Diferencias entre las generaciones | Visión Global


A close-up of the center piece of Bob Moomaw's...

Image via Wikipedia

No puedo cambiar el mundo, como mucho puedo cambiarme a mi misma, pero mientras tanto…..
El momento es siempre  ahora, en este preciso instante ..pues nunca existe realmente nada mas que el  AHORA

Diferencias entre las generaciones Visión Global

En España, si bien el Movimiento Hippie entró tímidamente por cosas de la dictadura franquista (Las 24 horas de Rock de Canet en 1972 fue un atracón a mamporros policiales), se podría pensar que “ese halo de libertad” sirviese para que la lucha antifranquista se hiciera más firme desde finales de los 60’s hasta la llegada de la democracia tras la muerte de Paquito en 1975…


Hubo un tiempo en el que el hippismo ibérico lo pretendió capitanear Jimy Giménez Arnau : el yerní¬simo del Capullísimo se jacta de sus tiempos Hippies en Ibiza y que él fuese uno de los “promotores” del hippismo en la Isla…Jimy, no hay nada como tirarse a la nietísima para vivir toda la vida del cuento, chaval, que con ese braguetazo hasta podrías haber sido astronauta. Pero dudo mucho que Jaimito se llevase un pelotazo de goma en la cabeza por arte y puntería de la D.G.P (o más coloquialmente, los grises). O sea que descartamos este tipo de hippie como militante anti-autárquico y más bien lo encuadramos en un vividor del copón.
http://es.corank.com/tech/framed/canet-Rock-1975

http://video.google.com/googleplayer.swf?docid=-6469336155784094886&hl=es&fs=true

De todos modos nos queda muy buena música de ese periodo, tanto en España (Canción Protesta y cantautores como Serrat, Aute, LLach, Paco Ibañez…) como la Psicodélia, Blues Eléctrico, Country Rock en el Mundo sajón (Dyland, Joan Baez, Donovan, Canned Heat, Cream, Buffalo Springfield, Jefferson Airplane, Scott McKenzie…)…Quizás se hizo patente que tras la deshinibición vino la creatividad, la quema de sostenes…o quizás también fue como reclamo de mercado para vender discos y dirijir comercialmente una moda. Además en lo social, de romper de alguna manera barreras contra la discriminación sexual (aún no muy abolí¬da, la verdad) y en definitiva una visión más abierta de la sociedad…(En algunos casos, pero aún pocos)…¿ Cuál sería su legado en las ideologías y pensamientos del Siglo XXI ?…

Los hippies nacieron como una contracultura muy influyente en los países más desarrollados, marcando verdaderas revoluciones que en la actualidad son todavía recordadas

Qué es Cultura ?

Muchas veces asociamos que alguien es “culto” por su gran nivel de conocimientos, otros simplemente lo asocian a la gente que gusta del arte y es muy entendida en ese campo, algunos simplemente con la gente de buenos modales. Pero desde el punto de vista antropológico la realidad es muy diferente.

La clásica definición antropológica de cultura de Sir Edward B. Taylor en 1871 dice lo siguiente: Cultura… Es todo ese complejo que incluye el conocimiento, las creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres y cualesquiera otras capacidades o hábitos adquiridos por el hombre en cuanto miembro de la sociedad.

Cultura es a la vez aquello que una comunidad ha creado y lo que ha llegado a ser gracias a esa creación; lo que ha producido en todos los dominios donde ejerce su creatividad y el conjunto de rasgos espirituales y materiales que, a lo largo de ese proceso, han llegado a modelar su identidad y a distinguirla de otras.

1) La cultura no nace con el ser humano, sino él la crea, la modifica o simplemente, la adquiere.

2) La cultura no es algo exclusivo de cierto grupo de personas; todos tenemos una cultura.

3) Las diferencias raciales no tienen que ver en nada con la cultura.

Una contracultura está compuesta por grupos que desafían y rechazan duramente las normas de la cultura dominante”. Es decir son grupos que no se sienten a gusto con el sistema que los rige y tratan de cambiarlo; se los conoce en la sociedad como anarquistas, contestatarios, rebeldes y hasta revolucionarios.


El Movimiento Hippie:

El movimiento hippie tuvo su origen a mediados de la década de los sesentas siendo la contracultura más importante de esa época. En realidad, no se sabe con exactitud donde fue le cuna de los hippies pero se les atribuye a los jóvenes de San Francisco y New York. La ideología hippie nace como una crítica y rechazo a la sociedad, condenando su materialismo, su violencia, su mediocridad y su burocracia. Igualmente, estaban hartos de la segregación racial, del machismo, de la intervención bélica de Estados Unidos y de todas las leyes y normas que se les imponía. Es así que, se funda esta nueva contracultura donde los valores que sobresalen son el amor a la libertad, a la naturaleza y a su espíritu.

Al grito de “haz el amor y no la guerra”, realmente espeluznaron a las sociedades conservadores de aquel entonces. Para ellos no había mitos ni tabúes, nada era prohibido, simplemente hacían lo que querían, aunque este exceso de auto libertad haya provocado que las drogas se hayan convertido en parte de su identidad. Alucinógenos como la marihuana y el LSD eran consumidos por jóvenes y a veces hasta por niños; esto se resume en uno de sus normas que reza así: “Cambia la mente de toda persona que encuentres. Llévala a la droga o, mejor, al amor, a la sinceridad, al placer. Sácale del cementerio del confort y del lujo.”

Ya en 1965 el periodista Michael Fallon había acuñado el término hippie refiriéndose a la reunión de los beatniks y bohemios. Sin embargo, las primeras comunidades se habían formado en 1964. La novedad descubierta por los medios de comunicación provocó un gran revuelo internacional. La sociedad escandalizada rechazó y criticó a este grupo de jóvenes que se escapaban de los cánones sociales previamente establecidos. No aceptaban la forma de vida que llevaban, la ropa estrafalaria llena de colores, el pelo largo y su discurso crítico, político y pacifista.

Adentrándose en el mundo hippie se pueden encontrar a grandes intelectuales disfrutando de buena poesía, a artistas que plasman en su obra todos sus sentimientos y a políticos con ideas progresistas y transformadoras. Su aspecto descuidado, con su vestimenta de colores psicodélicos, sus cabellos largos y sus adornos tomados de la cultura africana, eran características para distinguirlos. Pues estaban hartos de tanta formalidad. Hartos de seguir un guión para mantener un diálogo. Hartos de seguir al pie de la letra una rutina diaria que se les imponían los adultos. Esta filosofía llevó a que, cada vez, tengan más y más adeptos.

Una de las características de los “cabellos largos”, era su pasión por el medio ambiente. Con frecuencia se podía ver a un hippie analizando detenidamente las hojas de un árbol o acariciando un frutal. Es así que, la flor se convirtió en su símbolo recibiendo el calificativo de: “los hijos de las flores”. Sin ser un movimiento político, muchos de los hippies tomaron la filosofía de Jean Paul Sartre, Herbert Marcuse y Carlos Marx como su cimiento político, auto denominándose la “Nueva Izquierda”, detestando la propiedad privada, el machismo, el racismo, el dinero y, aunque no tenían como convicción ayudar a los oprimidos, sí realizaban frecuentemente obras sociales sin pedir remuneración alguna.

Algunos hippies, convencidos de la filosofía que predicaron, huyeron de la miseria y opresión de las grandes ciudades, hacia bosques en las afueras, en donde fundaron comunas en las cuales su sistema político era el comunismo primitivo. Habían vuelto a sus raíces, eran los nuevos colonos. Sus refugios eran pequeñas casuchas de adobe o simplemente tipos; eso no les importaba, vivían de y para la naturaleza.

Su sistema organizativo fue envidiable. Cada persona realizaba una labor y un trabajo diferente, la propiedad privada era casi una especie en peligro de extinción y toda la comuna era concebida como una familia, tanto así que, los hijos eran criados por todos. El consumo de droga fue menor y menos aceptado, pero la poligamia era muchas veces aceptada. La espiritualidad llegó a ser su esencia y tomaron algunos de los valores más importantes de las religiones de Oriente como el hinduismo, budismo Zen. y hasta de la cultura africana.

Un factor muy influyente en la cultura hippie fue sin duda la música. En enero de 1967 se reunieron 20 mil hippies en el festival Golden Gate Park. En junio de ese mismo año, el Festival de Monterrey vio consagrarse a la cantante Janis Joplin y guitarrista Jimi Hendrix, luego organizaron el concierto más recordado de la historia: El Woodstock 69. Casi medio millón de hippies llegaron de todos los rincones de los Estados Unidos a la pequeña granja de Max Yasgur en el estado de New York; el concierto estaba programado para unas 40 mil personas y llegaron 400 mil; esto hizo que existan muchos problemas debido a la escasez de agua, servicios sanitarios, alimento; pero a ellos no es importaba. Al calor de las drogas cantaron y bailaron todas las tonadas de sus grupos favoritos: Janis Joplin, Jefferson Airplane, Jimi Hendrix y Joan Baez
http://www.dailymotion.com/embed/video/x29ssc?theme=none&wmode=transparent
WOODSTOCK 9 OF 12 por hushhush112

La policía quedó asombrada al ver que, dentro de un conglomerado de gente tan grande, nunca hubo una sola pelea. Uno de los policías dijo: “En mi vida había visto una multitud que se comportara tan bien como ésta”. Hubo heridos, intoxicados, muertos y hasta dos nacimientos; pero nada impidió que sigan disfrutando de la gran fiesta que habían creado. En la actualidad, muchos entendidos dicen que para comprender la música moderna se debe encasillar al tiempo en dos etapas: Antes de Woodstock y después de Woodstock.

El movimiento hippie desaparece a finales de los sesentas e inicios de los setentas hartos de que el consumismo norteamericano haya empezado a comercializar su imagen vendiendo su vestuario, su literatura, sus adornos y su música. Es así que, en 1968, en una sencilla ceremonia enterraron a un muñeco vestido con su vestimenta tradicional, simbolizando su afán de que “nunca más se volviera a comercializar con su nombre”. (La Protesta Juvenil, 1973)

Los hippies se transformaron de un momento a otro en portada de revistas tan importantes como Time y Life. La prensa ayudó a que esta corriente se difundiera y se imitara en todo el planeta. Cada país adoptó a su manera este nuevo concepto estético, musical y social. Eran años rebeldes. La nueva generación quería un mundo nuevo.

Los 60 empezaron siendo años de barbudos, por las simpatías que Fidel Castro y sobre todo el Che Guevara, cuya muerte en Bolivia en 1967 lo elevó a la categoría de mito, despertaban entre los jóvenes de medio mundo, pero se convirtieron pronto en los años de las melenas, seducidos por el nuevo espíritu de un grupo de músicos de Liverpool cuyo nombre haría época: los Beatles.

Unas melenas que no solo tenían el declarado propósito de molestar a los mayores, que se molestaban a modo, sino también de poner en solfa la sexualidad de la época. Que un chico y una chica compartieran vaqueros y cabello largo era una manera explícita de señalar que eran iguales, una forma de liberarlos de los tabúes asociados al sexo. Unos años después, el conjunto Los Bravos vendrían a explicárselo mas claro a los españoles, que no estaban en los 60 para muchos trotes porque si la moral oficial francesa podía resultar a un parisino trasnochada, la española daba directamente ganas de vomitar, cuando no conducía al aspirante a rebelde a los solanos de la Dirección General de Seguridad. Decían Los Bravos «Los chicos con las chicas tienen que estar». Y semejante versito naif era casi una blasfemia en tierra hispana, mientras por las europas los jóvenes trataban de digerir ese vivir sin vivir en si que provocaban el amor libre y sus diversas combinaciones matemáticas (dúos, tríos, comunas).

Mientras en Francia los jóvenes izquierdistas reprochaban a los sindicatos su falta de radicalidad, en 1963 nacía en España entre sobresaltos el movimiento de Comisiones Obreras, pronto perseguido con saña por la Policía. En 1963, mientras el comunismo ejercía una indudable influencia sobre numerosos intelectuales europeos, en España era fusilado el dirigente comunista Julián Grimau, entre fuertes protestas internacionales. Y si los estudiantes estadounidenses acampaban con sus guitarras y sus melenas ante la Casa Blanca para protestar por la guerra del Vietnam, los españoles corrían el riesgo de acabar como Enrique Ruano, que moría en 1969 al ser arrojado por una ventana de la Dirección General de Seguridad de Madrid. La versión oficial fue que saltó al vacío en un descuido de sus solícitos guardianes.

Todo un vendaval crítico que sobresaltó a los poderosos del bloque occidental y que contagió, mediante el Concilio Vaticano II, inaugurado en 1962, incluso a una institución tan conservadora como la Iglesia católica. Un vendaval que coexistía con otra corriente que, disimuladamente, pugnaba por transformar el mundo en sentido inverso al que le señalaban los jóvenes del 68: la influencia de la televisión, que difundía la paulatina uniformidad cultural y la pasividad del espectador. Los 60 fueron años triunfales para la televisión, años de pasmada fascinación ante las monerías del perro Rintintin, de cavernícolas aventuras de clase media prehistórica en Los Picapiedras , de la magia de Embrujada , los sanos embrollos de Bonanza o los sueños cutres de prosperidad de Un millón para el mejor.

Pero al otro lado del Muro que se había levantado en Berlín, en tan solo una semana, durante el mes de agosto de 1961, y que simbolizaba la Guerra Fría, también había un viento de esperanza. Pero a la caída de Kruschev, en Checoslovaquia el Partido Comunista, dirigido por Alexander Dubock, inició un proceso de reformas desde finales de 1967 que suponía de hecho la incorporación de los valores democráticos al socialismo. Sus autores lo bautizaron como «socialismo de rostro humano» y la prensa como Primavera de Praga.

El final del año 1968 tuvo amargas consecuencias a ambos lados del Muro. Mientras en Occidente la revolución de Mayo se ahogaba en su propio entusiasmo, incapaz de organizar una alternativa al poder constituido, extraviada en sus rasgos mas exóticos, desatendida por la izquierda tradicional, en el Este, los tanques del Pacto de Varsovia se encargaban de borrar los rasgos humanos del rostro del socialismo, dando al traste con la Primavera de Praga y con la carrera política de su líder.

De igual modo que las caídas de Kennedy y de Kruschev tuvieron efectos a largo plazo, el fracaso del Mayo y de la Primavera de Praga lo tuvieron a mas corto plazo. En primer lugar, generando un sentimiento de frustración que venia a ocupar la plaza de las a veces ingenuas esperanzas que guiaron buena parte de la década. Y junto a ese sentimiento, la búsqueda en Occidente de otras vías mas violentas para lograr la transformación del mundo. Desautorizada definitivamente la URSS como referente utópico, la remota y criptica China, con la figura legendaria de Mao-Tse-Tung, se convertía en polo de atracción indiscutible. China mantenía malas relaciones con la URSS y su revolución cultural, que estuvo plagada de abusos, era percibida desde Occidente como un sano intento de cambiar la vida. Menudearon los grupos prochinos y pronto surgieron los embriones de las guerrillas urbanas que, como la Fracción del Ejército Rojo, en Alemania, o las Brigadas Rojas, en Italia, darían forma al terrorismo de los años 70. Junto a ellos, los 60 alumbraron también formas de violencia nacionalista.

En Irlanda del Norte, continuó el protagonismo del IRA y las movilizaciones políticas de lideres como Bernardette Devlin. Y en 1961 nacía en el País Vasco ETA, que tomaría el camino de la violencia terrorista en 1968. En el Este, bajo la nueva helada de la era Breznev, iba a gerininar poco a poco la disidencia, que terminaría, dos décadas después, con los regímenes que habían aplastado el sueño de libertad de Praga. Y en las espesuras asiáticas de la jungla de Vietnam se formaba el pantano político, moral y militar que acabaría llevando a la derrota a Estados Unidos de América.

Los años 60 se cerraron con una fantasía hecha realidad: la llegada del hombre a la Luna, pero también con crispación, como un sueño grato que de pronto se torna angustioso. Muchos de sus ideales se hundieron para siempre, pero el mundo ya no volvió a ser el mismo tras su década: ni las costumbres sexuales, ni las pautas morales, ni el papel de la música o de la moda o de la televisión. Ni siquiera los mismos protagonistas de aquellos años, muchos de los cuales terminaban ofreciendo el triste espectáculo de su reconversión en estresados yuppies, en lo que mas odiaron, en hombres de orden.

Quizá el exponente mas simbólico de la pesadilla final de los años 60, que ha llegado hasta la actualidad, sea el problema de la droga. El LSD, la heroína, el porro, armas reivindicadas en diferentes grados por intelectuales y artistas de la época como liberación de la imaginación y los sentidos, acabarían por convertirse, de la mano de la frustración y del mercado negro, en letales puñales esclavizadores, en fuentes de turbios y sangrientos negocios, en una eficaz forma de alienación. Como Icaro, los jóvenes de los años 60 levantaron vuelo hasta rozar el Sol. Como él, mas dura fue su caída. Las luces de aquella empresa y sus sombras llegan ahora, una vez mas de la mano de la música. Ahora, como entonces, la música de los 60 ofrece, ingenua a veces, rebelde, soñadora o provocadora, un camino para despertar la imaginación dormida. Un esfuerzo que, pese a todo, siempre merece la pena. Al fin de cuentas, Icaro logró escapar del laberinto que le apresaba, aunque fuera a través de la muerte.

El término Rock& Roll del idioma inglés, se traduce como “piedra (eslabón inicial) y rollo” (consecuencia de ideas).

El medio dorado

Para que he vivido

“Tres pasiones, simples, pero abrumadoramente intensas, han gobernado mi vida: el ansia de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por el sufrimiento de la humanidad. Estas tres pasiones, como grandes vendavales, me han llevado de acá para allá, por una ruta cambiante, sobre un profundo océano de angustia, hasta el borde mismo de la desesperación. ”

Bertrand Russell. Para que he vivido

¿Hippies en España?

Lo cierto es que en Ibiza y Formentera comenzaron a proliferar grupos de jóvenes cuya existencia se centraba en el consumo de derivados del cáñamo (kif, grifa, marihuana, haschisch) y LSD que se ritualizaban y utilizaban como puntos de referencia para una contracultura cada vez más antagónica con los valores considerados normales, desarrollando una ideología que recordaba vagamente a la del movimiento hippy. A juicio del psiquiatra Enrique González Duro, “se trataba de una ideología importada, mal asimilada y puramente imitativa, ya que el movimiento hippy no pudo desarrollarse mínimamente en España por las especiales condiciones socioeconómicas y políticas que aquí sufríamos“.

Y es que ser hippy en España -como dijera el periodista y escritor Luis Carandell- era “casi una postura heroica”. Desde luego, había una minoría de hippies auténticos, pero los que más abundaban eran los hippies de temporada. El “hippismo de plástico -o simple snobismo- llegó a tales extremos que en el madrileño hipódromo de la Zarzuela se celebró una concentración “hippy”, con fines benéficos, a la que asistieron las nietas del propio general Franco, las señoritas Fierro, Osuna, March, Urquijo, Vega Seoane, el Dúo Dinámico y otros prometedores retoños del Régimen. La prensa del momento puntualizaba: “En realidad se trataba de una fiesta de disfraces. Sólo que el modo de vestir de los ‘hippies’ se presta para estas cosas”.



A decir verdad, aquí en España, más que hippies hubo -y continúa habiendo- freaks (literalmente del inglés, raros o extravagantes), personajes malditos, más o menos inadaptados o automarginados, que se drogaban y rechazaban de forma visceral el orden social vigente pero que, aparte de eso, no poseían una ideología común ni concreta.

MANIFIESTO 1

Empecemos por abrir la soledad. Cuando la muerte es irreversible, sólo cuenta la palabra. No

hay tiempo que perder. Será la última experiencia si queremos resarcir vida, libertad y pan.

Que cada palabra sea quejido, reclamo, rabia y sal. Como siempre bebemos sangre colorada.

Como siempre navegamos en la muerte. Violemos las palabras si queremos la vida.

Copulemos con lluvias, estrellas, alambiques, pomarrosas y esperanzas. Asombrémonos de

estar vivos todavía, bajo el granado trigal de la noche insomne, rumorosa de viento alto y de

luceros. Como quien destapa una botella y no da con ningún camino, plagiemos a los dioses,

a los antiguos dioses que nos quedan. Arrojemos el lastre que nos pesa, los altos, los duros,

los broncos estandartes. Repitamos al hombre. Conversemos con la esperanza muerta, con

el deseo difunto, con el sueño ido, con la sangre rebelde del olvido. Tenemos algo, mucho

que decir. Mientras haya tiempo, turbemos el silencio de la muerte. Mientras vivamos,

juguemos, soñemos con la paz. Así sean diez o tres los nombres de los nombres o dos no

más; los ahogados florecen con el viento; como arañando los cilantros o las clinejas de la

brisa en los barrancos azulejos. Nosotros que hemos participado, construido, guardemos la

alegría, la rabia, la ternura, para cuando el pueblo salga o llegue o nos convide. Jamás la

canción tuvo punto final. Recojamos el libelo. ¡La finura impere en los dominios de la caca!

Yazgan sucios y canijos los niños alojados en turbios entresijos, el niño que estremece las

hambres consteladas, agitando feroz nuestro primer verso, halando, halando, halando,

halando, halando hasta el mañana los que queden. Llegó el tiempo de soltar palomas. Van a

dar nuestra hora allá en la plaza. Nueve, diez, once, doce, la que sea. De un momento a otro

sonarán sus alas. Sumergidos en el último sótano, demos grandes zancadas hacia nosotros.

Procuremos no ser objetos que sólo sufren golpes, sino que los devuelven, a diferencia de un

vegetal, de una piedra o un perro. No olvidemos el fantasma de la tribu: 8 + 14 = 22, entre

2 = 11. Nuestro metro, nuestro canon, nuestro patrón, la columna vertebral del canto y el

latido, el cónclave del bosque en primavera, hacia la luz total de nuestras cosas.

Glorifiquemos al infierno con la fatalidad del juego. Al libro, con la espada fraternal, insomne,

del delirio. A la noche, con los besos nocturnos de los perros que nos miran, nos oyen y nos

siguen cabizbajos. Persigamos un arte del hombre, con el hombre, para el hombre. De cara

al hombre y a pesar del hombre. Un arte que tenga que ver con el jardín, con la ventana, el

mirar y el mirador. Un arte que deforme lo real para formarlo. Un arte que parta de la vida,

vuelva a la vida y cree la vida. Un arte para las causas, las cosas y las casas. Un arte capaz

de ridiculizar. Insatisfecho, suelto, desencadenado. Político, económico, alucinado, espiritual.

Una arte para gritar a tiempo. Un arte en situación, en tensión, en explosión. Un arte en el

que no falte nada del mundo, nada del hombre. Nada del aire, ni del fuego, ni de la tierra, ni

del mar. Un arte para aprender el tiempo, para aprender la vida, para aprender la muerte.

Para leer la luna con el alma mientras canjea el puesto con la muerte. Un arte para empeñar

la guerra, para empuñar la Paz. Visión, fuerza, misterio, subversión. Magia, magma,

hojarasca, huracandad. Macho, hermafrodita, semen, flor. Un arte vigilante, duradero.

Heroica y plenamente vagabundo. Caballerosamente mensajero. Enteramente lírico, carnal.

Sonoramente estremecido en luz. Como si nunca hubiera de morir. Definitivamente

heliokinésico. Un arte a sangre y fuego. A paso largo. ¡Capaz de amar! ¡Capaz de armar la

Paz! ¡Capaz! ¡Capaz! ¡Capaz! ¡Capaz! ¡Capaz! (Poesía, Sociedad Anónima)Poesia.org

Dirección Web http://www.poesia.org/manifiestos.htm

«Los hombres con valor y carácter siempre les han resultado siniestros a la gente.» -Demian, Hermann Hesse

“La visión romántica de una práctica reiterativa y presente en todas las vidas. Aquel que reniegue de ella será un mitómano crónico…”

Búsqueda efímera y animalesca. Templo de intimidad absoluta. Marca textual que exterioriza los deseos en un libro rojo de temblores y humedad. Montaña rusa de sensualidad reprimida. Sucesión de fotografías mentales sin sonido; algunas reales, otras inventadas. Abstracta y líquida tibieza. Acordes mudos de placer que se entrelazan y construyen el castillo de naipes más perfecto y brillante que jamás se podrá sentir. Juego de conmociones. El nacimiento de prados sin frontera. Rasguños. Aceleración de los signos vitales. Cosquillas y un temblor que lleva a la frialdad nuevamente. Un golpe de realidad, y a veces arrepentimiento. Preferiría que este edén onanístico fuese eterno.

Publicado por Sin_Skinner

Estar abandonados a nuestra propia compañía, sin nadie con quien contar para que nos acaricie, nos consuele y nos dé la mano, es atemorizante y espantoso.

La soledad es soberbia, es una llaga. Es una herida que llevamos abierta siempre y que de vez en cuando remendamos con pasiones, amores y amistades, pero que finalmente vuelve a sangrar cada vez más profunda.

Nunca nadie se siente más solo y abandonado que cuando lucha por asegurarse de que realmente hay alguien con quien pueda contar hoy y pasado mañana para que no se sienta solo.

El amor es también soledad, casi nada se parece tanto a la muerte como el amor realizado. Sólo se puede entrar a la muerte y al amor una única vez, y en medio de nuestras preocupaciones, de nuestras prisas y neurosis cotidianas el amor y la muerte surgirán de la nada para llevarnos.

De la nada el amor busca abolir de nuestras manos el reposo de la soledad, pero de pronto la tristeza retorna para serenar las tormentas, y estamos solos, siempre estamos solos, no nos poseemos ni unos ni otros, ni poseemos nada, en verdad estamos solos, como cuando nacemos… como cuando morimos.

Por Carlos N. Duro , En Manifiesto

Efectos de la prohibición

Si bien inicialmente el LSD contaba, como principal atractivo, con la posibilidad química de transgredir la realidad, al convertirse en una sustancia prohibida se añadía la posibilidad real de infringir la norma. Dicho de otro modo, a la atracción de experimentar estados de realidad no ordinaria se agregaba la tentación por el fruto prohibido y la fascinación por el peligro. Las consecuencias no se harían esperar, e inmediatamente el LSD comenzó a venderse y consumirse en otros lugares -aparte de Ibiza y Formentera- del estado español como Madrid, Barcelona y la Costa del Sol.

Antes de la prohibición pocos hubieran dudado en calificar de valientes a los intrépidos psiconautas. No obstante, tras la prohibición, esos mismos valientes se convirtieron, de repente, en culpables. Por lo tanto, la consecuencia más visible de la prohibici6n de las drogas visionarias fue la lucha que desataron las fuerzas, del orden contra el LSD y sus usuarios, a quienes, invariablemente, les era aplicada la famosa Ley de Vagos y Maleantes (sustituida en 1970 por la Ley de Peligrosidad Social).

Aunque en 1969 ya se decomisaron algunas cantidades de dietilamida de ácido lisérgico, la persecución policial contra los consumidores y traficantes de psicodélicos comenzó en febrero del año siguiente con la detención de algunos jóvenes que organizaban acid parties (fiestas ácidas o fiestas de ácido) en algunos chalets de las afueras de Madrid y de varias personas en Valencia, Madrid y Barcelona.

Y el cerebro se destapó

A principios de la década de los setenta la psicodelia conoció su edad de oro en Barcelona. En lugares como “Les Enfants Terribles” y la librería “Trilce” se daban cita intelectuales, veteranos del rollo y demás freaks ansiosos de viajar o alterar. Existían grupos de psiconautas más o menos constituidos como la llamada “Cofradía del Vino’ (formada por un grupo de intelectuales simpatizantes o curiosos del LSD) y el “Tercer Frente de Liberación Universal”, que lanzó el “Manifiesto de la Soledad” (un discurso introspectivo y psicodélico).

El LSD se tomaba en grupo, en medio de una sociedad muy represiva, producía complicidades o las destruía, pero creaba en todo caso un rollo importante. Y esa posibilidad, eso de que “cualquier cosa puede pasar, esa libertad brusca, en medio de una sociedad en la que por definición “nunca pasa nada”, eso, a veces daba un poco de miedo. El contraste era muy gordo, señores. Mucho más de lo que pueda serlo ahora, aun que la verdad es que el ácido afecta a cosas suficientemente fuertes como para que esa amplitud de la conciencia que produce continúe siendo por muchos años como un traje muy grande para circular por un mundo muy estrecho.http://www.lwsn.net/article/alucinados-en-masa-pau-malvido

Sin embargo, los efectos de los alucinógenos no son siempre placenteros y agradables. Para que la experiencia psicodélica sea asimilada por el individuo, en sentido positivo, requiere cierta preparación o predisposición psicológica, una actitud previa segura, serena y contemplativo, y el marco de una comunicación grupal. Por ello, si la ingestión de LSD o de cualquier otra droga visionaria no se hace en condiciones adecuadas, la excursión psíquica puede ser muy angustiosa. En este sentido, es cierto que en algunos casos pudieron apreciarse síntomas de especificidad psiquiátrica, como resultado del empleo del fármaco: cuadros alucinatorios-paranoides, más o menos intensos, consecuencia de la confusión mental y de la angustia producida por un cuelgue de ácido en jóvenes poco avezados o de un mal viaje. Esos cuadros, aunque espectaculares, según el psiquiatra González Duro, solían desaparecer en pocos días y, “a veces, sin tratamiento específico”. Era evidente que el LSD no podía enloquecer a nadie que previamente no estuviera ya loco.
* lo probé en una ocasión : un cuarto de tripy; me dió un ataque de risa que duró baastante tiempo. Desgraciadamente estábamos en las Cies en una playa nudista : Marinel, el ” Gory”, el “Cabe”,el “Pege”, la Sameiro,Mª José Belay y yo.. Digo desgraciadamente porque yo sabía como se montaba la tienda de campaña pero no podia indicarles…, estaba sentada en el suelo partiendome y sin poder parar y todos picados alrededor. el Cabe me miraba enfadado pero luego se contagió y….
   Camino a la playa nos cruzamos con una señora por un estrecho camino, era la 1ª vez que íbamos a una playa nudista y la señora caminaba  en ” bolas”. La ” Same” que era un menor que trabajaba en el barrio de prostituta- era menor para mi  pero puede que tuviese ya los 18
-comenzó a reirse histéricamente

Fué la !º vez que vi el mar, o que sentí el mar, que el mar estaba en mi y sus colores, su arena, su sonido..
tenia miedo de que todo esto me llevase a otra visión por ello el Cabe y yo nos agarramos de las manos para, en caso de despegar hacerlo juntos. Como si hubieámos saltado en paracaidas y tarde o temprano fuese a asaltarnos el suelo en forma de amenaza
  pero durante un tiempo sin tiempo estuvimos simplemente meciendonos con las olas

Para entender la gran intolerancia que durante el último lustro del franquismo comenzaba a pesar sobre los alucinógenos debemos tener en cuenta, en primer lugar, el obtuso discurrir de ciertos empresarios morales que condenaban el empleo de determinadas drogas extrañas al sistema social por considerarlo, de forma simplista, el causante de la rebelión de la juventud, cuando, en todo caso, no era sino un síntoma o una manifestación más del enfrentamiento generacional. Por otra parte, cada vez se hacía más evidente que, en una sociedad moderna y en vías de desarrollo, el establishment precisaba de individuos aislados, frágiles, sumisos, convencidos, competitivos y rivales entre sí, para lo cual valían perfectamente drogas psicoactivas como el alcohol y las anfetaminas. En cambio, no servían las drogas visionarias, pues, en palabras de Mario Maffi, “podían apoderarse de vastísimos estratos de jóvenes decepcionados de la política o demasiado individualistas para dedicarse a ella, que en estos productos ‘externos’ hallaban el camino para el rechazo del sistema, la Alineación de los procesos productivos, la formación de un notable ejército de descontento y de opinión”.
*Realmente a mi el alcohol no me parece psicoactivo pero mezclado con anfetaminas es una bomba en ese aspecto. Cualquier droga podria llevar al consumidor a ser sumiso al menos con respecto a ella si adquiere dependencia de la misma o si le trastorna lo suficiente como para perder de vista sus propios valores

Aires de libertad

Malos tiempos

Desde 1973 el mercado negro de drogas en España había comenzado a verse inundado de heroína. Se trataba de una invasión “pensada especialmente para vencidos”, según palabras de Eduardo Haro Ibars. Algo parecido sucedería a partir de 1982 con la cocaína, una droga que dejará de ser consumida exclusivamente por restringidos círculos minoritarios de elite y que, poco a poco, sutilmente promocionada desde Estados Unidos, irá ganando adeptos entre todas las capas sociales.

El resurgir
(Albert Hofmann fué el creador del LSD)

En 1989, de un modo un tanto inesperado -las excepciones de Valencia e Ibiza, en principio, no hacían presagiar que fuera a cundir el ejemplo- pudimos asistir a un reaparecimiento de la psicodelia. El resurgir psicodélico, en este caso, venía directamente asociado con la irrupción del acid house (de traducción literal carente de significado, se trata de una música rítmica de baile) y su estética visual.

En pocos meses, las pistas de las discotecas más punteras del estado español se vieron inundadas de jóvenes que danzaban al ritmo frenético del acid house y otras variantes musicales, cada vez más cibernéticas (máquina, bacalao, toma-toma … ), rindiendo culto, de esa forma, al baile y la noche.

En el vasto mercado abierto inicialmente por la mescalina en Valencia y por el éxtasis en Ibiza, el LSD ha reverdecido viejos laureles. No obstante, se han ido colando por la misma puerta otras sustancias psicoactivas, muchas de ellas de ignorado potencial: las denominadas “drogas a la carta”, “drogas a medida’ o “drogas de diseño”. Periódicos y revistas de muy diversas tendencias han transmitido la preocupación por este hecho a una opinión pública española cada vez más alarmada e intolerante con el consumo de cualquier tipo de droga, siempre que sea ¡legal. Sin embargo, Antonio Escohotado, con la publicación de sus obras Historia general de las drogas (1989), El libro de los venenos (1990) y Para una fenomenología de las drogas (1992), ha hecho posible para el gran público en su conjunto un acercamiento al tema de las drogas, con probada seriedad y rigor científico.

Y hablaron los hippies


“Hippie es una etiqueta del establishment para un profundo, invisible y subterráneo proceso evolutivo. Por cada hippy visible, descalzo, lleno de flores, hay miles de miembros invisibles en un underground encendido. Personas cuyas vidas están sintonizadas a su visión interior y que están largando la comedia televisiva de la vida americana”

Timothy Leary (The Politics of Ecstasy) 1967

“Imagina no tener posesiones, me pregunto si puedes, no hay necesidad para el egoísmo y el hambre”
John Lennon (Imagine)

“… mira toda la cosa es un mundo de vagos con mochilas, los Vagabundos del Dharma se niegan a obedecer a la demanda general de que ellos consumen producción y por ende tienen que trabajar para el privilegio de consumir, toda esa mierda que realmente ellos no querían, como refrigeradores, aparatos de televisión, autos,… todos ellos aprisionados por un sistema de trabajo, produce, consume, trabaja, consume, trabaja, produce, consume, Veo una visión de una gran revolución de mochilas, miles o tal vez millones de jóvenes americanos vagando con mochilas, yendo a las montañas a rezar, haciendo que los niños se rían y los viejos contentos, haciendo a las chicas jóvenes contentas y más contentas a las chicas adultas, todos ellos Lunáticos Zen que van escribiendo poesías que suelen aparecer en sus cabezas sin ninguna razón y por ser amables y también por unos extraños e inesperados actos que dan visiones de libertad eterna a todos y a todas las criaturas vivientes.”

Jack Kerouac (Los Vagabundos del Dharma) 1958

“..Si tu quieres ser libre, sé libre, porque hay un millón de cosas  por ser”
Cat Stevens (If you want to sing out)

“Me gustan las ideas de crear ruptura, de dar vuelta el orden establecido. Estoy interesado en cualquier tipo de revuelta, desorden, caos, especialmente actividad que parezca no tener ningún significado. Parece el mejor camino hacia la libertad -la  libertad externa es una forma de llegar a la libertad interior.”
Jim Morrison

“He estado sonriendo últimamente, soñando con el mundo como una unidad. Y yo creo que puede haber uno, algún día va a llegar”
Cat Stevens (Peace Train)

“Tu creas tu propia realidad.”
Seth (Seth Speaks)

“Tomé el camino por el que menos se viaja, y eso hizo toda la diferencia”
Robert Frost (The Road Not Taken)

“Kerouac abrió un millón de barras de café y la vendió millones de pares de Levis a ambos sexos. Woodstock se erige desde sus paginas.”
William S. Burroughs

“Si vas para San Francisco, asegurate de llevar una flor en el pelo”
Scott McKenzie

“Nuestro programa es la revolución cultural a través de un asalto total a la cultura, que hace uso de cada herramienta, cada energía y cada medio de comunicación que podamos traer a nuestras manos colectivas… nuestra cultura, nuestro arte, nuestra música, nuestros libros, nuestros posters, nuestra ropa, el pelo largo que nos crece, la forma en la que fumamos hierba, follamos y comemos y dormimos, es todo un solo mensaje -el mensaje es la libertad”.

John Sinclair (1969)

“Los hippies empezaron el movimiento ecológico. Combatieron el racismo. Se liberaron de los estereotipos sexuales, alentaron el cambio, el orgullo individual y la confidencialidad. Cuestionaron el materialismo robótico. En cuatro años se las arreglaron para detener la guerra de Vietnam. Lograron que la marihuana sea descriminalizada en catorce estados durante la administración Carter”.
Timothy Leary (Caos y Cybercultura).

silencio-roto

Definición de meme :Un meme es, en las teorías sobre la difusión cultural, la unidad teórica de información cultural transmisible de un individuo a otro, o de una mente a otra, o de una generación a la siguiente. Es un neologismo acuñado por Richard Dawkins en El gen egoísta (The Selfish Gene), por la semejanza fonética con «gene» —gen en idioma inglés— y para señalar la similitud con «memoria» y «mimesis».

“Unidad mínima que mantiene la fidelidad de la copia”, es como una esencia que encontramos en la mente de cada individuo que ha comprendido una idea, resumiendo, “idea-meme” como la “entidad capaz de ser transmitida de un cerebro a otro”.Favorecen nuestro afán de inmortalidad, ya que podemos inmortalizarnos mediante una idea brillante que no tiene necesidad de perecer como lo hacían nuestros genes. Además debemos ser optimistas porque estos memes se pueden enfrentar a nuestros genes egoístas y derrotarlos, haciéndolos pasar a un segundo plano

Según Dawkins, poseemos dos tipos de procesadores informativos distintos:

• El genoma o sistema genético situados en los cromosomas de cada individuo y determinante del genotipo. Este ADN constituye la naturaleza biológica vital en general y humana en particular. Mediante la replicación, los genes se transmiten sexualmente durante generaciones.

• El cerebro y el sistema nervioso permiten procesar la información cultural recibida por enseñanza, imitación (mímesis) o asimilación, divisible en idea, concepto, técnica, habilidad, costumbre, etc., y nominados “memes” con cierta ambigüedad.

La tesis más importante de Dawkins es que los rasgos culturales, o memes, también se replican. Por analogía con la agrupación genética en los cromosomas, se considera que los memes también se agrupan en dimensiones culturales, incrementables con nuevas adquisiciones culturales. La gran diferencia es que, mientras los cromosomas son unidades naturales independientes de nuestras acciones, las dimensiones culturales son nuestras construcciones. Así, la cultura no es tanto un conjunto de formas conductuales, sino más bien información que las especifica.

Para el conjunto de los memes se dan las características propias de todo proceso evolutivo: fecundidad (algunas ideas son especialmente efectivas), longevidad (persisten durante mucho tiempo) y fidelidad en la replicación (conservadurismo tradicional, especialmente el enseñado como parte de la educación infantil).

A su vez, los memes se dan en un amplio campo de variación, se replican a sí mismos por mecanismos de imitación y transmisión de cerebro a cerebro y engendran un amplio abanico de copias que subsisten en diversos medios. Con ello tenemos el marco general de un proceso evolutivo que Dawkins compara con la evolución biológica, e incluso llega a aceptar que los memes deben ser considerados como estructuras vivientes no sólo metafóricamente, sino técnicamente

Los memes pueden agruparse formando macromemes, que constituyen un sistema de muchos memes estructurados e interrelacionados que forman un objeto cultural complejo, tal como una lengua, una teoría, una mitología, etc.

Los genes de un ser vivo, conformen pasan las generaciones, alcanzan proporciones insignificantes en sus descendientes. De este modo el equipo o colección de genes de un individuo tiende a desaparecer. Sin embargo una buena idea o un invento puede perdurar casi intacta durante siglos y siglos. Los memes y los genes a menudo se refuerzan los unos a los otros pero esto no siempre es así; por ejemplo un gen para el celibato sería erradicado rápidamente del acervo génico pues estaría condenado al fracaso, en cambio un meme para el celibato puede tener mucho éxito en el acervo de memes. El medio de transmisión es la influencia humana de diversa índole, palabra escrita, hablada, el ejemplo personal, etc

De la misma manera que los genes se autorreplican porque sí (ergo, inconscientemente), los memes tienden a replicarse igualmente; las buenas ideas no lo son propiamente si son incapaces, a la vez, de replicarse bien. Así, los memes son indiferentes a la verdad, como los genes son ajenos a cualquier clasificación. Este mecanismo de autorreplicación no es exclusivo de sistemas vivos, como el ADN y el ARN: ciertos polímeros y cristales, y los virus informáticos muestran este comportamiento, por lo cual no debería resultar ilógico en algo inerte como un meme, ya que como vemos se trata de un patrón visible en muchos elementos naturales

Pero mientras los procesos evolutivos biológicos se rigen siempre por el modelo darwiniano, la evolución de la cultura, con intervención humana directa, parece seguir a veces un modelo de tipo lamarckiano de transmisión de caracteres adquiridos, lo que permite una evolución rapidísima —potenciada por la velocidad casi instantánea de los medios de comunicación— comparada con los procesos darwinianos. En cualquier caso, la constitución genética humana está determinada por unos 3.000 millones de nucleótidos procedentes del ADN materno y otros tantos procedentes del ADN paterno. Pero las neuronas del sistema nervioso son 100 veces más numerosas y las conexiones entre ellas todavía muchísimo más. De ahí que intentar la creación de un modelo matemático que permita entender la evolución cultural, sea todavía una empresa muy difícil que, no obstante, empieza a ser acometida por los autores mencionados y por los teóricos de la inteligencia artificial.

Filósofos como Daniel Dennett, Donald Davidson y Jesús Mosterín han contribuido a desarrollar una teoría de la cultura que saca partido a la noción de meme. En particular, y según Mosterín, la cultura actual de un individuo en un momento determinado sería el conjunto de los memes presentes en el cerebro de ese individuo en ese momento. A su vez, la noción vaga de cultura de un grupo social es analizada por el mismo autor en varias nociones precisas distintas, definidas todas ellas en función de los memes presentes en los cerebros de los miembros del grupo.

Para algunos es una simple ocurrencia de Dawkins, un paralelismo innecesario que intentaría extrapolar al mundo de la cultura su teoría de los genes egoístas, lo que incluso podría llevar a conclusiones indeseables si se aplica al mundo de la políticas De todos modos, y con independencia de las ideas de Dawkins, en un contexto dado de análisis cultural parece difícil prescindir de alguna noción de unidad o trozo elemental, al que unos llaman rasgo cultural, otros, variedad cultural, y otros muchos, meme. Desde un punto de vista científico, lo relevante parecen ser los análisis y resultados a los que se llegue, más bien que la cuestión nominalista de la terminología empleada.* Textos extraidos de varios lugares

La igualdad entre generos. Mis amigos hoy.
* El Patriarcado es un fenómeno motivado por un determinado nivel de consciencia que afectó y afecta lo mismo a hombres que a mujeres.
Algo pasa extraño en mi vida y es que mis amigos de 30 para arriba no son mis amigos. Lo comprobé recientemente aunque hace tiempo que sucede…Ninguno me coge el teléfono, ninguno en su conversación se muestra tranquilo y sereno, por regla general la conversación deriva tarde o temprano hacia alguna proposición sutil o claramente manifiesta  de índole sexual..Cierto amigo de UGT incluso me tilda de estrecha y frígida por no acceder a sus deseos, ahora ya no me coge el teléfono y ni siquiera me saluda al cruzarnos por la calle. Muchas veces me dió a entender que tenia amigos en un puesto de trabajo gracias a él…así que debí de perderme algo
Así son las cosas y así se las contamos. Me pregunto si a todas las mujeres les pasará lo mismo que a mi.
Tuve un profesor de cerámica que al principio me gustaba por su vinculación a las artes  ( es también pintor ) y espontáneidad pero cuando en clases jamás respondia a mis preguntas y, en cambio, sí estaba siempre predispuesto a que fuera a su oficina – o lo que fuese aquel cuartito-..decidí que era un imbecil supino el pobre..En cierta ocasión me invitó a visitar con él una sala de Arte o algo por el estilo en Santiago de Compostela pero por el camino y siendo las 9 de la mañana se desvió por un sendero del monte parando bajo un puente. Llovia copiosamente y  me pareció sumamente ridícula la escena del tipo queriendo escalar hacia el asiento de atrás ..Momentos antes me había dicho que de vuelta parariamos a comer en un restaurante que estaba en la carrtera pero llegando a Santiago ni siquiera entré con él en la Galeria, de vuelta, por supuesto, apretó el acelerador al pasar junto al lugar de la supuesta comida. Desde entonces es mi enemigo y tuve que dejar el curso aquel.

    Pero con los planes de inserción laboral y formación ocupacional debo decir que me encontré con bastante frecuencia con profesores y profesoras que ya en la presentación de los mismos reiteraban el hecho de que ” ellos nunca habían tenido ninguna ayuda para estudiar..” Esto agudizaba mis resortes defensivos extraidos de no se que rama de mi  arbol genialógico, supongo; y por raro que resulte con esa inofensiva frase lograban que casi de inmediato perdiera el interés..Creo que me resulta como retrógrado un comentario de esa naturaleza tan simple..La última vez que se dió esa situación repliqué -seguramente saliéndome del contexto ( para variar )- : …..” pues yo si estuve en la carcel no voy a querer  que por eso  lo estén mis hijos..”




*Tal vez a España le habria sentado mejor un regimen comunista que una dictadura fascista
Es que para mi siguen existiendo diferencias de clase y  de género..
Ken Wilber puede tener un conflicto generacional con los boomers o consigo mismo mas bien aunque su libro Bomeritis realmente es una crítica al postmodernismo y al narcisismo para lo cual se pone así mismo como ejemplo pero ¿ hubo aquí una explosión de natalidad semejante y una revolución causada por el meme verde como la de los hipies en América? No  hubo manisfestaciones tan extremas ni manifiestos ni panfletos como allá. Nosotros rompimos moldes arrastrados por una corriente de tendencias con las cuales muchos nos identificamos pero todo esto sin argumentos ni discursos por tanto no podíamos asimilar de igual manera. Para mi fué algo así como las bandadas de pájaros o los bancos de peces  que van juntos sin tener que saber por qué. Así que creo que no habrá tan diferenciada línea que delimite a los supuestos boomers españoles. En lo que si coincidimos seguramente fué en el deseo de ser libres, de ser nosotros mismos a toda costa aunque muchos nos perdimos y se perdieron por este ideal.  ¿ Quien no tuvo un amigo, conocido o, incluso, familiar que desapareciese por causa de la droga ?
Y posteriormente con el  sida
Ken Wilber y Boomeritis

Había muchas mafias que ni la Policia se atrevia con ellas. Tipos consumidores de toda clase de drogas que se volvian muy peligrosos. Aquí todo llegó de repente y sin previo aviso, al menos para mi- recien expulsada de un colegio de monjas- Nos habían machacado sutilmente con la idea de un Dios exterior que podia lo mismo llamarse Yavé o Jesús pero que a mi me parecian incompatibles La idea del Dios que me estaban transmitiendo era incomprensible, con su santisima Trinidad y todo eso. Siendo mucho mas niña recuerdo haberle dicho a mi herman que me parecia que Dios jugaba con nosotros al ajedrez y que  nosotros eramos las   piezas

 Así que todos aquellos melenudos podian ser EL puesto que El  estaba afuera..Pero lo mas que aportaban eran variopintas sensaciones, cariño y amistad- lo cual ya es bastante- Es un mundo mágico el de los adolescentes, todo tiene sentido dentro del sinsentido. Al menos no eran tan ” verdes”, ni exigentes con lo del sexo : es una gran diferencia. El sexo no tiene o tenia esa pesada carga que suelen añadirle los tipos mas adultos. Hubo épocas que en las cuales  se dividia a la mujer entre el calificativo de  la “ancha” y la “estrecha”…pero no quiero hacer un discurso feminista aunque sigo pensando, desgraciadamente, que deberia
Dios debia estar en las drogas que te transportaban a paraisos
Cosas y consecuencias del Nacionalcatolicismo, supongo
 En la dictadura seguramente se vivia en el nivel del meme azul y luego estariamos entre el naranja y el verde. Posiblemente aquí no cuajó enteramente ninguno e hizo falta mucho mas tiempo. Muchos años de silencio..Adormecidos. Mis padres callaron, ellos callaron y callaron porque les fué impuesto Así que se acostumbraron a callar y así lo trasmitieron a sus descendientes con su forma de ser y hacer mas que verbalmente y  como tantos otros padres . Es ahora cuando se habla de la Memoria Historica por tanto no habia memoria : un alzheimer colectivo con su pomposo sequito de prepotentes ganadores que aun abundan por ahi. Ignoro porque me molesta tanto algo que no he vivido: esa guerra y su postguerra y etc,  fui apolitica durante mucho tiempo, o eso creia
Anuncios

About hilde2008

Pintora Autodidacta Siempre he experimentado la vida como una sucesión de etapas existencialistas no exentas de sus inherentes crisis, y me ha dado curiosidad indagar en todos los ámbitos de la experiencia humana para comprenderme mas a mi misma y a los demás. Cualquier experiencia negativa me llevó a esta búsqueda aunque siempre supe que dichas experiencias las estaba creando yo, la mayoria de las veces, porque " el lado oscuro " era demasiado enigmático y deseaba investigarlo, el inconsciente rige a su manera. Por otro lado..: No soy una Maestra señor Maestro... No soy un ser hiperevolucionado, esas cosas tienen el riesgo de que uno acabe sufriendo por poseer un ego inflaccionado. Sigo mi ruta intentando no desconectarme demasiado y este era y ha sido siempre mi propósito desde que recuerdo...Lo que hoy defenderia y lo que hoy rechazaria es lo mismo que cuando tenía 15 años pero entonces la oposición a cualquier manifestación crítica e innata contra la inercia establecida del absurdo no tenía voz ni nombre en plena transición, y menos en una mujer..mucho menos en una niña. Lo siento por los Sacerdotes de la Panacea Eterna, siempre he caminado en solitario y si alguien me acompaña lo doy por bien venido pero es dificil que vaya a gustarle a todo el mundo y ni lo pretendo..Si alguien se siente molesto ..." al que le pica es que ajos mastica "...Mejor que haga como Aznar : ignorar al menos aparentemente.. Me inspira todo el mundo y todos somos copartícipes de todo. En este blog hay mayoritariamente enlaces que me he atrevido a publicar, si alguien se siente molesto no tiene mas que decirlo y lo borraré. Dichos enlaces y referencias de y a los mismos no implican que yo " comulgue " al 100% con todo lo que se expone, algunos plenamente y otros son simples noticias que me parecen de interés. A veces creo mas en los silencios que en las palabras así, quien me conoce, sabe lo subliminal que se puede esconder de mi propia " persona "( persona viene del griego y..) tras todo ello. No estoy afiliada a ningún partido político ni me identifico totalmente con alguno en concreto, no pertenezco a ninguna secta minoritaria ni mayoritaria como las múltiples iglesias porque Iglesia somos todos como hacienda somos todos aunque tal vez no equitativamente... Por ello gracias a todos los que de una forma u otra hacen posible la libre expresión.
Esta entrada fue publicada en Feminismo, Historia.......Sociologia, Movimientos, política, Psicologia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s