Navidad!!!!!!


El alma de los verdugos

Gabilondo entrevista a Garzón

Garzón: \”¿Dónde está mi presunción de inocencia?\”

Baltasar Garzón: «Me siento condenado»

<!– Facebook Badge START –>Hilde Couto Serantes

Crea tu insignia

ARCHIVO DE LA REPRESIÖN

¿Cómo es posible que la técnica legislativa haya podido evolucionar tan poco desde el momento en que nuestros antepasados sumerios consideraron necesario plasmar las leyes en piedra? En algunos cursos sobre lenguaje y derecho acostumbro a hacer un test. Intercalo leyes del Código de Hammurabi con preceptos de nuestros códigos vigentes para que los alumnos distingan a qué texto legal corresponden unas y otros. Muchos se equivocan, pese a tratarse de personas con conocimiento suficiente de derecho. ¿Cómo es esto posible? Aunque parezca mentira, la técnica legislativa no ha evolucionado en absoluto. Constantemente se dictan montañas de nuevas leyes sin que ni tan siquiera se haya reflexionado sobre por qué no nos valían las anteriores, si se cumplían o no, y el efecto que produjeron en aquello que se quería cambiar. Y, por supuesto, no se cuestiona si la propia técnica del texto legal, con el rosario virtual de artículos, como si de una letanía se tratara, constituye efectivamente el instrumento adecuado en este momento de la historia para prescribir conductas.
La justicia ha sido, y sigue siendo, lo suficientemente importante para que podamos renunciar a cuestionarla. El pasado verano se publicó un libro apasionante de Amartya Sen sobre la justicia, en el que nos dice: “No podemos confiar la tarea de la justicia a situaciones y reglas sociales que estimamos correctas para detenernos ahí. Preguntar cómo van las cosas y si pueden mejorar es una parte ineludible de la búsqueda de la justicia”.http://blogs.publico.es/dominiopublico/2824/reinventar-la-justicia/

Yo no quiero la Paz de los vencidos

La Guerra Civil en Aragón

CAMPOS DE CONCENTRACIÓN EXTREMEÑOS AL FINAL DE LA GUERRA

 

El Lenguaje y su ¿neutralidad?. Eduardo Galeano.

En la época victoriana, no se podían mencionar los pantalones en presencia de una señorita.  


 
El capitalismo luce el nombre artístico de economía de mercado, el imperialismo se llama globalización.  Las víctimas del imperialismo se llaman países en vías de desarrollo, es como llamar niños a los enanos.El oportunismo se llama pragmatismo, la traición se llama realismo.

Los pobres se llaman carentes, o carenciados, o personas de escasos recursos.

La expulsión de los niños pobres del sistema educativo se conoce bajo el nombre de deserción escolar.

El derecho del patrón a despedir al obrero sin indemnización ni explicación se llama flexibilización del mercado laboral.

El lenguaje oficial reconoce los derechos de las mujeres entre los derechos de las minorías, como si la mitad masculina de la humanidad fuera la mayoría.

En lugar de dictadura militar, se dice proceso.

Las torturas se llaman apremios ilegales, o también presiones físicas y psicológicas.

Cuando los ladrones son de buena familia, no son ladrones, sino cleptómanos.

El saqueo de los fondos públicos por los políticos corruptos responde al nombre de enriquecimiento ilícito.

Se llaman accidentes los crímenes que cometen los automóviles.

Para decir ciegos, se dice no videntes, un negro es un hombre de color.

Donde dice larga y penosa enfermedad, debe leerse cáncer o SIDA. Repentina dolencia significa infarto, nunca se dice muerte, sino desaparición física.

Tampoco son muertos los seres humanos aniquilados en las operaciones militares.

Los muertos en batalla son bajas, y los civiles que la ligan sin comerla ni beberla, son daños colaterales.

 En 1995, cuando las explosiones nucleares de Francia en el Pacífico sur, el embajador francés en Nueva Zelanda declaró: “No me gusta esa palabra bomba, no son bombas, Son artefactos que explotan”.

 

 

  Hoy, por hoy, no queda bien decir ciertas cosas en presencia de la opinión pública:

Eduardo Galeano

Guerra Civil en los Monegros

Los nombres de esos hombres y mujeres debian de salir del ostracismo

EXPOSICION “LAS MISIONES PEDAGOGICAS” EN EL C.I. GUERRA CIVIL DE ROBRES

Recuerdalo tú,recuerdalo a otros

La tercera via

Hipocresias

Protesta estudiantes. Londres

Educación Pública

Las bibliotecas son otro escenario de esta lucha. No sólo las de las escuelas –donde la Asociación de bibliotecarios de Estados Unidos ha denunciado que basta con la queja de un solo padre para eliminar un libro–, sino las públicas en general. Kurt Vonnegut ha elogiado a aquellos bibliotecarios que “han sabido resistir enérgicamente a los energúmenos que han tratado de eliminar ciertos libros de sus estantes y que han destruido los registros de los lectores antes que revelar a la policía del pensamiento los nombres de las personas que los han consultado”.
En un sentido semejante va la decisión del actual Gobierno pospinochetista chileno de disminuir las horas de Geografía, Historia y Ciencias Sociales en las enseñanzas Primaria y Secundaria, que ha provocado manifestaciones de protesta de profesores y estudiantes. O el menosprecio por la presencia de las Humanidades en la universidad, que ha llevado a un crítico de Not for profit –el libro en que Martha C. Nussbaum sostiene que la enseñanza que desarrolla un pensamiento crítico es necesaria para la supervivencia de la democracia– a realizar afirmaciones como la de que “los académicos emplean su tiempo y energía escribiendo monografías ilegibles sobre temas sin interés alguno”.
La tendencia, tanto en la escuela como en la universidad, apunta en la dirección de limitarse a ofrecer una formación que se dedique a preparar para el ingreso inmediato en la empresa. Se trata de consolidar el tipo de “currículum oculto” de que habla Henry A. Giroux por el que “la clase dominante se asegura la hegemonía”, transmitiendo “formas de conocimiento, cultura, valores y aspiraciones que son enseñadas, sin que nunca se hable de ellas o se expliciten públicamente”.
Todo lo cual debería llevarnos a reflexionar sobre las motivaciones que hay detrás de estas políticas. La idea de que sólo se puede combatir el déficit por el procedimiento del recorte del gasto social, ha escrito hace pocos días el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, “es un intento de debilitar las protecciones sociales, reducir la progresividad del sistema de impuestos y disminuir el papel y el tamaño del Gobierno mientras se dejan determinados intereses establecidos, como los del complejo militar-industrial, tan poco afectados como sea posible”.
La educación pública es una parte esencial de nuestros derechos sociales y una garantía del futuro de nuestras libertades.

Josep Fontana es historiador


EDUCACIÓN HUMANISTA EN LA UNIVERSIDAD: ¿UTOPÍA O NECESIDAD?

POR: MSc José Israel Ventura.No se podría iniciar este documento sin antes hacer una clara distinción del verdadero significado del concepto de educar.

En  cualquier tratado de  pedagogía que consultemos encontraremos el origen etimológico del término.

Término que encierra un profundo significado al cual no podemos abandonar para efectos de la formación de cualquier profesional. Partiremos de sus raíces etimológicas con el propósito de realizar algunas reflexiones en torno al mismo.

En primer lugar la educación se debe entender como una forma de ser y de vivir. Ya que en esto consiste mucho de la profundidad de la misma.

Según [1]Ricardo Nasif este pedagogo nos dice que “ la palabra educación procede del latín educare, que significa “ Criar”, “ Nutrir” o “alimentar”, y de exducere, que equivale a “sacar”, “ llevar” o “ conducir “ desde adentro hacia fuera”

De igual manera, [2]OSHO, pensador de origen Hindú sostiene que el término educación tiene dos significados, ambos son hermosos. Por un lado un significado que es muy conocido, pero que no se práctica en absoluto, esto es, sacar algo de ti, es decir, sacar algo que está en tú interior, actualizar tu potencial, como cuando sacas agua de un pozo. Pero sostiene este mismo filósofo que por el contrario, se siguen vertiendo cantidades de conocimientos de historia, matemáticas, geografía lo que da como resultado que al educando lo transforman en un loro. Han transformado al estudiante en un ordenador.

El otro concepto también del latín educare, que significa conducirte de la oscuridad a la luz.  Pues continúa el mismo autor diciendo que el hombre vive en la oscuridad, en la inconciencia, y el hombre es capaz de llenarse de luz.

De ahí que la educación tiene como finalidad primordial traerte de la oscuridad a la luz de lo contrario, puede ser cualquier otra cosa menos educación.

En consecuencia, la educación implica muchas cosas entre ellas: desarrollo intelectual es decir, desarrollar su capacidad de raciocinio, capacidad de pensar por si mismo, crear, imaginar.

De tal manera que al desarrollar dichas capacidades toma conciencia de su ser hombre; se humaniza, se comprende y comprende. El hombre no nace hombre se hace hombre en su propio devenir. Como sostiene Fernando Savater “nacemos humanos pero eso no basta: tenemos también que serlo. . . los humanos nacemos siéndolo ya pero no lo somos del todo hasta después” significa que la llamada ha transformarlos en verdaderos hombres, es decir, hombres de bien, hombres útiles a la sociedad y a la humanidad es la educación a través de una institución que se llama Universidad.

Surge entonces una interrogante.

Humanismo en la Universidad ¿Por qué y para qué? La respuesta que habremos de dar no es nada fácil, pues aquí se pone en juego la concepción de educación, de hombre y de la vida que tenga la institución patrocinadora de la educación. Pues de ello dependerá el reconocernos como lo que somos y a partir de ahí abrirnos a los vientos del cambio.

Como se ha podido notar el concepto de educación no es unilateral sino por el contrario encierra un alto contenido mucho más complejo del que podemos imaginarnos.

Por esa razón resulta difícil abordarlo de una forma general es necesario que  lo delimitemos a fin de abarcarlo por lo menos con alguna profundidad. En este caso hablaremos de la educación Universitaria.

Si realmente lo que se hace en la Universidad es educar lo primero que deberíamos saber los docentes sería conocer el significado correcto del término educar. Ya que esto es la base para transformar acertadamente la materia prima que año con año recibimos en las aulas  universitarias.

Pero si juzgamos por los resultados que se obtienen en las diferentes profesiones nos percatamos que la mayoría de profesionales salen dominando una técnica, pero muy poco los valores supremos que nuestra máxima casa de estudio se propone desarrollar en los profesionales.

Surgen interrogantes que parecen sencillas de responder y que en muchos casos algunos profesionales de la docencia la responden con desdén como por ejemplo, ¿Saben los profesionales que se dedican a la docencia Universitaria el significado de educar? ¿Están capacitados los docentes de la Universidad para ejercer la docencia? ¿Son conscientes los docentes de la Universidad de lo complejo que resulta asumir la educación de las nuevas generaciones de una sociedad? ¿Están conscientes los docentes de las consecuencias que para la sociedad tiene  no desarrollar una educación acertada de las nuevas generaciones?

Si no sabemos lo que implica el proceso educativo ¿Qué debemos hacer los docentes? Parecería raro pero la lógica de las preguntas se impone. Obviamente, yo, en calidad de docente lo que haría es sin vacilación alguna es  aceptar con toda humildad mi estado de ignorancia; porque manejar una técnica, dominar la tecnología o una ciencia determinada, no es sinónimo de conocer el significado de educar, o mejor dicho saber educar.

Sin embargo, en nuestro medio campea por doquier los docentes  que se ufanan de ser grandes maestros, porque dominan una determinada especialización, lo cual sólo demuestra su soberbia y la falta de humildad.

“Podemos decir que se educa para ser y se es en tanto se es educado. Por eso cuando descubramos que significa educar esteremos capacitados para pensar, sentir y actuar, nos estaremos dando capacidad de ser. . . inserto en este proceso el hombre se vuelve observador y autocrítico”[3]. Yo le agregaría se hace realmente hombre.

En relación con las respuestas de las otras interrogantes las dejaría para que sean los mismos docentes que las respondieran ya que se su respuesta dependerán las acciones que ellos puedan asumir.

Lo que aquí nos interesa sobre todo es demostrar que asumir el papel de educador a cualquier nivel no es una tarea fácil; requiere dedicación, ética profesional, conocimiento de los fundamentos  socio pedagógico y asumir una actitud de humildad y respeto por los educandos. O como plantea Viviana González:

“Ser docente Universitario competente desde una concepción humanista de la educación significa, no ser conocedor de la ciencia que explica,  (física, matemáticas) sino también de los contenidos teóricos y metodológicos de la psicología, la pedagogía y la investigación educativa contemporánea que los capacite para diseñar en sus disciplinas un proceso de enseñanza aprendizaje potenciador del desarrollo de la personalidad del estudiante”.

En este mismo orden se manifestaba hace muchos años el ex-rector de la Universidad de El Salvador (15 de febrero de 1934) Dr. Serbelio Navarrete en la  conferencia de apertura de la Universidad:

La Universidad es, ante todo, el superior plantel educativo de la nación. Su misión no es solamente hacer médicos e ingenieros, farmacéuticos, dentistas, y abogados; no solamente garantizar la competencia y la honestidad de quienes  se dedican al ejercicio de esas profesiones. Su más importante misión es dar a la patria hombres cultos en la genuina significación del vocablo: hombres de verdadera cultura moral e intelectual” [4]

En este mismo orden de ideas   Viviana González docente de la Universidad de la Habana plantea que “la educación superior en la actualidad tiene como misión esencial la formación de profesionales altamente capacitados que actúen como ciudadanos responsables, competentes y comprometidos con el desarrollo social.”[5]

De modo que estamos en un momento tan difícil en el que confluyen valores de una sociedad tradicional y valores de una nueva sociedad que nos presenta no sólo comodidad; sino multiplicidad de problemas que ya no se pueden solucionar con los métodos y estrategias del pasado.

Por eso es imprescindible que la Universidad de un giro considerable pero sin perder de vista su compromiso y su esencia; no se trata de que la Universidad rechace el desarrollo de la ciencia, la técnica y la tecnología, se trata más bien que la Universidad aprenda a manejar la tecnología para que la tecnología no la  domine a ella.

La Universidad jamás debe perder de vista que su más alta y suprema misión es “formar al hombre. Y, educar al hombre significa ofrecerle todas las posibilidades para la realización de su ser. La educación como formación integral, tiene que ver con el aspecto intelectual, el carácter moral, la integración emotiva, la salud mental y corporal.”[6]

Retomando una de las interrogantes de la Dra. Viviana entonces diremos también ¿Qué significa formar un profesional competente, responsable y comprometido con el desarrollo social?

Significa trascender el estrecho esquema de que un buen profesional es aquel que posee los conocimientos y habilidades que le permiten desempeñarse con éxito en la profesión y sustituirlo por una concepción más amplia y humana del profesional entendido como un sujeto que orienta su actuación con independencia y creatividad sobre la base de una sólida motivación profesional que le permite perseverar en la búsqueda de soluciones a los problemas profesionales auxiliado por sus conocimientos y habilidades en una óptica ética y creativa.

En consecuencia, formar a un profesional en la Universidad implica  que se debe abandonar la concepción de que lo importante es la adquisición de conocimientos,  habilidades y destrezas. En necesario e imprescindible la formación humana del nuevo profesional, dado que vivimos en una sociedad en la que imperan los antivalores, la injusticia, la inmoralidad y la corrupción entre otros.

De continuar con el proceso de formación que hoy se brinda a los profesionales sobre todo en las áreas médicas y técnicas probablemente dentro de poco tendremos grandes cantidades de excelentes técnicos pero una sociedad mucho más deshumanizada que la que experimentamos en la actualidad.

Estaremos arribando no sólo a la sociedad que hace muchos años denunció [7]José Ingenieros, mediocre, sino a la que nos plantea [8]Enrique Rojas a la “sociedad Light” una sociedad en la que el hombre se pierde en el placer, vive para el placer, para el tener, su meta última es disfrutar; pero es un hombre vacío carente de valores sin respeto al prójimo. Vive un materialismo exacerbado, pues lo que cuenta para este perfil de hombre es pasarla bien a costa de cualquier cosa. Practica un hedonismo permisivo en donde todo vale y lo importante soy yo. Pero este hombre no sólo es eso se además altamente consumista. En pocas palabras es un ser sin moral.   De modo que, estamos ante dos posibilidades o le apostamos a una educación humana o continuamos con una educación deshumanizadora  y terminamos formando simples piezas para que las utilice el sistema como hasta hoy lo ha hecho.  El reto es grande la palabra la tienen  las autoridades Universitarias,  Ministerio de Educación  y los docentes. Sobre todo hoy  que se empiezan a vivir momentos de cambio;  cambio que tiene que ir acompañado de una nueva actitud de los protagonistas de la educación.

[1]Ricardo Nasif. Pedagogía General. P.

[2] Osho. El libro del niño p.

[4] Serbelio Navarrete. En los jardines de academo. p.23.

[5] WWW. Google.com. Dra. Viviana González Maura docente de la Universidad de la Habana Cuba. Ponencia presentada en el I Congreso Iberoamericana de formación de profesores en la Universidad Federal de Santa María, Río Grande, del Brasil, del 17 de abril del 2000.

[6] Opcit. P.

[7] José Ingeniros . El hombre Mediocre.

[8] Enrique Rojas. El Hombre Light PS. 15 – 17.

http://migenteinforma.org/2009/06/educacion-humanista-en-la-universidad-%C2%BFutopia-o-necesidad-2/

Estos fascistas deleznables nos muestran como un buen Maestro es capaz de abrir las mentes de sus alumno.Estos doctos  y sesudos señores ¿ entenderán  de poesia ? Quizá deberian dirigir su discurso a la población senil ( conste : no es simplemente una cuestión de edad ) Ni siquiera citaron a Witman ¡ que ignorantes!

Educación? (Las promesas rotas)

El significado de Educar

Otros empeños

La Pantera Rosa


.no es lo mismo procesar información que comprender significados… …porque el significado es lo que yo no puedo inventar, adquirir ni sostener en aislamiento sino que depende de la mente de los otros… (por eso) …la verdadera educación no sólo consiste en enseñar a pensar sino tambien en aprender a pensar sobre lo que se piensa…”


Dar la cara por Haití

http://www.rtve.es/radio/20101215/ocho-horas-juntos-haiti/386716.shtml

 

Educación en Canadá

Caos en la Red

RECORTES DERECHOS TRABAJADORES INMIGRANTES

PROFSORES Y PROFESAURIOS

Dinero público se esfuma para favorecer educación privada ??????

¿ que carrera deben estudiar nuestros hijos?

Himno de la madre tigre

De mayor seré lo que me guste

Anuncios

About hilde2008

Pintora Autodidacta Siempre he experimentado la vida como una sucesión de etapas existencialistas no exentas de sus inherentes crisis, y me ha dado curiosidad indagar en todos los ámbitos de la experiencia humana para comprenderme mas a mi misma y a los demás. Cualquier experiencia negativa me llevó a esta búsqueda aunque siempre supe que dichas experiencias las estaba creando yo, la mayoria de las veces, porque " el lado oscuro " era demasiado enigmático y deseaba investigarlo, el inconsciente rige a su manera. Por otro lado..: No soy una Maestra señor Maestro... No soy un ser hiperevolucionado, esas cosas tienen el riesgo de que uno acabe sufriendo por poseer un ego inflaccionado. Sigo mi ruta intentando no desconectarme demasiado y este era y ha sido siempre mi propósito desde que recuerdo...Lo que hoy defenderia y lo que hoy rechazaria es lo mismo que cuando tenía 15 años pero entonces la oposición a cualquier manifestación crítica e innata contra la inercia establecida del absurdo no tenía voz ni nombre en plena transición, y menos en una mujer..mucho menos en una niña. Lo siento por los Sacerdotes de la Panacea Eterna, siempre he caminado en solitario y si alguien me acompaña lo doy por bien venido pero es dificil que vaya a gustarle a todo el mundo y ni lo pretendo..Si alguien se siente molesto ..." al que le pica es que ajos mastica "...Mejor que haga como Aznar : ignorar al menos aparentemente.. Me inspira todo el mundo y todos somos copartícipes de todo. En este blog hay mayoritariamente enlaces que me he atrevido a publicar, si alguien se siente molesto no tiene mas que decirlo y lo borraré. Dichos enlaces y referencias de y a los mismos no implican que yo " comulgue " al 100% con todo lo que se expone, algunos plenamente y otros son simples noticias que me parecen de interés. A veces creo mas en los silencios que en las palabras así, quien me conoce, sabe lo subliminal que se puede esconder de mi propia " persona "( persona viene del griego y..) tras todo ello. No estoy afiliada a ningún partido político ni me identifico totalmente con alguno en concreto, no pertenezco a ninguna secta minoritaria ni mayoritaria como las múltiples iglesias porque Iglesia somos todos como hacienda somos todos aunque tal vez no equitativamente... Por ello gracias a todos los que de una forma u otra hacen posible la libre expresión.
Esta entrada fue publicada en Educacion, Historia.......Sociologia, política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s