Feminismo


En su obra Intimidades congeladas (Katz, Buenos Aires, 2007), Eva Illouz explica cómo el feminismo de la segunda ola estrechó sus relaciones con la psicología e hizo coincidir su tipo de reflexividad y su narrativa de emancipación con la reflexividad y la narrativa terapéutica de los psicólogos. Desde entonces, la gran tarea que se impuso el feminismo fue la de que las mujeres tomasen conciencia de sus propios sentimientos y pensamientos (a ello contribuyeron los grupos de concienciación), liberando el verdadero yo de los sentimientos de miedo, vergüenza o culpa derivados de una relación de poder asimétrica que se rige por valores masculinos.

El antiguo discurso de la reciprocidad, la donación y el sacrificio fue sustituido por el de la igualdad y de las relaciones emocionalmente saludables, que supeditaba la salud emocional de la pareja a la satisfacción de los propios deseos, necesidades e intereses en un intercambio equitativo, en el que todo debe ser analizado, negociado y reevaluado. Igualdad, afirmación de los propios derechos, autoestima, imparcialidad, neutralidad, comunicación emocional, buen sexo, expresión y superación de las emociones ocultas, y autoexpresión lingüística se convirtieron en las nuevas cuestiones fetiches que centraron de ahora en adelante la vida de pareja.

la maté porque era mia
Dice Ken Wilber en Breve Historia de todas las cosas (Kairós, Barcelona, 1997, p. 81) “las mujeres no eran corderos ni los hombres eran cerdos. El «patriarcado» fue una co-creación consciente de los hombres y de las mujeres frente a circunstancias realmente duras. …. En estas sociedades «patriarcales», los hombres lo tenía mucho peor que las mujeres. Digamos, para comenzar, que los hombres eran los únicos a quienes se re­clutaba para la defensa y que sólo a ellos se les pedía que arries­garan su vida por el Estado. La idea de que el patriarcado era un club de señoritos en la que sólo había diversión, diversión y diversión se basa en una investigación muy pobremente documen­tada e ideológicamente muy sesgada.”

Tipos de feminismo:


Feminismo liberal

Pretende alcanzar la plena igualdad desde una reforma superficial del sistema, a través de los derechos civiles existentes. Promocionan la igualdad de oportunidades que el liberalismo, en teoría, defiende y en sus mismos términos.

Feminismo de la diferencia

También llamado, paradójicamente, feminismo “cultural”. Reclama la formación de un espacio ideológico netamente femenino que responda a las necesidades de lo que ven como diferencias naturales (más allá de lo biológico) entre hombres y mujeres. Creen que lo “femenino” existe, en oposición al sistema masculino de ideas y buscan estar en pie de igualdad con el varón dentro de la diferencia… Es una especie de “un país, dos sistemas”, por así decirlo

Feminismo separatista

Considera la relación con los hombres contraproducente y promociona el lesbianismo como sexualidad y sociedad construidas a la medida de la mujer, ya que al emanciparse emocionalmente del hombre evitan la estructura familiar y sexual que ayuda a sustentar el patriarcado.

este esquema…, volveré a él pues no acbo de verlo claro….Feminismo, machismo y hembrismo…( y el “masculinismo qué…? )
Masculinismo.
Feminismo “francés” (semiología feminista)

Examina la forma en que el lenguaje es construido para crear subjetividades y asimetrías de géneros. No se limita tan sólo a la lengua hablada/escrita sino a otros tipos de lenguajes: el cinematográfico, el discurso literario, etc.

**** Machismo : competencia entre los machos por la hembra y, por ello, también por el tyerritorio

         Hembrismo : competencia entre las hembras por el macho e idem

Feminismo marxista/materialista

Vincula la subordinación de la mujer a factores históricos y de clase, como la división en el trabajo y el rol dentro de la formación de la familia. Al contrario que el feminismo de la diferencia, explica el sexismo como una construcción sistémica y no natural, y busca la igualdad en todos los ámbitos culturales. Una de sus formas militantes es el “feminismo socialista”, que defiende el activismo en la lucha sindical.

Feminismo radical

Habitualmente coincidente con el feminismo marxista, considera sin embargo que el sistema actual no se sustenta de la lucha de clases primordialmente, sino de la opresión de un sexo por el otro, siendo ésta la madre de todas las desigualdades. Entre sus reivindicaciones más comentadas están la prohibición de la pornografía (que consideran instrumento legitimado y masivo de objetificación de la mujer) y la abolición de la prostitución.

Sostiene que la raiz de la desigualdad social en todas las sociedades hasta ahora existentes ha sido el patriarcado, la dominación del hombre sobre la mujer. Opina que el patriarcado es una consecuencia necesaria del diferencialismo sexual.

Apareció durante la 2ª ola feminista de los años 60.

Mientras algunos grupos sostenían la necesidad de instaurar un matriarcado compensatorio, otros preferirían la formación de fraternidades igualitarias femeninas. Se suele reconocer que la sociedad occidental permite a la mujer un ejercicio relativo del poder, aunque a costa de jugar socialmente un papael masculino y de participar en la tarea global de dominación. Las feministas radicales son contrarias a la prostitución y a la pornografia, y asimismo rechazan la transexualidad, pues creen que la masculinidad y la femineidad son construcciones socioculturales que ellas desean que acaben.

Feminismo pro-pornografía

Al igual que el feminismo radical, critica la representación de la mujer en la pornografía pero lucha por una revolución de la sexualidad de forma que la industria preste atención al deseo de ambos sexos y la pornografía represente la sexualidad verdadera de las mujeres, y no sólo la de los hombres, para dirigirse a un público universal.

Ecofeminismo

Las primeras conexiones entre el feminismo y la ecología que dieron origen al ecofeminismo se encuentran en las utopías literarias de las feministas de los años setenta. En ellas se define una sociedad en la que las mujeres viven sin opresión, lo que implica la construcción de una sociedad ecológica, descentralizada, no jerárquica y no militarizada, con democracia interna y en la que prevalece el uso de tecnologías más respetuosas con el medio ambiente, etc.

Según Inma Llort i Juncadella, del Equipo Asia formación, fue Françoise d’Eaubonne, en 1974, quien adoptó por primera vez el término de ecofeminismo para representar el potencial de las mujeres para encabezar una revolución ecológica que conlleve nuevas relaciones de género entre hombres y mujeres y una relación distinta entre los seres humanos y la naturaleza. Este ecofeminismo inicial ha evolucionado dando lugar a tendencias distintas, todas preocupadas e interesadas por el cambio de las relaciones entre las personas y el medio ambiente.

El ecofeminismo radical, nacido del feminismo romántico, destaca las conexiones históricas, biológicas y sociales entre la naturaleza y las mujeres y considera que la explotación y opresión de ambas es consecuencia del dominio del hombre y del orden patriarcal. Los orígenes de dicha explotación se encuentran en los inicios de la sociedad patriarcal, que se sitúa en la prehistoria.

Se parte de la existencia de una sociedad anterior al patriarcado que podría definirse como mayoritariamente matriarcal, en la que “lo femenino” gozaba de mayor prestigio. En dicha sociedad la biología de la mujer (su capacidad para crear vida) y la naturaleza (entendida como la madre-tierra) eran festejadas como se puede interpretar a partir del predominio de divinidades femeninas que hacían referencia a la fertilidad y a la madre naturaleza sobre las masculinas.

El patriarcado supuso la imposición de los valores masculinos y la substitución de las diosas por los dioses. La propuesta del ecofeminismo radical es la recuperación de los valores matriarcales y la implantación de la cultura femenina (en la que se recogen los conocimientos de las mujeres tradicionalmente desprestigiados, sus experiencias y sus valores), convirtiendo el rol insustituible de las mujeres en la preservación de la especie en un instrumento de poder para las mujeres y en un activismo ecológico propio.

Por otra parte, el ecofeminismo liberal, basado en el feminismo de la igualdad y la teoría conservacionista de la naturaleza, considera que el deterioro ambiental es el resultado de la implantación de un modelo de desarrollo economicista que no considera sus impactos negativos sobre el medio ambiente, que no utiliza adecuadamente los recursos naturales y no cuenta con una legislación al respecto.

Para las ecofeministas liberales, la explotación de las mujeres es el resultado de la situación marginal en la que se les mantiene (menos oportunidades en la educación, en el trabajo, etc.) y la conexión entre mujeres y medio ambiente no tiene una base biológica. No creen que hombres y mujeres, por ser biológicamente distintos, deban tener actitudes distintas respecto a la naturaleza. Las mujeres, al igual que los hombres, insertas en el orden patriarcal, hemos desarrollado actitudes y estrategias que a menudo no son respetuosas con el medio ambiente.

Las ecofeministas que defienden esta corriente proponen reformas medioambientales en base a una mejor aplicación de la ciencia moderna acompañada de una legislación que asegure el cumplimiento de las condiciones necesarias para un desarrollo ecológicamente sostenible. Su planteamiento ecológico es fundamentalmente conservacionista. Las mujeres deben acceder al poder, a través de la igualdad de oportunidades, participando de todas las decisiones entre las que están la gestión de los recursos naturales, la preservación de un medio ambiente saludable y la defensa de la calidad de vida.

Por último, el ecofeminismo socialista considera que los problemas medioambientales son intrínsecos al patriarcado y al capitalismo que justifica la explotación de la naturaleza mediante la técnica para facilitar el progreso, entendido principalmente como crecimiento económico.

El capitalismo ha liberado a los hombres de la naturaleza, les ha proporcionado los medios para explotarla y controlarla para su beneficio valiéndose de la explotación de las mujeres al invisibilizar su participación histórica en la economía (tanto por su contribución a través del trabajo productivo como reproductivo). El capitalismo esta acabando con otros medios de producción como la agricultura de subsistencia y la artesanía, en los que hombres y mujeres participaban en condiciones de mayor igualdad; adjudicando el trabajo asalariado a los hombres y la reproducción, gratuita, devaluada e invisible, a las mujeres.

Las ecofeministas socialistas proponen la construcción de una sociedad socialista que construya una nueva relación entre los géneros y una relación distinta con la naturaleza, lejos de la dominación que hace el capitalismo y que garantice una buena calidad de vida para todos y todas. El ecofeminismo europeo y americano, con sus distintas tendencias desarrolladas anteriormente, sitúa la relación mujer y medio ambiente o naturaleza (según matices) en un terreno meramente ideológico.
.

Según Carolyn Merchant, la identificación de la naturaleza con el sexo femenino viene dada, por una parte, por la maternidad de las mujeres y la definición de la naturaleza como la madre-tierra, capaz de proveer para todos y todas; y por otra, por la definición de la naturaleza como salvaje, incontrolable, amenazante, responsable de los desastres “naturales”; a menudo asociada al carácter “emocional” de las mujeres en oposición a la “racionalidad” masculina. Dicha relación justificaría el control y dominio del hombre sobre la naturaleza y sobre las mujeres.

Las mujeres rurales del “Tercer Mundo” obtienen de la naturaleza del 60 al 80% de los alimentos que necesitan para su subsistencia y la de sus familias. La destrucción de la naturaleza supone una amenaza para sus vidas y las de los suyos.

El feminismo separatista:

Es una corriente feminista que defiende la separacón de hombres y mujeres en la sociedad, bien por considerar que hombres y mujeres son en esencia distintos, y que la unión perjudica a las mujeres, o bien por considerar que los roles de género son construcciones sociales con las que hay que aacabar, siendo necesario previamente una concienciación masiva de las mujeres, algo que no es posible mientras tengan relaciones con los hombres, pues en general los hombres no se oponen al patriarcado. La más importante feminista seperatista será Sheila Jeffreys.

El feminismo filosófico:

Es una corriente filosófica nacida hace unos 3 siglos y de especial relevancia en los siglos XX y XXI. Esta línea de pensamiento ha sabido vincular los conceptos de mujer y de filosofia desde un nuevo punto de vista. Algunas de las precursoras de estacorriente han sido: Olympe de Gouges y Mary Wollstonecraft y Simone de Beauvoir quien con su ensayo “el segundo sexo” consolidaría a mediados del siglo XX el nacimeinto de esta nueva disciplina filosófica centrada en la mujer.

El feminismo filosófico ha analizado de forma crítica lo que pensadores como Aristóteles o Hegel llegaron a decir sobre las mujeres, comprobando la existencia de numerosos prejuicios, además de un pensamiento claramente androcéntrico

El feminismo de la igualdad:

Considera que la masculinidad y la feminidad son roles de género construidos socialmente con los que hay que acabar.

Reconciliación psicológica

El Anima y el Animus

Para Jung, el personaje conforma la cara exterior de la psiquis, dado que es el rostro que se muestra al mundo. A la cara interior del psiquismo la designa bajo los términos “ánima” (en el hombre) y “ánimus” (en la mujer). El ánima representa el lado femenino de la psiquis del varón; y el ánimus es la parte masculina de la psiquis femenina.

“El hombre ha desarrollado su arquetipo ánima por la continua exposición a las mujeres durante muchas generaciones, y la mujer ha desarrollado su arquetipo ánimus por su exposición a los hombres. A través de la vida y la interacción uno con otro durante generaciones, cada sexo ha adquirido características del sexo opuesto que facilitan las respuestas adecuadas y la comprensión del sexo opuesto.Se deduce de esto la importancia de estos arquetipos en las relaciones con el sexo opuesto.

Cada hombre lleva dentro de su psiquis una estampa de todas las impresiones producidas por la mujer a través de los siglos. Lo propio sucede con las mujeres y el ánimus. Dicha estampa, imagen o rastro es inconciente, y tiende a ser proyectada hacia la persona amada. El ánima en el hombre y el ánimus en la mujer es una de las principales causas de la atracción apasionada o del rechazo exaltado.

La cultura occidental tiene vastos antecedentes en relación a menospreciar lo femenino en los hombres y los aspectos masculinos en la mujer. Ya desde la infancia se estila burlar y cohibir con los motes de “mariquitas” y “marimachos” a los niños y niñas que exteriorizan características del sexo opuesto. Esto suele conducir a que el personaje adquiera prioridad y sofoque al ánima o ánimus.

Este desequilibrio podría ocasionar una rebelión del ánima o ánimus, en cuyo caso estaríamos frente a una reacción comúnmente evaluada como excesiva. Lejos de querer agotar la explicación de la homosexualidad y el transvestismo, Jung considera que una identificación del hombre con su ánima puede tener significativa incidencia en algunos casos.
Anima y Animus. Jung

Animus.

La mujer es compensada con un elemento masculino, y por lo tanto, su inconsciente tiene, como quien dice, un sello masculino. Esto resulta en una considerable diferencia psicológica entre el hombre y la mujer, y por consiguiente, he llamado ánimus – que significa mente o espíritu – al factor proyectivo en la mujer. El ánimus corresponde al Logos paterno, asi coma el ánima corresponde al Eros materno.

El ánimus es el depósito, por asi decirlo, de todas las experiencias ancestrales de hombre que tiene la mujer – y no solo eso, tambien es un ser creador y pro-creador, no en el sentido de la creatividad masculina, sino en cuanto a que genera lo que podriamos llamar… la palabra espermática.

Mientras el ánima del hombre funciona como su alma, el Animus de la mujer se parece mas a una mente inconsciente. Se manifiesta negativamente en ideas fijas, opiniones colectivas e inconscientes suposiciones a priori que reclaman ser verdades absolutas. En una mujer que se identifica con el ánimus (poseída por el ánimus), Eros generalmente está en segundo lugar con respecto a Logos.

Una mujer poseída por el animus está siempre en peligro de perder su feminidad’.

No importa cuan amistoso y complaciente sea el Eros de una mujer, ninguna lógica puede estremecerla si está dominada por el ánimus… [Un hombre] no se da cuenta que esta situación altamente dramática llegaría instántaneamente a un final banal y aburrido si el abandonara el campo, dejando a esta mujer seguir la batalla (su esposa, por ejemplo, si ella misma no es un fiero caballo de guerra). A él, rara vez o nunca se le ocurre esta acertada idea, porque ningún hombre puede conversar con un ánimus durante cinco minutos sin convertirse en víctima de su propia ánima.

Al igual que el ánima, el ánimus también tiene un aspecto positivo. A través de la figura del padre, expresa no sólo opiniones convencionales, sino tambien lo que llamamos “espíritu”, ideas filosóficas o religiosas en particular, o mas bien la actitud resultante de ellas. Asi, el ánimus es un psicopompo, un mediador entre lo consciente y lo inconsciente y la personificacion de este último.

Al igual que el ánima, el ánimus es un amante celoso. Es hábil para poner, en lugar del hombre real, una opinión sobre él, asunto sumamente discutible que nunca se somete a críticas. Las opiniones del ánimus son invariablemente colectivas y pasan por encima de los individuos y los juicios individuales, exactamente de la misma manera en que el ánima introduce sus prejuicios emocionales y proyecciones entre marido y mujer.

La técnica de llegar a vivir en armonía con el ánimus es, en principio, la misma que en el caso del ánima; solo que aqui la mujer debe aprender a criticar y a reservarse sus opiniones; no para reprimirlas, sino que, al investigar sus orígenes, para penetrar mas profundamente en el cimiento, donde entonces descubrirá las imágenes primordiales, tal como lo hace el hombre en sus relaciones con el ánima.

Párrafos extraídos de:

Arquetipos e inconsciente Colectivo

Ánima y Ánimus

Acerca de los arquetipos y el concepto de Ánima

Problemas de la psicoterapia moderna

La personalidad Maná

The Syzygy: Anima and Animus

http://d.yimg.com/m/up/fop/embedflv/swf/fop.swf
EL PATRIARCADO TAMBIÉN AFECTA A LOS HOMBRES
Algunos hombres que conozco aparentan ser muy hombres al estilo de las películas del Oeste o algo así pero  seguramente por haberse quedado con una mala imagen de su progenitor aunque reconozco que este es un argumento demasiado simplista  a veces sin ser conscientes de ello no quieren ser padres

. Ser  cabeza de familia  debe ser un gran peso en muchas ocasiones y según  como se presente la vida. Supongo  que  para algunos hombres el ver a su progenitor agobiado, ansioso o excesivamente dominante pudo haber sido la fuente de su posterior rechazo a la paternidad responsable o al deseo de perpetuarse por medio de la reproducción.
Louann Brizendine:

Si bien genéticamente somos distintos -las mujeres tienen cromosomas sexuales XX y los hombre, XY-, es importante recordar que todos tenemos, desde la concepción y hasta las ocho semanas de vida fetal, circuitos cerebrales de tipo femenino
http://www.eduardpunset.es/428/charlas-con/el-cerebro-tiene-sexo

Anuncios

About hilde2008

Pintora Autodidacta Siempre he experimentado la vida como una sucesión de etapas existencialistas no exentas de sus inherentes crisis, y me ha dado curiosidad indagar en todos los ámbitos de la experiencia humana para comprenderme mas a mi misma y a los demás. Cualquier experiencia negativa me llevó a esta búsqueda aunque siempre supe que dichas experiencias las estaba creando yo, la mayoria de las veces, porque " el lado oscuro " era demasiado enigmático y deseaba investigarlo, el inconsciente rige a su manera. Por otro lado..: No soy una Maestra señor Maestro... No soy un ser hiperevolucionado, esas cosas tienen el riesgo de que uno acabe sufriendo por poseer un ego inflaccionado. Sigo mi ruta intentando no desconectarme demasiado y este era y ha sido siempre mi propósito desde que recuerdo...Lo que hoy defenderia y lo que hoy rechazaria es lo mismo que cuando tenía 15 años pero entonces la oposición a cualquier manifestación crítica e innata contra la inercia establecida del absurdo no tenía voz ni nombre en plena transición, y menos en una mujer..mucho menos en una niña. Lo siento por los Sacerdotes de la Panacea Eterna, siempre he caminado en solitario y si alguien me acompaña lo doy por bien venido pero es dificil que vaya a gustarle a todo el mundo y ni lo pretendo..Si alguien se siente molesto ..." al que le pica es que ajos mastica "...Mejor que haga como Aznar : ignorar al menos aparentemente.. Me inspira todo el mundo y todos somos copartícipes de todo. En este blog hay mayoritariamente enlaces que me he atrevido a publicar, si alguien se siente molesto no tiene mas que decirlo y lo borraré. Dichos enlaces y referencias de y a los mismos no implican que yo " comulgue " al 100% con todo lo que se expone, algunos plenamente y otros son simples noticias que me parecen de interés. A veces creo mas en los silencios que en las palabras así, quien me conoce, sabe lo subliminal que se puede esconder de mi propia " persona "( persona viene del griego y..) tras todo ello. No estoy afiliada a ningún partido político ni me identifico totalmente con alguno en concreto, no pertenezco a ninguna secta minoritaria ni mayoritaria como las múltiples iglesias porque Iglesia somos todos como hacienda somos todos aunque tal vez no equitativamente... Por ello gracias a todos los que de una forma u otra hacen posible la libre expresión.
Esta entrada fue publicada en Feminismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s