá de seguir la libido en un momento dado y, una vez constelado el arquetipo subyacente, sólo en esa dirección podrá encontrarse el pleno discurrir de la libido. Toda otra dirección, cual sucede con el fluir de un río, irá poco a poco muriendo (Jung, 1994a).

La verdad no vino al mundo desnuda, sino que vino en tipos e imágenes. Nadie recibirá la verdad de otra manera. Hay un renacer de nuevo y una imagen del nacer de nuevo. Es indispensable nacer de nuevo a través de la imagen“. Evangelio Gnóstico de Felipe.

Ambos fragmentos son de sumo interés, dado que nos muestran y corroboran sempiternas verdades. Tal y como lo indica Almazán, siguiendo las enseñanzas de Jung, la psique humana, en sus más profundos sustratos, funciona hoy como siempre ha funcionado. En su esencia es la misma. Coincidente con la egipcia de Ramsés, la griega de Platón, la romana de Séneca, la árabe de Mahoma, la medieval europea, la que produjo la Revolución Industrial, las Guerras Mundiales y, por supuesto, la Crisis Ecológica. En suma, la psique es idéntica en todos los hombres, en todas las culturas y en todas las épocas bajo el umbral de la epidermis individual. Como siempre, seguimos actuando bajo el influjo numinoso del arquetipo, el ego consciente sigue siendo una isla en el inmenso océano de lo inconsciente y su mecanismo proyectivo, aunque depurado, sigue siendo el mismo de siempre.

…………………….. poco importa las veces que esto se haya escrito, pues resulta incomprensible a la mente involucionada, ciega para estas verdades interiores. De qué sirve leerlo si el alma no se conmociona con ello, si no irrumpe un escalofrío que recorre el cuerpo entero; si no queda uno apresado en su campo de atracción, impulsándole a escudriñar por entre los abismos de la sustancia arcana.

En algún lugar del inconmensurable universo,

En algún instante del acontecer eterno,

Surgió la imagen de la Feminidad gloriosa,

Dama Beatífica de colores mil adornada.
¡Oh, Señor! ¡Airado de mí!

Con audacia y atrevimiento sin fin,

Osé encaminar mis pasos hacia ti;

Yo, de tu fano fámulo hasta el fin.
¿Atrevido? No, temerario,

Por mi invocación sentenciado.

Mujer, Dama, Diosa

De mis sueños Señora.
Fuente de excelsas inspiraciones,

Accediste a mis peticiones,

Consumaste en mí tus donaciones,

Abriste mi vida a los humanos corazones.
Y nado en un océano de felicidad,

Cuanto, hacia ti, mayor es mi afinidad.

Y, aún amarrado a ti para la eternidad,

Nado en la imperecedera felicidad.
Tierra de Marfil,

Ciudad Natal,

Océano Abisal,

Fuente Primordial,
Tierra Prometida,

Vaso y Cáliz de Vida.

Tú me glorificaste,

Brotar la Vida en mí hiciste.
El bienaventurado estado

a mi vida conferiste,

Pues el fluir necesario

Tú me lo concediste.
Accediste a mi ruego

De escrutar en lo profundo,

Aquel Arte siempre codiciado

Y pocas veces encontrado.
Y fui feliz, cual jamás hube sido,

Y las inervaciones que estallaron

Por el sentir del fluir vital concedido,

Todo mi cuerpo convulsionaron.
¡Nunca me hubiera prestado

a concederte mi beneplácito,

si tus deseos no hubieran surgido

de un inefable propósito!
Exclamaste,

¡Oh, Reina de las Profundidades!

Desvaneciéndote,

¡Oh, Reina de las Oscuridades!
¿Eres tú, acaso,

fuente de vida eterna?

¿Eres tú, acaso,

manantial de renovada vida?
¿Acaso me dirijas por aquella senda

tiempo ha recorrida?

¿Quizás seas tú, por fortuna,

Divinidad Sempiterna?
Sea cual fuere la Obra a representar,

Tú eres y seguirás siendo siempre,

La Imagen Divina del transcurso celestial,

Fantasma proveniente del más frondoso Floral,
Del Divino Vergel,

De donde emerge Aquel,

Aquel sublime caudal

de energía vita,l
De donde tiene origen el Todo

Y a donde converge todo.

Irreal, cual imagen fantástica.

Real, cual ripario fluir de las aguas.
Pasiva en mis más íntimos contactos,

Activa en los consabidos actos.
La vida fluye en nuestro derredor,

Barrunta la muerte a nuestro alrededor

El olvido de tu furor.

Como puede comprobarse, la experiencia numinosa, aquí expresada en un lenguaje poético, es incomprensible e inescrutable sin el auxilio de los símbolos. Y ese mundo, el mundo de lo inconsciente colectivo, es el alma madre del yo consciente, de la cual una vez surgió, así como de los símbolos que le son accesibles y que representan la dirección de la libido y, por tanto, del destino humano.

Estos símbolos son los mensajes cifrados de lo inconsciente que señalan el camino en el proceso de individuación.http://www.cgjungpage.org/index.php?option=com_content&task=view&id=172

http://www.urantia.org/es/el-libro-urantia/documento-53-la-rebelion-de-lucifer

http://www.poemas-del-alma.com/blog/libros/rebelion-lucifer-jose-benitez

——————————————————————————————————–

MÁS EN EL NT QUE EN EL AT 
La fe en la existencia del diablo y de los diablos es más pronunciada en el NT que en el AT. Este último fue la matriz cultural y religiosa que condicionó la comprensión que tuvo Jesús de Satanás. En este contexto, Satanás, la muerte y el pecado se concebían estrechamente unidos. La muerte no se experimentaba como una potencia abstracta o un hecho inexplicable, sino que se personificó como el enemigo (Sal 18,4), como el enemigo por excelencia (Sal 5,10). La muerte emplea como mensajeros amenazadores a los demonios para anunciar desventuras y pestilencias. La muerte no se limita a esperar que los huéspedes lleguen a su reino, sino que entra en el cosmos para llevárselos. Jeremías (9,20) la describe como un monstruo, que persigue a sus víctimas como un ladrón, un estrangulador, un atracador o un segador. Parece que en Israel se produjo una evolución, que va desde una concepción mitológica de la muerte a la creencia en el enemigo: Satanás, el diablo, el adversario. Belial se convirtió en nombre propio para indicar el mal personificado, el diablo, y se lo identificó con la muerte y con su reino, el sheol (Sal 18,6).

La “señora” muerte personifica la negación de la vida y, evidentemente, no formaba parte del plan divino originario de la creación. Ella es el enemigo, el mal último y el compendio de todos los males. El sufrimiento, la persecución, la enfermedad y todas las formas de la miseria humana se experimentan como muerte parcial, pero real, y a sus autores se los siente como manifestaciones del enemigo de la humanidad, Satanás. Los autores del mal representan visiblemente al enemigo y sus fuerzas caóticas. Los enemigos personales, por ejemplo, participan del poder letal del enemigo; son aliados y mensajeros de la muerte, la reina de los terrores, que produce espanto y horror con sus trampas y sus lazos, sus desastres y sus destrucciones, todo lo cual nos impide experimentar una vida humana plena. Los que crean miseria para los demás representan al enemigo como potencias demoníacas suyas.

Los hebreos asociaban a. los demonios con el desierto salvaje; los hombres no podían sobrevivir mucho en semejante ambiente inhóspito, que produce un estado de ánimo por el que uno se siente perdido, privado de guía, perplejo y a merced de fuerzas extrañas, misteriosas y malvadas. La identificación de las tierras áridas con la maldición de Dios llevó a creer que las regiones salvajes eran el ambiente del mal; una especie de infierno poblado de espíritus malignos (Dt 8,15). Las zonas salvajes son el ambiente de lo no humano, e incluso de lo antihumano; el lugar de las bestias feroces, donde el orden que el hombre impone al mundo natural para su propia supervivencia está ausente, y en el que él es una presencia extraña, atemorizada por el mundo de las criaturas carentes de norma, confusas, desordenadas y amenazadoras, que no están bajo su control.

Jesús entra en las zonas desoladas, en el hábitat natural de los espíritus malos que perturban a los hombres y los confunden. Sus cuarenta días pasados en una tierra inhóspita (=desierto) recuerdan los cuarenta años de la tentación y de la tribulación que Israel hubo de soportar en las tierras desoladas del Sinaí. En esta experiencia del desierto es donde Jesús se enfrenta con las fuerzas malignas que asedian a toda la humanidad en un auténtico periodo de prueba y de sufrimiento. Jesús se enfrenta victoriosamente con Satanás, el cual se aleja “hasta el. tiempo oportuno” (Lc 4,13), después de haberle tentado, sólo para volver cuando sea condenado a muerte. Cuando es detenido en Getsemaní (Le 22,53), declara: “Esta es vuestra hora y el poder de las tinieblas”.

Los cristianos creen que Jesús venció los males de la condición de desierto en que el hombre se siente perdido y extraño en un mundo hostil; creen que él es el camino de Dios a través de la condición humana, semejante a un desierto. Tal es la convicción de Juan cuando escribe: “Nosotros sabemos que somos de Dios, y que el mundo está en poder del maligno” (I Jn 5,19). Para Juan, el mundo sin Cristo está perdido en la condición del desierto sin camino de salida.

El teólogo y escritor inglés C. S. Lewis escribía en 1941: “Hay dos errores iguales y opuestos, en los cuales el género humano puede caer a propósito de los diablos. Uno es no creer en su existencia. El otro es creer en ella y sentir un interés excesivo y malsano por ellos. Por su parte, a ellos les gusta por igual uno y otro error y saludan con idéntico placer al materialista y al mago”.

Si es espíritu ¿ como dice que es persona ?, ¿ qué significa que es persona ?, ¿ que significa la palabra persona?  

En el Tratado Del Origen de los vocablos de Gabio Baso se señala que la palabra persona viene del latín persona, o sea máscara usada por un personaje teatral. El latín lo tomó del etrusco phersu y éste del griego prospora: máscara. Máscara en griego está formada por pros:delante y opos:cara, o sea “delante de la cara”. En el teatro griego, para llegar a los espectadores, se usaba una máscara que expresaba sentimientos y emociones. Estas máscaras se llamaban persona (para sonar/resonar) pues tenían una concavidad estrecha para la repercusión e intensidad del sonido. Esta palabra pasó al vocabulario jurídico romano y después a la filosofía, teología y antropología metafísica. En el derecho romano los esclavos eran hombres pero no eran personas. Cabría decir que el concepto de persona apareció como resultado de un proceso vinculado a la liberación, al menos teórica, de los esclavos (o de los bárbaros) y no como un mero concepto abstracto, mental, intemporal.

En el lenguaje cotidiano, la palabra persona hace referencia a un ser racional y consciente de sí mismo, que posee identidad propia. El ejemplo excluyente suele ser el ser humano, aunque algunos extienden el concepto a otras especies.

Persona

———————————————————————————————–

LAS PELÍCULAS MALDITAS Cuando en la filmación de una película convergen circunstancias y accidentes que dan que pensar.

Leer más en Suite101: Satán en el cine | Suite101.net http://milagrosrodriguezcardero.suite101.net/satan-en-el-cine-a49700#ixzz1Z5f5wxKA

Fátima, la profecía discutida
Una Virgen anticomunista ??
El 13 de mayo de 1981 unos 20.000 peregrinos siguen las evoluciones del Papa en la Plaza de San Pedro. Cuando el sumo Pontífice está haciendo la señal de la cruz en la frente de un niño suenan vados disparos. Su Santidad cae gravemente herido. Inmediatamente Alí Agca, el autor de los disparos, es inmovilizado. Las investigaciones posteriores demostrarían que el terrorista turco era la mano ejecutara de un plan urdido por el KGB. El objeto del atentado era a la vez personal y simbólico. Por un lado se pretendía eliminar a Juan Pablo II, la mayor amenaza para el Comunismo en ese momento; y por otro, acabar con el mensaje anticomunista instrumentalizado a través del apostolado de la Virgen de Fátima. A nadie se le escapa que la fecha del atentado, coincidente con el día y el mes de la primera aparición de la Virgen de Fátima, no era casual. Y es que el Segundo Mensaje de la Santa Madre pidiendo la conversión de Rusia fue utilizado hasta la saciedad por el Papa como arma arrojadiza contra el Comunismo en el mundo. La mayoría de los historiadores están de acuerdo: Juan Pablo II, con el inestimable apoyo de la CIA, fue el responsable de la caída del mundo comunista. Es de sobra conocida la relación entre el Papa y Vernon Walters, ex subdirector de la CIA. Se veían regularmente para intercambiar informaciones y unir esfuerzos con la intención de destruir el Telón de Acero. Esta fructífera relación entre el Vaticano y los servicios secretos estadounidenses provocó el debilitamiento del gobierno polaco, gracias al apoyo económico y logístico que recibió Solidaridad, el primer sindicato libre del Pacto de Varsovia, por supuesto de inspiración católica. Con el asesoramiento de Washington, el Papa fustigó sin piedad por todo el mundo a los regímenes comunistas que “querían abolir a Dios”. Juan Pablo II acabó decididamente con los conatos revolucionarios marxista-cristianos (la teología de la liberación) que surgieron como setas en América latina en los años 80 y que, en buena medida, estaban planificados por el KGB.

¿ Pero es que no existe otro mal en este mundo que el comunismo para que la santa virgen con la santa madre iglesia le dedicasen tanta atención ?

Se podría decir que Franco hizo bien hechos los deberes, su devastadora ideologia anti-comunista (muy a la zaga de los fascismos europeos) caló muy hondo entre la población y aún pesa mucho en las conciencias españolas, la imagen del comunismo está empañada, soterrada por la mala imagen derivada de la “gestión comunista” en los paises del este, de los genocidios de Mao, Stalin, por los jemeres rojos, Ceaucescu y demás dictatorzuelos que tomaron la licencia del “comunismo” para destruir y aniquilar a su antojo. Pero el impacto psicológico era demasiado fuerte, y como impertinente duendecillo sigue haciendo de las suyas y lastrando el socialismo.

Lo curioso del anti-comunismo, es que no existiendo una experiencia comunista o socialista real, se odian a muerte ideologias derivadas de éste pero que nada tienen que ver ni con las ideas del PCE ni las de Marx, por su parte.

Se comete una injusticia enorme llamando al PCE o a IU comunistas en un sentido despectivo, la realidad es que estos partidos han sabido adaptar su ideología a los nuevos tiempos y que hoy en día podrían encasillar en un modelo “social-demócrata” pero real, cuando la social-democracia hablaba de superar el capitalismo y no alimentarlo indefinidamente. IU es una alternativa, llámalo comunismo, llamalo socialismo, llámalo eurocomunismo, es ante todo un intento por cambiar el sistema y avanzar hacia un modelo mas social y justo.

Pero el retrato de carnaval de los comunistas del siglo XXI sigue siendo un tópico muy arraigado en la sociedad, hay que cambiar mucha mentalidad para que el comunismo/socialismo vuelva a ser visto como algo posible, e incluso necesario, como ya apuntalaba en su época genios como Einstein.

“Misericordia quiero, y no sacrificio.” (Mat.9:13)

. El evangelista Mateo, siempre atento al vínculo entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, en este momento pone en los labios de Jesús la profecía de Oseas: “Id y aprended lo que significa: Misericordia quiero y no sacrificio”.

 “Si hubiérais comprendido lo que significa: Misericordia quiero y no sacrificio, no habríais condenado a personas sin culpa” (Mt 12,7)

En otras palabras, quería decir:

“Prefiero que manifiesten amor
y no que se limiten a cumplir sacrificios y deberes
para obedecer y guardar la ley.
¡Prefiero verlos amar a alguien,
y no que sean tan santurrones!”

Los bebedores, las prostitutas, los publicanos
y los pecadores acudían a Jesús
en busca de amor y misericordia,
¡y Él los trataba con ternura y bondad,
los perdonaba y les daba esperanzas, amor y aliento!
No iban a ver a los religiosos severos, rígidos, santurrones,
inflexibles, implacables, exigentes y acusadores,
¡que les decían que si no eran perfectos irían al infierno!
¡Acudían a Jesús en busca de Su amor,
misericordia, perdón, aliento y paciencia!
¡El amor tiende un velo sobre innumerables pecados!
(1Pe.4:8)
¡Pero algunos son tan mojigatos
que piensan que nunca se equivocan!
Si comprendes cuánta misericordia necesitas tú mismo,
serás mucho más misericordioso con los demás.
Recordar lo pecadores que somos
y los muchos errores que hemos cometido
nos ayuda enormemente a mantenernos humildes
y a evitar ese espíritu de orgullo farisaico
que nos hace criticar y condenar a los demás.
Cuando te das cuenta de que tú necesitas
mucho perdón y misericordia, te muestras
más dispuesto a manifestar eso mismo a los demás.
¡Por eso, sé misericordioso!
Amén

* NUESTROS SENTIDOS PUEDEN ENGAÑARNOS :http://www.foro-cualquiera.com/imagenes-avatars/160670-24-impresionantes-ilusiones-opticas-18-imagenes-6-gifs.html

“Bienaventurado el vientre que te trajo, y los pechos que mamaste” y Jesús respondió “Antes, bienaventurados los que oyen la palabra de Dios y la guardan”.
…….La Stma. (?)  Virgen les dijo en la 4ª. Aparición: “Recen, recen mucho y hagan sacrificios por los pecadores. Tienen que recordar que muchas almas se condenan porque no hay quién rece y haga sacrificios por ellas”
Desde la primera aparición, los niños buscaban como multiplicar sus mortificaciones.
No se cansaban de buscar nuevas maneras de ofrecer sacrificios por los pecadores. Un día, poco después de la cuarta aparición, mientras que caminaban, Jacinta encontró una cuerda y propuso el ceñir la cuerda a la cintura como sacrificio. Estando de acuerdo, cortaron la cuerda en tres pedazos y se la ataron a la cintura sobre la carne. Lucia cuenta después que este fue un sacrificio que los hacia sufrir terriblemente, tanto así que Jacinta apenas podía contener las lágrimas. Pero si se le hablaba de quitársela, respondía enseguida que de ninguna manera pues esto servía para la conversión de muchos pecadores. Al principio llevaban la cuerda de día y de noche pero en una aparición, la Virgen les dijo: “Nuestro Señor está muy contento de vuestros sacrificios pero no quiere que durmáis con la cuerda. Llevarla solamente durante el día.” Ellos obedecieron y con mayor fervor perseveraron en esta dura penitencia, pues sabían que agradaban a Dios y a la Virgen. Francisco y Jacinta llevaron la cuerda hasta en la ultima enfermedad, durante la cual aparecía manchada en sangre.
El 23 de diciembre de 1918, Francisco y Jacinta cayeron gravemente enfermos por la terrible epidemia de bronco-neumonía. Pero a pesar de que se encontraban enfermos, no disminuyeron en nada el fervor en hacer sacrificios.

Jacinta sufrió mucho por la muerte de su hermano. Poco después de esto, como resultado de la bronconeumonía, se le declaró una pleuresía purulenta, acompañada por otras complicaciones. Un día le declara a Lucia: “La Virgen ha venido a verme y me preguntó si quería seguir convirtiendo pecadores. Respondí que si y Ella añadió que iré pronto a un hospital y que sufriré mucho, pero que lo padezca todo por la conversión de los pecadores, en reparación de las ofensas cometidas contra Su Corazón y por amor de Jesús. Dijo que mamá me acompañará, pero que luego me quedaré sola.” Y así fue.

Por orden del médico fue llevada al hospital de Vila Nova donde fue sometida a un tratamiento por dos meses. Al regresar a su casa, volvió como había partido pero con una gran llaga en el pecho que necesitaba ser medicada diariamente. Mas, por falta de higiene, le sobrevino a la llaga una infección progresiva que le resultó a Jacinta un tormento. Era un martirio continuo, que sufría siempre sin quejarse. Intentaba ocultar todos estos sufrimientos a los ojos de su madre para no hacerla padecer mas. Y aun le consolaba diciéndole que estaba muy bien.

JACINTA
“Haced penitencia por los pecadores! Muchos van al infierno porque nadie reza y se sacrifica por ellos.” – Tales palabras encontraron   profunda resonancia en Jacinta. ¡Y con que inquebrantable voluntad ella hacía penitencia! Aquí van mencionados algunos ejemplos de esta joven y ya gran santa. Ella no vacilaba en ayunar, frecuentemente, un día entero sin comer o beber nada, dando alegremente su pan a los chicos pobres. Otros días, comía solamente aquello que más detestaba. Traía como penitencia una gruesa cuerda en torno a la cintura. ¡Nada, ningún sacrificio le parecía demasiado grande, tratándose de la salvación de las almas! En su enfermedad — una tuberculosis que la llevó a la muerte — ofrecía principalmente sus dolores:

Último sacrificio: en la muerte, aislamiento

Tan heroica fue la muerte cuanto la vida de Jacinta, en un hospital de Lisboa, completamente abandonada. Este fue objeto de una de las últimas predicciones recibidas por Jacinta, directamente de Nuestra Señora. ¡Con que coraje conservó la niña este pensamiento! Dejémosla narrar esta profecía, confiada por ella a Lucía:

“Nuestra Señora me dice que voy a Lisboa, para otro hospital; que no te vuelvo a ver, ni a mis padres; que después de sufrir mucho, muero solita; pero que no tenga miedo, que allá Ella me va a buscar para llevarme al Cielo.”

FRANCISCO

En la víspera de su muerte se confesó y comulgó con los mas santos sentimientos. Después de 5 meses de casi continuo sufrimiento, el 4 de abril de 1919, primer viernes, a las 10:00 a.m., murió santamente el consolador de Jesús.

“Quiero amor y no sacrificio / conocimiento de Dios más que holocaustos” (Os 6,6).

Vivimos en un mundo que es cada vez más sacrificial y que requiere víctimas del consumo, donde la vida humana no vale nada y queda en un segundo plano frente a los intereses del mercado. El núcleo de la cultura y de la civilización es el mercado, el intercambio de bienes, donde los capitales circulan libremente, se pide la libre circulación de mercaderías y dinero, pero no de personas, sino que cada vez son más estrictas las leyes de migración de los países desarrollados.

Los poderosos de este tiempo no le tienen nada que envidiar a aquellos con quienes se enfrentaban los profetas del Antiguo Testamento: “Ustedes juegan con la vida del pobre y del miserable por algún dinero o por un par de sandalias” (Am. 8,6); “Pobres de aquellos que dictan leyes injustas y con sus decretos organizan la opresión, que despojan de sus derechos a los pobres de mi país e impiden que se les haga justicia” (Is. 10, 1-2).

Estamos viviendo en una sociedad cada vez más sacrificial, en donde la voz y la acción de Dios liberador está siendo ocultada por las voces del mercado y la mentira. La fuerza del Espíritu lo está revelando, nos invita a discernir profundamente los signos que este tiempo nos presenta y nos llama también a una libertad profunda de pensar y poder expresar lo que pensamos, lo que es motivo de alegría. En este sentido, nos parece oportuno ir desentrañando la experiencia de un Jesús histórico, marginal y marginalizado, con una práctica a contrapelo de la religión de su época (¿y de la nuestra?). Era una religión sin corazón, sin misericordia y sin solidaridad, hecha de pura legalidad, rito y sacrificio, convertida en pura ideología, por lo tanto incapaz de ayudar a engendrar algo nuevo.

XXI
Expresiones del Tao
La virtud se expresa siguiendo al Tao.
Tao es evasivo e intengible
Pero expresa toda forma y sustancia;
Tao es oscuro y sútil
Pero expresa toda la Naturaleza;
La Naturaleza no cambia,
Pero expresa toda sensación.

Desde antes del conocimiento
El Tao ha expresado todas las cosas.
¿Cómo puedo saber?
Confiando en mis sentidos.

XXII
Aceptación y Contención
Acepta y serás completo,
Inclinate y serás recto,
Vacíate y quedarás lleno,
Decae, y te renovarás,
Desea, y conseguirás,
Buscando la satisfacción quedas confuso.

El Sabio acepta el Mundo
Como el Mundo acepta el Tao;
No se muestra a si mismo, y así es visto claramente,
No se justifica a si mismo, y por eso destaca,
No se empeña, y así realiza su obra,
No se glorifica, y por eso es excelso,
No busca la lucha, y por eso nadie lucha contra él.

Los Santos decían, “acepta y serás completo”,
Una vez completo, el Mundo es tu hogar.

XXIII
Habla y Confianza
La Naturaleza dice pocas palabras:
El viento fuerte no dura mucho,
La lluvia torrencial no cae durante mucho tiempo.
Si las palabras de la Naturaleza no permanecen
¿Por qué habrían de hacerlo las del Hombre?

Para seguir el Tao, conviertete en Tao; el Tao te aceptará.
Para dar virtud, conviertete en virtud; la virtud te aceptará.
Si pierdes con el Tao, la pérdida te aceptará.
Has de confiar para que confíen en tí.

XXIV
Tumores
Si te mantienes de puntillas no te mantienes mucho tiempo;
Si dás pasos demasiado largos no puedes caminar bien;
Si te muestras a tí mismo no puedes ser bien visto;
Si te autojustificas no puedes ser respetado;
Si te halagas a ti mismo no puedes ser creído;
Si te enorgulleces demasiado no puedes alcanzar la excelencia.
Todos estos comportamientos son excrecencias y tumores,
Cosas desagradables evitadas por el virtuoso.

XXV
Cuatro Infinitos
Antes de que existiese el Mundo
Estaba el Misterio:
Silencioso, sin fondo,
Solitario, inmutable,
En todas partes y siempre en movimiento,
La Madre del Mundo.
No conozco su nombre, por lo que le llamo Tao;
No conozco su límite, por lo que le llamo Infinito.

Siendo infinito, fluye para siempre,
Fluyendo para siempre, vuelve a Sí Mismo.

Uno Mismo sigue el camino del Mundo;
El Mundo sigue el camino de la Naturaleza;
La Naturaleza sigue el camino del Tao;
El Tao es el Camino.

Tao es infinito,
por tanto la Naturaleza es infinita,
por tanto el Mundo es infinito,
por tanto Uno Mismo es infinito.
Son cuatro Infinitos,
Y el Yo es uno de ellos.

XXVI
Calma
La gravedad es el origen de la ligereza,
La Calma, la dueña de la agitación.

Así pues, el que dirige una gran empresa
no debe actuar con ligereza o agitación.
Actuando a la ligera, pierde contacto con el Mundo,
Actuando agitadamente, pierde contacto consigo mismo.

El sabio viaja todo el día sin perder el control;
Rodeado de cosas deseables, permanece en calma y sin sujecciones.

XXVII
Atención
El buen viajero no deja huella que pueda seguirse,
El buen hablador no deja palabras que puedan ser cuestionadas,
El buen contable no deja cálculo sin comprobar,
El buen cerrajero no deja cerradura que pueda ser forzada,
El buen atador no deja nudo que pueda ser deshecho.

Así, el sabio cuida a todos los hombres
y no abandona a ninguno.
Acepta todo y no rechaza nada.
Atiende hasta el menor detalle.

Así el fuerte debe guiar al débil,
pues el débil es el material de donde hacer a los fuertes.
Si la guía no es respetada
O el material no es cuidado
Se origina confusión, no importa cuan inteligente sea uno.
Esta es la esencia de la sutileza.

XXVIII
Convertirse en femenino
Conociendo lo masculino, y convirtiendose en lo femenino,
Se llega a ser la vía a través de la cual se mueve el Mundo,
Estar unido a la virtud,
Y renacer de nuevo.

Conociendo la luz y convirtiendose en la oscuridad,
Uno se convierte en el Mundo,
Llegando a ser la virtud,
Y volviendo al Tao.

Conociendo el honor y siendo humilde,
Uno se convierte en el valle del Mundo,
Llenandose de la virtud,
Y siendo como un tronco no cortado.

Cuando el tronco es cortado se convierte en herramientas.
Usadas por el sabio, son poderosas;
Así pues, un buen carpintero no desperdicia madera.

XXIX
Ceguera
Aquellos que desean cambiar el Mundo
De acuerdo con sus deseos
Nunca tienen éxito.

Al Mundo le dá forma el Tao;
No puede darse forma a sí mismo.
Si alguien intenta darle forma, le daña;
Si alguien intenta poseerle, le pierde.

Así pues:
A veces las cosas florecen, a veces no.
A veces la vida es dura, a veces es fácil.
A veces la gente es fuerte, a veces es débil.
A veces llegas a donde quieres ir, a veces te quedas en el camino.
Por ello el sabio no es extremo, extravagante o complaciente.

XXX
Violencia
Los hombres poderosos no deben usar la violencia,
Pues la violencia tiene la costumbre de retornar;
Las zarzas crecen donde quiera que vaya un ejército,
Y años de hambre siguen a una guerra.

Un general está bien advertido:
De que ha de hacer nada más que lo que indican sus órdenes,
No importa cuan fuerte sea su ejército;
De que ha de conseguir cumplir sus órdenes,
Pero no la gloria o el sentirse orgulloso;
De hacer lo que dicta la necesidad,
Pero no la sed de sangre;
Pues, incluso la más poderosa fuerza decaerá con el tiempo,
Y la violencia volverá en contra, y le destruirá.

—————————————————————————————

YIN  YANG

Todo lo bueno contiene algo de malo, todo lo malo contiene algo de bueno

El yin y yang es un concepto fundamentado en la dualidad de todo lo existente en el universo según la filosofía oriental, en la que surge. Describe las dos fuerzas fundamentales aparentemente opuestas y complementarias, que se encuentran en todas las cosas. En todo se sigue este patrón: luz/oscuridad, sonido/silencio, calor/frío, movimiento/quietud, vida/muerte, mente/cuerpo, masculino/femenino, etc. El yin es el principio femenino, la tierra, la oscuridad, la pasividad y la absorción. El yang es el principio masculino, el cielo, la luz, la actividad y la penetración.1

Según esta idea, cada ser, objeto o pensamiento posee un complemento del que depende para su existencia y que a su vez existe dentro de él mismo. De esto se deduce que nada existe en estado puro ni tampoco en absoluta quietud, sino en una continua transformación. Además, cualquier idea puede ser vista como su contraria si se la mira desde otro punto de vista. En este sentido, la categorización sólo lo sería por conveniencia. Estas dos fuerzas, yin y yang, serían la fase siguiente después del taiji o Tao, principio generador de todas las cosas, del cual surgen.

Esta teoría es fundamental dentro de la Medicina china tradicional.

Según Dragon Ball, Dios y el Diablo…

http://es.wikipedia.org/wiki/Dualidad_onda_corp%C3%BAsculo

El debate entre el bien y el mal son los extremos que rigen la conciencia

para actuar en sociedad, es la batalla constante del alma humana que se balancea como un péndulo en estos dos extremos, la autora de este articulo analiza dos obras de la literatura , dos clásicos donde se define claramente esta dualidad. EL DR. JEKYLL Y MR. HYDE DE R.L. Stevenson, y el retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde.La historia del primer libro se refiere a un honorable científico de la época victoriana que se propone con una formula química desterrar todo el mal que tenga dentro de si, a quien se atreva a ingerirla.El Dr.Jekyll es el primero en realizar el experimento y surge como efecto un desdoblamiento de su personalidad. Un ser repulsivo y desagradable antitesis de sus características de hombre honorable respetuoso de las buenas costumbres d, Mr. Hayde. Este doble comete toda clase de fechorías y crímenes y se vuelve incontrolable, por lo que el Dr. Jekyll se suicida para destruir a su otro yo y evitar así que siga cometiendo crímenes.El otro libro habla de un joven de 20 años sumamente hermosos en todas sus cualidades físicas Dorian Gray, a quien Basil Hallward, un pintor famoso le hace un retrato.Dorian conoce a quien será su maestro en ese momento de su vida Lord Henry Wotton, quien le enseña todas las bondades y libertades de la juventud y le habla de los privilegios que perderá como consecuencia de la vejez. Ante un futuro tan poco prometedor, desea que el cuadro envejezca mientras el se mantiene joven y hermoso por siempre. Deseo que le es concedido. Al pasar el tiempo el retrato refleja el peso de los años y los vicios del retratado, al final de una vida llena de libertinaje y marcada por un crimen, Dorian Gray horrorizado trata de destruir su retrato cayendo muerto con el peso de todas sus vivencias y el retrato retoma su juventud y belleza.En estos dos casos se pretende separar o destruir el lado oscuro o la sombra del ser y ambos fracasan en el intento causando la muerte a los dos personajes, dice la autora de este artículo “que la luz y la oscuridad son una unidad indivisible que constituye el alma y por lo tanto no pueden ser entes separables” luz y sombra son habitantes del corazón.Es la sociedad la que determina en el hombre lo que debe desterrar de si mismo, padres, maestros, guías espirituales, son los que enseñan lo que está bien y lo que está mal, lo correcto, lo incorrecto, lo que se debe y no debe hacer, creando mecanismos de rechazo a quien infringe estas normas. De acuerdo a los entendidos en la materia las sociedades elaboran modelos formadores para sus ciudadanos y estas son representaciones de la realidad, que legitiman el poder social.Entonces las sociedades y las culturas definen el bien y el mal, son ellas las que construyen a los buenos ciudadanos desterrando la sombra lo que no esta permitido.Según su moral define el mal, que será característico de esa, cultura, de esa época e inclusive de sus individuos, cada quien determina los parámetros para identificar lo que es correcto y lo que no, en función de un imaginario colectivo y de sus propios valores.Aniya

Fuente: http://es.shvoong.com/humanities/411766-la-dualidad-bien-mal-en/#ixzz1Z3kyBbT9

Ser nosotros mismos causa ser exiliados por muchos otros…
Sin embargo, cumplir con lo que los otros quieren, nos causa exiliarnos de nosotros mismos..

RECUERDOS DEL FUTURO

http://nuevaeradeconciencia.blogspot.com/2010/06/erich-von-daniken.html

——————————————————————————————————-

LUCIFER, CREADO COMO ANGEL DE LUZ Y BELLEZA
En la Biblia y según la Iglesia

Ver también: Demonio

La Biblia nos indica el estado privilegiado que tenía Lucifer y la razón de su caida:

Por haberse estirado en su altura levantando su copa hasta las nubes, y haberse engreído su corazón por su grandeza (Eze 31)

Tu esplendor ha caído en el Seol…¿Cómo has caído desde el cielo, brillante estrella, hijo de la Aurora?…Te decías en tu corazón: el cielo escalaré, encima de las estrellas de Dios levantaré mi trono…Subiré a las alturas de las nubes, seré igual al Altísimo (Isa 14)

Tú eras el dechado de la perfección, lleno de sabiduría y de espléndida belleza. En el Edén, jardín de Dios, vivías. Innumerables piedras preciosas adornaban tu manto: rubí, topacio, diamante, crisólito, piedra de ónice, jaspe, zafiro, carbunclo y esmeralda; de oro era el borde de tu manto, de oro las incrustaduras, todo a punto desde el día en que fuiste creado. Como un querubín protector yo te había puesto en el monte santo de Dios. Eras perfecto en tus caminos desde el día en que fuiste creado, hasta que apareció en ti la iniquidad. Con el progreso de tu tráfico te llenaste de violencia y pecados; y yo te he arrojado del monte de Dios y te he exterminado, oh querubín protector, de entre las brasas ardientes. Tu corazón se había engreído por tu belleza. Tu sabiduría estaba corrompida por tu esplendor. Y Yo te he derribado en tierra y te he presentado como espectáculo a los reyes (Eze 28)

EL PECADO DE LUCIFER

…no sea que llevado del orgullo venga a caer en la misma condenación en que cayó el diablo (I Tim 3)

El que obra la justicia es justo; quien peca es del Diablo, porque el Diablo es pecador desde el principio (I Juan 3)

Dios no perdonó a los ángeles pecadores, sino que, precipitados en el infierno, los entregó a las prisiones tenebrosas en espera del juicio (II Ped 2)

Dios creó al hombre para la incorrupción y le hizo a imagen de Su propio ser. Mas por la envidia del diablo entró la muerte al mundo y la experimentan los que le pertenecen (Sabi 2)

El Señor ha reservado en eterna prisión, en el fondo de las tinieblas, para el juicio del gran día, a los ángeles que no conservaron su dignidad sino que perdieron su propia mansión (Judas)

Por haberse estirado en su altura levantando su copa hasta las nubes, y haberse engreído su corazón por su grandeza, Yo le he entregado en manos del príncipe de las naciones para que proceda con él conforme a su maldad; le he desechado (Eze 31)

Tu esplendor ha caído al Seol…¿Cómo has caído desde el cielo, brillante estrella, hijo de la Aurora?…Te decías en tu corazón: el cielo escalaré, encima de las estrellas de Dios levantaré mi trono; en el monte de la asamblea me sentaré, en lo último del Norte. Subiré a las alturas de las nubes, seré igual al Altísimo (Isa 14)

Eras perfecto en tus caminos desde el día en que fuiste creado, hasta que apareció en ti la iniquidad. Con el progreso de tu tráfico te llenaste de violencia y pecados; y yo te he arrojado del monte de Dios y te he exterminado, oh querubín protector, de entre las brasas ardientes. Tu corazón se había engreído por tu belleza. Tu sabiduría estaba corrompida por tu esplendor (Eze 28)

LA EXPULSION DE LUCIFER DE LA PRESENCIA DE DIOS

Yo veía a Satanás cayendo del cielo como un rayo (Luc 10)

Su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo y las lanzó sobre la tierra (Apoc 12)

El Diablo ha descendido hacia vosotros con gran furor, sabiendo que le queda poco tiempo (Apoc 12)

Dios no perdonó a los ángeles pecadores, sino que, precipitados en el infierno, los entregó a las prisiones tenebrosas en espera del juicio (II Ped 2)

El diablo fue arrojado al estanque de fuego y de azufre, donde están la Bestia y el Falso Profeta, y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos (Apoc 20)

El Señor ha reservado en eterna prisión, en el fondo de las tinieblas, para el juicio del gran día, a los ángeles que no conservaron su dignidad sino que perdieron su propia mansión (Judas)

Tu esplendor ha caído al Seol…¿Cómo has caído desde el cielo, brillante estrella, hijo de la Aurora?…Te decías en tu corazón: el cielo escalaré, encima de las estrellas de Dios levantaré mi trono…Subiré a las alturas de las nubes, seré igual al Altísimo (Isa 14)

Miguel y sus ángeles lucharon contra el Dragón. El Dragón y sus ángeles combatieron, pero no pudieron prevalecer y no hubo puesto para ellos en el cielo. Y fue precipitado el gran Dragón, la serpiente antigua, que se llama “Diablo” y “Satanás”, el seductor del mundo entero, y sus ángeles fueron precipitados con él (Apoc 12)

Eras perfecto en tus caminos desde el día en que fuiste creado, hasta que apareció en ti la iniquidad. Con el progreso de tu tráfico te llenaste de violencia y pecados; y yo te he arrojado del monte de Dios y te he exterminado, oh querubín protector, de entre las brasas ardientes. Tu corazón se había engreído por tu belleza. Tu sabiduría estaba corrompida por tu esplendor. Y Yo te he derribado en tierra y te he presentado como espectáculo a los reyes (Eze 28)

DOCTRINA
Demonio: Nombre general de los espíritus malignos, ángeles caídos (expulsados del cielo). El jefe de estos ángeles rebeldes es Lucifer o Satanás (Mat 25).

“Si alguno dice que el diablo no fue primero un ángel bueno hecho por Dios, y que su naturaleza no fue obra de Dios, sino que dice que emergió de las tinieblas y que no tiene autor alguno de sí, sino que él miso es el principio y la sustancia del mal, como dijeron Maniqueo y Prisciliano, sea anatema. (Concilio de Braga, 561; Denzinger 237).

Creemos que el diablo se hizo malo no por naturaleza, sino por albedrío.” (IV Concilio de Letrán, 1215, Denzinger 427).

“La muerte de Cristo y Su resurrección han encadenado al demonio. Todo aquél que es mordido por un perro encadenado, no puede culpar a nadie más sino a sí mismo por haberse acercado a él.” -San Agustín.

“Toda la vida humana, la individual y colectiva, se presenta como una lucha, y por cierto dramática, entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas”. (Concilio Vat II, Gaudium et Spes #13)
“A través de toda la Historia humana existe una dura batalla contra el poder de las tinieblas que, iniciada en los orígenes del mundo, dudará, como dice el Señor, hasta el día final”. (Ibid, #37)

Acerca de los demonios
Los demonios residen en el infierno y no gozan de los beneficios de la redención de Cristo. Los demonios, sin embargo, no perdieron su capacidad racional, sino que la utilizan para el mal. Dios les permite ejercitar influencia limitada en las criaturas y las cosas. 

El demonio no es una fábula como algunos, para su desgracia, piensan. Su existencia real ha sido siempre enseñada por la Iglesia en su magisterio ordinario. Desmentir la existencia del demonio es negar la revelación divina que nos advierte sobre nuestro enemigo y sus tácticas. 

Jesucristo vino para vencer al demonio y liberarnos de su dominio que se extendía por todo el mundo sin que pudiésemos por nuestra cuenta salvarnos.

Jesucristo vence al demonio definitivamente en la Cruz. La actividad del demonio en la tierra sin embargo continuará hasta el fin de los tiempos. La parusía manifestará plenamente la victoria del Señor con el establecimiento de su Reino y el absoluto sometimiento de todos sus enemigos. Mientras tanto Dios permite que vivamos en batalla espiritual en la cual se revela la disposición de los corazones y nos da oportunidad de glorificar a Dios siendo fieles en las pruebas.  Ahora debemos decidir a que reino vamos a pertenecer, al de Cristo o al de Satanás. Si perseveramos fieles a Jesús a través de las pruebas y sufrimientos, el demonio no podrá atraparnos.

Tenemos en la Iglesia todos los medios para alcanzar la gracia ganada por Jesucristo en la Cruz. Dios es todopoderoso y, si estamos en comunión con El, no debemos temer al enemigo. Mas bien debemos temer el separarnos de Dios pues sin su gracia estaríamos perdidos.  

Todos los santos lucharon con valentía contra el demonio pues los sostenía la fe. Sus vidas son modelos que nos demuestran como vivir en el poder de Jesucristo la vida nueva. 


El catecismo de la Iglesia Católica sobre el demonio:

2850 La última petición a nuestro Padre está también contenida en la oración de Jesús: “No te pido que los retires del mundo, sino que los guardes del  Mal

 (Maligno)” (Jn 17, 15). Esta petición concierne a cada uno individualmente, pero siempre quien ora es el “nosotros”, en comunión con toda la Iglesia y para la salvación de toda la familia humana. La Oración del  Señor no cesa de abrirnos a las dimensiones de la Economía de la salvación. Nuestra interdependencia en el drama del pecado y de la muerte se vuelve solidaridad en el Cuerpo de Cristo, en “comunión con los santos”.

2851   En esta petición, el mal no es una abstracción, sino que designa una persona, Satanás, el Maligno, el ángel que se opone a Dios. El “diablo” [“dia-bolos”] es aquél que “se atraviesa” en el designio de Dios y su obra de salvación cumplida en Cristo.

2852 “Homicida desde el principio, mentiroso y padre de la mentira” (Jn 8, 44), “Satanás, el seductor del mundo entero” (Ap 12, 9), es aquél por medio del cual el pecado y la muerte entraron en el mundo y, por cuya definitiva derrota, toda la creación entera será “liberada del pecado y de la muerte”.[136] “Sabemos que todo el que ha nacido de Dios no peca, sino que el Engendrado de Dios le guarda y el Maligno no llega a tocarle. Sabemos que somos de Dios y que el mundo entero yace en poder del Maligno” (1 Jn 5, 18-19):

El Señor que ha borrado vuestro pecado y perdonado vuestras faltas también os protege y os guarda contra las astucias del diablo que os combate para que el enemigo, que tiene la costumbre de engendrar la falta, no os sorprenda. Quien confía en Dios, no tema al demonio. “Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?” (Rm 8, 31).

2853 La victoria sobre el “príncipe de este mundo” (Jn 14, 30) se adquirió de una vez por todas en la Hora en que Jesús se entregó libremente a la muerte para darnos su Vida. Es el juicio de este mundo, y el príncipe de este mundo ha sido “echado abajo” (Jn 12, 31).[138] “El se lanza en persecución de la Mujer”, pero no consigue alcanzarla “Entonces despechado contra la Mujer, se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos” (Ap 12, 17). Por eso, el Espíritu y la Iglesia oran: “Ven, Señor Jesús” (Ap 22, 17.20), ya que su Venida nos librará del Maligno.

2854 Al pedir ser liberados del Maligno, oramos igualmente para ser liberados de todos los males, presentes, pasados y futuros de los que él es autor o instigador. En esta última petición, la Iglesia presenta al Padre todas las desdichas del mundo. Con la liberación de todos los males que abruman a la humanidad, implora el don precioso de la paz y la gracia de la espera perseverante en el retorno de Cristo. Orando así, anticipa en la humildad de la fe la recapitulación de todos y de todo en Aquel que “tiene las llaves de la Muerte y del Hades” (Ap 1, 18), “el Dueño de todo, Aquel que es, que era y que ha de venir” (Ap 1, 8):  Líbranos de todos los males, Señor, y concédenos la paz en nuestros días, para que, ayudados por tu misericordia, vivamos siempre libres de pecado y protegidos de toda perturbación, mientras esperamos la gloriosa venida de nuestro Salvador Jesucristo.


¿Creó Dios a los demonios?

Dios no creó demonios sino ángeles, espíritus puros, dotados con gracia santificante, muy hermosos y capaces de bondad. Dios dotó a todos los ángeles con libertad para escoger el bien y el mal. Lucifer y sus seguidores, por orgullo, pecaron, quisieron separarse de Dios y se llenaron de maldad. Es así que se les negó la visión beatífica. 

¿De dónde vino esta maldad? La maldad es causada por una opción libre de separarse de Dios. Es una carencia, una ruina.

Por ejemplo, cuando un carro choca se queda dañado. El daño no es una creación sino la ruina del carro. Los demonios fueron creados como los demás ángeles. Se transformaron en demonios por su pecado. Se pervirtieron sus poderes angelicales los cuales usan para el mal.

Dios sabía que algunos ángeles se rebelarían pero los creó porque Dios toma la libertad en serio, hasta sus últimas consecuencias. Pero igualmente el bien tiene y tendrá consecuencias.  Si solamente pudiésemos hacer el bien no seríamos libres y no tendría mérito.

Nombres de Satanás en las Sagradas Escrituras:

Abaddón (Apoc 9)

Angel del abismo (Apoc 9)

Angel de luz (II Cor 11)

Apolyon (Apoc 9)

Asmodeo (Tob 3)

Beelzebul, príncipe de los demonios / dios de Acarón (Mat 10 y 12, Mar 3, Luc 11, II Rey 1)

Belial (II Cor 6)

Cae como rayo

Demonio (Jud 9, Hech 10)

Diablo (Apoc 2, 12 y 20, Mat 4, 13 y 25, Hech 13, Juan 6, 8 y 13, Luc 4 y 8, I Juan 3, I Tim 3, Sabi 2, I Ped 5, Sant 4, Hebr 2, Efe 4 y 6, II Tim 2)

Dios de este siglo (Efe 2, II Cor 4)

Gran Dragón (Apoc 12)

Hijo de la aurora (Isa 14)

Legión (Luc 8)

Maligno (Mat 13, I Juan 2, 3 y 5, II Juan 5, II Tes 3, Efe 6)

Príncipe (Dan 10)

Príncipe de la potestad del aire (Efe 2)

Príncipe de este mundo (Juan 12, 14 y 16)

Satán (Job, I Crón 21, Zac 3)

Satanás (Mat 4 y 16, Marc 1, 4 y 8, Juan 13, Luc 10, 11, 13 y 22, Rom 16, I Cor 5, II Cor 11 y 12, I Tim 1, I Tes 2, II Tes 2, Apoc 3, 12 y 20, Job 1 y 2, Hech   5 y 26)

Serpiente antigua (Apoc 12)

El que está en el mundo (I Juan 4)

Según la acción que ejercen sobre nosotros:

Acusador (Zac 3, Apoc 12)

Adivinador (Hech 16)

Ciego y mudo (Mat 12)

de cobardía (II Tim 1)

de disputa (Sant 3)

Enemigo (Mat 13)

de envidia (Fil 1)

de error (I Juan 4)

el espíritu que obra en todos los hijos de la incredulidad (Efe 2)

el espíritu secular de este mundo (Efe 2)

de fornicación (Ose 4 y 5)

Homicida (Juan 8)

Inicuo (II Tes 2)

de mentira (II Rey 22)

Mudo (Luc 11, Mat 9, Marc 9)

Padre de la mentira (Juan 8)

de rivalidad (Fil 2)

Seductor (I Tim 4)

el tentador (Mat 4)

de venganza (Eze 25)

El demonio busca la oportunidad para seducir al hombre para apartarlo de la verdadera felicidad que se encuentra solo en Dios.

Curación de dos endemoniados

Mateo 8, 28-34

En aquel tiempo, llegó Jesús a la otra orilla, a la región de los gadarenos. Vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, y tan furiosos que nadie era capaz de pasar por aquel camino. Y se pusieron a gritar: -¿Qué tenemos nosotros contigo, Hijo de Dios? ¿Has venido aquí para atormentarnos antes de tiempo? Había allí a cierta distancia una gran piara de puercos paciendo. Y le suplicaban los demonios: -Si nos echas, mándanos a esa piara de puercos. Él les dijo: Id. Saliendo ellos, se fueron a los puercos, y de pronto toda la piara se arrojó al mar precipicio abajo, y perecieron en las aguas. Los porqueros huyeron, y al llegar a la ciudad lo contaron todo y también lo de los endemoniados. Y he aquí que toda la ciudad salió al encuentro de Jesús y, en viéndole, le rogaron que se retirase de su término.

—————————————————————————————

“demon” (daimon en griego) realmente significa inspiración espiritual o pensamiento creador Δαίμων y en latín Dæmon) es el término utilizado para referirse a diferentes realidades que comparten los rasgos fundamentales de lo que en otras tradiciones se denominan ángeles y demonios.

A los Daimones se les suele denominar “poder”“lo divino”“lo deforme”“el que reparte”“un dios”“genio” No. 2“espíritu”“logoi spermatikoi”. Con los peligros de simplificación que esto comporta, se han resumido en estos nueve términos, el significado de la palabra daimon en la religión y en la mitología griega:

  1. Dáimones se refiere en una primera acepción a las divinidades primitivas, representadas como mitad bestias y mitad humanas, devoradores de los muertos.
  2. El término se designa en segunda acepción a las almas «divinizadas» de antepasados humanos que desde su situación de perfección y bienaventuranza ejercen sobre el mundo de los hombres una función de protección.
  3. El término designa en tercer lugar a seres divinos y semidivinos, intermediarios entre los dioses superiores, los hombres y mensajeros de los primeros. El Eros descrito en El Banquete de Platón seria uno de esos seres mediadores.
  4. Aparece, en pocas ocasiones, como un término análogo al teísmo con que se designa a los dioses.
  5. La idea de Dáimôn recibe un concepto generalizador que la acerca a la idea de Destino, teniendo al comienzo como significado “el que reparte”.
  6. Los Dáimones fueron espíritus de la condición humana: las personificaciones de estados diversos de existencia, emociones, acciones y la moralidad. Los Dáimones de moralidad estaban divididos en Agathos (el Bienlas Virtudes) y Caco (el Mallos Vicios). Dáimones de acción humana y condición fuera de modo semejante clasificado como Agathos (lo favorable, lo Bueno) o Cacos (lo perjudicial, lo Malo).
  7. Con la palabra dáimôn se designan a veces energías interiores que actúan en el hombre como lo hace el dáimôn según Sócrates, ya se le entienda como una especie de voz de la conciencia o como la sumisión a la voluntad del dios que actúa en la vida del filósofo como contrapeso de otras inclinaciones o tendencias.
  8. El dáimôn puede ser, en ocasiones, la personificación de una fuerza etónica de carácter benévolo.
  9. Los dáimones designan a veces unas fuerzas que rigen los elementos naturales y hacen que el mundo humano sea un mundo «habitado» por lo sobrenatural. En este sentido dirá Heráclito que todo está lleno de ánimas y daimones y los pitagóricos que el aire está lleno de ánimas, eso que llamamos daimones, héroes, etc.http://es.wikipedia.org/wiki/Daimon

Diablo, en la religión cristiana, es uno de los nombres del principal enemigo de Dios y de Cristo; esto es así porque en el Libro de Apocalipsis se identifica como una sola persona; a Satanás del Libro de Job (Job 1:6-8), al Diablo del evangelio de Mateo (Mateo 4:8-10), la Serpiente Original de Génesis (Génesis 3:1-5) y al Gran Dragón del Apocalipsis, como un sólo personaje (Apocalipsis 12:9).

En el libro de Macabeos 1, 36 (texto griego) se encuentra la palabra diábolos con el significado de ‘adversario’, ‘enemigo’. También en algunas ocasiones incluye el sentido de ‘acusador’ o el de ‘calumniador’Job 1:8-12. La palabra griega diábolos (“calumniar”) es diaballein: día (a través) + ballein (arrojar).

El demonio en la catedral de Vitoria

Los traductores del Antiguo Testamento al griego, en el siglo III, sustituyeron el hebreo Satán por el griego diábolos. Otras versiones  plantean que la palabra diablo, devildjofulldivell, con todas sus variantes, no tiene por qué haberse derivado de diábolos, aunque el uso de esta variante podría deberse a un juego de palabras similar al que convirtió al dios canáneo Ba’al Zebûl (literalmente “el señor príncipe”) en Baal Zabut (“el señor de las moscas”), el actual demonio Belcebú.

http://www.bibliofiloenmascarado.com/2009/01/19/resena-el-senor-de-las-moscas-de-william-golding/

Esta versión plantea que la palabra diablo se deriva del Proto-Indo-Europeo *deiwos, adjetivo que significa “celestial” o “resplandeciente”, una derivación Pre-Indoeuropea de la raíz *diw o “resplandecer”, relativa sobre todo al cielo diurno. Otra posibilidad más remota es la raíz *diiv, o “jugar”.

La raíz *deiwos generó no sólo la palabra divel o teufel en lenguas de Europa del Norte, que son equivalentes al diablo de éste idioma; también derivan de ella el griego theos, el lituano dievas, el germano Tiwaz, el latín antiguo deivos y el latín moderno Deus. De esta misma raíz proviene la palabra dios.

En el Nuevo Testamento se explica el origen del Diablo como uno de los ángeles de Yahvé que se hizo malvado (Juan 8:44). Se infiere que es una criatura espiritual de la familia angélica de Yahvé Dios (Job 1:6). Según manuscritos antiguos (como la Biblia Vulgata Latina de San Jerónimo), el nombre real de él en el cielo era Lucifer y se le cambió el nombre a Satán (adversario) por estar en contra de Dios, a causa del deseo por la adoración que todas las criaturas inteligentes rendían al Creador (Mateo 4:9).

Según Ez. 28: 12-15, era el ángel (querubín) que guardaba el trono del Dios Yahvé, pero por su orgullo de querer convertirse en otro dios fue arrojado del cielo junto a una tercera parte de los ángeles (Ap 12:3-4).

Según la Biblia

El texto de Isaías (Is. 14:12-15) parece referirse a esta historia. El último versículo de este texto muestra que este relato se aplica a un hombre (proverbios contra el Rey de Babilonia), aunque indirectamente está dirigido a Satanás (ver Isaías 14:4). El relato habla de su ambición por llegar más allá de las estrellas de Dios, en la Biblia se suele referir como estrellas a los reyes de Israel (y posteriormente de Jerusalén) del linaje de Daviddescendiente de Jacob (Números 24:17).

Otro texto habla sobre este tema, y se encuentra en Ezequiel 28:12-19, en donde se profesa una advertencia sobre el rey de Tiro; que describe muy bien el origen del Diablo o “Lucifer” (portador de la luz). También habla que en un momento determinado de la historia, “para siempre dejará de ser”, dando a entender la victoria de Dios sobre el Diablo; que tiene su punto fundamental en la crucifixión de Jesús y tendrá su culminación en el “día de Yahvé”, es decir, en la Segunda venida de Cristo (Jeremías 51:44; Hageo 2:6,7).

Un tercer mensaje con características similares encontramos en Ezequiel 31:1-18. Allí se dirige un mensaje para el rey de Egipto, (nuevamente con un mensaje doble: para el monarca humano y al mismo tiempo para Satanás).

Amalgamados por la soberbia

Puede apreciarse que en un mismo mensaje tiene doble destinatario: va dirigido a Satanás pero también a un engreído rey humano. Para llegar a la comprensión de ese tipo de textos es importante tener en cuenta que en nuestro ámbito humano pueden darse dos casos completamente opuestos:

Por un lado, encontramos que el hombre ‘fiel’ tiene a Dios en su interior y pasa a estar “guiado por el Espíritu de Dios” (Romanos 8:14; Gálatas 2:20). “Quien ejercita la justicia es justo… y es de Dios” (1ª Juan 3:2,7)

Pero, por otro lado, el diablo siempre intenta apoderarse de la conciencia de las personas: “…velad; porque vuestro adversario el diablo, …anda alrededor buscando a quien devorar.” (1ª Pedro 5:8) “…no sea que llevado de la soberbia venga a caer en la misma condenación en que cayó el diablo” (1ª Tim 3:6) Asimismo, Satanás (ángel caído) parece actuar principalmente sobre las conciencias de aquellas que tienen mas poder (1ª Sam 19:9; 1ª Cró 21:1,7), y en muchos casos consigue perdurar ya que:

“…hay en medio de ellos un espíritu de corrupción, no conocen al Señor” (Oseas 5:4). “Desde su caída, el diablo continúa pecando…” [a través de los hombres que se dejan influenciar por él] (1ª Juan 3:8). “…Quien comete pecado, del diablo es” (1ª Juan 3:8)

Precisamente cuando el diablo consigue ser el guía de una persona, ésta hará su voluntad y de esa forma, ambos pasan a actuar como una unidad (Juan 6:70). Esa ‘unidad’ era a la que se refería el profeta cuando expresaba:

“…Señor! …tú, al azotar al soberbio heriste al dragón” (Isaías 51:9; Jer 50:31). La soberbia es lo que se recrimina con mayor énfasis a los líderes terrenales “amalgamados con el demonio” [tal como lo era el rey de Tiro, también el faraón de Egipto (Ez 32:2), o el rey de Babilonia (Jer 51:34), etc… que son casos en los que Dios se dirige a ellos utilizando la palabra hebrea #8577 tanniyn -traducida como “dragón” o “monstruo”-].

[Se puede agregar que Tanto en Ezequiel 28:17 como en 31:10 se usa la palabra hebrea gabahh  que se traduce como soberbia. Por eso, las palabras dirigidas al rey de Tiro (o al faraón, o al rey de Babilonia) están -al mismo tiempo- dirigidas a Satanás

Sus nombres y representaciones

Los nombres más comunes o conocidos con que se nombra al diablo en la Biblia son: Lucifer,SatanásBelialSamaelDamian, “antigua serpiente”, “gran dragón”, Jaldabaoth, «El dios negro», «el dios de este siglo» y «el padre de la mentira».

Es quien crea y dirige a la Bestia (estructura de poder imperial). El número del diablo, considerado la Marca de la Bestia, es el seiscientos sesenta y seis, (666).

El diablo en diferentes religiones

Judaísmo

En el Judaísmo no hay un concepto claro acerca de la personificación de este personaje a diferencia de religiones como el Cristianismo o el Islam. En hebreo, la palabra bíblica ha-satan significa ‘el adversario’ o ‘el obstáculo’, o también ‘el perseguidor’ (reconociendo que Dios es visto como el Juez Último).

En el Libro de Job (Iyov), ha-satan es un título, no un nombre propio, de un ángel gobernado por Dios; él es el jefe perseguidor de la corte divina. En el Judaísmo ha-satan no hace mal, le indica a Dios las malas inclinaciones y acciones de la humanidad. En esencia, ha-satan no tiene poder hasta que los humanos no hagan cosas malas. Después de que Dios señala la piedad de Job, ha-satan le pide autorización para probar la piedad de Job. El hombre justo es afligido con la pérdida de su familia, propiedades, y más tarde, de su salud, mas él sigue siendo fiel a Dios. Como conclusión de este libro, Dios aparece como un torbellino, explicándoles a los presentes que la justicia divina es inescrutable. En el epílogo, las posesiones de Job son restauradas y él obtiene una segunda familia para “reemplazar” a la primera, que murió.

En la ToráSatanás o ha-satan es mencionado varias veces. Un momento importante se presenta en el incidente del becerro de oro. Satanás es el responsable por la inclinación al mal, o yetser harah, de todos los hombres. En la Torá, él es el responsable de que los Hebreos construyeran el ídolo (becerro de oro) mientras Moisés estaba arriba en el Monte Sinaí recibiendo la Torá de parte de Dios.

En el Libro de las Crónicas, Satanás incita a David a hacer un censo ilegítimo. De hecho, los Libros de IsaíasJobEclesiastés y Deuteronomio, tienen pasajes en los que Dios es mostrado como el creador del bien y del mal en este mundo.

“Castigaré a Bel (Belial; Satanás) en Babilonia, y sacaré de su boca lo que ha tragado. Las naciones no afluirán más a él.” (Jer 51:44)

Citas atribuídas al Diablo según la Biblia

  • ” ¿Cómo es que Dios os ha dicho: No comáis de ninguno de los árboles del jardín?» «De ninguna manera moriréis. Es que Dios sabe muy bien que el día en que comiereis de él, se os abrirán los ojos y seréis como Dios, conocedores del bien y del mal. ”
  • «Es que Job teme a Dios de balde?
¿No has levantado tú una valla en torno a él, a su casa y a todas sus posesiones? Has bendecido la obra de sus manos y sus rebaños :se han extendido por el país.
Pero extiende tu mano y toca todos sus bienes; ¡verás si no te maldice a la cara!» Job 1:9-11
  • ” ¡Piel por piel! ¡Todo lo que el hombre posee lo da por su vida! Pero extiende tu mano y toca sus huesos y su carne; ¡verás si no te maldice a la cara! “
  • ” Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes. ” Mateo 4:3
  • ” Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: = A sus ángeles te encomendará, y en sus manos te llevarán, para que no tropiece tu pie en piedra alguna. ” Mateo 4:6
    • Nota: Palabras dirigidas a Jesucristo.
Lo que para la multitud es luz,
 es tiniebla para el sabio. 
Y lo que a la multitud le parece negro como la noche, 
es luz meridiana para el sabio”.
BHAGAVAD GITA)
                                 LA MUJER DEL APOCALIPSIS
 Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas – Esta señal en el cielo anuncia una nueva sección. Esto debería estar conectado con la apertura del templo de Dios en el cielo en el versículo anterior (11:19). La “mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies y sobre su cabeza una corona de doce estrellas” es una clara referencia al sueño de José (Gn. 37:9) y, por lo tanto, la mujer representa a las doce tribus de Israel. El sueño de José describe al sol y a la luna y a once estrellas inclinándose ante él. Esto se realiza cuando se vuelve el segundo de Faraón y sus hermanos se inclinaron ante él (Gn. 43:26-29). La mujer son los elegidos y, en particular, aquí son los elegidos del Antiguo Testamento que da a luz al Cristo (v. 5), y luego es los elegidos del Nuevo Testamento (v. 17). Juan ve un continuo entre los elegidos del AT y del NT (ver 21:12-14). Wilson dice “en las Escrituras no hay una línea divisoria marcada entre el verdadero Israel y el nuevo Israel, porque el pueblo de la promesa es un pueblo, sea que hayan vivido antes o después de la venida de Cristo”. Pero aquí ella representa a los elegidos del AT, una de las pocas referencias en Apocalipsis a los elegidos del AT sólo. Compare la gloria celestial de esta mujer, que representa a los elegidos (la esposa, Ef. 5:22), con el brillo terrenal de la prostituta que representa al mundo (17:4). Esta mujer está en contraste con la prostituta y también con la Reina del cielo.http://www.apocalipsis.org/s-ch12.htm
**TITULO: LA VIRGEN MARIA ES POPULAR Y AFECTUOSAMENTE LLAMADA LA “REINA DEL CIELO”.
“Bienaventurado el vientre que te trajo, y los pechos que mamaste” y Jesús respondió “Antes, bienaventurados los que oyen la palabra de Dios y la guardan”.

Subtítulo: ESTE TITULO ES CHOCANTE Y DEMUESTRA QUE EL ORIGEN DEL CULTO A LA VIRGEN MARIA ES PAGANO, NO BIBLICO

 “Entre todas las mujeres que han vivido, la madre de Jesucristo es la más celebrada, la más venerada… Entre los católicos, la Madona es reconocida no sólo como la Madre de Dios, sino también, de acuerdo con los papas modernos, como Reina del Universo, Reina del Cielo, Asiento de la Sabiduría, e incluso Esposa del Espíritu Santo”. (Revista Time, “¿Criada o feminista?”, 30 de diciembre de 1991, págs. 62-66).

Del matriarcado al patriarcado En A history oj their own, Bonnie Anderson y Judith Zinsser ponen en duda esta manifestación relativa al status prehistórico de la mujer mediante el examan de las evidencias arqueológicas, biológicas, psicológicas, antropológicas y escritas. Mantienen que el status de la mujer prehistórica es algo muy importante, porque los documentos escritos más antiguos revelan que ya estaba perfectamente establecido el status inferior de la mujer. Por supuesto, la cuestión consiste en saber si las mujeres han estado siempre subordinadas o si, como han pretendido algunos, entre los que se encontraba Engels, se produjo una evolucíón de la sociedad desde el “pasado matriarcal al presente patriarcal” (página 4). Anderson y Zínsser reconocen que las evidencias arqueológicas no son concluyentes: el papel de la mujer en la prehistoria y los orígenes de la dominación masculina siguen sin estar claro

Según la antropología evolucionista, en una etapa inicial de la humanidad, la sociedad se rigió por un sistema matriarcal, en el que las mujeres dirigían el grupo y transmitían las relaciones de parentesco. Posteriormente, la aparición de la propiedad privada y de formas más complejas de control político dio origen al patriarcado, sistema familiar en el que la mujer perdió todos o casi todos sus privilegios anteriores para asegurar al varón la transmisión del poder y la herencia

Y LA VIRTUD DEL  ALTÍSIMO TE CUBRIRÁ CON SU SOMBRA

La sombra , ¿ opuesto de la luz ?

La mayoría de los adherentes a la fe católica se refieren alegremente a la Virgen María como la Reina del Cielo y entienden este término como uno de cariño, amor y adoración. ¿Es este un término bíblico o un título pagano? ¿Está complacido Dios con este título o está fuertemente disgustado? Veamos las Escrituras.

1. “¿No ves lo que hacen en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén? Los niños recogen la leña, los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo, y para hacer ofrendas a dioses ajenos, para provocarme a ira”.

  • [Jeremías 7:17-18]. En esta sección de Jeremías, Dios está diciéndole a Israel por qué está a punto de destruirlo físicamente como nación. Dios está actuando en forma muy parecida al fiscal que informa al acusado de los cargos en su contra. Note que Dios está muy enojado porque estas personas se están preparando para adorar a la Reina del Cielo, ¡Dice que esta adoración a la Reina del Cielo lo está “provocando” a ira!
  • 2. “La palabra que nos has hablado en nombre de JEHOVA, no la oiremos de ti; sino que ciertamente pondremos por obra toda palabra que ha salido de nuestra boca, para ofrecer incienso a la reina del cielo, derramándole libaciones, como hemos hecho nosotros y nuestros padres, nuestros reyes y nuestros príncipes, en las ciudades de Judá y en las plazas de Jerusalén, y tuvimos abundancia de pan, y estuvimos alegres, y no vimos mal alguno.
  • l. “Y cuando ofrecimos incienso a la reina del cielo, y le derramamos libaciones, ¿acaso le hicimos nosotras tortas para tributarle culto, y le derramamos libaciones, sin consentimiento de nuestros maridos?” [Jeremías 44:16-17;19]. Aquí vemos que el pueblo rehusa en forma desafiante obedecer a Dios, y continúa adorando a esta Reina del Cielo.
    • 3. “Así ha hablado Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, diciendo: Vosotros y vuestras mujeres hablasteis con vuestras bocas, y con vuestras manos lo ejecutasteis, diciendo: Cumpliremos efectivamente nuestros votos que hicimos, de ofrecer incienso a la reina del cielo, y derramarle libaciones; confirmáis a la verdad vuestros votos, y ponéis vuestros votos por obra” [Jeremías 44:25].
    • Vemos que Dios finalmente ha captado el mensaje, que el pueblo va a adorar a la Reina del Cielo sin importar lo que él diga. Por lo tanto, Dios les dice que sigan adelante con su rebelión, porque él los va a destruir totalmente. Usted puede leer el relato completo del Juicio Divino en Jeremías 44:1-20-29, y le exhortamos a que lo lea, porque Dios no cambia, y hoy El debe estar igual de airado por este culto idolátrico como lo estuvo entonces.
    • La pregunta entonces es, ¿quién es esta Reina del Cielo que los israelitas adoraban, que provocó a Dios a tal ira? Afortunadamente, los anales históricos judíos nos dicen exactamente qué era esta Reina del Cielo que tanto enojó a Dios.Primero, examinemos la Antigua Reina del Cielo. La mayor parte de esta información esta tomada del libro de Alexander Hislop, “The Two Babylons” (Las dos Babilonias), 1917. Hislop traza la adoración babilónica de la Reina del Cielo hasta los días posteriores a la muerte de Nimrod. La fecha de este suceso no se conoce con exactitud, pero parece haber ocurrido más de 400 años después del diluvio. Luego de la muerte de Nimrod, su esposa Semíramis, estaba determinada a retener su poder y riqueza. Elaboró la historia de que la muerte de Nimrod ocurrió por la salvación de la humanidad. Nimrod fue nombrado como “la semilla prometida de la mujer, Zero-ashta, que estaba destinada a herir la cabeza de la serpiente, y al hacer así, sería herida en su propio calcañar” (p. 58-59).
      • Podemos ver fácilmente que esta historia es una falsificación de la profecía verdadera concerniente a Jesucristo. Para permitir a los babilonios adorar mejor a este niño, se creó un retrato tallado en Madera, presentándolo en brazos de su madre. La madre obviamente obtuvo su gloria de su hijo deificado. Sin embargo la madre, a largo plazo, prácticamente eclipsó al hijo en la adoración. La imagen original obviamente tenía el propósito de ser meramente “un pedestal para el sostenimiento del hijo divino… Pero mientras que este… era el propósito, es un principio básico en todas las idolatrías que aquello que resulta más atractivo a los sentidos tiene que hacer la impresión más poderosa” (p.74). La madre obviamente creó la impresión visual más poderosa, tanto porque era una adulta como porque fue presentada con gran magnificencia.
      • Una vez la gente comenzó a adorar a la madre más que al niño, los sacerdotes babilónicos se sintieron obligados a emitir un decreto deificando también a la madre. Luego de haber pasado todavía más tiempo, “Se le otorgaron los títulos más altos. Fue llamada la reina del Cielo. En Egipto, se le llamó Athor, esto es, la Habitación de Dios, para significar que en ella moraba toda la “plenitud de la divinidad” (p.77). A partir de este comienzo pagano, la historia de la Madre Virgen (Reina del Cielo), se propagó a través del mundo. En:

      * Egipto, fue llamada Athor (p.77)

      * Tibet y China, se la llamó Virgo Deipara (p.77)

      * Grecia, fue llamada Hestia (Ibid)

      * Roma, se le llamó Juno, o Paloma. (p.79). 

      • Así, podemos ver que esta Antigua Reina del Cielo era una falsificación pagana de la Virgen María. ¡Ella era una Madre Divina que había dado a luz a un Niño Divino! De especial interés es la conexión en Roma con la Paloma. ¿Por qué?
      • En la antigua Babilonia, tanto el culto a la Madre Virgen como su símbolo, la Paloma, “la identificaban con el Espíritu de toda gracia… el Espíritu Santo” (p.79).Así, la Trinidad Pagana es Dios el Padre, el Hijo, y la Madre Virgen. Sin duda, la Iglesia Católica Romana ha hecho el mismo reclamo, como destacó Hislop en el siglo diecinueve (p.83). Hislop concluye, “La Madona de Roma… es sencillamente la Madona de Babilonia. La Reina del Cielo en un sistema es la misma que la Reina del Cielo en el otro” (Ibid).
        • Si usted no puede creer en estos hechos arriba, quizás creerá en el testimonio de paganos confesos en el mundo de hoy. Escuche su testimonio:

        1) En su libro extremadamente blasfemo, The Armageddon Script (El guión para el Armagedón), Peter Lemesurier

        • escribe en forma entusiasta sobre la adoración a la Gran Madre Tierra. Escribe como si fuera un astronauta en una nave en órbita alrededor de nuestro planeta. “Mientras pasaban tras el árido globo lunar por… última vez, y la resplandeciente mitad de la tierra volvió a levantarse detrás del ahora familiar horizonte curvo y rocoso, lo que vieron venir hasta ellos era extrañamente familiar. Una imagen salida de la memoria racial. Un dios salido del mundo de los arquetipos. No era otra que la forma redonda de la Gran Madre, la propia Tierra, vestida en los mismos ropajes floridos de resplandeciente azul y blanco que habían sido los de la madre-diosa de la tierra y el cielo a través de la historia del hombre, y no menos la más reciente madre-diosa, la propia Virgen María…” (p.245-6).
        • Peter Lemesurier, como seguidor del paganismo, no tiene dificultad en reconocer la verdad de que la adoración a la Virgen María es una antigua idolatría pagana. 
          • De ese modo, los paganos no cristianos de todo el mundo tienen poca dificultad para aceptar la adoración de la Madre Virgen católica romana.

          2) Otra escritora de la Nueva Era, China Galland, budista norteamericana practicante, ha escrito un libro muy revelador titulado Longing For Darkness (Añoranza de la oscuridad). En forma entusiasta, Galland

          • establece los lazos comunes entre la Virgen María y otras diosas paganas.
          • “Durga, la reina guerrera… era la única que podía restaurar la armonía y establecer la paz mundial… los dioses cantaron sus alabanzas, la llamaron Reina del Universo…” ¿Recuerdan la revista Time citada arriba, que reporta que uno de los nombres por los cuales se conoce a la Virgen María es Reina del Universo? Galland continúa:

          “Llegué en busca del buda Tara, pero en su lugar encontré las diosas Durgan 

          • y Kali…Kali, la agente de la muerte y dadora de la vida, el final y el principio del tiempo. Ella era una deidad de proporciones tales como sólo en la cristiandad había escuchado describir a Dios el Padre. El hecho de que Kali es oscura y de sexo femenino sacó a relucir mi crianza católica… Algunos dicen que ella es negra porque el negro es el color en el que se disuelven todas las distinciones, otros dicen que ella es negra porque ella es la noche eterna” (p.27). Estas dos diosas son hindúes.
          • La diosa budista, Tara, era el objeto de la búsqueda de Galland mientras viajaba al Lejano Oriente. Sin embargo, quedó sorprendida cuando descubrió que “existen textos hindúes que describen a Kali como Tara” (p.30). Este descubrimiento liga al hinduismo con el budismo.

          http://vimeo.com/10344278

          • Posteriormente, de vuelta en Estados Unidos, Galland descubrió otro libro de la Nueva Era titulado Mother Worship (Culto a la madre), de la autora Tara Doyle. Este libro reportaba el fenómeno de la Madona Negra de Suiza. Registra Galland, “No recuerdo que hubiera ninguna divinidad femenina de piel oscura en la cristiandad. Pensé que eran exclusivas de religiones tales como el hinduismo y el budismo. No podía recordar virtualmente nada sobre una Madona oscura o negra a pesar de mis años de crianza católica… Una breve anotación en la revista Newsweek captó mi atención. Se decía que la Virgen María estaba apareciendo en las cortezas de los árboles en… Polonia. Me sentí intrigada… Parecía un fenómeno tan similar al que yo había reportado sobre Tara… Me pregunté qué estaba pasando en el spritus mundi, el espíritu del mundo, que los informes de deidades femeninas que literalmente emergían de las rocas y los árboles estaban saliendo a la luz tanto en Oriente como en Occidente. La simultaneidad era simbólicamente importante… (p.49-50)”.
          • Posteriormente, Galland le pregunta a un experimentado maestro budista sobre la conexión entre estas apariciones. “Le mostré el recorte de la revista sobre el reporte de la aparición de la Madona en la corteza de árboles en Polonia… [él replicó] que es muy similar a lo que hablamos aquí. Tenemos muchos casos como este en el budismo tibetano. Lo llamamos rangjung; significa levantarse uno mismo… Estas cosas aparecen debido al poder y las bendiciones de los seres iluminados. Tales seres trabajan mediante el poder de la sustancia mental y el poder de concentración” (p.65-66). Galland narra su reunión posterior con el Dalai Lama. Cuando ella le pregunta sobre la aparición de la Madre Bendita en la corteza de los árboles en Polonia, él está de acuerdo en que este fenómeno es el rangjung budista (p.95).
          • No debemos sorprendernos de que Satanás esté causando que las deidades femeninas aparezcan en todo el mundo en este momento de la historia. Si este es sin duda el fin de los tiempos, entonces es tiempo de que Satanás junte a su iglesia profetizada.

          Le alentamos a leer CE1008, “La Virgen María y la adoración a la diosa pagana” para más detalles sobre estos fenómenos. No se engañen: el culto católico romano a la Virgen María, a quien llaman la Reina del Cielo, es un renacimiento del culto pagano a las varias Reinas del Cielo a través de la historia, con varios nombres. En cada uno de estos distintos países, la Reina Madre es la Madre Virgen que ha dado a luz a un Divino Niño. Más aun, el culto a la Reina del Cielo católica es precisamente el mismo que la adoración a la Reina del Cielo en el antiguo Israel, como lo registra arriba Jeremías .


          http://rocaeterna.mforos.com/1385593/6976297-la-reina-del-cielo-dr-luis-f-orihuela-ministerios-kerigma/

          Galland continúa su estudio sobre la adoración a la Diosa Negra asistiendo a un seminario sobre la Virgen Negra ofrecido por otro autor de la Nueva Era, Gilles Quispel, quien es historiador de la religión de la Universidad de Utrecht. Galland reporta:

          “Para Quispel, la Virgen Negra tiene un papel crucial que describió en términos jungianos, como si simbolizara la tierra, la materia, lo femenino en el hombre, y el yo de la mujer... A menos que los hombres y las mujeres igualmente se hagan conscientes de esta imagen primigenia de la Virgen Negra, del lado oscuro en su interior, de lo eterno  femenino repudiado  y la integren dentro de sí mismos, la humanidad será incapaz de resolver los problemas del materialismo, el racismo ( el hombre de color tiene también que ver con esta imagen ) [y] la liberación femenina...”  que es un conflicto mas interno que externo (p. 51).

          “Do not stare at me because I am swarthy, For the sun has burned me.Song of Solomón

          No os fijéis en que soy morena, porque el sol me miró. Cantares 1:6

          http://gblsharing.app.aol.com/pop-up/

          Esta declaración es increíble debido a lo pagana que es la Nueva Era. Lo que

          Quispel está diciendo es que la Virgen Negra es un elemento tan básico, fundamental en los más profundos resquicios de todos los hombres, que ella es la única respuesta a las necesidades más críticas del hombre. Sólo cuando las personas del mundo entero reconozcan y adoren a la Virgen Negra, podrá haber verdadera paz y unidad en este mundo. La Virgen Negra es el denominador común de las religiones del mundo.

          Pero hay más. Hemos estudiado que el movimiento hacia el Nuevo Orden Mundial fue iniciado oficialmente el 1 de mayo de 1776, cuando el sacerdote jesuita Adam Weishaupt fundó los Maestros de los Illuminati. Escuche a Galland continuar:

          “…San Ignacio le dio su espada a la Virgen Negra de Monserrate en España, se convirtió en sacerdote, y fundó la Orden Jesuita…” (p.52). Esta información increíble liga la adoración de la Virgen Negra con los Maestros de los Illuminati, de base jesuita. Tanto la adoración a la Virgen Negra como la Orden Jesuita son totalmente catolicismo romano.

          Pero hay más revelación increíble de Galland en su libro, Longing For Darkness. Algún tiempo despúes de que recibió las revelaciones de su Experimentado Maestro Budista sobre la Virgen Negra, ella estaba practicando la meditación budista…”Mientras yo seguía sentada, Cristo comenzó a aparecer en mi meditación, luego María… comencé a dejar que mi ser viera a Cristo, a visualizarlo detrás de mí. Lo acepté en mi práctica. Mientras continuaba las meditaciones diarias, María gradualmente tomó un lugar a mi izquierda, el Buda a mi derecha… María y Jesús fueron mis testigos primero; luego, con el tiempo, amigos queridos. El Buda Tara siempre estaba enfrente de mi” (p. 67-68).

          Estas meditaciones parecen mostrar cómo Satanás está uniendo a las falsas religiones en este fin de los tiempos. China Galland recibió la visita en sus meditaciones budistas de tres demonios  (?) que se representaban a sí mismos como Jesucristo, la Virgen María católica, y la Tara budista. Millones de otras personas que practican meditaciones similares de la Nueva
          Era están siendo engañadas en forma similar. No se equivoque: Satanás está uniendo a todas las religiones del mundo en una. El denominador común más importante en esta Religión Mundial unica en evolución es la adoración mundial de la Virgen María/Virgen Negra

          .

          Esta adoración a una diosa une a aproximadamente el 75% de la población mundial (Información tomada del “Almanaque 1991”).

          * Catolicismo romano: 971 millones
          * Ortodoxos Orientales: 164 millones
          * Budismo/Diferentes Sectas: 1,100 millones
          * Hinduismo: 690 millones
          * Religiones japonesas: 230 millones
          * Religiones tribales: aproximadamente 100 millones
          * Islamismo: 924 millones

          Mientras que el islamismo no venera a la Madre Virgen, el artículo de la Revista Time citado anteriormente establece: “Incluso el Corán alaba la castidad y fe [de la Virgen María]” (p. 62).

          *Protestantes: 351 millones

          Hasta los protestantes liberales están cambiando aspectos de su visión de María. Este artículo de la Revista Time establece: “El teólogo de la Iglesia Anglicana John Macquarrie ha propuesto revisiones de dogmas tales como la Asunción de María al cielo… El teólogo Donald Bloesch de la Universidad de Dubuque, dice que los protestantes conservadores ‘necesitan ver a María como la santa preeminente’ y la ‘madre de la iglesia’. Otras convergencias similares se ventilarán en  febrero [1992], cuando los negociadores de las iglesias Católica y Luterana de Estados Unidos emitan un acuerdo, que lleva años elaborándose, sobre el rol de María” (p. 66).

          En este punto, tenemos una posible membresía de estas religiones falsas de 4,500 millones de personas.

          * Finalmente, el culto a la Madre Virgen está atrayendo a sus garras a las muchas feministas del Movimiento de la Nueva Era. Este artículo de la Revista Time establece esto en forma muy gráfica. “Cuando fue ordenado obispo en 1958, Juan Pablo… escogió como su lema en latín Totus Tuus (Todo Tuyo) — refiriéndose a María, no a Cristo… Juan Pablo convirtió el poder unificador de María en  la pieza central de su arsenal papal… Aunque el Papa elogia a María por su sumisión, es en relación con Dios, no con la sociedad dominada por los hombres…” (p. 64-65). El impacto de esta posición ha sido dramático en los círculos feministas. “Jane Schaberg, quien dirige el departamento de religión de la Universidad de Detroit… afirma… que María, aún no casada, fue impregnada por un hombre que no era su prometido José, y que ella era una mujer liberada que no recibía su identidad o no quedaba destruida por su relación con los hombres”. Este artículo continúa, “… esa noción de poder femenino sobrennatural es atractiva… Ha habido un estupendo resurgimiento en la investigación sobre las diosas y la divinidad femenina como un antecedente del dios masculino… El judeocristianismo ha sido exclusivamente masculino, dejando una brecha que pide a gritos la divinidad femenina” (p. 55-65).

          Así, puede verse el tremendo poder de atracción que la Virgen María, especialmente la Virgen Negra, está teniendo entre las distintas religiones del mundo. Parece que Satanás ha implantado sabiamente la adoración a diosas similares en las muchas religiones falsas del mundo. Increíblemente, incluso ha corrompido con éxito al cristianismo mediante la enseñanza católica sobre María, la madre de Jesús. El tiempo ha llegado para unir a todas las religiones del mundo en el Falso Sistema Religioso del Apocalipsis.

          Las probabilidades son enormente altas. Vaya a Apocalipsis 17:18: “La mujer que has visto es la gran ciudad que tiene imperio sobre los reyes de la tierra”. ¿Cuáles son las implicaciones del liderato del Falso Profeta de este Falso Sistema Religioso Mundial? Vaya a Apocalipsis 13: 11-18, para ver las actividades del Falso Profeta.

          Tiene apariencia de cordero (verdadero siervo de Jesucristo) pero habla como un dragón (lo que lo identifica como un hombre de Satanás (versículo11).
          Posee y usa todo el poder y la autoridad del Anticristo (versículo 12).
          Lleva al mundo a la adoración del Anticristo (versículo 12).
          Hace grandes señales y milagros asombrosos por los cuales hace que todos los pueblos del mundo sean engañados para que adoren al Anticristo (versículo 13).
          Ordena que se erija una imagen del Anticristo. Entonces le imparte aliento de vida de modo que pueda hablar de verdad. Cualquiera que no se incline para adorar la estatua  de la bestia (del Anticristo) será asesinado ( muerto ) (versículos 14-15).
          El Falso Profeta obliga a todos los hombres de la tierra a aceptar una marca en sus manos derechas o en sus frentes, y sin la cual nadie puede comprar o vender  (!) nada en la economía… del Anticristo.

          Cualquiera que se rehuse a aceptar esta marca será ( muerto ) martirizado (Apo. 20:4).

          El Falso profeta será directamente responsable por los asesinatos de muchos santos de Dios durante la Gran Tribulación. Por esto es que Dios se refiere a este Falso Sistema Religioso como una gran ramera sentada sobre una bestia con siete cabezas y diez cuernos. La mujer representa al Falso Sistema Religioso. Se la representa como “embriagada con la sangre de los mártires que dieron testimonio de Jesús” (Apo. 17:6).

          ( Un texto de libre interpretación extraido de la red )

          ———————————————————————————— Las vírgenes negras son efigies de la Virgen María que la representan como de piel oscura, o incluso completamente negra. Representaciones modernas en las que a la Virgen se la ha dotado premeditadamente de un aspecto étnico negro no entran dentro de esta categoría.

          El origen de estas imágenes se explica como la adopción por parte del culto popular cristiano en sus primeros siglos de elementos iconográficos y atributos de antiguas deidades femeninas de la fertilidad,cuyos rostros se realizaban en marfil (elemento que al oxidarse se vuelve de un color negruzco), y cuyo culto estaba extendido por todo el Imperio Romano tardío, tales como IsisCibeles y Artemisa. Debido a ello pueden encontrarse ejemplos de estas vírgenes por todaEuropa

          La veneración a las vírgenes negras tiene también numerosos ejemplos en América impulsada por la conquista española. Allí las vírgenes negras del Viejo Mundo surgidas del sincretismo religioso cristiano-pagano atravesarían en algunos casos una identificación con deidades femeninas amerindias o africanas como Pachamama o Yemayá

          Lista de Vírgenes negras

————————————————————————————————————–
Montserrat, tierra del espírituLa Moreneta, como decíamos antes, es la talla de madera de álamo blanco que fue encontrada a finales del siglo XI por unos pastores que recorrían los valles cercanos con sus rebaños. Guiados por luces y sonidos angelicales, siete pastores de Monistrol, y a lo largo de siete sábados seguidos, vieron descender varias luminarias sobre un lugar concreto de la montaña donde se halla una cueva. Llevados hasta la cueva, iluminada por un resplandor sobrenatural, encontraron la figura de la que fuera patrona de Cataluña. Una “virgen negra”. Cuando el entonces obispo de Barcelona ordenara que la imagen fuera conducida a la catedral de la ciudad condal, la talla multiplicó tanto su peso que fue inútil todo esfuerzo por desplazarla. Permaneció en el lugar y fue erigida para ella una ermita. Sobre este lugar se edificará con el tiempo el monasterio benedictino y la basílica que le darán culto.El 21 de febrero de 1345, cientos de personas pudieron ver cómo una luz procedente de Montserrat entraba por la antigua iglesia del Carmen de Manresa, luz que “pareciera ser una estrella”, la cual se dividió en tres, reagrupándose de nuevo en la capilla de la Santísima Trinidad, para salir luego despedida hacia Montserrat. Tanto impacto causó ese fenómeno que todos los 21 de febrero se sigue celebrando la fiesta de “La Misteriosa Llum” (la misteriosa luz) en recuerdo de aquella luz.Cada aniversario de la consagración de la Basílica de Montserrat, que tuvo lugar el 2 de febrero de 1592, se celebra su fiesta dentro del calendario litúrgico. Montserrat, además de ser un santuario mariano, destaca como uno de los más importantes “Santuarios Ufológicos” de España. Lluis José Grífol, desde 1977 concentra cada día 11 de mes a cuantas personas deseen tratar de avistar “naves trazadoras”.Montserrat es un macizo de impresionantes formaciones geológicas. Oficialmente la formación de la montaña se atribuye a explicaciones racionales y “lógicas”, pero ninguna de estas teorías da una explicación cierta a tanto derroche de belleza natural y formas insinuantes. Montserrat ha inspirado a místicos, ermitaños, grandes artistas… ¿Cuál es el tesoro que se esconde en su interior?. ¿Cuál es la energía que ha llegado a conformar tan hermosas formas que apuntan siempre hacia la verticalidad?.Uno de los mayores misterios de Montserrat es su mundo subterráneo. De la multitud de grutas y pasadizos que oculta su interior la montaña, solamente pueden visitarse sin dificultad los 549 metros que conforman la Cueva del Salnitre. A lo largo de ella se suceden la enorme sala central, o Cueva de la Catedral, en la que se celebran conciertos en ocasiones y los espectaculares Pou del Diable (Pozo del Diablo) y la Cueva de Cambrils. Numerosas formaciones geológicas de estas cuevas inspirarían las más disparatadas interpretaciones de diablos, hadas y seres sobrenaturales. Antonio Gaudí trasladaría a sus obras lo que viera en el mundo subterráneo y exterior de Montserrat.Lo cierto es que Montserrat es una montaña en la que se producen inquietantes manifestaciones energéticas. Entre los sucesos más enigmáticos, figuran las desapariciones de varias personas sin dejar rastro. Así, la noche de san Juan de 1975, Pep, un habitante de Collbató (ladera sur de la montaña, donde se halla la Cueva del Salnitre), desapareció sin dejar rastro alguno cuando volvía de apagar un fuego en una zona sin dificultades… y nunca más fue hallado su cuerpo. Han habido innumerables desapariciones más en sus inmediaciones, pero no es interés de este artículo enumerar y detallar tales casos.

Montserrat… en esta montaña existen puertas interdimensionales. Hay una conexión directa entre Agharta (El Reino Subterráneo de los dioses) y Montserrat. La energía que mana de la montaña mágica procede de este mundo intraterrestre. En definitiva, una puerta al otro mundo.

Cuando la Atlántida cayó destruida por sus propios errores, desapareciendo de sobre la faz de la tierra, atlantes supervivientes, crearon, mediante la proyección de la energía sobrenatural, las audaces formas de Montserrat, puerta interdimensional, para que el nexo con el mundo antiguo y los dioses no se perdiera.

Según algunos estudios, Montserrat es una montaña hueca en cuyo interior existe un lago subterráneo. En este lugar intraterrestre oculto al mundo, estaría conservado el Grial, preciado objeto custodiado por ángeles y creador de toda la magia presente en la montaña barcelonesa. Muchos creyeron que el Montsalvat de las leyendas del Grial es Montserrat y lo buscaron en sus grutas infructuosamente. Los nazis recogieron este testigo y lo buscaron inspirados por doctrinas esotéricas. Otto Rahn, oficial SS desde 1934, inspeccionó Montserrat, tras su estancia en la región de Montsegur en el Pirineo francés y Himmler, el Reichführer SS, visitó Barcelona y Montserrat en 1940. Los nazis trataban de conseguir la fuerza que emana de este objeto (el Grial) para convertirse en invencibles. Himmler mostró especial interés por las formaciones geológicas de la montaña, así como por el acceso a su mundo subterráneo.

Montserrat se hallaría unido a otros diversos lugares diseminados por el mundo, conformando santuarios de Agharta. Grandes maestros de sabiduría acudirían a estos santuarios “naturales” para recibir la iniciación de Agartha. El mundo intraterrestre se manifiesta a través de Montserrat. Los mismos avistamientos ovni del contactado Luis Grifol los undécimos días de cada mes, nos señalan en esta dirección.

Las profecías de Agartha nos dicen que cuando el ser humano olvide el alma y la corrupción reine en el mundo, los hombres se convertirán en seres sedientos de la sangre de sus hermanos y las coronas de los reyes caerán. Entonces, habrá una terrible guerra que azotará y destruirá todo el mundo. En ese momento, el Soberano de Agartha y sus leales saldrán a la superficie para establecer el reino del espíritu… verticalidad, sabiduría, paz. Y los demonios serán arrojados al Avernus.

“Maestro, ¿qué es el zen?”, pregunta el discípulo. El maestro contesta: “el zen es un ciprés en el patio”.

El ciprés es la verticalidad: el espíritu. Así son las agujas de Montserrat, irguiéndose y venciendo a este mundo de muerte y decadencia. Porque el espíritu es vertical: no muere nunca. Así es la energía que da vida a Montserrat. La vida vence a la muerte. Por esto Montserrat es Agartha: la energía verticalizada del espíritu se manifiesta sobre este mundo mortal.

En la entrada de la basílica de Montserrat, a la izquierda, hay un pequeño patio con varias columnas de estilo románico. En medio de este pequeño y austero patio trencat, un ciprés eleva toda su fuerza hacia el cielo.

“Agartha se yergue sobre el mundo: Montserrat es su templo para la eternidad”.

Lucifer_Venus is offline

—————————-v. 6 – Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí se sustenten por mil doscientos sesenta días – El verso correspondiente para la iglesia del Nuevo Testamento está en 12:14. Cuando ella huye al desierto, donde sería cuidada por un tiempo, tiempos y medio tiempo, este período es sincrónico con los 1260 días (ver 11:2 para la discusión de este período). La mujer, es decir la iglesia, huyó al desierto que aquí representa un lugar de seguridad y nutrición. Considere la huida de los israelitas de Egipto y de Faraón (Dt. 32:10), cuando Dios la nutrió durante cuarenta años con el maná (el pan de los ángeles, Sal. 78:25), el agua sobrenatural de la roca y sus ropas que no se desgastaron (Neh. 9:20-21). Considere también la huida de Elías al desierto donde, por tres años y medio, fue alimentado por cuervos y la harina y el aceite de la viuda que milagrosamente no se agotó (1 Reyes 17:1-4) y por ángeles en otra ocasión (1 Reyes 19:1-8). Note que cuando fue alimentado por los cuervos y la viuda, fue durante una sequía que duró tres años y medio (Stg. 5:17). De aquí tenemos 1260 días (3,5 años x 12 meses x 30 días). Está también la figura de María y José con Jesús, yendo hacia Egipto para escaparse de Herodes. Los 1260 días son el período entre la ascensión (ver v. 3) y la segunda venida, el cual es también el tiempo del testimonio de la iglesia al mundo (ver 11:13, los dos testigos que profetizan por 1260 días). Es también el tiempo que la iglesia es perseguida por la bestia (13:5-7) pero aquí enfatiza su cuidado (sobrenatural) y provisión de Dios. Esto se enfatiza por el hecho de que Dios preparó un lugar para ella. El desierto es su hogar natural en esta vida. La iglesia no tiene un lugar permanente de descanso, como una ciudad, mientras está en la tierra. Su hogar es la Nueva Jerusalén (Heb.11:13-16).http://www.apocalipsis.org/s-ch12.htm


Símbolos satánicos y paganos en el catolicismo y el Vaticano :el nuevo despertar / the new awakening 

«Entregarse a Satán es creer que podemos extirpar el mal de nuestra vida con buenos sentimientos»


El padre Nanni aportó una explicación a uno de los grande misterios de la posesión diabólica: ¿por qué el diablo «pierde su tiempo» con nosotros, al fin y al cabo criaturas inferiores a él por naturaleza?La razón es que «nos necesita. Es como un coche de lujo que se queda sin gasolina, o como un aparato que se queda sin pilas. A través de nuestros pecados nos utiliza como batería para recargarse».


De hecho, sostuvo, si el diablo parece tener hoy más poder que nunca, es porque hay más pecados que nunca. El franciscano John Farao, capellán de prisiones en la diócesis de Monterrey (California, Estados Unidos), muy permeable al auge de las sectas en México, dijo en este sentido que «no hay un espacio neutral entre la luz y las tinieblas: si abandonas la luz, abres la puerta a las tinieblas».


«Incluso los católicos», añadió el padre Farao, «tienen miedo de creer que el demonio pueda intervenir seriamente en sus vidas. Pocos quieren enfrentarse al hecho de que existe una batalla espiritual que librar. La gente no quiere líos».

 
La mayor parte de quienes le escuchaban saben, por experiencia propia y no precisamente agradable, que «los líos» existen... y a veces son bastante peores que en las películas
 

Vision of Hildegard von Bingen—–

“Los gigantes aparecieron en la tierra cuando los hijos de Dios se unieron con las hijas de los hombres para tener hijos con ellas…” Génesis 6:4

CEREMONIAS DE CIVILIZACIONES ANTIGUAS

Todas las civilizaciones antiguas han tenido algo en común: los dioses mitológicos y sus ceremonias paganas. Por ejemplo, todas las civilizaciones antiguas se han invertido en:

1. Perversión sexual
2. Prácticas ocultas
3. Actividades demoníacas
4. Sacrificios humanos

Nuestra Biblia está llena de advertencias hechas al Pueblo Escogido de Israel a no envolverse en este tipo de prácticas paganas. Ver Sofonías 1:4, Jeremías 32:25, por ejemplo. Este tipo de práctica era tan común, que cuando Moisés fue a recoger los Mandamientos, para el momento en que regresó, ya los Israelitas habían construido un dios pagano.

Ahora bien, estas perversiones abrieron las puertas a manifestaciones satánicas en el ámbito sobrenatural. Estas civilizaciones estaban “supuestamente” controladas por seres a quienes hoy llamamos “CRIATURAS MITOLÓGICAS”. Estas criaturas a menudo se describen como seres mitad animal y mitad humano. Muchas de estas criaturas (semidioses) se encuentran descritas como GIGANTES con habilidades sobrenaturales y PODERES los cuales son específicamente descritos como resultado de la unión de “las hijas de los hombres” y estos “dioses”.  Nos vemos compelidos a hacernos la pregunta siguiente:

¿ERAN ESTAS CRIATURAS SIMPLEMENTE CREACIONES MITOLÓGICAS
O EN REALIDAD ERAN SERES QUE EXISTIERON?


Nota: Mitología: narración maravillosa de seres de carácter divino o histórico.

Creemos pertinente hacernos esta pregunta por que ustedes deben saber que los relatos de estas criaturas “mitológicas” no son un hecho aislado, sino que siguen un modelo consistente a través de TODAS las culturas del hombre antiguo.

Hagamos pues una relación de la forma en que estos seres les eran comunes a todas las sociedades antiguas:

a) GRECIA
1. SATIRO – Hombre – Cabra
2. CENTAURO – Hombre – Caballo
3. HOMBRE SERPIENTE

Mitad hombre mitad toro  Anubis. Mitad Hombre mitad toro
¿

b) ASIRIA – BABILONIA
1. HOMBRE – PÁJARO

2. HOMBRE – TORO
ISHTAR – DRAGÓN

EGIPTO
1. HOMBRE – LEÓN
2. CEBEK – Hombre – Cocodrilo
3. Diosa SERPIENTE
4. HOMBRE – CABALLO
5. ANUBIS – Hombre – Chacal
6. HOMBRE LEÓN – ESFINGE

d) CRETA
1. MINOTAURO – Hombre – Toro

e) MÉXICO
1. SERPIENTE ALADA
2. SERPIENTE – HUMANA
3. SERPIENTE – DE DOBLE CABEZA
f) CAMBOYA
1. HOMBRE – ELEFANTE
2. HOMBRE – CABALLO
g) LA INDIA
1. HOMBRE – PEZ
2. HOMBRE – ELEFANTE
3. HOMBRE – TORO

h) CHINA
1. EL DRAGÓN

TODAS, sin excepción rindieran culto a estos “seres mitológicos”.

ESTOS SERES SOBRENATURALES, ¿HAN INTERFERIDO DE ALGÚN MODO EN LA VIDA DEL PLANETA?

· SATANÁS: Es el “Dios de este mundo” (Juan 14:30, Efesios 2:2)
· En el preciso instante en que el hombre desobedeció a Dios, el hombre le concedió su deseo y potestad a Satanás sobre este mundo. (Ver Génesis 1:28, donde el dominio sobre el mundo le es dado al hombre, y luego contrastar con Lucas 4:5, donde evidentemente el Diablo es ahora el que posee el dominio)
· El objetivo de Satanás es destruir y pervertir el Plan Eterno de Dios para el hombre. (Ver Juan 10:10)
· La Biblia claramente identifica a Satanás como el Dragón, y como la serpiente. (Ver Génesis y Apocalipsis)

Por tanto, podemos decir que el objetivo principal de Satanás es la “contaminación de la vida del hombre”. (Ver Ggénesis 6:1-4-8).

· En Génesis 6 encontramos unas declaraciones asombrosas: “Ahora bien, la población de la tierra creció sobre manera. Ese fue el tiempo cuando seres provenientes del mundo espiritual se fijaron en las hermosas mujeres de la tierra y tomaban a cualquiera de ellas que se les antojara como sus esposas…” Esta es la versión de la traducción de la Biblia parafraseada mas respetada a nivel mundial. The Living Bible. No obstante, el texto correspondiente a las versiones más comunes no difieren mucho con esta traducción ampliada. Veamos como lo traduce la Biblia Dios Habla Hoy, la cual es una muy buena versión católica: “Y cuando los hombres comenzaron a poblar la tierra y tuvieron hijos, los hijos de Dios vieron que estas mujeres eran hermosas. Entonces escogieron entre todas ellas, y se casaron con las que quisieron…”

Todas las demás referencias en el Antiguo Testamento a los “hijos de Dios” son referidas a “SERES ANGÉLICOS”, incluyendo al mismo Satanás y refiriéndose a SERES CREADOS POR DIOS antes de Adán y Eva. (Ver Job 1:6; Daniel 3:25 y Job38:7)

· Nótese algo sumamente interesante. Cada vez que en la Biblia se hace referencia a algún ser angélico se le designa por su genero o su sexo. SIEMPRE SE LES MENCIONA COMO ÁNGELES – MASCULINOS – NUNCA FEMENINOS (En la Biblia se hacen 291 menciones a la aparición de ángeles. En todos los casos, se dice que eran ¡MASCULINOS! . Esto explica fácilmente porqué los mismos, al ser VARONES, se vieron atraídos por las “hijas de los hombres”.

¿IMPOSIBLE?
Yo sé que esto quizás les suena un poco extraño y hasta atrevido a muchas personas. Sin embargo, acompáñenme a Judas 1:6 y 7 para que la misma Biblia se convierta en mi fuente de apoyo fidedigna:

Yo tengo en mi posesión varias otras traducciones las cueles adoptan esta misma traducción “hijos de Dios”. Lógicamente, si eran hijos de Dios debieron haber sido creados. Sin embargo, no eran hombres. Nótese que dice que cuando los hombres tuvieron hijas, ellos, los “hijos de Dios” – como quien dice, otros seres diferentes – vieron que eran hermosas y las tomaron como esposas.

“Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; y como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos ángeles, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra su naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno” Judas 1:6-7

¿CUÁL FUE EL RESULTADO DE ESA EVIDENTE UNIÓN ENTRE ÁNGELES Y “LAS HIJAS DE LOS HOMBRES”?

Lo primero que debemos considerar después de esta tajante declaración bíblica, es la forma física que tomaron los seres que resultaron de la unión de ángeles con los humanos. Debió haberse dado el resultado esperado de cierto tipo de híbridos o seres extraños; quizás, mitad ángeles, mitad hombres. Veamos que nos dice la misma Biblia y más adelante citaremos otras fuentes seculares.

1. En Génesis 6:4, de la Versión Reina Valera, se hace referencia a “Gigantes que había en la tierra en aquellos días…”, los cuales fueron el resultado de esta unión “en pos de vicios contra su naturaleza” (Judas 1:7). De acuerdo a traducciones más fieles y modernas del texto bíblico, Génesis 6:4 se traduce: “Los gigantes aparecieron en la tierra cuando los hijos de Dios se unieron con las hijas de los hombres para tener hijos con ellas…” Versión Dios habla hoy, Versión Biblia de las Américas, Versión Biblia de Jerusalén, Versión Latinoamericana Católica, Versión Biblia Vida, y otras. Por tanto no creemos escandaloso el decir que de la unión de ángeles y hombres, nacieron seres diferentes. NI ÁNGELES NI HOMBRES. Seres verdaderamente ÚNICOS.

2. Esos gigantes puede que hayan pasado a ser los seres mitológicos adorados por los Mayas, Asirios, Aztecas, Egipcios, Hindúes, Camboyanos, etc. Note el fascinante dato que encontramos en Génesis 6:12: “Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra…” Note que se hace énfasis en el hecho de que “toda carne había corrompido su camino sobre la tierra”

———————————————————————————————————————** El Señor se apareció luego a Abraham en su carpa junto al encinar de Mambré. Levantó Abraham la vista y divisó tres hombres parados cerca de él. Los invitó a comer un ternero cebado y tortas que preparó Sara(¿comen y beben?). Uno de ellos le dijo: “Volveré a verte sin falta el año entrante y para ese entonces Sara habrá tenido un hijo” (18, 1-10).


La raza humana y los extraterrestres:

Salvador Freixedo habla

La raza humana y los extraterrestres: Salvador Freixedo habla

“En tiempos pasados los hombres estaban siempre en busca de dioses a quienes adorar. En el futuro, los hombres vamos a tener que defendernos de los dioses“. 


“Creo que ya va siendo hora de que la humanidad pensante -porque desgraciadamente la mayoría de la humanidad no es pensante- vaya arrancando estos sutiles velos y se encare con la tremenda realidad de que ha sido manipulada y en cierta medida engañada por los dioses. El que ayude a esta tarea -aunque corre el peligro de ser tenido por alucinado- estará haciendo una enorme contribución a la evolución de la raza humana”. 


“Las ideas que encierra este libro no sólo no son una locura, sino que son una explicación mucho más realista y hasta mucho más profunda que las infantilidades con que el cristianismo y las demás religiones han intentado por siglos explicarnos el por qué y el para qué de la vida humana. Si se desconocen o se rechazan estas ideas, no se podrá tener una idea realista de las raíces de la existencia humana y seguiremos teniendo las mismas ideas distorsionadas que hemos tenido por siglos de las religiones, de la historia, de las guerras, de la filosofía y de las culturas. La tremenda realidad es que la humanidad sabe únicamente lo que los dioses le han dejado saber y cree lo que los dioses le han hecho creer. Pero ya ha llegado la hora de que los hombres sepamos todo lo que debemos y somos capaces de saber y ha llegado la hora de que no creamos nada o casi nada de lo que los dioses quieren que creamos para su conveniencia. 


En vez de ser portavoces de ideas desquiciadas, estamos propugnando una profunda y nueva teología: la teología de los dioses (con minúscula). 


La teología del “Dios verdadero y único” es falsa; la teología de los dioses falsos es la verdadera“.



Yahvé“…le retiramos nuestra fe como Dios Universal y Único al dios del pentateuco, al que reducimos su categoría convirtiéndolo en uno más de los muchos dioses menores que a lo largo de la historia han estado utilizando a los hombres”. 


“…el dios cristiano de que se habla en el Pentateuco, también existió, pero no es el padre bueno que él quiso hacernos creer, y mucho menos es el Dios Universal, Creador de todo el Cosmos. Es simplemente un suplantador más, que al igual que muchos otros semejantes a él, pretendió hacerse pasar por la Gran Energía Inteligente creadora de todo el Universo”. 


“En esta lucha que los ángeles tuvieron entre sí y que la teología nos dice que culminó con la derrota de Luzbel, el gran triunfador resultó ser Yahvé, que a lo que parece, era el supremo jefe de esta facción de ángeles que en aquel momento estaban manifestándose en nuestro planeta. Naturalmente siendo nuestra teología de acuerdo con las enseñanzas de Yahvé en el Monte Sinaí (y en posteriores manifestaciones a lo largo de los siglos a diversos profetas y videntes), Luzbel tiene que aparecer como el malo y Yahvé como el bueno. Pero usando nuestra cabeza, tal como hacemos para juzgar los hechos de la historia, en donde vemos que los vencedores describen todos los hechos en su favor y presentan a los vencidos como malos y perversos, podemos llegar a la conclusión de que no hay mucha diferencia entre estos dos personajes. Y si Luzbel se comporta como se comportan los hombres (y muy probablemente se comporta de una manera parecida), es muy lógico que trate de tomar venganza de su vencedor y la mejor manera de hacerlo es tratando de restarle súbditos y de deshacer toda la obra que aquél haya pretendido hacer entre los hombres”. 

N. de Clomro: “la serpiente” -símbolo de la sabiduría- por inducir a Adán y Eva -la humanidad- a lograr el “conocimiento del Bien y del Mal” -“árbol” prohibido y ocultado por Yahvé– ¿era diabólica por querer deshacer la obra de un dios que no le permitía a los hombres tener acceso a la información que les proporcionara sabiduría?.

Sigue Freixedo:

“A los que nos digan que Dios tiene el derecho de manifestarse como quiera y a los que nos presenten la teofanía del judeo-cristianismo como algo único, les diremos que si bien es cierto que Dios tiene el derecho de presentarse como quiera, no es lógico que lo haga con todas las extrañísimas circunstancias con que lo hizo en el caso del pueblo hebreo y por otro lado no estaremos de acuerdo de ninguna manera, en que el caso judeo-cristiano sea un caso único.

Muy por el contrario, nos encontramos con que la manera de manifestarse Yahvé al pueblo hebreo, no difiere fundamentalmente en nada, de la manera que otros dioses usaron para manifestarse a sus “pueblos escogidos”; porque como ya dijimos, estos seres suprahumanos gustan de “escoger” un pueblo en el que centran sus intervenciones con la raza humana, y en el que influyen positiva y negativamente, a veces de una manera muy activa y directa.

En este particular el judeo-cristianismo no tiene originalidad alguna tal como enseguida veremos. Lo que sucede es que los cristianos, al igual que los fieles creyentes de otras religiones, concentrados en el estudio y en el cumplimiento de sus dogmas y ritos, y aislados por sus líderes religiosos de las creencias y ritos de otros pueblos, han ignorado y continúan ignorando hechos históricos que por sí solos son capaces de sembrar grandes dudas sobre la originalidad y la validez de las propias creencias religiosas. 

Sobre “pueblos elegidos”

“La experiencia de haber sido “adoptados” por un “dios“, es casi común a todos los pueblos de la antigüedad, con la circunstancia de que esta adopción conllevaba ciertas condiciones que eran también comunes a todos los pueblos: la exigencia de sacrificios sangrientos de una u otra clase, a cambio de una protección (que resultaba ser tan mentirosa y, a la larga, tan poco eficaz como la que Yahvé dispensó al pueblo hebreo). De hecho leemos en una nota de la biblia de Jerusalem:

“En el lenguaje del antiguo Oriente, se reconocía a cada pueblo la ayuda eficaz de su dios particular”. 

“…muchos pueblos, separados por miles de años y por miles de kilómetros, han tenido creencias y practicado ritos muy semejantes; ritos y creencias que analizados a fondo, se dirían procedentes de un tronco común. Con la peculiaridad de que muchos de estos ritos y creencias son bastante antinaturales e ilógicos, pudiendo uno llegar a la conclusión de que no brotaron espontáneamente de la mente de los humanos como una ofrenda a sus “dioses protectores”, sino que les fueron impuestos a los terrícolas por alguien que, a lo largo de los siglos, ha conservado los mismos gustos retorcidos, contradictorios y en muchos casos crueles”. 


“Volviendo al caso histórico del pueblo hebreo, y dejando de lado a los otros dioses de los pueblos de Mesopotamiatan desconcertantemente parecidos a Yahvé y contra los que éste tenía tan tremendos celos (Baal, Moloc, Nabú, Aserá, Bel, Milkom, Oanes, Kemos, Dagón, etc.) vamos a fijarnos en una experiencia específica y extraña exigida por Yahvé al pueblo hebreo y vamos a encontrarnos con otro pueblo (separado del pueblo hebreo por unos 10.000 kilómetros en el espacio y por unos 3.000 años en el tiempo) al que su “dios protector” le hizo pasar por la misma extraña experiencia. 


Me refiero al hecho de andar errantes por muchos años antes de llegar a la “tierra prometida “y bajo el mandato específico y la dirección exacta de Yahvé“. 

Paralelismos entre Yahvé y el dios azteca Huitzilopochtli

“Pues bien, esta extraña aventura -que tiene que haber resultado penosísima para el pueblo judío– la vemos repetida con unos paralelos asombrosos e incomprensibles en el pueblo azteca. Según las tradiciones de este pueblo, hace aproximadamente unos 800 años que su dios Huitzilopochtli se les apareció y les dijo que tenían que abandonar la región en que habitaban y comenzar a desplazarse hacia el sur “hasta que encontrasen un lugar en el que verían un águila devorando a una serpiente”.

En este lugar se asentarían y él los convertiría en un gran pueblo. La región en que por aquel entonces habitaban los aztecas estaba en lo que hoy es terreno norteamericano -probablemente entre los estados de Arizona y Utah– y por lo tanto su peregrinar hasta Tenochtitlán fue notablemente más extenso que el que a los hijos de Abraham les exigió su “protector” Yahvé. La caminata de los “Hijos de la Grulla“(como tradicionalmente se llamaba a los aztecas) fue de no menos de tres mil kilómetros y no precisamente por grandes carreteras, sino teniendo que atravesar vastos desiertos y zonas abruptas y de una densa vegetación, que ciertamente tuvieron que poner a prueba su fe en la palabra de su diosHuitzilopochtli

-La personalidad de Yahvé era muy parecida a la de Huitzilopochtli. Ambos querían ser considerados como protectores y hasta como padres, pero eran tremendamente exigentes, implacables en sus frecuentes castigos y muy prontos a la ira. 

-Ambos acompañaron “personalmente” a sus protegidos a lo largo de toda la peregrinación ayudándolos directamente a superar las muchas dificultades con que se iban encontrando en su camino. 


Yahvé los acompañaba en forma de una extraña columna de fuego y humo que lo mismo los alumbraba por la noche que les daba sombra por el día, y les señalaba el camino por donde tenían que ir, haciendo además muchos otros menesteres tan extraños y útiles como apartar las aguas del mar para que pudiesen pasar de una orilla a otra, etc. Huitzilopochtli acompañó a los aztecas en forma de un pájaro, que según la tradición era una gran águila blanca que les iba mostrando la dirección en que tenían que avanzar en su larguísima peregrinación. 


-Este peregrinar en ninguno de los casos fue de días o semanas. En el caso judío, Yahvé, extrañísimamente, se dio gusto haciéndolos dar rodeos por el inhóspito desierto del Sinaí durante 40 años (cuando podían haber hecho el camino en tres meses). Huitzilopochtli fue todavía más errático y desconsiderado en su liderazgo, pues tuvo a sus protegidos vagando dos siglos aproximadamente, hasta que por fin los estableció en el lugar de la actual ciudad de México. 


-Ambos pueblos fueron adoctrinados en un rito tan raro como es la circuncisión


-Tanto Yahvé como Huitzilopochtli les exigían a sus pueblos sacrificios de sangre. Entre los hebreos esta sangre era de animales, pero entre los aztecas la sangre era frecuentemente humana (…). Yahvé, a primera vista, no llegaba a tanta barbarie, pero parece que a veces acariciaba la idea. Recordemos, si no, el abusivo sacrificio que le exigió a Abraham de su hijo Isaac (y que sólo a última hora impidió) (…). 


(Y conste que no decimos nada -para no extendernos- de los auténticos ríos de sangre que el propio Yahvé causó con las continuas batallas a las que forzó durante tantos años a su pueblo. Ríos de sangre que a veces provenían exclusivamente de su pueblo escogido cuando “se encendía su ira contra ellos” cosa que sucedía con bastante frecuencia). 


-Tanto Yahvé como Huitzilopochtli abandonaron de una manera inexplicable a sus respectivos pueblos cuando éstos más los necesitaban. Yahvé -que estaba bastante escondido desde hacía varios siglos- desapareció definitivamente a la llegada de los romanos a Palestina, y Huitzilopochtli hizo lo mismo cuando llegaron los españoles… 


-Por supuesto, como no podía ser menos, ambos pueblos fueron instruidos detalladamente acerca de cómo habían de construir un gran templo en el lugar en donde definitivamente se instalasen. 


-Por si todos estos paralelos no fuesen suficientes, nos encontramos todavía con otro, que le confieso al lector que a mí me produjo una profunda impresión cuando lo encontré ingenuamente relatado por fray Diego Durán, uno de los muchos frailes franciscanos que escribieron las crónicas de los primeros tiempos del descubrimiento de las Américas, basados en lo que los propios indios les contaban. 


El buen fraile, en su relato de las creencias de los antepasados de los aztecas, nos cuenta (por supuesto, con una cierta lástima ante el paganismo “demoníaco” en que se hallaban sumidos aquellos pueblos) que cuando el pueblo entero avanzaba hacia el sur, siguiendo siempre a la gran águila blanca que los dirigía desde el cielo, lo primero que hacían al llegar a un lugar, era construir un pequeño templo para depositar en él el arca que transportaban y mediante el cual se comunicaban con su dios. 


-Todavía como un último paralelo, podríamos añadir lo siguiente: si el Yahvé de los hebreos tuvo su contrapartida americana en Huitzilopochtli, el Cristo judío, en cierta medida reformador de los mandamientos de Yahvé, tuvo su contrapartida en Quetzalcoatl, el mensajero de Dios, instructor y salvador del pueblo azteca, que, como Cristo, apareció en este mundo de una manera un tanto misteriosa; fue aparentemente un hombre como él, se fue de la Tierra de una manera igualmente extraña, prometiendo ambos que algún día volverían. 

Sobre la “superioridad” de los dioses

Naturalmente el que conozca bien la manera de actuar de los dioses, se quedaría asombrado ante esta afirmación de superioridad, ya que como veremos enseguida, los dioses, en muchísimas ocasiones -por no decir en todas- no se portan nada bien con nosotros y hasta se puede decir que cometen tremendas injusticias. 


La palabra “superior‘, por lo tanto, no hay que entenderla de una manera absoluta sino de una manera relativa. Superiores en conocimientos, en poderes físicos y psicológicos, etc., pero no precisamente en bondad o en otros valores morales vigentes entre los hombres. Indudablemente ellos tienen también patrones y criterios de bondad y maldad, de belleza y fealdad, etc., pero no son precisamente iguales a los que rigen entre nosotros.

Y aparte de esto, seguramente que también entre ellos hay quienes se atienen a tales principios y quienes no se atienen y los violan, demostrándonos con esto que no son tan absolutamente “superiores” a nosotros como a primera vista pudiera parecer, y que fundamentalmente son, como nosotros, unas criaturas en evolución y consecuentemente muy lejos de haber logrado la absoluta perfección.  



Los Hijos de la Nueva Era

INTRODUCCIÓN
(partes)


LOS FALSOS ÍDOLOS
Lo primero que haremos será derribar los falsos ídolos, resaltar los errores tradicionales que ciegamente hemos venido siguiendo como sabias pautas para nuestra vida y, finalmente, hacer caer en cuenta al lector de que muchas de las ideas que hasta ahora había considerado como serias y hasta como sagradas, son falsas y, en muchas ocasiones, fatales para el desarrollo de la sociedad y de cada una de las personas que la componen.
(…) 


Paradójicamente muchas de las ideas y de las instituciones consideradas más serias, como son la patria, la familia, la religión, el honor, las tradiciones, etc., han sido las que más daño le han hecho al ser humano en su evolución a través de los siglos. Distorsionadas y convertidas por sucesivas minorías en instrumentos de dominación han devenido en el mayor freno que la humanidad ha tenido para su perfeccionamiento y en definitiva para la consecución de la felicidad. 


Estas ideas, que consideradas en teoría se nos presentan como algo bello y positivo, a la larga y en la vida concreta son los grandes instrumentos para la desunión de los seres humanos, para el abuso de los fuertes sobre los débiles, para la incomprensión y para todo tipo de discordias. 


Tomemos como ejemplo una de estas ideas: la religión; considerada tanto en su aspecto de pura ideología como en el más concreto de institución, secta u organización religiosa. Aparte de lo que más adelante diremos sobre este importantísimo fenómeno en la historia de la humanidad, no podemos dejar de señalar ahora mismo un hecho terrible en contra de ella: la religión ha sido a lo largo de los siglos si no la mayor, al menos una de las mayores causas de división y guerra entre los seres humanos. Por culpa de las diferentes religiones se han derramado en el mundo ríos de sangre y se siguen derramando todavía en la actualidad.

LA ESENCIA DEL ESPÍRITU HOLÍSTICO
La esencia del espíritu holístico o de la nueva era acuariana en la que estamos entrando, es, como ya dijimos, la relación de todos con todos y de todo con todo; es la unión por encima de la separación ; es la búsqueda de la felicidad por encima de los convencionalismos; es la consecución de la paz del alma, es el desarrollo de la mente y la evolución del espíritu.


Muchas de las ideas tradicionales, “serias” y “sagradas”, van precisamente contra todo ello: nos encierran en nuestros propios conceptos, nos separan, nos impiden adquirir nuevas ideas porque nos han prejuiciado contra ellas, nos imposibilitan para ver nuevos horizontes, frenan nuestra creatividad y no sólo no nos permiten conseguir la paz del alma sino que con mucha frecuencia nos hacen profundamente infelices.
(…) 


En esta era nueva hay mucha gente que vive con la mentalidad de la era vieja: se limitan a seguir a sus podridos líderes, votando como ellos les aconsejan, consumiendo lo que les sugieren los medios de comunicación, creyendo lo que ellos les dicen que hay que creer. 


Un hijo de la nueva era será ante todo un hombre autocrítico, rebelde con toda imposición, buscador incansable de otros niveles de realidad y de conocimiento.
(…)

CAPÍTULO 1
REEVALUACIÓN DE UNO MISMO
(partes)


HEMOS SIDO VILIPENDIADOS
Necesariamente tenemos que comenzar a escribir sobre la Nueva Era defendiendo y redefiniendo a su principal protagonista: el ser humano. 


¿Por qué tenemos que hacerlo ? Porque el ser humano, a lo largo de los pasados milenios, ha sido vilipendiado y humillado, de manera tenaz e inmisericorde, por todas las religiones que han existido, aunque éstas afirmen elevar la dignidad del hombre y la mujer.

ACOMPLEJADOS POR LA RELIGIÓN
En el cristianismo, en concreto, el ser humano no es un simple hombre o una simple mujer. Con frecuencia cuando los libros de ascética y de teología se refieren a ellos les llaman pecadores, como si ello fuese la esencia de su ser y su naturaleza estuviese radicalmente viciada, de modo que no fuese capaz de recibir otro calificativo.


Hace años escribí en Mi Iglesia duerme: “Un buen cristiano es un hombre muerto de miedo“. Si se cree a pies juntillas en todos los dogmas que la Iglesia predica para el más allá, es perfectamente lógico que uno esté lleno de temor ante un fuego eterno, siempre posible. 


Un buen cristiano es por lo menos un ser acomplejado: un ser que tiene que salvarse sin poder hacerlo por sus propias fuerzas; que por su naturaleza, y sin culpa alguna de su parte es trasgresor de la ley; que padece enfermedades y tiene que morir inexorablemente debido a un pecado que no cometió, pero que trae ya encima cuando llega a este mundo… ¿No son estos motivos más que suficientes para acomplejar a una persona? 


Por lo pronto, dejemos estas consideraciones relativas a la religión porque más adelante analizaremos a fondo la reevaluación que habrá que hacer de todos los principios religiosos de la Nueva Era. En este momento hagamos sólo un esfuerzo por sacudirnos el posible yugo mental que nos hayan podido inculcar los falsos credos, impuestos en la niñez con tanta fuerza que persisten en la vida adulta de la mayoría de las personas.

Rechacemos de plano la aseveración de que somos pecadores por naturaleza. Somos seres humanos racionales, con instintos, inteligencia, pasiones, limitaciones, miedos y capacidades que en su mayor parte nos han sido dadas desde nuestro nacimiento, sin que nosotros hayamos tenido nada que ver. Por lo tanto no tenemos por qué sentirnos acomplejados, reos ni pecadores, como los predicadores cristianos han venido diciendo por siglos. 


Esta liberación mental es algo básico e inicial para la reevaluación de uno mismo, ya que es imposible darse lugar y valía propios cuando en el fondo de la mente anidan sentimientos tan negativos y destructores”

NO SOMOS PECADORES POR NATURALEZA
No somos pecadores por naturaleza, ni nos espera ningún castigo eterno, ni venimos a este mundo con ningún pecado, ni necesitamos a nadie que nos salve o nos redima, porque nunca hemos estado en venta. En realidad nuestra esencia es inmortal y tenemos por delante un futuro inimaginable.


Rebelémonos también contra la idea de que este mundo es un valle de lágrimas y que venimos a él para hacer méritos a través del sufrimiento para alcanzar una vida futura. Es cierto que para muchos mortales este mundo es un auténtico valle de lágrimas y de miserias; pero esto se debe, en gran parte, no a la esencia o a la naturaleza del hombre, sino a la poca evolución de la raza humana, que no ha cumplido con las leyes naturales, y muchos de los que están en posiciones de privilegio han abusado de ellas en su propio provecho.
La raza humana en bloque ha gastado demasiadas energías en adorar y en someterse a dioses imaginarios olvidando el propio perfeccionamiento.

Si todo el ingente esfuerzo que hemos gastado en construir templos, en extender las distintas doctrinas hasta los confines del mundo, en amordazar nuestros instintos naturales, en hacer votos suicidas de pobreza, castidad y obediencia, en escribir y estudiar volúmenes acerca de virtudes, pecados, sacramentos, cielos e infiernos quiméricos y en pelear contra los que no tenían una misma idea de Dios, la raza humana en este momento de la historia estaría mucho más evolucionada y no presentaría este cuadro desolador de tristes hormigas peleándose locamente por migajas de pan. 


Por eso este mundo se ha convertido en un valle de lágrimas. Nuestros respectivos dioses nos han pedido cosas estúpidas y a la larga han logrado enfrentarnos. En vez de lograr unirnos y hacer que dirijamos nuestros esfuerzos hacia cosas que redunden en nuestro bien, nos han separado y dividido en seguidores de diferentes religiones y han puesto todas nuestras potencialidades a su servicio, haciendo que nos olvidásemos de nuestro propio progreso. 


Pongámonos de pie de una vez y considerémonos adultos capaces de realizar todo tipo de proezas no sólo en este mundo, sino en el más allá en el que, por lógica, finalmente creo.


CAPÍTULO 2
LAS LLAMADAS AUTORIDADES
(partes)


EL PODER Y SUS PELIGROS
LOS SERES humanos hemos padecido un exceso de autoridad. Más aun, hemos padecido de muy malas autoridades. Si la raza humana hubiese sido bien dirigida y bien organizada, este planeta no estaría en el lamentable estado en que se encuentra.
(…) 


¿UNA REBELIÓN CONTRA LAS AUTORIDADES?
¿Por qué en un libro de la Nueva Era en donde a primera vista debería tratarse más bien de puntos de vista positivos para el futuro, tenemos que hablar de las autoridades políticas? Porque la Nueva Era comienza ahora mismo, y ahora mismo las autoridades políticas están condicionando nuestras vidas al influir en ellas desde muchos puntos de vista. Con sus malas decisiones y con el enorme manipuleo que ejercen a través de los medios de comunicación, no nos dejan evolucionar hacia el superhombre al que todos naturalmente debemos tender. Con sus mentiras y sus adulaciones, por una parte, nos tienen atontados atendiendo todos los días a sus polémicas y a sus jueguitos dialécticos interminables, y por otra, nos malhumoran y nos hacen perder la paz para que podamos reflexionar con la tranquilidad y la profundidad que requiere el momento crucial de la historia que estamos viviendo. 


Ésta es la razón principal por la que debemos reevaluar a nuestras autoridades. Hasta ahora mucha gente de buena voluntad tenía fe en ellas y creída de lo que ellas decían y ordenaban era bueno y sano. Pero a la luz de la historia no sólo reciente, sino de todos los tiempos, tenemos que sacar la conclusión de que los que mandan, por el mismo hecho de mandar, son muy sospechosos de algún tipo de corrupción. Tal como vimos en párrafos anteriores, el poder en sí es muy corruptor y por eso tenemos que estar muy precavidos contra todo aquél que tenga algo de poder, y más contra aquéllos que poseen una gran cuota del mismo. 


En cuanto a aquéllos que detentan todo el poder bajo una forma absoluta, no sólo tenemos que sospechar de ellos, sino que debemos tener la seguridad de que están completamente corruptos. Ninguna persona honesta permite que todo el poder esté en sus manos, pues con ello demuestra que se siente absolutamente superior a sus conciudadanos. Podrá ser superior a muchos de ellos individualmente considerados, pero no superior a toda la sociedad. 


¿Estoy predicando entonces una rebelión contra las autoridades? En un cierto sentido, sí. Una rebelión no de armas, pero sí de sentimiento y de pensamiento. Nos dirigen mal y hacen ir a la sociedad por caminos equivocados; nos acomplejan, nos manipulan y no nos dejan evolucionar; por lo tanto, tenemos que rebelarnos contra ellas en lo que esté a nuestra mano.

LA REBELIÓN BÁSICA
Es cierto que no son demasiadas y, sobre todo, no muy eficaces las cosas que podemos hacer contra el poder casi absoluto que la autoridad tiene sobre nosotros. Sin embargo, sí están a nuestro alcance ciertas armas cívicas que podemos esgrimir contra él. Lástima que, debido a la enorme manipulación a que la sociedad entera está sometida por los medios de comunicación estatales, ayudados por la inconsciencia y la avaricia de los que tienen el control de la radio, prensa y televisión privados, la gran masa de los ciudadanos no caerá en la cuenta de la enorme manipulación mental a que son sujetos, y el reducido número de aquéllos que hayan caído en la cuenta no se pondrán de acuerdo en resistirla y hacerle frente.


Pero la rebelión básica que tenemos que realizar es la interna. Es la decisión firme de no dejarnos manipular por los “grandes” de la sociedad, por los que dictan las pautas de lo que hay que creer, de lo que hay que vestir, de lo que hay que leer. Debemos estar internamente alertas contra los mil sutiles engaños y tretas de los que tienen en su mano el poder de convencer o de influir las mentes. 


Tenemos que esforzarnos en el supremo deporte de pensar por nosotros mismos y practicar la suprema virtud de actuar siempre de acuerdo con lo que pensemos, por más que las dignísimas autoridades nos digan lo contrario. 


Como resumen de todo este capítulo podemos decir que el hombre y la mujer de la Nueva Era estarán en el futuro mucho menos supeditados a lo que digan los que hasta ahora han regido a la sociedad. Porque la verdad es que la han regido muy mal y por eso las cosas han llegado al desastroso estado en que están, por más que los eternos optimistas nos acusen de negativos y no vean tantos problemas como nosotros vemos.
Los hombres y mujeres de Acuario someterán mucho más a juicio todas las decisiones de los superiores de la sociedad y no se someterán a ellas borreguilmente. Y por lo menos tendrán criterios propios en muchas cosas que hasta ahora hemos dejado a los políticos o a las autoridades como si éstas se comunicasen mediante un hilo directo con el Espíritu Santo.


CAPÍTULO 7
OTROS NIVELES DE REALIDAD
(partes)


OTROS TIPOS DE ENTIDADES
En cuanto a las manifestaciones de otras entidades que no hayan sido nunca humanas, es mucho lo que se podría decir, porque son muchas y muy variadas sus especies. Por otro lado, es muy poco lo que en concreto se puede afirmar de cada una de ellas, pero si estudiamos sin prejuicios sus muchas manifestaciones a través de los siglos y en la actualidad, podremos llegar a conclusiones que nos acerquen un poco más a la realidad. 


Lo primero que habrá que decir es que estas entidades son muy variadas, pues mientras unas dan la impresión de ser inteligencias enormemente desarrolladas y en un grado de evolución muy superior al nuestro, otras parecen no superar mucho la inteligencia de los animales superiores. Las primeras actúan directamente sobre la mente, mientras que las segundas actúan preferentemente a través de manifestaciones físicas. 


Por otro lado, hoy ya podemos afirmar que, a medida que es mayor el grado de evolución de estas inteligencias, es menor su injerencia en las vidas de los humanos; y viceversa, las que más intervienen son las menos evolucionadas. 


Otra cosa que podemos afirmar es que, con mucha frecuencia, nos tratan como nosotros tratamos a los niños o a los animales, y ésa puede ser la razón para explicar lo mucho que “mienten” en sus manifestaciones.
Además, hemos llegado a la conclusión de que la mayor parte de ellas vienen a nosotros con la intención de sacar algo del ser humano, aunque lo disimulan de muchas maneras. Lo que buscan en el hombre es preferentemente la energía que producen nuestras mentes, sobre todo bajo estados anímicos intensos o bajo emociones fuertes. En el cosmos todo es energía, y nuestra mente es capaz de producir unas sutilísimas energías que parece que son muy del agrado de estas entidades superiores. Algunas de ellas que no son tan superiores, se nutren de la raza humana y de los animales de una manera mucho más material, tal como lo describí ampliamente en mi libro “La amenaza extraterrestre“. 


Aunque todas estas ideas sean difíciles de admitir, están respaldadas por una enorme cantidad de hechos que, por desgracia y por prejuicios, son desconocidos por la mayor parte de los intelectuales. Y aunque en párrafos anteriores dijimos que el sentido común se resiste a admitir estas cosas, el mismo sentido común nos dice que el hombre no puede ser la más perfecta e inteligente de las criaturas del universo, porque esto dejaría muy mal parado al dios creador y rebajaría mucho el nivel general de inteligencia de todo el cosmos.
Los hijos de la Nueva Era, por un lado, estarán abiertos a todas estas realidades, pero por otro, no caerán en las infantilidades en que caen muchas personas que se acercan a todo este complejísimo mundo espiritual a la ligera y como si fuese un juego. La realidad es que es un juego muy peligroso en el que muchos han perdido su salud mental y hasta la vida.

NUESTRA REACCIÓN ANTE ESTA EXTRAÑA REALIDAD
Lo primero que tendrá que hacer un hijo de la Nueva Era es tomar conciencia de que tales mundos y tales entidades existen, y de que la marcha de la historia ha estado y sigue estando dominada por ellas. No así, por lo menos en el mismo grado, las vidas privadas de la mayor parte de los humanos.


Lo segundo que deberá hacer es resistirse a ser manipulado por los grandes líderes de la sociedad que, inconscientemente, están dirigidos por estas entidades que son los verdaderos dueños del mundo. De ahí la importancia de usar cada uno su propia inteligencia y no seguir borreguilmente las pautas que nos trazan los “grandes de este mundo”. 


Lo tercero será estar preparado para defenderse en el raro caso de que su vida se vea amenazada por la presencia de alguna de estas entidades. La mejor manera de defenderse es no entrar en su terreno y tener uno sus propias ideas y personalidad; no invocarlas bajo ningún concepto, tal como en la actualidad hacen muchos ignorantes, que entran en sectas descabelladas en las que se practican ritos de invocación; no desear su contacto y resistirse mentalmente en caso de que se iniciase. 


En la actualidad hay miles de personas que pecan por un exceso de apertura mental. Están siendo engañadas por maestros ignorantes para que busquen el contacto con “guías superiores”, en la falsa suposición de que todos estos guías son benéficos, cuando en realidad no lo son, por lo menos en el grado que ellos dicen serlo. Me refiero al llamado channeling o sintonización, que tantos adeptos tiene en los Estados Unidos, y que tanto daño les puede hacer al ponerlos total y voluntariamente al servicio de unas entidades desconocidas. Lo menos que este channeling genera es unadependencia que es esclavizante para el individuo. Y aunque es cierto que reciben algunos beneficios al principio (como pueden ser la apertura de mente y cierto tipo de videncias), esta dependencia es a la larga perjudicial para el humano que ingenuamente la ha buscado.

RELACIÓN CON LO RELIGIOSO Y EXTRATERRESTRE
Muchas de estas entidades se presentan bajo el disfraz de lo religioso y, para mejor lograr sus fines, suelen respetar las creencias de los humanos con los que entran en contacto. Hoy día podemos asegurar con toda certeza, que todas las religiones, sin excepción, son disfraces de estas inteligencias para sintonizar con las mentes y los sentimientos de los humanos.


Como ya he escrito sobre este mismo tema (Defendámonos de los dioses, Israel pueblo-contacto, etcétera) aquí me limitaré a decir que si estudiamos a fondo y sin prejuicios todas las religiones, nos encontraremos con que además de hacer todas hincapié en los buenos principios de fraternidad, amor, etcétera –gancho necesario para atraer adeptos y no infundir sospechas-, todas coinciden en el fondo en cosas que son muy extrañas e intrigantes para la mente humana. Por ejemplo, todas coinciden en demandar abundantemente sacrificios al ser humano y algunas de ellas son enormemente crueles en sus exigencias, hasta el grado de pedir la muerte no sólo de animales, sino de personas.

En el cristianismo todo está sublimado, pero por otro lado nos encontramos con que la llamada redención gira alrededor del sacrificio de un hombre-dios que murió ajusticiado en una cruz. Y nos encontramos con la demanda de dolor por todas partes, sin contar la infinita cantidad de muertos que los propios cristianos han causado en la propagación y defensa de sus ideas. 


A veces la manifestación de estos otros niveles de realidad no tiene relación con lo religioso y sí con lo “extraterrestre“, formando entonces parte de lo que ha dado en llamarse “fenómeno ovni“, al que ya nos hemos referido anteriormente. Hoy día continúa todavía la polémica en este particular, centrada en si existe el fenómeno o no, cuando en realidad debería estar centrada en cuáles son las intenciones de las entidades que tripulan los misteriosos aparatos que vemos surcar los cielos. 


La polémica subsiste después de tantos años, fundamentalmente por tres razones: la primera, porque se trata de un tema revolucionario y, para algunos, tan amedrentador que la mente humana se resiste violentamente a admitirlo. En los intelectuales se presenta una instintiva resistencia porque, de admitirlo, tendrían probablemente que desechar muchas de las teorías en las que está basada toda su ciencia y los principios tradicionales por los que se han regido toda su vida.

En segundo lugar, porque ha habido y sigue habiendo un gran interés por parte de las altas autoridades que rigen el mundo, para que estas verdad no se sepa. Las pequeñas autoridades locales no hacen más que seguir las pautas que les dictan las grandes y por eso repiten como loros las consignas y los métodos para callar todos los rumores serios que se puedan levantar acerca del fenómeno.

Y en tercer lugar, los mismos seres o inteligencias que están detrás de todo el fenómeno, con su enorme poder sobre el psiquismo de los humanos, hacen todo lo posible para que su estancia entre nosotros pase inadvertida. De esto he sido yo testigo directo en varias ocasiones y he podido comprobar los métodos drásticos que utilizan, tanto ellos como sus inconscientes aliados humanos, para acallar a los que pueden resultar testigos peligrosos. 


Hay, en fin, otras entidades que no se manifiestan relacionadas ni con lo religioso, ni con lo extraterrestre u ovnístico, ni son por otro lado, restos de la personalidad de algún muerto. Ya hemos dicho que los tipos de estas entidades son variadísimos, mucho más variados que los de las razas humanas; y que las desigualdades entre ellos son enormes, diferenciándose por lo tanto en mucho sus maneras de actuar y de relacionarse con los humanos.

CUALIDADES DE ESTAS ENTIDADES
He aquí otras verdades que con el tiempo hemos ido aprendiendo acerca de estas entidades: muchas de ellas son autóctonas del planeta y probablemente están aquí desde mucho antes de que aparecieran las razas humanas que actualmente pueblan la Tierra. Otras es posible que nos visiten desde diferentes partes de nuestra galaxia, sin que para ello sean obstáculo las enormes distancias que nos separan de sus planetas de origen. Las razas humanas son producto de experiencias genéticas hechas por ellos a lo largo del tiempo.

Estas experiencias continúan haciéndolas en la actualidad, y de ello tenemos una enorme cantidad de pruebas. (Ver La amenaza extraterrestre). Todas las religiones sin excepción han sido impulsadas por ellos, y para tal efecto se han valido de hombres a los que han preparado especialmente para que puedan cumplir su misión. A muchos de ellos les dieron poderes para realizar lo que en la religión se llaman milagros.
Ciertos humanos tienen una especial relación con algunas de estas entidades, que les ayudan a realizar cosas que otros humanos no pueden realizar. Y por el contrario, hay humanos que se ven molestados por algunos de estos seres sin saber por qué y sin que sea fácil liberarse de su maléfica influencia. 


Existen también muchos humanos que tienen fácil acceso a estos niveles de realidad pudiendo alcanzar a contemplar algún plano de estos extraños mundos. Pero estos videntes, sin dejar de ser muchos, son menos de los que la gente cree, y tenemos que añadir que muchos de los que se presentan como tales, o son unos ilusos con alguna clase de psicopatía, o unos vividores que quieren aprovecharse de la credulidad de los ingenuos. Muchos de los auténticos sanadores o curanderos (por imposición de manos o cualquier otra técnica) son personas que, consciente o inconscientementetienen relación con alguna de estas entidades que, a su vez, sacan de ellos algún provecho. 


Por último, diremos que muchas de estas entidades que se manifiestan a través de algunas personas, tienen un sentido del humor bastante avieso, gustando de gastar bromas pesadas a las personas con las que se relacionan, sobre todo si son ingenuas o crédulas. 


Cuando más se aparte uno de estas relaciones trascendentes y más seamos nosotros mismos con ideas y personalidad propias, más libres estaremos de los maleficios de estas entidades. Y como un último consejo, jamás se deben aceptar sugerencias de ellos que vayan claramente en contra de los intereses del humano.


CAPÍTULO 8
PAZ INTERNA Y EXTERNA
(partes)


LA PAZ ES UNA CONDICIÓN PARA EVOLUCIONAR
La paz interna es una conditio sine qua non para que el alma evolucione. Sin ella no hay ascensión posible. Es cierto que con las tribulaciones también se puede evolucionar, pero sólo cuando la tribulación ha generado una paz previa. Porque la tribulación y el dolor recibidos sin paz lo único que generan es desesperación. Sin embargo, la paz no genera automáticamente la elevación del alma.La paz es sólo una condición. Hacen falta otros mecanismos y otros elementos para que se dé esta evolución


Cuando hablemos de la meditación veremos que sin paz la meditación se hace mucho más difícil, si no imposible. La paz genera un estado físico especial en el cerebro, y este estado físico a su vez ayuda a generar paz. 


En la historia humana jamás ha reinado una paz total. Las guerras llenan la vida de las naciones y de la raza humana en general. No sabemos vivir en paz unos con otros y ni siquiera con nosotros mismos.

POR QUÉ NO TENEMOS PAZ
Y uno lógicamente se pregunta: ¿Cómo es esto posible? ¿Qué es lo que hace que el ser humano no pueda vivir en paz ni consigo mismo ni con los demás? La respuesta habrá que buscarla en la psicología humana y, todavía más profundamente, en los que desde las sombras manipulan la psique humana. Y aquí de nuevo tenemos que recurrir a lo que dijimos en el capítulo anterior. No en vano dijimos allí que aquel capítulo, por extraño que a algunos les pareciese, era la clave para explicar la historia humana y la vida misma. A muchas entidades les interesa que el hombre no tenga paz, porque un hombre en paz consigo mismo es mucho menos vulnerable a sus sugerencias y a sus intromisiones; y además su cerebro, estando en ese estado pacífico, no genera las ondas que a ellos más les interesan.


Cuando un hombre está en paz, está cerrado en sí mismo y es como una fortaleza. No se le puede penetrar fácilmente porque todas sus energías van hacia adentro. Además, cuando su cerebro está en paz, produce unas ondas que lo hacen aún más fuerte e invulnerable. Son las ondas alfa que generan el tan nombrado “estado alfa”, que si bien no tiene todas las cualidades que algunos le atribuyen es, sin embargo, una condición indispensable para que la gente genere otras ondas de una altísima frecuencia que son todopoderosas y que participan de la inteligencia inconsciente del individuo conectándose al mismo tiempo con la sabiduría del cosmos. Estas ondas tienen el poder de sanar a otros y de autocurar al que las produce, y son la clave para explicar buena parte de las curaciones paranormales. 


La evolución a la que nos hemos referido en varias ocasiones y que tanto tiene que ver con la paz del alma, es el fin o el propósito de la vida humana en este planeta.


CAPÍTULO 9
REEVALUACIÓN DE LA RELIGIÓN
(partes)


DIFICULTAD PARA ENJUICIARLA
Pensar desapasionadamente sobre la religión propia es muy difícil. Sobre todo para aquéllos que han vivido su fe desde la niñez, pues aparte de las raíces que ella echa en el alma, todo lo que hemos creído y practicado desde la niñez se aferra tenazmente al fondo de nuestra psique y obnubila a la mente para evitar que vea cualquier cosa que aquellas creencias puedan tener de negativo. Por eso le pedimos al lector que haga un esfuerzo por dejar de lado todos sus prejuicios y le eche un vistazo desapasionado a ciertos aspectos de su propia religión. 


Fijémonos primeramente en los resultados de todas las religiones. Las creencias religiosas abren un poco la mente en relación a ciertas verdades, pero la cierran con relación a otras que no están de acuerdo con esas creencias. En pocas palabras, hace fanáticos. Curiosamente fanático significa “el que va al templo” (en latín fanum = templo), contrariamente a profano (el que se queda fuera del templo). 


Algunos de estos fanáticos viven sus creencias con tal rigor que se convierten en santos. De ellos, los que van por el camino del amor, son todavía aceptables, pero los que van por la vía del rigor pueden llegar a ser monstruosos. Por ejemplo Santo Domingo de Guzmán, fundador de la Orden de Predicadores, más conocidos como dominicos, que organizó por toda Europa la inquisición y que fue el responsable de la muerte de miles de “pobres” brujas. 


Este fenómeno de producir fanáticos es común en todas las religiones, aunque en unas es más virulento que en otras. Las víctimas mortales que este fanatismo religioso ha generado en el mundo entero a lo largo de los siglos y en todas las religiones son innumerables. Esto no deja de ser muy extraño para unas instituciones que comienzan siempre hablando del amor a nuestros semejantes.

LAS RELIGIONES SEPARAN
Otro resultado de las religiones es el aislamiento en que sumen a sus fieles. La raza humana está dividida en muchas fracciones, algunas de ellas completamente aisladas del resto, debido únicamente a las religiones.

En algunas sectas se llega incluso a prohibir el trato con gente de otras creencias. Y para encontrar ejemplos de esto no tenemos que ir a Mongolia, a la India o a Manchuria, donde habitan pueblos y castas completamente aislados por su religión, sino que nos bastará con asomarnos a nuestra Biblia en donde encontramos a un Yahvé prohibiéndole a su “pueblo escogido” relacionarse con los amorreos y cananeos pecadores. Y no sólo eso, sino que además les ordenaba que no se mostrasen nada benévolos con ellos y aun que los exterminasen sin perdonar siquiera a los lactantes. 


Y no nos olvidemos de que ese mismo Yahvé era y sigue siendo el dios del cristianismo


El aislamiento y la separación que la religión produce lo podemos ver en nosotros mismos. Ante un marroquí o un tunecino de religión musulmana nos sentimos como diferentes. Hay algo profundo que nos separa de ellos, no importa lo amables o correctos que puedan ser. Nos parece que allá en el fondo no tenemos nada que ver con ellos y pensamos que están radicalmente equivocados. Y la realidad es que hay cerca de mil millones de personas que en religión piensan fundamentalmente igual que ellos y de las que lógicamente también nos sentimos distanciados.

LA RELIGIÓN LLENA EL ALMA DE TABÚES  

Otro resultado de las religiones es que tranquilizan el alma con la promesa que hacen de un más allá feliz, pero por otro lado la llenan de miedo con amenazas de castigos eternos y terribles si no se cumplen en esta vida determinados mandamientos. Esto tiene más peso en el alma de muchos cristianos que las promesas de un más allá feliz y por eso muchos fieles se han pasado la vida con temor a la muerte y a lo que les pueda suceder después de ella.


En la Edad Media los monasterios y conventos se llenaban de gentes que renunciaban a vivir como personas normales, aterradas por las predicciones de unos frailes fanáticos que hacían mucho más hincapié en los castigos que en las recompensas, y que se regodeaban en presentar a un dios terrible y vengativo. Al fin y al cabo, no hacían más que predicar al Yahvé del Antiguo Testamento. En los monasterios y cenobios se aislaban no sólo de la sociedad, sino hasta de sus propias familias. Las palabras del fundador del cristianismo, difundidas con todo rigor por sus predicadores, resonaban en sus oídos:

“El que quiera venir en pos de mí, que deje a su padre y a su madre…” 

San Francisco Javier, uno de los santos eminentes de la iglesia, cuando estaba ya destinado a las Indias Orientales, de las que no volvería, pasó por Navarra cerca de donde estaba su madre y no fue a verla porque pensó que con ello agradaba más a Dios. ¡Bárbara manera de concebir la religión! Y si así piensa un “santo“, que es un guía en el camino de Dios, qué les espera a los pobres creyentes que sigan sus enseñanzas?


En resumen, las religiones, aunque comienzan hablando de amor, desunen, aíslan, y llenan el alma de miedos y complejos, cierran las mentes y no permiten al ser humano disfrutar de muchas cosas buenas que hay en el mundo.

Según la doctrina cristiana tradicional, las mejores cosas de la vida son pecado, y en todas las religiones vemos cómo el sacrificio, la renuncia, la mortificación de los sentidos, la penitencia, losvotos, la muerte para el mundo y hasta los tormentos son moneda común para agradar a Dios. Es cierto que al que está atribulado lo consuelan con promesas para el más allá, pero no lo ayudan a vencer la causa de su desconsuelo ni le dan una visión optimista de esta vida. Como no tienen nada que dar acá, centran todas sus prédicas en el más allá. Pero el más allá comienza en esta vida.

LA RELIGIÓN COMO ESTRATEGIA DE LAS ENTIDADES
Y ahora diremos algo fundamental acerca de las religiones, que entronca con lo que vimos en el capítulo de los otros niveles de realidad. Es algo que explica todo el misterio de ellas y su razón de ser y que, aunque sea difícil de admitir, es sin embargo la clave para explicar lo extraño del fenómeno religioso en todas las culturas de todas las épocas y de todas las latitudes.


La religión no es tanto hechura de los hombres cuanto imposición de los “señores del mundo”, es decir, de aquellas entidades a las que nos referíamos en el capítulo anterior, cuando hablábamos deseres inteligentes no humanos que nos dirigen desde las sombras. Las religiones son una formidable estrategia que ellos usan para tres cosas:

1) Para mantenernos desunidos de modo que no progresemos y usemos toda nuestra energía en disputar entre nosotros

2) Para que nos hagamos la guerra de la cual algunos de ellos sacan gran beneficio

3) Para sintonizar nuestras mentes, enfocarlas hacia una idea y mantenerlas expectantes, porque a la mayor parte de ellos les interesan mucho las ondas que en ese estado de ánimo producen nuestros cerebros

De esto ya he escrito largamente en Defendámonos de los dioses y por ello no quiero extenderme aquí. 


El viejo lema “divide y vencerás” tiene una perfecta aplicación en esta estrategia. Nadie puede negar que las religiones, a lo largo de la historia, han sido la principal fuente de guerras y discordias.Predican el amor (a los que piensan como elloshacen la guerra (a los no creyentes). Esta es una paradoja que tiene que hacer reflexionar a cualquier persona pensante. 


Si la humanidad hubiese gastado tanta energía en mejorar sus instituciones y en progresar, como ha gastado en hacer templos y en guerrear por la fe, hoy la raza humana no estaría en el estado lastimoso en que se encuentra.

REPENSAR LAS CREENCIAS
En esta reevaluación de la religión los hijos de la Nueva Era tendrán que repensar a fondo sus creencias y descubrir sus profundas contradicciones. Algunas de ellas las acabamos de señalar, pero quedan todavía muchas otras que el lector tiene que descubrir por sí mismo. Deberá comparar su fe con otras diferentes para ver cómo coinciden en cosas absurdas y cómo por el contrario se contradicen en cosas básicas. Coinciden, por ejemplo, en la exigencia del dolor, en la personificación de la divinidad, en la humanización de Dios, en la virginidad de la madre del hombre-dios, en su “segunda venida“, en hacer de los sacrificios de sangre el centro de la religión, etcétera.

Y en cambio, son contradictorias en cuanto a sus mandamientos concretos y ritos. Ante un cuadro así, uno deduce que no todas pueden ser verdaderas y una sola tampoco, porque esto diría muy poco de la equidad, justicia y providencia de Dios. Un hijo de la Nueva Era tendrá que repensar en particular el más allá que predica el cristianismo, con su resurrección de la carne, sus infiernos eternos yvisiones beatíficas en las que no estará la mayor parte de la humanidad que no ha creído ni obrado conforme a las enseñanzas de Cristo. ¿En qué cabeza caben tantos disparates? Por lo tanto, un hijo de la Nueva Era tiene que tener el valor de destetarse de semejantes enseñanzas y perder el miedo a pensar libremente acerca del más allá. 


La religión trata a sus fieles como niños que no tienen inteligencia y, en este particular, el catolicismo ha sido el ejemplo perfecto del padre sobreprotector que, a fuerza de defender a su hijo de peligros, lo convierte en un tarado que no puede valerse ni pensar por sí mismo. Las autoridades eclesiásticas prohibieron prácticamente pensar sobre los misterios de la fe. Había que limitarse a oír y a creer lo que a uno le decían. Por eso muy lógicamente prohibieron leer La Bibliaporque su lectura es capaz de quitarle la fe a cualquier persona que reflexione un poco sobre todos los disparates que contiene


Se puede asegurar con toda certeza que las creencias de cualquier religión son un insulto a la inteligencia humana. Lo malo es que hay muy pocos aún entre las personas cultas con valentía para hacer un examen crítico detallado de todas sus creencias.

LOS MANDAMIENTOS DE LA NUEVA ERA
Entonces, ¿qué religión practicaremos? Si por religión se entiende un conjunto de creencias “reveladas” que nos sirven para alcanzar la salvación y librarnos de un castigo eterno, la contestación es:¡ninguna!


Puede ser que en otras épocas las religiones les hiciesen falta a hombres que no sabían por qué retumbaban los truenos o por qué el sol salía todas las mañanas. Aunque muy lejos de pensar que ya lo sepamos todo creo, sin embargo, que hoy día ya hemos madurado lo suficiente como para no necesitar esas andaderas.
La única religión que estará siempre vigente será la del amor y la justicia, dándole a cada uno lo que le corresponde, respetando el derecho de los demás y teniendo el corazón abierto y generoso para todo y para todos. Todo lo demás son adornos inútiles e instrumentos de manipulación. Debemos impulsar un amor y una justicia que no estén administrados por nadie que se digarepresentante de DiosTodos somos representantes de Dios


¿Se van a perder entonces todos los valores? Falso. Conozco a gente que no practica ninguna religión y son excelentes personas, y conozco cristianos con todas las de la ley muy fanáticos y muy injustos, con los que no quisiera encontrarme ni en el reino de los cielos

http://vimeo.com/13046094


Anneliese Michel.Posesión diablo..

Therese Neuman:  Estigmatizada. Posesión  por  ¿ Dios ?….

” Misericordia quiero y no sacrificio ”

Casos Célebres de Estigmatizados
Santo padre Pío de Pietrelcina: En la mañana del viernes 20 de septiembre de 1918, rezando delante del crucifijo del coro de la vieja iglesia, recibió los estigmas, que quedaron abiertos, frescos y sangrantes por medio siglo.
San Francisco de Asís: Es considerado el primer estigmatizado que presenta la historia y uno de los más famosos. Presentó heridas en manos, pies y costados igual que Cristo, en la soledad del monte Alvernia en 1224, permanecieron con ellas hasta su muerte, el 3 de octubre de 1226.
Santa Catalina de Siena: Su estigmatización fue interior, manifestada el 1 de abril de 1375 después de la comunión la santa entró en éxtasis y al volver dijo que vio a Jesús y le pidió que los signos fueran manifestados interiormente y así Jesús lo hizo en forma de rayos de luz brillante: manos, pies y corazón.
Santa Gema Galgani: Esta santa cayó en éxtasis mientras experimentaba los signos una tarde anterior al día del Sagrado Corazón. Cuando vuelve en sí tiene impresas en su cuerpo los estigmas que le fueron manifestados cada jueves durante los cuatro años siguientes con dolores muy fuertes donde veía la corona, la flagelación y el sudor de sangre de Jesús.
Santa Rita: Es un caso verdaderamente increíble porque la herida de su frente presentaba además de sangre, pus, despidiendo olores nauseabundos que luego se convierte en nido de gusanos blancos. Pasó sola semanas ya que las otras religiosas le huían por el aspecto de su frente y aparecía en público sólo para comulgar.
Santa Verónica Giuliani: Además de sufrir los estigmas con el dolor de la corona de espinas de Cristo, fue objeto de malos comentarios de quienes la consideraban mentirosa y fue apartada de su cargo de maestra de novicias.

http://teatrevesadespertar.files.wordpress.com/2010/09/freixedo-

La palabra hebrea ra·jamím y la griega é·le·os (verbo, e·le·é·ō) suelen traducirse “misericordia”. Un examen de estos términos y de su uso ayuda a resaltar todos sus matices y significado. El verbo hebreo ra·jám se define como “sentir o irradiar afecto entrañable; […] ser compasivo”. (A Hebrew and Chaldee Lexicon, edición de B. Davies, 1957, pág. 590.) Según el lexicógrafo Gesenius, “la idea principal parece radicar tanto en el hecho de tener cariño y tratar con dulzura como en el sentimiento de tierna emoción”. (A Hebrew and English Lexicon of the Old Testament, traducción al inglés de E. Robinson, 1836, pág. 939.) El término está estrechamente relacionado con la palabra para “matriz”; se puede referir también a las “entrañas”, las cuales se ven afectadas cuando se siente de manera afectuosa y tierna la compasión o piedad. (Compárese con Isa 63:15, 16; Jer 31:20).

 “Vayan, pues, y aprendan lo que esto significa: ‘Quiero misericordia, y no sacrificio’”. (Mt 9:10-13; 12:1-7; compárese con Os 6:6.) Él colocó la misericordia entre los asuntos de más peso de la Ley. (Mt 23:23.) Como se observa, aunque tal misericordia podía abarcar clemencia judicial, como la que los fariseos pudieran tener la oportunidad de mostrar, tal vez por ser miembros del Sanedrín, su aplicación no se limitaba a ese contexto. Se refería primordialmente a la manifestación activa de piedad o compasión, a obras de misericordia. (Compárese con Dt 15:7-11.)

salvador-defendamonos-de-los-dioses.pdf

Un hombre se arranca los ojos durante una misa en Italia

http://www.publico.es/espana/399247/tengo-al-demonio-detras

¡DEFENDÁMONOS DE LOS DIOSES! 

El Demiurgo-Demonio creador o tal vez causante de este mudo mortal, buscaria impedir la liberación , la resurreccción, la divinización del hombre pues sabe que ello arruinaría su reino de degeneración, muerte y putrefacción. Alfinal de todo, irremediablemente, la historia del mundo de los hombres y de los hombres mismos , vendria a estar ligada directamente al mundo de los dioses
el demiurgo-demonio lo sabe y sabe que su tiempo, su reinado es limitado.nuestro Mundo es ecenario de una lucha que no acabará nunca, hasta que todo esto deje de ser.

   

 Los vimanas y el contacto con los diosesComo memoria de la presencia histórica de los dioses en el mundo, nos han quedado algunos relatos fantásticos recogidos por sagas y tradiciones antiguas. Veamos brevemente algunos de estos textos referentes a los vimanas de la antigua India aria y a otras tradiciones a lo largo del mundo.Los vimanas eran una variante mecánica de un artefacto que “imita el vuelo de las aves”. La palabra vimana aparece como sinónimo de máquina voladora en el Yajurveda, en el Mahabharata, en el Bhagavata Purana y en la literatura clásica de otros relatos de la antigua India. La palabra yantra, significa “aparato mecánico” y también es frecuente en la literatura sánscrita. Recordamos que el sánscrito es la lengua raíz de los idiomas indo-arios.Por lo menos 20 pasajes de los Vedas (libros sagrados indo-arios escritos en sánscrito antiguo y que constituyen la más antigua literatura religiosa de la India) hacen referencia a artefactos voladores, sobre todo en su parte de himnos (Rigveda).En uno de estos, precisamente, encontramos un pasaje que describe un ingenio volador descrito como de tres pisos, triangular y provisto de tres ruedas, con capacidad para tres pasajeros. Este artilugio está construido con tres metales: oro, plata y hierro, y dispone de tres alas. Su velocidad es tan rápida como el pensamiento y puede moverse por tierra, mar y aire. Con ayuda de esta máquina, los asvins salvaron al rey Bhujyu, que había naufragado. El Matyasastra de Bharata narra que no sólo los dioses sino que también otros seres sobrehumanos emplean tales artefactos.Algunos párrafos del Rigveda son reveladores:“Ellos enganchan a su carro dos brillantes corceles, portadores de hombres…”

“Añi, el adorado, conduce aquí a los dioses en un carro que vuela con movimientos ágiles”.

En el Mahabharata se contempla un crucero que conduce a Arjuna hasta los cielos de Indra:

“Cuando se hubieron ido los centinelas de los mundos, deseó Arjuna, el azote de sus enemigos, que descendiera hasta él el celeste carro de Indra. De pronto llegó con Matalis el carro envuelto en resplandor, ahuyentando las tinieblas del aire y alumbrando las nubes en derredor. Los horizontes llenó con su estruendo, semejante al del trueno, como un espejismo mágico en el firmamento, maravilloso de ver, en verdad. Él subió al carro en seguida, resplandeciente como el dueño del día. En seguida partió con su hechura mágica, con el carro semejante al sol, celestial; así subió con júbilo el blanco hijo del linaje de Kuru. Y cuando se acercó a la región invisible para los humanos que caminan sobre la tierra, vio carros celestes a miles, bellísimos. Allá no alumbra el sol, ni tampoco la luna, ni brilla fuego alguno, sino que alumbra con su propio resplandor, con su energía magnífica, lo que abajo en la tierra se aparece en figura de estrellas luminarias que la distancia hace semejar lámparas y son cuerpos enormes”.

El mecanismo de los vimanas está descrito detalladamente en diversas obras como en el Vaimanika Sastra de Bharadvaja, en el Samaranganastradhara y el Yuktikalparatu de Bhoja.

El Vaimanika Sastra es una colección de apuntes cuyo núcleo procede del sabio Bharadvaja y se remontan al siglo IV d.C, procedentes de tradiciones antiguas. Describe el tamaño y las principales piezas de los diversos artefactos voladores, cómo se gobernaban, qué particularidades había que tener en cuenta en los vuelos prolongados, cómo proteger el aparato ante fuertes tormentas y rayos, cómo efectuar un aterrizaje forzoso y cómo cambiar la fuerza propulsora por energía solar cuando escasea el combustible.

Habían vimanas redondos o circulares, de forma cónica, triangulares, con forma de cohete y también los había con forma de ave. Habían que tenían tres pisos. Algunos eran brillantes.

Hallamos igualmente relatos de contactos con naves extraterrestres en otras civilizaciones americanas, en Sumeria, en el antiguo Egipto, la antigua China, en Palestina y en innumerables regiones del mundo.

Los relatos sumerios nos sitúan ante el escenario de guerras prehistóricas que acabaron destruyendo a la humanidad en los días antiguos. Sus textos, difíciles de interpretar, tratan de que hace 450.000 años los Nefilin (pueblo de los cohetes ígneos) aterrizaron en la tierra. Esta civilización habría dado lugar a diferentes razas mixtas sobre la base de una modificación genética para el trabajo.

Dentro de la tradición sumeria, Gilgamesh, gobernante de Uruk, es un héroe que albergaba la esperanza de vencer a la muerte. Ya la tradición de su pueblo habla de un antepasado suyo, Utnapishtin –el héroe del diluvio–, que había escapado de la muerte alcanzando la Morada Celestial junto a su esposa. Gilgamesh nos sitúa ante la tradición heroica del hombre caído que lucha por conquistar la inmortalidad. Todo su relato trata de este eterno ideal en que el hombre sueña con lo “imposible” y con alcanzar el mundo de los dioses.

Situándonos ahora en la ciudad solar de Tiahuanaco, en el altiplano andino de la actual Bolivia, afirma la leyenda que antiguamente llegó a la ciudadela una mujer llamada Oriana (Ariana). Su misión era dar origen a una raza humana. Característica es que Oriana sólo tenía cuatro dedos y que en diversas pinturas de Tiahuanaco se distinguen seres de cuatro dedos. Tras dejar una numerosa descendencia de setenta hijos, Oriana volvió al espacio, de donde había llegado en una nave dorada.

Vemos en todos estos relatos y mitos de la antigüedad cómo los dioses dejaron en la tierra su semilla en una estirpe semidivina y que volvieron al cielo, pero que nunca abandonaron a sus hijos sino que siempre han mantenido vivo el contacto con los suyos.

3- El Origen de la Gnosis

La “memoria de la sangre” de los hijos de los dioses ha sido la que ha preservado el recuerdo y hasta el vínculo con los divinos a lo largo del tiempo mortal del mundo. Este recuerdo y este vínculo ha dado lugar en la historia humana a las diversas tradiciones sustentadas en el conocimiento de los divinos hiperbóreos. Es de esta vena hiperbórea de donde con el tiempo surge la gnosis.

Las fuentes temporales de la gnosis histórica los encontramos principalmente en:

-la India (Upanisads, tantrismo),

-Egipto, con la generación múltiple de los dioses,

-Sumeria – Babilonia, con su mito del descenso y ascenso de los espíritus a través de la escalera celeste,

-Irán, con su “salvador salvado” y sus cultos mistéricos de Mithra.

-la mitología nórdica y el misterio de las runas y la crucifixión de Wotan.

Así mismo, podemos hallar retazos de esta gnosis en el conocimiento antiguo de mayas, toltecas y otros imperios americanos así como en lugares remotos del mundo que aún guardan memoria de los días antiguos.

Como decimos, existe una Gnosis Esencial que proviene del mundo de los dioses, que es anterior a la actual historia de la humanidad y que es la Fuente de la cual surge toda gnosis verdadera. El Origen de esta Gnosis Esencial proviene del mundo divino de los dioses hiperbóreos.

Ya durante el Imperio de Roma, el gnosticismo histórico se conformó y entrelazó con el neoplatonismo y el estoicismo. Hubo así mismo un judeo-cristianismo heterodoxo (grupo de las Seudoclementinas) etc. La gnosis histórica surgió simultáneamente en diversos lugares de Oriente (Asia menor, Palestina, Alejandría) ya en el periodo apostólico judeo-cristiano. Estos primeros gnósticos eran descendientes de diversas filosofías y religiones antiguas, y los controvertistas cristianos los designaron con el nombre genérico de “ofitas” (de la serpiente). Entre estos podemos hallar varias sectas: naasenos, peratas, setianos, cainitas, arcónticos, severianos, barbelognósticos, justinianos, nicolaitas, docetas, etc.

El principal centro gnóstico fue Alejandría, desde donde las doctrinas se difundieron a Roma. Hubieron diversos maestros: Basílides, Carpócrates, Valentín, Marción, Tolomeo… El gnosticismo fue organizándose como Iglesia pero finalmente fue destruido por el judeo-cristianismo triunfante, habiendo de refugiarse más allá de las fronteras del Imperio Romano (Alto Egipto, Irán…).

La gnosis explica cómo

“no es el bautismo lo que libera, sino el conocimiento de estas cosas:

quiénes éramos;

qué hemos llegado a ser;

dónde estábamos;

a dónde hemos sido arrojados;

a dónde nos apresuramos a ir;

de dónde seremos rescatados;

qué es la generación;

qué es la regeneración”

(Excerpta ex Theodoto, 78, 2)

El mundo, entiende la gnosis, no es la patria del hombre: este ha sido arrojado o ha caído en él. La verdadera entidad del hombre es de otro mundo, debe buscar el regreso al estado primero. El tema es arcaico y aparece ya en el chamanismo y el orfismo primitivo: “dirás a los guardianes: soy un hijo de la tierra y del cielo estrellado”. (Tabla de Peteila).

El gnosticismo entiende que el Dios Verdadero es absolutamente trascendente; es el Innominado.

Por su parte, los gnósticos dicen que el Demiurgo-Jehová es una deidad inferior. Este Demiurgo es denominado a veces Ialdabaot y se identifica como decimos con el “Dios” del Antiguo Testamento de la “biblia judía”. Él crea el cuerpo del hombre a imagen de un modelo superior encerrando en él una chispa de la luz eterna, un espíritu. Aquí nos situamos ante el principio liberador que ha de afrontar el iniciado: la perfecta Gnosis consiste en identificar y liberar en la práctica esta partícula de luz.

La redención consiste en la revelación divina por Lucifer de la naturaleza trascendente del espíritu. La mayoría de los gnósticos cristianos reconocen a Cristo Lucifer, aunque no admiten ni su encarnación ni su pasión. Entre los fenómenos posteriores relacionados con la Gnosis encontramos al maniquieísmo, el mandeísmo, el sabeísmo, la alquimia y el catarismo.

Cuando en la “biblia judía” se refiere al “árbol del bien y del mal” del que el hombre tiene prohibido tomar fruto (según mandato de Jehová), nos está situando ante la esencia de la guerra de los mundos. El judío rechaza la gnosis divina poniéndose al servicio del Demiurgo del mundo. El texto bíblico es el documento por el cual el judío entrega su alma y sella el pacto con el Demiurgo Jehová. Mediante este pacto el judío se convierte en su “pueblo elegido” mediante el cual el Demiurgo pretende conseguir el dominio total del mundo.Si bien la “biblia judía” no se empezó a escribir y codificar hasta el siglo -IV, los sucesos a los que se refiere pretenden ser cientos y miles de años antes en el tiempo. Fue en torno al siglo -IV cuando Jehová establece el pacto de sangre con su “nación santa” (Sa-n-ta = Sa-ta-n / Sa-t-ur-day).Pero el conflicto entre la creación de Jehová y el espíritu de Lucifer es muy anterior en el tiempo y nos sitúa ante el origen mismo del tiempo y de la historia.En el trasfondo de la historia humana hay y ha habido siempre una “Corte de Lucifer” que guarda la memoria de los días antiguos y que mantiene encendida la lámpara de un fuego que arde en los hielos convocando a los suyos a la asamblea en la Montaña Polar de la Revelación. Esta Corte de Lucifer está compuesta por humanos encarnados pero también por seres sobrehumanos que no son de este mundo mortal pero que, como decimos, mantienen el contacto con sus hijos a través de su naturaleza espiritual. Así como el ser animal se reproduce y se multiplica por el sexo, el espíritu hiperbóreo es indivisible y no se multiplica; siempre ha habido un mismo número de espíritus hiperbóreos encarnados o no. Lo que hay más allá de este mundo no puede decirse con palabras humanas.Lo importante de todo esto es comprender cómo esta Corte de Lucifer ha actuado de continuo sobre la historia humana dando lugar a diversas sectas, movimientos e incluso naciones e imperios. Nunca han estado cerradas las puertas que desde el mundo mortal van a parar al mundo de los dioses; sólo ha sucedido que los hombres, debido a su vulgaridad, han perdido los sentidos que les permiten acceder a ellas.Podemos pensar que en algún lugar de la tierra existe aún una cofradía de magos o iniciados que guarda el secreto de los dioses y que es custodia del Graal. Pero aunque esto sea así, los verdaderos y legítimos custodios de este tesoro son seres extraterrestres que tienen poderes sobrenaturales y que no pertenecen a este mundo, pues se hallan salvos de él. Un humano vulgar sería incapaz de resistirse ante el poder de estos seres que se comunican telepáticamente y que tienen, como decimos una enorme Fuerza y poder mental.Como indicamos, el camino hacia los dioses es la integridad, la disciplina del iniciado y el despertar de su naturaleza transcendente. No existen atajos ni caminos invertidos hacia el Reino de los Inmortales; nadie puede abrir las puertas sin ser digno de ello. El Graal enseña al iniciado a ser dueño y señor de sí mismo. Sólo así los dioses llegarán a escucharle y a saber de él.

     http://www.scribd.com/doc/47997998/LA-GRAN-TRADICION-HIPERBOREA  

     http://blogs.parasaber.com/tantra-tecnicasalternativas/2008/8/5/los-ovnis

  

EL GENIO IBLIS

Iblis es el nombre dado al Diablo por el Islam. Habitualmente aparece referido en el Corán –el libro sagrado de los musulmanes– como Satanás, un término general usado para nombrar a todos los espíritus malvados aliados con Iblis.

Es considerado el jefe de los espíritus del mal, un “genio” creado por Dios de un fuego sin humo, así como los seres humanos fueron modelados con arcilla. En un arrebato de envidia, Iblis desobedeció a Alá y fue expulsado de su gracia.

Más tarde fue enviado a la Tierra para engañar a Adán y Eva, haciéndoles comer la fruta del árbol prohibido. Por esta acción resultó condenado por Alá al Jahannam, el fuego del Infierno.

Pero él le replicó que anhelaba llevarse a los habitantes de la Tierra consigo, y Alá –para poner a prueba a la Humanidad y a Satanás– permitió que éste vagara por su superficie.

Demonio Islámico
Demonio Islámico

EL JANNAH, O PARAÍSO MUSULMÁN

Iblis, para los musulmanes, es quien tienta a los seres humanos con su susurro, colocando ideas pecaminosas en su cabeza y brindándoles falsas sugerencias. Se cree que en el Fin de los Tiempos será recluido en el Jahannam junto a quienes hayan cedido a sus tentaciones, desobedeciendo el mensaje verdadero de Alá.

Por el contrario, quienes hayan superado con éxito una vida recta, serán recompensados con los placeres de el Jannah, el Paraíso o cielo del Islam.

El Corán no representa a Iblis como el enemigo de Alá, porque este último es el Ser Supremo que se ubica por sobre todas sus creaciones; Iblis es apenas una de ellas. Todos los “buenos” y “malos” fueron ideados por el mismo Alá y sólo Él podrá salvar a la Humanidad de sus males.

Una creencia comúnmente compartida entre el Islam y el Cristianismo es que la existencia universal del mal en las vidas personales es generalmente experimentada como consecuencia de las acciones diabólicas.

SU ETIMOLOGÍA

Los eruditos no-musulmanes sostienen, generalmente, que Iblis es una contracción de la palabra griega “diabolos”, que significa “Diablo”.Afirman que las comunidades cristianas y judías de Arabia, durante el reinado de Muhammad, conocieron esta palabra de las traducciones griegas de la Biblia hebrea y de los Evangelios.

Pero los eruditos musulmanes se inclinan por derivar esa palabra de la raíz verbal árabe “balasa”, que significa “el des-esperanzador”.
 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. (Mt. 6:19-21)
La parábola de los talentos : dones o dinero?
 Jesus y compañia  tenian a Judas por tesorero….Que Judas llevara la bolsa no quiere decir que el dinero era de Jesus, era de aquel grupo, el uso que le daban era para sus necesidades y tambien repartian a los pobres;  ese dinero no ganaba intereses
En los tiempos del antiguo testamento EL DINERO eran los granos y la sal.
 Hay personas con talentos que no están sirviendo a Dios, ni a su comunidad, sino se están sirviendo a ellos mismos, con los talentos que Dios le ha dado


http://www.bibliotecapleyades.net/vida_alien/alien_faber09.htm

Jung y la Ufología————————————————————————————————————————————————————————————-

El Gobierno de Chile investigará las causas del apagón

Medio Chile a oscuras

Sohad Houssein T
apagon

Más de una hora transcurrió desde el apagón, que afectó a más de nueve millones de personas, hasta que el ministro de Energía, Rodrigo Álvarez, se dirigió al país para aclarar que se trataba de una falla compleja. Más tarde señalaría que investigarán qué produjo el corte. Antes de la medianoche gran parte del suministro estaba restablecido.

Alrededor de las 20:30 horas del sábado gran parte del país quedó a oscuras. Pasó más de una hora hasta que el ministro de Energía, Rodrigo Álvarez, señalara que el corte de luz, que afectó desde la región de Coquimbo a El Maule, además de parte de Atacama, se debió a una falla del sistema interconectado central.

El secretario de Estado señaló además que por primera vez falló el sistema computacional de recuperación a distancia, lo que impidió normalizar el suministro, proceso que debió realizarse de forma manual y local.

Desde la Oficina Nacional de Emergencia informaron que el apagón afectó a más de nueve millones de personas en el territorio nacional y que no se registraron situaciones de emergencia.

En Quilicura, no obstante, un supermercado fue saqueado por maleantes que aprovecharon la oscuridad. Se calculan pérdidas millonarias, pero no se registraron detenidos.

Las personas que al momento del corte de luz se encontraban en el Metro debieron ser evacuadas y los usuarios del Transantiago debieron esperan largas horas para llegar a sus casas debido al atochamiento de los buses.

Las señales de los teléfonos celulares también se vieron afectadas.

Cerca de las 23:30 horas el suministro eléctrico había regresado casi a la totalidad de los sectores afectados.

El titular de Energía señaló que, si bien no se conocen las causas del corte, “van a ser investigadas con la máxima claridad y firmeza”.

Álvarez no descartó que el apagón fuera ocasionado intencionalmente. “Vamos a ser sumamente serios en esto: No podemos descartar ni confirmar nada sin tener alguna certeza oficial de qué fue finalmente lo que ocasionó la caída del sistema”, dijo

Más tarde afirmó que la falla se produjo en la Subestación Ancoa, en la cercanías de Linares.

La mañana del domingo, el titular de Energía, informó que aún algunos sectores del centro y sur poniente de Santiago se encontraban sin electricidad y que el suministro se había repuesto en el 97 por ciento del territorio afectado.

Además, reconoció la vulnerabilidad del SIC y aclaró que se encuentran en un proceso de licitación para mejorarlo.

“Entendemos la indignación de millones de chilenos ante una situación grave como la de ayer. Esto nos debe llevar a confirmar que el desafío energético que tiene Chile no se limita a la generación: también es transmisión, eficiencia energética y desarrollo de nuevas tecnologías”, aseveró.

En Coquimbo, en tanto, se debió suspender la asamblea de la Confech, reunión que se agendó para el próximo martes.http://www.inforadiolibertad.com.ar/noticia.asp?id_noticia=10638

http://noticias.aollatino.com/2011/09/25/extenso-apagon-afecta-a-chile/

Poderosas tormentas solares se dirigen a la Tierra

Una tormenta de este tipo puede causar problemas en la navegación por satélite, sistemas de comunicaciones y redes de energía por todo el mundo

26 de Septiembre del 2011 14:05:37 CDT

Científicos descubrieron en la superficie del Sol unas nuevas manchas solares, las AR 1302, extremadamente activas, que han comenzado a lanzar gigantescas llamaradas solares de clase X —las más poderosas— hacia el espacio.

En concreto, la NASA ha registrado dos nuevas llamaras de la intensidad más alta con niveles de 1,9 y 1,4 respectivamente entre el pasado 22 de septiembre y el sábado, días en los que ha habido una gran actividad solar, ya que también se han producido una decena de llamaradas de clase media (M) y clase baja (C). Estas erupciones de alta energía parecen dirigirse hacia la Tierra y pueden golpear nuestro campo magnético con gran intensidad en cuestión de días. El fenómeno puede causar daños en nuestros sistemas de satélites y comunicaciones. Rusia incluso ha advertido a sus centrales nucleares.

Según ha explicado la agencia espacial norteamericana, la fuente de estas llamaradas fueron las manchas solares 1302 y provocaron un apagón de radio de nivel R3, además de producir un estallido de radio de 10,7 centímetros. Concretamente, entre el 22 y el 24 de septiembre se produjeron un total de 13 explosiones de niveles comprendidos entre el X1,9 de la más intensa hasta el M1,0 de la más débil.

Los expertos han destacado que la llamarada de X1,9 es de dimensiones similares a las registradas el pasado mes de febrero y a principios de septiembre, lo que, a su juicio, demuestra la gran actividad que se espera para este ciclo solar.

En este sentido, el Solar Influences Data Analysis Center (SIDC) ha aclarado que las condiciones geomagnéticas actuales son «tranquilas» pero ha alertado de una posible «inestabilidad de activos» estos días como consecuencia de las últimas llamaradas, lo que aumenta las posibilidades de que una eyección de masa coronal se dirija a la Tierra.

Las enormes manchas solares son muchas veces más grandes que la Tierra, por lo que se espera que liberen poderosas llamaradas de masa coronal en los próximos días. Si la erupción es lo suficientemente fuerte y va directa hacia nosotros, una tormenta de este tipo puede causar problemas en la navegación por satélite, sistemas de comunicaciones y redes de energía por todo el mundo.

Varios observadores han informado en webs especializadas de que la mancha masiva 1302 es visible desde la Tierra al atardecer o al amanecer con equipos especializados

Las manchas solares son mucho más grandes que la Tierra (en una comparativa con nuestro planeta, la bola azul de la izquierda).Autor: ABC

——————————————————————————————————–http://minerva-serrano-cantero.suite101.net/2012-el-ciclo-final-de-mayas-y-griegos-a56379http://www.slideshare.net/gvirico/jesus-diablo-presentation

———————————————————————————————————–-Todos sabemos hoy «que tenemos complejos». Pero el que los complejos puedan «tenernos» es una noción que no por estar menos difundida tiene menos importancia teórica.

La unidad de la conciencia—equivalente a la «psique»—y la supremacía de la voluntad, poseídas a priori sin examen, están seriamente puestas en duda por la existencia misma de los complejos. Toda constelación de complejos suscita un estado de conciencia perturbado: la unidad de la conciencia viene a faltar y la intención voluntaria resulta, si no imposible, sí por lo menos seriamente estorbada. También la memoria, como hemos visto, se ve a menudo muy afectada por ellos. Es preciso concluir que el complejo es un factor psíquico que posee, desde un punto de vista energético, una potencialidad que predomina, en algunos momentos, sobre la intención consciente; sin ello, semejantes irrupciones en el orden de la conciencia no serían posibles. De hecho, un complejo activo nos sume durante un tiempo en un estado de no libertad, de pensamientos obsesivos y de acciones forzadas, estado que se relaciona en ciertos aspectos con la noción jurídica de responsabilidad limitada

.

¿Qué es, pues, científicamente hablando, un «complejo afectivo»? Es la imagen emocional y vivaz de una situación psíquica detenida, imagen incompatible, además, con la actitud y la atmósfera conscientes habituales; está dotada de una fuerte cohesión interior, de una especie de totalidad propia y, en un grado relativamente elevado, de autonomía: su sumisión a las disposiciones de la conciencia es fugaz y se comporta en consecuencia en el espacio consciente como un corpus alienum, animado de una vida propia. A costa de un esfuerzo de voluntad se puede reprimir, de ordinario, un complejo, tenerle en jaque; pero ningún esfuerzo de voluntad consigue aniquilarlo y reaparece, a la primera ocasión favorable, con su fuerza originaria. Investigaciones experimentales parecen indicar que su curva de actividad o de intensidad es ondulatoria, con una longitud de onda que puede variar desde algunas horas o algunos días hasta algunas semanas. Esta cuestión, tan complicada, no ha sido elucidada todavía.

A los trabajos de la psicopatología francesa, y en particular a los de Pierre Janet, debemos el que hoy conozcamos las vastas posibilidades de escindirse que tiene la conciencia. Janet y Morton Prince han logrado realizar escisiones en cuatro o cinco personalidades diferentes; se constató, en tales ocasiones, que cada una de estas parcelas de personalidad posee una componente de carácter y una memoria propias. Estas parcelas existen juntas, relativamente independientes unas de otras, y pueden en todo momento turnarse mutuamente; es decir, que cada una posee un alto grado de autonomía.

Las personalidades parcelarias poseen indudablemente una conciencia propia; pero ¿pueden tenerla fragmentos psíquicos tan restringidos como los complejos? Es ésta una cuestión todavía no resuelta que—lo confieso—me ha preocupado a menudo: los complejos, en efecto, se comportan como genios malignos cartesianos; parecen complacerse en travesuras de kobolds, nos ponen en la punta de la lengua justamente la palabra que no había que decir; nos roban el nombre de la persona a la que vamos a presentar; producen una necesidad incoercible de toser en medio del pianissimo más emocionante del concierto; hacen tropezar con su silla estruendosamente al retrasado que quiere pasar desapercibido; son los autores de esas malignidades que F.-Th. Vischer quería imputar a los inocentes objetos; son los personajes que actúan en nuestros sueños, con los que nos enfrentamos en una total impotencia; son los seres élficos caracterizados a la perfección en el folklore danés por la historia del pastor que quería enseñar el «Padrenuestro» a dos elfos: éstos hicieron los mayores esfuerzos por repetir sus palabras con exactitud, pero en la primera frase no lograron impedir el decir: «Padre Nuestro que no estás en los cielos». Plenamente de acuerdo con la concepción teórica, se mostraron ineducables.

Una descripción de la fenomenología de los complejos, por sobria que sea, no puede prescindir de su impresionante autonomía; cuanto más penetra en la naturaleza profunda—yo casi diría en la biología—, de los complejos, aparece con más evidencia el carácter de alma parcelaria. La psicología onírica muestra con toda claridad la personificación de los complejos, cuando no están oprimidos por el ostracismo de la conciencia, del mismo modo que el folklore describe a los trasgos que arman durante la noche un gran alboroto en la casa. Observamos el mismo fenómeno en ciertas psicosis en que los complejos «hablan en voz alta» y el enfermo los oye como a voces que parecen provenir de personalidades extrañas.

La hipótesis según la cual los complejos son psiques parcelarias escindiólas se ha convertido hoy en una certeza. Su origen, su etiología, es a menudo un choque emocional, un traumatismo o algún incidente análogo, que tiene por efecto el separar un compartimiento de la psique. Una de las causas más frecuentes es el conflicto moral basado, en última instancia, en la imposibilidad aparente de asentir a la totalidad de la naturaleza humana. Esta imposibilidad entraña, por su existencia misma, una escisión inmediata, a espaldas o no de la conciencia. Es incluso, por lo general; una inconsciencia preceptiva notable de los complejos, lo que les confiere, naturalmente, una libertad de acción tanto mayor: su fuerza de asimilación aparece entonces en toda su amplitud, al ayudar la inconsciencia del complejo a asimilarse el yo mismo, lo que crea una modificación momentánea e inconsciente de la personalidad, llamada identificación en el complejo. Esta noción, moderna por completo, llevaba en la Edad Media otro nombre: se llamaba entonces la posesión, término que está lejos de evocar la representación de un estado inofensivo; no hay, sin embargo, ninguna diferencia de principio entre un lapsus linguae corriente, debido a un complejo, y las blasfemias desordenadas de un poseso; no hay más que una diferencia de grado. La historia lingüística presenta numerosas expresiones en apoyo de esta tesis; de una persona afectada por un complejo, y bajo los efectos de su emoción, se dice: «¿Qué es lo que le ha entrado hoy?» «Tiene el diablo en el cuerpo», etc. Ya no se piensa, naturalmente, al oír estas metáforas gastadas, en su sentido originario: no por ello resulta menos fácil reconocer y mostrar, además, que el hombre más primitivo y más ingenuo no «psicologizaba» como nosotros los complejos perturbadores, sino que los sentía como entia per se, es decir, como entidades propias, demoníacas, como demonios. El desarrollo ulterior de la conciencia ha conferido tal intensidad al complejo del yo y a la conciencia personal que los complejos han sido privados, al menos en el uso lingüístico, de su autonomía primitiva. En general, se dice: tengo un complejo. El médico le dice a la enferma histérica, a la que exhorta: sus dolores no son reales; usted se imagina que sufre. El miedo a la infección es aparentemente una invención arbitraria del enfermo y, en todo caso, se trata de persuadirle de que se ha forjado de la nada una idea delirante.

Sin esfuerzo se ve que la concepción moderna corriente considera el problema dando por sentado el hecho de que el complejo ha sido inventado e «imaginado» por el paciente, y que, por consiguiente, no existiría si el enfermo no se tomara el trabajo de darle, de forma en cierto modo intencionada, vida. Se ha establecido, por el contrario, que los complejos—esto está fuera de duda— poseen una autonomía notable, que los dolores sin fundamento orgánico, es decir, considerados imaginarios, son tan dolorosos como los dolores legítimos, y que una fobia patológica no tiene la menor tendencia a desaparecer, aunque el enfermo en persona, su médico y hasta los usos lingüísticos aseguren que no es más que imaginación.

Nos encontramos aquí ante una forma de ver interesante, llamada apotropeica, equivalente a las designaciones eufemísticas de la antigüedad, cuyo ejemplo clásico es Pontoς euceinoς. Las Erinias, diosas de la venganza, eran llamadas por prudencia y propiciación las Euménides, las bienintencionadas; la conciencia moderna, igualmente, concibe todos los factores íntimos de perturbación como dependientes de su actividad propia; en una palabra, se los incorpora; intenta domesticarlos, sin confesarse con franqueza que de esta forma ha recurrido a un eufemismo apotropeico; se siente empujada a ello por la inconsciente esperanza de aniquilar la autonomía de los complejos, desbautizándolos. La conciencia se comporta en esto como un hombre que, al oír un ruido sospechoso en el sótano, sube presuroso al granero para comprobar que allí no hay huella de ladrón y que, por consiguiente, el ruido era pura imaginación. En realidad, este hombre prudente no se ha atrevido a bajar al sótano.

Para empezar es difícil de comprender por qué el miedo incita a la conciencia a hacer entrar los complejos en el marco de su propia actividad. Los complejos parecen de tal insignificancia, de una futilidad tan ridícula, que inspiran vergüenza y disgusto y todo es bueno para ocultarlos. Sin embargo, si fueran en realidad tan fútiles, ¿podrían ser al mismo tiempo tan penosos? Es penoso lo que causa un tormento, un disgusto; esto atestigua ipso jacto una cierta importancia, que no debería considerarse una bagatela. El hombre tiene demasiada tendencia a proclamar irreal, siempre que se puede, todo lo que le molesta. La explosión de la neurosis indica el momento preciso en que los medios mágicos y primitivos del gesto apotropeico y del eufemismo resultan impotentes. A partir de ese momento el complejo se establece en la superficie de la conciencia; no es ya posible evitarlo. Y, al manifestarse, asimila paso a paso a la conciencia del yo, al igual que ésta se esforzaba en el pasado por asimilar al complejo. Su dominio engendra, en definitiva, una disociación neurótica de la personalidad.

En el curso de un desarrollo semejante, un complejo revela su fuerza originaria, capaz, en ocasiones, de suplantar la potencia del complejo del yo. En tales circunstancias se comprende que el yo tenga todos los motivos para someter al complejo a una prudente magia del verbo: es evidente que el yo teme la amenaza alarmante de lo que puede cubrirle y ahogarle Entre los seres llamados normales, hay un gran número que conservan a skeleton in the cupboard (un esqueleto en el aparador); bajo ningún pretexto se debe aludir a su presencia, pues el temor que ese fantasma al acecho inspira es inmenso. Las personas que intentan mantenerse en el estadio de la irrealización de los complejos invocan las neurosis para intentar probar que los complejos son la marca de las naturalezas enfermizas, de las que (¡gracias a Dios!) ellos no forman parte. ¡Como si fuera un privilegio de los enfermos el contraer enfermedades! La tendencia a incorporarse, a asimilar los complejos, con objeto de vaciarlos de su realidad, bien lejos de probar su nada atestigua su importancia. Es una confesión negativa del temor instintivo acusado por el hombre primitivo en presencia de cosas oscuras, invisibles y que se mueven por sí mismas. Este temor surge en el primitivo con la caída de la noche; igualmente, los complejos, en el hombre civilizado, ensordecidos durante la jornada por el ruido de la vida, alzan su voz durante la noche con más fuerza, impidiendo el sueño o turbándolo con pesadillas. Los complejos son, en efecto, objetos de experiencia interior a los que no se podría encontrar en plena luz, en la calle ni en la plaza pública.

De los complejos dependen el bienestar o el malestar de la vida personal; son los lares y los penates que nos esperan en el hogar familiar, de cuya paz tan peligroso es jactarse demasiado; son el gentle folk que turba nuestras noches. Mientras estos genios malignos sólo molestan al vecino, no hay peligro en la casa propia, pero en cuanto comienzan a atenazarnos… Hay que ser médico para saber cuántos complejos son parásitos devastadores. Para tener una impresión plena de la realidad de los complejos es preciso haber visto a familias destruidas por ellos, moral y físicamente, en pocos años; es preciso haber contemplado la tragedia sin par y la miseria desesperante que dejan tras sí. La idea de que «se imagina un complejo», de que los complejos son «imaginarios», parece, pues, ociosa y muy poco científica. ¿Se quiere una comparación médica? A los complejos hay que compararlos con infecciones o tumores malignos que brotan sin la menor intervención de la conciencia. Esta comparación, por otra parte, no es completamente satisfactoria, pues los complejos no son, por esencia, de naturaleza malsana; son, propiamente, manifestaciones vitales de la psique, sea ésta diferenciada o primitiva. Esta es la razón de que encontremos sus huellas innegables en todos los pueblos y en todas las épocas. Los monumentos más antiguos de la literatura los contienen. Así, por ejemplo, la epopeya de Gilgamés describe la psicología del complejo de poder con una maestría sin igual; y el libro de Tobías, en el Antiguo Testamento, relata la historia de un complejo erótico y de su curación.

La creencia en los espíritus, universalmente difundida, es una expresión directa de la estructura del inconsciente, estructura basada en complejos. Los complejos son, en efecto, las unidades vivientes de la psique inconsciente, cuya existencia y cuya complexión casi sólo ellos permiten constatar. El inconsciente no sería más que una supervivencia de representaciones difuminadas, «oscurecidas», como en la psicología de Wundt, o una fringe of consciousness, como la llama William James, si no existieran los complejos. Si el inconsciente psicológico ha sido descubierto propiamente por Freud, ello es debido a que éste, en lugar de despreocuparse de él como sus predecesores, se ha aplicado al estudio de los lugares oscuros, de los actos fallidos, a los que con tanta facilidad se suele enmascarar y minimizar con eufemismos. La via regia hacia el inconsciente no es abierta, por lo demás, por los sueños, como él pretende, sino por los complejos, que engendran sueños y síntomas. Y, además, esta vía no tiene nada de regia, pues el camino indicado por los complejos se parece mucho a una senda escabrosa y sinuosa que se pierde a menudo entre la espesura; en lugar de llevar al corazón del inconsciente, la mayoría de las veces lo deja a un lado.

El temor al complejo es un poste indicador falaz; alejándose del inconsciente lleva siempre a la conciencia. Apenas existe individuo que, hallándose en su sano juicio, esté dispuesto a convenir—tan desagradables son los complejos— que las fuerzas instintivas que los alimentan pueden contener algo de provechoso. La conciencia se convence siempre de que los complejos son incongruentes y de que deben ser eliminados. A despecho de la abundancia aplastante de testimonios de toda clase que prueban la universalidad de los complejos, se siente repugnancia a acreditarlos como manifestaciones normales de la vida. El temor al complejo es un prejuicio poderoso, habiendo sobrevivido la aprensión supersticiosa a lo nefasto, sin sufrir daños, al racionalismo del «siglo de las luces». Este temor opone al estudio de los complejos una resistencia esencial que, para ser superada, exige una resuelta decisión.

Temores y resistencias son los hitos indicadores que jalonan la via regia hacia el inconsciente. Ellos expresan, en primer lugar, los prejuicios a los que el inconsciente está sometido. Es natural que de un sentimiento de miedo se deduzca la existencia de un peligro, y de una repulsión la presencia de una cosa repugnante. Es ésta la conclusión del enfermo, la del público y, en definitiva, la del médico; ella explica por qué la primera teoría médica del inconsciente ha sido, con toda lógica, la teoría de la represión de Freud, quien, de la naturaleza de los complejos, infiere un inconsciente constituido en lo esencial por tendencias incompatibles y víctimas de la represión a causa de su inmoralidad. Nada mejor que esta constatación puede probar el empirismo de su autor, que procedió sin dejarse influir por premisas filosóficas. Por otra parte, se había hablado ya durante mucho tiempo del inconsciente antes de Freud. Leibniz había introducido esta noción en filosofía; Kant y Schelling se habían detenido en ella; Carus había erigido sobre ella por primera vez un sistema, cuya influencia se encuentra en la importante obra de E. von Hartmann, La filosofía del inconsciente. La primera doctrina médico-psicológica tiene tan poco que ver con estos primeros jalones como con Nietzsche.

La teoría freudiana es una descripción fiel de experiencias reales, descubiertas a lo largo de la investigación de los complejos. Pero como ésta no puede hacerse sino en forma de diálogo, la elaboración de las concepciones es función no sólo de los complejos de uno de los interlocutores, sino también de los del otro. Todo diálogo que se aventura en estos dominios poblados de angustias y de resistencias aspira a lo esencial; al incitar al sujeto a la integración de su totalidad, obliga también al interlocutor a afirmarse en su integridad, en su totalidad, sin la ayuda de la cual sería vano querer llevar la conversación a esos trasfondos sembrados de asechanzas. Ningún sabio, por objetivo que sea y por desprovisto de prejuicios que esté, se encuentra en condiciones de prescindir de sus propios complejos, pues éstos gozan en él de la misma autonomía que en cualquiera. No puede prescindir de ellos, porque le son inherentes; forman parte de una vez para siempre de su constitución psíquica; ésta, en su determinación, es a priori una limitación, un prejuicio para cada individuo. Su constitución, para un observador determinado, decide sin apelación la concepción psicológica que hará suya. La limitación ineluctable de toda observación psicológica es que no es válida más que si tiene en cuenta la ecuación personal del observador.

La psicología moderna—estos hechos lo demuestran—se ha aventurado en la investigación de los complejos en un dominio psíquico tabú, rico de una multitud de temores y de esperanzas. La esfera de los complejos es, propiamente, el foco de las perturbaciones psíquicas; sus conmociones son de tal amplitud que la investigación psicológica futura no puede esperar sino para mucho más adelante entregarse tranquilamente a un sabio y silencioso trabajo, que presupone un cierto consensus científico, un acuerdo tácito sobre las hipótesis básicas. Ahora bien, la psicología de los complejos está todavía hoy muy lejos de una comprensión general, más aún, a mi parecer, de lo que creen los pesimistas. Pues el poner al descubierto tendencias incompatibles no desvela más que un sector del inconsciente y no precisa más que una parte de la fuente de angustia.

Todos recordamos la tempestad de indignación que se levantó por todas partes cuando los trabajos de Freud comenzaron a difundirse. Estas «reacciones acomplejadas» han obligado al sabio a un aislamiento que le ha valido, así como a su escuela, reproches de dogmatismo. Todos los teóricos de este campo psicológico corren el mismo peligro, pues abordan aquello que no está dominado en el hombre, lo numinoso, para emplear la notable expresión de Otto. La libertad del yo cesa en las proximidades de la esfera de los complejos, potencias psíquicas cuya naturaleza última es todavía desconocida. Cada vez que la investigación logra penetrar un poco más en el tremendum psíquico, se desencadenan siempre en el público reacciones análogas a las de los pacientes invitados, por motivos terapéuticos, a atacar la intocabilidad de sus complejos.

Esta exposición de la teoría de los complejos puede evocar en el oyente no experto la descripción de una demonología primitiva y de una psicología del tabú

Esta singularidad está relacionada con el hecho de que la existencia de complejos, es decir, de fragmentos psíquicos escindidos, es un residuo notable del estado de espíritu primitivo. Dicho estado es de una disociabilidad elevada, que se expresa, por ejemplo, en el hecho de que los primitivos admiten con frecuencia varias almas —en un caso especial, hasta seis—, junto a las cuales también existe una pluralidad de dioses y de espíritus; los primitivos no se contentan como nosotros con hablar de ellos: estas almas, estos espíritus, encarnan casi siempre para ellos experiencias psíquicas de lo más impresionante.

Nosotros utilizamos—subrayémoslo—la idea de «primitivo» en el sentido de «originario», sin hacer alusión al menor juicio de valor. Cuando hablamos de «residuo de un estado primitivo» no queremos decir que este estado debe terminar necesariamente, en plazo más o menos largo. No podemos aducir motivo en favor de su desaparición antes de la extinción de la humanidad. El estado, el residuo de la mentalidad primitiva en nosotros, no se ha modificado mucho, se ha reforzado al menos hasta hoy incluso desde la guerra mundial. Me siento, pues, inclinado a suponer que los complejos autónomos constituyen manifestaciones normales de la vida y que presiden la estructura de la psique inconsciente.  C. G. Jung: Teoría de los complejos De \”Los Complejos & el Inconsciente\” Título original: L\’homme à la decouverte de son âme Traducción: Jesús López Pacheco

———————————————————————————————————–ANGEL DE LA MAÑANA

No van a haber cuerdas que aten tus manos,
No si mi amor no puede atar tu corazón.
No es necesario que te pongas de pie,
Porque fui yo quien decidió comenzar.
No es necesario que me lleves a casa,
Soy lo suficientemente grande como para enfrentar el amanecer

Solo llámame ángel de la mañana, Angel
Solo acaricia mi mejilla antes de irte, Cariño
Solo llámame ángel de la mañana, Angel
luego aléjate de mi, muy lentamente
Quiza, la luz del día se atenue
pero,no importará de todas formas
Y si el eco de la mañana nos dice que hemos pecado,
Bien, porque era lo que yo deseaba
Y si somos víctimas de la noche,
No estare cegada por la luz

Solo llámame ángel de la mañana, Angel
Solo acaricia mi mejilla antes de irte, Cariño
Solo llámame ángel de la mañana, Angel
Luego aléjate muy lentamente
No te rogaré que te quedes conmigo

A través de las lágrimas del día,
de los años, Cariño
Solo llámame ángel de la mañana, Angel
Solo acaricia mi mejilla antes de irte, Cariño
Solo llámame ángel de la mañana, Angel
Solo acaricia mi mejilla antes de irte, Cariño
Solo llámame ángel de la mañana, Angel
Solo acaricia mi mejilla antes de irte, cariño

“El que sabe debe. Y el que no hace lo que debe crea karma” Maxima tibetana

Ovnis y aviones

http://www.youtube.com/watch?v=rVDKrzhW2Cw

http://exociencias.wordpress.com/2011/10/11/el-discurso-nunca-dicho-de-kennedy-sobre-los-extraterrestres-que-segun-los-investigadores-pudo-ser-su-sentencia-de-muerte/

http://exociencias.wordpress.com/2011/07/16/esqueletos-de-gigantes-encontrados-y-ocultados-para-negar-una-gran-evidencia/

GIGANTES ENCONTRADOS EN GRECIA

¿Alguien dijo Evolución? ¡Ja!!!

Esto es asombroso. Esta en las sagradas escrituras, pero ahora más evidencia para nuestros tiempos (Génesis habla de los Nefilim, los gigantes, Goliath era un ejemplo de uno de ellos).

Prueba de la existencia de los Nefilim. (hallazgo en Grecia)

Calavera Inca (Perú)

http://atlantictimes.wordpress.com/2009/10/02/lord-marduk/

HUMANOIDES GIGANTES DESENTERRADOS

Algunos sostienen que estas imágenes son falsas, las dejo para que cada cual deduzca lo que pueda si le parece bien

——————————————————————————————————–

Un profesor universitario retó a sus alumnos con esta pregunta.
-¿Dios creó todo lo que existe?
Un estudiante contestó valiente:
-Sí, lo hizo.
-¿Dios creó todo?
-Sí señor, respondió el joven.
El profesor contestó, -Si Dios creó todo, entonces Dios hizo el mal, pues el mal existe y bajo el precepto de que nuestras obras son un reflejo de nosotros mismos, entonces Dios es malo. El estudiante se quedó callado ante tal respuesta y el profesor, feliz, se jactaba de haber probado una vez más que la fe cristiana era un mito.
Otro estudiante levantó su mano y dijo:
-¿Puedo hacer una pregunta, profesor?
-Por supuesto, respondió el profesor.
El joven se puso de pie y preguntó:
-¿Profesor, existe el frío?
-¿Qué pregunta es esa? Por supuesto que existe, ¿acaso usted no ha tenido frío?
El muchacho respondió: -De hecho, señor, el frío no existe.
Según las leyes de la Física, lo que consideramos frío, en realidad es ausencia de calor. Todo cuerpo u objeto es susceptible de estudio cuando tiene o transmite energía, el calor es lo que hace que dicho cuerpo tenga o transmita energía. El cero absoluto es la ausencia total y absoluta de calor, todos los cuerpos se vuelven inertes, incapaces de reaccionar, pero el frío no existe. Hemos creado ese término para describir cómo nos sentimos si no tenemos calor.

-Y, ¿existe la oscuridad?, continuó el estudiante.
El profesor respondió:
-Por supuesto.
El estudiante contestó:
-Nuevamente se equivoca, señor, la oscuridad tampoco existe.
La oscuridad es en realidad ausencia de luz. La luz se puede estudiar, la oscuridad no, incluso existe el prisma de Nichols para descomponer la luz blanca en los varios colores en que está compuesta, con sus diferentes longitudes de onda. La oscuridad no. Un simple rayo de luz rasga las tinieblas e ilumina la superficie donde termina el haz de luz. ¿Cómo puede saber cuan oscuro está un espacio terminado? Con base en la cantidad de luz presente en ese espacio, ¿no es así? Oscuridad es un término que el hombre ha desarrollado para describir lo que sucede cuando no hay luz presente.

Finalmente, el joven preguntó al profesor:
-Señor, ¿existe el mal?
El profesor respondió:
-Por supuesto que existe, como lo mencioné al principio, vemos violaciones, crímenes y violencia en todo el mundo, esas cosas son del mal.
A lo que el estudiante respondió:
-El mal no existe, señor, o al menos no existe por si mismo. El mal es simplemente la ausencia de Dios, es, al igual que los casos anteriores un término que el hombre ha creado para describir esa ausencia de Dios. Dios no creó el mal. No es como la fe o el amor, que existen como existen el calor y la luz. El mal es el resultado de que la humanidad no tenga a Dios presente en sus corazones. Es como resulta el frío cuando no hay calor, o la oscuridad cuando no hay luz.

Entonces el profesor, después de asentir con la cabeza, se quedó callado.

El nombre del joven era: Albert Einstein

——————————————————————————————————–

En el Antiguo Testamento se pueden encontrar numerosos pasajes que han sido interpretados por algunos investigadores como verdaderas descripciones de encuentros con seres enormemente evolucionados y poseedores de una tecnología más bien propia de la era moderna y no del momento histórico que les tocó vivir a los protagonistas de estos sucesos.

Representación clásica de la visión de Ezequiel.

Tal vez uno de los casos más representativos y que ha sido estudiado por mayor número de expertos es sin duda el famoso encuentro del profeta Ezequiel con un objeto volador que identificó como “La Gloria del Señor”cuando se encontraba deportado con el resto del pueblo judío en tierras de Babilonia, allá por el siglo VI a. C.

La narración del propio Ezequiel de este encuentro o aparición es descrita a continuación, aunque recomendamos coger una Biblia y abrirla por el Libro de Ezequiel (Libros Proféticos), y desde el Capítulo I comenzar a leer :

“……Sucedió en el año 30, el día cinco del cuarto mes, que, cuando yo me encontraba entre los exiliados a orillas del Río Kebar, se abrieron los cielos. Y vi cómo un viento huracanado venía del norte, y una gran nube rodeada de rayos resplandecientes y de un fuego continuo, y en medio de éste relampagueaba un metal brillante……”.

El ingeniero Josef F. Blumrich trabajó durante muchos años para distintos proyectos de la National Aeronautics and Space Administration ( NASA), ¿un visionario charlatán?.

Como podemos ver, ésta descripción corresponde perfectamente a muchos de los “encuentros” que hoy en día han descrito gran cantidad de los denominados “testigos OVNI’s”. Al igual que el resto de la narración que le sigue, el lenguaje utilizado para describir estos sucesos se adapta a las circunstancias y conocimientos históricos del momento, dato muy importante y a tener siempre en cuenta a la hora de analizar éste y otros textos antiguos, Mal podían describir, motores, turbinas, hélices, aviones, o cualquier otro elemento moderno, personas que vivieron hace cientos o miles de años. Recordemos por ejemplo, que a la llegada de los españoles a América, los indígenas creían que los jinetes a caballo eran un solo ser o animal monstruoso, y así lo describieron a sus allegados. Pero continuemos con el relado de Ezequiel.

“……En su centro aparecían figuras como de cuatro seres vivientes; se asemejaban a hombres. Y cada uno tenía cuatro alas. Sus piernas eran rectas, y las plantas de sus pies eran como las de un ternero, y resplandecían como bronce bruñido. Y entre estos seres aparecían como brasas de fuego ardiente, se veían como unas antorchas moviéndose entre ellos de un lado a otro, y el fuego resplandecía, y de él salían relámpagos……”.

Esto fue lo que pudo haber visto en realidad el atemorizado Ezequiel, o al menos es lo que asegura Blumrich y otros técnicos e investigadores, despues de haber realizado un estudio actualizado de las descripciones de Ezequiel.

Llegados a este punto de la narración, la descripción que hace Ezequiel sobre el fabuloso espectáculo que esta presenciando ha servido para que algunos técnicos como el ingeniero dela NASA, Josef F. Blumrich, hayan visto las suficientes aportaciones descriptivas desde un punto de vista exclusivamente técnico y dejando a un lado cualquier consideración de orden teológico, para poder llegar a hacer una reconstrucción perfectamente coherente de un vehículo espacial. Hasta el extremo de poder haber patentado el diseño de un modelo de rueda capaz de rodar hacía adelante y hacía atrás, para al mismo tiempo y sin cambiar la dirección de marcha poder desplazarse hacia los lados. La parte del texto que sirvió para el diseño de esta rueda utilizada posteriormente para el diseño de vehículos de transporte lunar, podemos leerlo a continuación:

“……Luego vi en el suelo, junto a cada uno de los cuatro seres, una rueda. El aspecto de las ruedas era semejante al del crisolito, y las cuatro ruedas tenían la misma forma. Podían avanzar en las cuatro direcciones, sin virar al hacerlo. Y vi que tenían llantas, y que sus llantas estaban llenas de ojos todo alrededor en las cuatro ruedas. Y cuando los seres animados se movían, movíanse también las ruedas junto a ellos, y cuando los seres se elevaban sobre la tierra, ascendían al mismo tiempo las ruedas……”.

Como decíamos al principio, son muchos los textos que podemos encontrar en la Biblia y sobre todo en el Antiguo Testamento o Pentateuco, que están llenos de “sucesos sospechosos” que denuncian la presencia de elementos técnicos muy avanzados para la época en la que se desarrollaron, y que irán apareciendo más adelante en esta sección de “Mitos y Leyendas” progresivamente.

Para la Iglesia este extraño suceso tiene una explicación. Dice así un comentario que aparece en la Biblia de Jerusalén:

“……Algunos detalles de la visión son oscuros, pero el sentido general es claro; es la “movilidad” espiritual de Yahveh, que no está vinculada al Templo de Jerusalén, sino que puede seguir a sus fieles hasta en su destierro……”.

Dibujo del diseño de modelo de rueda elaborado por el equipo técnico de Blumrich en la NASA a partir de las descripciones presentadas por Ezequiel. La llanta está constituida por un conjunto de rodillos capaces de hacer desplazarse al resto de la rueda a derecha e izquierda al mismo tiempo que avanza ésta o retrocede. En el caso de un vehículo convencional, no le sería necesario hacer ninguna maniobra para aparcar el coche, solamente situarse horizontalmente a la plaza de aparcamiento y deslizarse lateralmente. Movilidad total gracias a un texto de más de 2.500 años. ¡¡¡Qué cosas se pueden ver en la Biblia¡¡¡

Particularmente no entendemos muy bien eso de la “movilidad” de Yahveh. Jamás hubiésemos imaginado que el Dios todopoderoso, creador del Universo y conocedor de todas las cosas, del pasado, el presente y el futuro, necesitase un objeto con ruedas para desplazarse desde Jerusalén a las orillas del Río Kebar. Pero bueno, no somos los más indicados para discutir semejante frivolidad divina, que cada uno piense lo que quiera.

Eso si, quisiéramos proponeros un sencillo juego. Éste consiste en que cojáis papel y lápiz, y tratéis de describir un helicóptero con todo tipo de detalles, incluidos sus pilotos y sin nombrar ningún término moderno, tal como hélice, rotor, motor, aparato, máquina, avión, palas, mono, etc.

Aparte de hacernos una idea de lo complicado que puede resultar hacer una descripción de un elemento moderno por parte de un personaje como Ezequiel con un vocabulario reducido al de los conocimientos propios de hace más de 2.000 años, seguramente resultará divertido si comparas tu descripción con el de algún otro amigo que haya realizado el mismo juego, e incluso encontrarás aspectos descriptivos diferentes dependiendo de la educación, cultura o espacio geográfico.

About hilde2008

Pintora Autodidacta Siempre he experimentado la vida como una sucesión de etapas existencialistas no exentas de sus inherentes crisis, y me ha dado curiosidad indagar en todos los ámbitos de la experiencia humana para comprenderme mas a mi misma y a los demás. Cualquier experiencia negativa me llevó a esta búsqueda aunque siempre supe que dichas experiencias las estaba creando yo, la mayoria de las veces, porque " el lado oscuro " era demasiado enigmático y deseaba investigarlo, el inconsciente rige a su manera. Por otro lado..: No soy una Maestra señor Maestro... No soy un ser hiperevolucionado, esas cosas tienen el riesgo de que uno acabe sufriendo por poseer un ego inflaccionado. Sigo mi ruta intentando no desconectarme demasiado y este era y ha sido siempre mi propósito desde que recuerdo...Lo que hoy defenderia y lo que hoy rechazaria es lo mismo que cuando tenía 15 años pero entonces la oposición a cualquier manifestación crítica e innata contra la inercia establecida del absurdo no tenía voz ni nombre en plena transición, y menos en una mujer..mucho menos en una niña. Lo siento por los Sacerdotes de la Panacea Eterna, siempre he caminado en solitario y si alguien me acompaña lo doy por bien venido pero es dificil que vaya a gustarle a todo el mundo y ni lo pretendo..Si alguien se siente molesto ..." al que le pica es que ajos mastica "...Mejor que haga como Aznar : ignorar al menos aparentemente.. Me inspira todo el mundo y todos somos copartícipes de todo. En este blog hay mayoritariamente enlaces que me he atrevido a publicar, si alguien se siente molesto no tiene mas que decirlo y lo borraré. Dichos enlaces y referencias de y a los mismos no implican que yo " comulgue " al 100% con todo lo que se expone, algunos plenamente y otros son simples noticias que me parecen de interés. A veces creo mas en los silencios que en las palabras así, quien me conoce, sabe lo subliminal que se puede esconder de mi propia " persona "( persona viene del griego y..) tras todo ello. No estoy afiliada a ningún partido político ni me identifico totalmente con alguno en concreto, no pertenezco a ninguna secta minoritaria ni mayoritaria como las múltiples iglesias porque Iglesia somos todos como hacienda somos todos aunque tal vez no equitativamente... Por ello gracias a todos los que de una forma u otra hacen posible la libre expresión.
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Esoterimo, Espiritualidad, Mitología, Psicologia, Religión versus re-ligare y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s